Boli­via. Sie­te meses de aco­so a la emba­ja­da mexi­ca­na en La Paz

19 de junio de 2020

El
con­flic­to diplo­má­ti­co más gran­de de Boli­via cum­plió sie­te meses, al continuar
el ase­dio a la resi­den­cia de la emba­ja­da de Méxi­co en la ciu­dad de La Paz,
don­de sie­te ex auto­ri­da­des guber­na­men­ta­les per­ma­ne­cen asi­la­das, por­que el
gobierno tran­si­to­rio les sigue negan­do el sal­vo­con­duc­to para irse del país ante
el peli­gro que corren sus vidas.

Quie­nes
se encuen­tran cum­plien­do esta vir­tual pri­sión sin con­de­na son el ex minis­tro de
la Pre­si­den­cia, Juan Ramón Quin­ta­na Tabor­ga, ex minis­tro de Defen­sa, Javier
Zava­le­ta, el ex minis­tro de Gobierno, Hugo Mol­diz Mer­ca­do, el ex minis­tro de
Jus­ti­cia, Héc­tor Arce Zaco­ne­ta, la ex minis­tra de Cul­tu­ras, Wil­ma Alanoca
Mama­ni, el ex gober­na­dor del Depar­ta­men­to de Oru­ro, Víc­tor Hugo Vás­quez, y el
ex direc­tor de Agen­cia de Tec­no­lo­gías de Infor­ma­ción, Nico­lás Laguna.

Reci­ben
ame­na­zas de muer­te, como de par­te del minis­tro Artu­ro Muri­llo, quien dijo al
jurar en su car­go: “Vamos a ir a la cacería
de Juan Ramón Quin­ta­na”
, entre otros. También
per­si­guen y vio­len­tan a sus fami­lia­res y saquean sus vivien­das. Sin ir más
lejos, el pasa­do fin de sema­na, 200 poli­cías ame­na­za­ron – nue­va­men­te – con
entrar a la resi­den­cia por la fuerza.

“El día de hoy se regis­tró un movi­mien­to poli­cial inusual en los alre­de­do­res de la Resi­den­cia de Méxi­co en Boli­via. Des­pués de con­ver­sar con las auto­ri­da­des del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res, quie­nes ase­gu­ra­ron la inte­gri­dad del recin­to con­for­me al Dere­cho Inter­na­cio­nal, la poli­cía se reti­ró”, tui­tea­ron, el 14 de junio pasa­do, des­de la cuen­ta ofi­cial de la emba­ja­da de Méxi­co en Boli­via, para aler­tar al mun­do sobre la situa­ción de peli­gro que esta­ban viviendo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es EMBAJADA-mexico.jpg

Según
el artícu­lo 22 de la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos, con validez
tan­to para Boli­via como Méxi­co, “toda per­so­na tie­ne el dere­cho de bus­car y
reci­bir asi­lo en terri­to­rio extran­je­ro en caso de per­se­cu­ción por delitos
polí­ti­cos o comu­nes cone­xos con los polí­ti­cos y de acuer­do con la legislación
de cada Esta­do y los con­ve­nios inter­na­cio­na­les”, sien­do la pro­pie­dad en
cues­tión sue­lo mexi­cano para la ley inter­na­cio­nal. La situa­ción tam­bién viola
la Con­ven­ción de Viena. 

La
Comi­sión
Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH)

exi­gió a un mes del asi­lo “entre­gar los sal­vo­con­duc­tos a las per­so­nas que se
encuen­tran asi­la­das en las emba­ja­das de Méxi­co y Argen­ti­na, o en otras sedes
diplo­má­ti­cas, para que así pue­dan ejer­cer su dere­cho humano a obte­ner asi­lo y
refu­gio, en for­ma tal que no se frag­men­ten sus res­pec­ti­vos núcleos familiares”,
pedi­do sin res­pues­tas del gobierno tran­si­to­rio has­ta el día de hoy.

Ante­ce­den­tes
inter­na­cio­na­les de la región simi­la­res fue­ron el asi­lo
polí­ti­co de tres años en la emba­ja­da mexi­ca­na en Argen­ti­na al ex presidente
Héc­tor Cám­po­ra
(lo que le cau­só luego
la muer­te por fal­ta de asis­ten­cia médi­ca) o el asi­lo
polí­ti­co en Perú a Víc­tor Raúl Haya de la Torre
en
la emba­ja­da colom­bia­na, en 1950.

[Foto:
Luis Gandarillas/​AP]

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *