Líbano. Nas­ra­llah: Hablar de la renun­cia del Gobierno liba­nés no tie­ne fun­da­men­to y cae en el cam­po de los rumores

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 de junio de 2020 — -

e Hiz­bu­llah, Say­yed Has­san Nas­ra­llah, expre­só que hablar de la renun­cia del Gobierno liba­nés no tie­ne fun­da­men­to y cae en el cam­po de los rumo­res y nada de esto fue dis­cu­ti­do en absoluto.

Duran­te su inter­ven­ción tele­vi­si­va este mar­tes, Hiz­bu­llah seña­ló que el inte­rés nacio­nal está en la con­ti­nua­ción del gobierno y el ejer­ci­cio de todos los esfuer­zos posi­bles para que la situa­ción actual no con­lle­ve a nin­gún cam­bio a este nivel.

“Cual­quier medi­da de acer­ca­mien­to y apa­ci­gua­mien­to entre las diver­sas fuer­zas polí­ti­cas debe ser alen­ta­da fue­ra del ámbi­to polí­ti­co”, agregó.

La mar­cha del pasa­do 6 de junio con­tra las armas de la Resis­ten­cia fue un fracaso

Al refe­rir­se a la mar­cha opo­si­to­ra del pasa­do 6 de junio, Nas­ra­llah decla­ró que vin­cu­lar al movi­mien­to de pro­tes­ta popu­lar con esa mani­fes­ta­ción con­tra las armas de la Resis­ten­cia, es un error y una injus­ti­cia con­tra aque­llos que se rebe­la­ron aquel 17 de octubre.

Al res­pec­to, pre­ci­só que la mar­cha del pasa­do 6 de junio con­tra las armas de la Resis­ten­cia fue un fra­ca­so y reco­gió un revés.

Tam­bién con­de­nó a la dere­cha liba­ne­sa por inten­tar mez­clar o con­fun­dir el lla­ma­do a des­ar­mar a Hiz­bu­llah con las rei­vin­di­ca­cio­nes socia­les del movi­mien­to de pro­tes­ta del 17 de octubre.

Nas­ra­llah apun­tó que todos los par­ti­dos y per­so­na­li­da­des que están detrás de la mani­fes­ta­ción con­tra las armas de la Resis­ten­cia del 6 de junio son cono­ci­dos por todos.

Decla­ró que la mane­ra en que algu­nas fuer­zas polí­ti­cas per­si­guen y corren detrás del obje­ti­vo de des­ar­mar la Resis­ten­cia no los ayu­da­rá, y ten­drán que pre­sen­tar una alternativa.

“Las armas de la Resis­ten­cia en rela­ción con el entorno social que la ampa­ra es par­te de una cul­tu­ra estra­té­gi­ca y una ideo­lo­gía que es mucho más pro­fun­da de lo que algu­nas per­so­nas pro­po­nen y pien­san”, aseveró.

“Para aque­llos que nos ame­na­zan con el ham­bre y que quie­ren matar­nos si no entre­ga­mos nues­tras armas, les digo: Nues­tras armas per­ma­ne­ce­rán en nues­tras manos, no mori­re­mos de ham­bre y tene­mos una fór­mu­la apro­pia­da que no reve­la­re­mos por ahora”.

En otro momen­to de su dis­cur­so, el líder de Hiz­bu­llah seña­ló que una de las cosas con­tra las que adver­ti­mos duran­te las pro­tes­tas fue la con­fron­ta­ción con el ejér­ci­to, los insul­tos y el blo­queo de carreteras.

Sos­tu­vo que mien­tras haya degra­da­ción moral, ter­gi­ver­sa­ción de los medios, se deben tra­tar los temas con sen­ti­do de responsabilidad.

Aña­dió que “cons­truir sobre un inci­den­te indi­vi­dual de insul­tos a sím­bo­los reli­gio­sos para ata­car a otros es un cri­men con­tra noso­tros mis­mos antes que nadie. Lo que equi­va­le a una trai­ción moral es la par­ti­ci­pa­ción de diri­gen­tes polí­ti­cos y reli­gio­sos en la inci­ta­ción sec­ta­ria confesional”.

En ese sen­ti­do, sub­ra­yó que la inci­ta­ción es mucho más peli­gro­sa que la cues­tión de los ata­ques a la pro­pie­dad públi­ca por­que evo­ca la intri­ga y la sedición.

Nas­ra­llah tam­bién con­de­nó la cam­pa­ña mali­cio­sa de res­pon­sa­bi­li­zar a las fuer­zas chií­tas de que­mar y des­truir pro­pie­da­des duran­te las pro­tes­tas del sába­do pasado.

“Para evi­tar con­flic­tos, enfren­ta­mien­tos y el retorno de las líneas de con­tac­to, hare­mos cual­quier cosa, inclu­so lle­var a nues­tros jóve­nes a las calles para impe­dir­lo”, afir­mó el líder de la Resis­ten­cia libanesa.

EE.UU. está inter­fi­rien­do y pre­sio­nan­do al Ban­co Cen­tral de El Líbano para evi­tar que el dólar lle­gue a los mercados

El pro­ble­ma prin­ci­pal con el tema del alto pre­cio del dólar fren­te a la libra liba­ne­sa, dijo, está rela­cio­na­do con la ley de ofer­ta y demanda.

Seña­ló que EE.UU. está inter­fi­rien­do y pre­sio­nan­do al Ban­co Cen­tral de El Líbano para evi­tar que el dólar lle­gue a los mercados.

En ese sen­ti­do, Nas­ra­llah acu­só a la admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se de impe­dir la lle­ga­da del dólar a El Líbano y pre­sio­na al Ban­co Cen­tral con el pre­tex­to de que quie­ren evi­tar que se recau­de y se trans­fie­re hacia Siria.

“Noso­tros somos los que trae­mos el dólar a El Líbano, y no quie­nes lo saca­mos. Hay un ban­co liba­nés pro­te­gi­do por enti­da­des polí­ti­cas que des­de agos­to de 2019 reco­lec­tó dece­nas de millo­nes de dóla­res y los reti­ró de El Líbano hacia el exte­rior”, recor­dó el diri­gen­te libanés.

Reve­ló que se saca­ron 20 mil millo­nes de dóla­res de los ban­cos liba­ne­ses, según decla­ra­cio­nes y regis­tros y gra­ba­cio­nes ofi­cia­les en el últi­mo perío­do, y pre­gun­tó ¿quién los saco?

El tema del dólar, enfa­ti­zó, es una cons­pi­ra­ción esta­dou­ni­den­se con­tra El Líbano, su pue­blo, sus fami­lias y su eco­no­mía, y hay quie­nes mane­jan este proceso.

Asi­mis­mo, lla­mó a los liba­ne­ses a pen­sar en diri­gir­se hacia Irán y otros paí­ses ami­gos para encon­trar solu­cio­nes a la cri­sis económica.

Decla­ró que la aper­tu­ra a otros paí­ses para ase­gu­rar las nece­si­da­des de El Líbano sin la nece­si­dad de pagar divi­sas mue­ve al país de una situa­ción a otra. 

Nas­ra­llah indi­có que empre­sas chi­nas están lis­tas para inver­tir en El Líbano y cons­truir un ferro­ca­rril des­de Trí­po­li a Naqou­ra, para cons­truir plan­tas eléc­tri­cas y esto crea­rá empleos para los libaneses.

Esta­dos Uni­dos uti­li­za a El Líbano y su eco­no­mía para lograr sus intereses 

Nas­ra­llah aler­tó que Esta­dos Uni­dos uti­li­za a El Líbano y su eco­no­mía para lograr sus intere­ses, que son la segu­ri­dad de (Israel) y las fron­te­ras marí­ti­mas y terrestres.

“Espe­rar a los esta­dou­ni­den­ses sig­ni­fi­ca espe­rar el ham­bre, la humi­lla­ción y la sumi­sión, y tene­mos una lec­ción sobre la for­ma en que ellos tra­tan a sus alia­dos en la región. Quien lla­me para cerrar las fron­te­ras con Siria nos invi­ta­rá a abrir las fron­te­ras con (Israel)”, expresó.

“Ellos están pre­sio­nan­do a El Líbano, no por­que aman al pue­blo liba­nés, ya que los están cas­ti­gan­do, y no están intere­sa­dos en sus leyes mien­tras los piso­tean”, señaló.

Quien espe­re que el medio social que apo­ya a la Resis­ten­cia se levan­te en su con­tra fra­ca­sa­rá y debe­rá desesperarse

Para cual­quie­ra que apues­te a que pase­mos ham­bre o resig­nar­nos en el país por ham­bre, le digo cate­gó­ri­ca­men­te que esto no suce­de­rá, dijo, y agre­gó: quien espe­ra que el medio social que apo­ya a la Resis­ten­cia se levan­te en su con­tra fra­ca­sa­rá y debe­rá desesperarse.

En ese sen­ti­do, denun­ció que las leyes inter­na­cio­na­les y las Nacio­nes Uni­das no pro­te­gen a El Líbano. “La evi­den­cia de ello está en lo que hizo recien­te­men­te Gute­rres al humi­llar­se fren­te a Ara­bia Saudita”.

Por otro lado, des­ta­có que la Ley César esta­dou­ni­den­se es su últi­ma arma y otra evi­den­cia de la vic­to­ria de Siria en el terreno militar.

Apun­tó que los alia­dos de Siria que la res­pal­da­ron no la aban­do­na­rán y no per­mi­ti­rán que cai­ga fren­te en la gue­rra eco­nó­mi­ca. “El obje­ti­vo de la ley César es el pue­blo sirio, el retorno del caos y el regre­so a la gue­rra civil”.

En ese con­tex­to, Nas­ra­llah aler­tó a los liba­ne­ses que no deben estar con­ten­tos con la Ley César, por­que la mis­ma será mucho más per­ju­di­cial para ellos que para Siria.

“Entien­do la inca­pa­ci­dad del gobierno para enfren­tar a los Esta­dos Uni­dos, pero lo que pido es no some­ter­se a la Ley César. Los esta­dou­ni­den­ses cie­rran todas las opor­tu­ni­da­des dis­po­ni­bles para los liba­ne­ses con el fin de entre­gar sus cue­llos a los israe­líes, pero no per­mi­ti­re­mos que esto suce­da”, subrayó.

Cha­llah tenía fe en la Resistencia

En su dis­cur­so, al refe­rir­se a los últi­mos acon­te­ci­mien­tos polí­ti­cos, Nas­ra­llah tuvo pala­bras de elo­gio para el falle­ci­do exse­cre­ta­rio gene­ral del Movi­mien­to Jihad Islá­mi­ca, Dr. Rama­dan Abdu­llah Cha­llah, de quien expre­só era un líder sabio y exce­len­te. Apun­tó que a nivel per­so­nal tuvo muchas reunio­nes con el diri­gen­te palestino.

“Cha­llah tenía fe en la Resis­ten­cia. Todos los ele­men­tos de lide­raz­go esta­ban dis­po­ni­bles en su per­so­na. Siem­pre estu­vo muy intere­sa­do en la uni­dad y la inte­gra­ción de los pales­ti­nos”, recordó.

Nas­ra­llah tam­bién expli­có que los intere­ses y res­pon­sa­bi­li­da­des del Dr. Cha­llah no se detu­vie­ron en las fron­te­ras de Pales­ti­na, sino que se exten­die­ron a todos los musul­ma­nes para acer­car­los unos de los otros. “Cha­llah pudo impul­sar el movi­mien­to de la Jihad Islá­mi­ca”, señaló.

El líder de Hiz­bu­llah afir­mó que bajo el lide­raz­go del Dr. Cha­llah, el movi­mien­to Jihad Islá­mi­co se había reser­va­do una posi­ción impor­tan­te fren­te a la ocu­pa­ción. Y la mis­ma con­ti­nuó con la par­ti­da del Dr. Rama­dan Abdu­llah Cha­llah. “Per­di­mos un gran y que­ri­do líder, y espe­ra­mos que sus her­ma­nos con­ti­núen su camino y enfo­que”, manifestó. 

Fuen­te: Al Mayadeen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *