Eco­lo­gía Social. ¿Son las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas el futuro?

Por Que­ralt Cas­ti­llo Cere­zue­la, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de junio de 2020.

Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas se pre­sen­tan como una opción de futu­ro para la tran­si­ción eco­ló­gi­ca, ya que per­mi­ten apro­ve­char al máxi­mo el poten­cial del viento.

Pla­ta­for­ma eóli­ca offsho­re. Richard Bartz y Kim Hansen.

La apues­ta por la tran­si­ción eco­ló­gi­ca avan­za, a pasos cor­tos y len­tos, pero avan­za. La inver­sión por la recon­ver­sión al uso de ener­gías reno­va­bles es cada vez mayor, así como los esfuer­zos des­ti­na­dos a la inves­ti­ga­ción. En el cam­po del desa­rro­llo de la ener­gía eóli­ca, un equi­po de la Uni­ver­si­dad del País Vas­co inves­ti­ga cómo la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial (IA) pue­de ayu­dar a opti­mi­zar los pro­ce­sos de simu­la­ción y de inter­cam­bio de datos. Para ello, aca­ban de lograr a una beca de finan­cia­ción de Micro­soft de 15.000 dóla­res por la cual podrán acce­der a Micro­soft Azu­re, un ser­vi­cio de compu­tación en la nube.

La idea es inver­tir en pro­yec­tos inno­va­do­res basa­dos en la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial que pue­dan dar res­pues­tas a los actua­les pro­ble­mas que nos pone de fren­te el cam­bio cli­má­ti­co. Lan­der Gale­ra, estu­dian­te de Doc­to­ra­do en Inge­nie­ría Físi­ca y una de las per­so­nas que lide­ra el pro­yec­to, se cen­tra en el estu­dio de la diná­mi­ca de flui­dos compu­tacio­nal (CFD, por sus siglas en inglés), y tie­ne como obje­ti­vo bus­car la pre­ci­sión para que las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re ‑marí­ti­mas- flo­tan­tes tra­ba­jen de mane­ra más óptima.

Pla­ta­for­mas eóli­cas terres­tres vs pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re

Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas, ya sean fijas o flo­tan­tes, per­mi­ten apro­ve­char más el poten­cial eóli­co que las pla­ta­for­mas terres­tres. Como apun­ta a Cli­má­ti­ca Lan­der Gale­ra, el poten­cial eóli­co es mayor en el mar que en la tie­rra, ya que allí “no hay obs­tácu­los, tie­nes más velo­ci­dad y el vien­to es más cons­tan­te”, por eso las tur­bi­nas de este tipo de pla­ta­for­mas sue­len ser más gran­des. Tam­bién son más caras, tan­to su ins­ta­la­ción como su man­te­ni­mien­to. Sin embar­go, con una bue­na opti­mi­za­ción de los recur­sos pue­de que se con­vier­tan en la ener­gía lim­pia con más futuro.

Por su par­te, las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes se pre­sen­tan, tal y como indi­ca Gale­ra, como una opción de futu­ro impor­tan­te en la tran­si­ción eco­ló­gi­ca para todos aque­llos paí­ses que no tie­nen pla­ta­for­ma con­ti­nen­tal, como es el caso de Espa­ña. “Paí­ses como Dina­mar­ca, Bél­gi­ca o Gran Bre­ta­ña tie­ne un gran núme­ro de gran­jas eóli­cas fijas en el mar, por­que tie­nen pla­ta­for­ma con­ti­nen­tal; ese no es el caso de la cos­ta can­tá­bri­ca, por ejem­plo. Por eso hay que poner la mira­da en las pla­ta­for­mas flo­tan­tes. La cos­ta galle­ga o la de las islas Cana­rias tie­nen mucho poten­cial”, ase­gu­ra. Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas fijas sue­len cimen­tar­se en el sue­lo marino, mien­tras que las flo­tan­tes no. 

El papel de la Inte­li­gen­cia Artificial

El obje­ti­vo del estu­dio del cual for­ma par­te Lan­der Gale­ra es usar la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial para opti­mi­zar los pro­ce­sos en las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes. “Una de las gran­des tra­bas que tie­ne esta indus­tria, habi­tual­men­te, es la com­pe­ti­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Al final, para sacar una pla­ta­for­ma flo­tan­te que aguan­te una tur­bi­na eóli­ca tie­nes que pro­bar­la duran­te mucho tiem­po y eso impli­ca mucho dine­ro. Lle­var­lo a cabo en un labo­ra­to­rio pue­de ser extre­ma­da­men­te caro y pue­de que la empre­sa intere­sa­da final­men­te de el paso o no. Una vez se com­prue­ba que todo está bien, se ins­ta­la un pro­to­ti­po en el mar, para pro­bar­lo en con­di­cio­nes medioam­bien­ta­les reales, y lue­go, una vez com­pro­ba­do que fun­cio­na, ya se pue­de empe­zar la ins­ta­la­ción defi­ni­ti­va, a tama­ño real. Todo este pro­ce­so es muy caro. Por eso pro­po­ne­mos una simu­la­ción compu­tacio­nal más leal a la reali­dad”, asegura.

Ade­más de opti­mi­zar la simu­la­ción, el equi­po de inves­ti­ga­ción con el que tra­ba­ja Gale­ra, tam­bién se cen­tra en la opti­mi­za­ción del tras­va­se de datos entre los dife­ren­tes pro­gra­mas que se usan. “Los pro­gra­mas actua­les tar­dan mucho en simu­lar, por eso bus­ca­mos la com­pe­ti­ti­vi­dad en cues­tión de tiempo”.

La cos­ta galle­ga en el pun­to de mira

Esta sema­na, Ángel Mato, alcal­de de Ferrol (PSdeG-PSOE), jun­ta­men­te con Enri­que Mallón, secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción de Indus­tria­les Meta­lúr­gi­cos (Asi­me), ins­ta­ba a las admi­nis­tra­cio­nes a apos­tar por el esta­ble­ci­mien­to de un par­que expe­ri­men­tal de pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes en la cos­ta galle­ga, dado su poten­cial. Mallón apun­tó que la ener­gía eóli­ca debía ser una prio­ri­dad en el nor­te de Espa­ña y que hay que apos­tar deci­di­da­men­te por su desarrollo.

Actual­men­te, en Espa­ña hay una pla­ta­for­ma eóli­ca con dos tur­bi­nas (la pri­me­ra en el mun­do de estas carac­te­rís­ti­cas) en la cos­ta cana­ria, a 1,3 millas náu­ti­cas de la isla de Gran Cana­ria, la Pla­ta­for­ma Oceá­ni­ca de Cana­rias (PLOCAN). Tam­bién en la cos­ta de Viz­ca­ya hay una pla­ta­for­ma de desa­rro­llo para lle­var a cabo este tipo de inves­ti­ga­cio­nes, la Bis­cay Mari­ne Enery Plat­form (Bimep).

Fuen­tes: https://​www​.cli​ma​ti​ca​.lama​rea​.com/​p​l​a​t​a​f​o​r​m​a​s​-​e​o​l​i​c​a​s​-​m​a​r​i​t​i​m​as/

Rebe­lión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *