Eco­lo­gía Social. ¿Son las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas el futuro?

Por Que­ralt Cas­ti­llo Cere­zue­la, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de junio de 2020.

Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas se pre­sen­tan como una opción de futu­ro para la tran­si­ción eco­ló­gi­ca, ya que per­mi­ten apro­ve­char al máxi­mo el poten­cial del viento.

Pla­ta­for­ma eóli­ca offsho­re. Richard Bartz y Kim Hansen.

La apues­ta por la tran­si­ción eco­ló­gi­ca avan­za, a pasos cor­tos y len­tos, pero avan­za. La inver­sión por la recon­ver­sión al uso de ener­gías reno­va­bles es cada vez mayor, así como los esfuer­zos des­ti­na­dos a la inves­ti­ga­ción. En el cam­po del desa­rro­llo de la ener­gía eóli­ca, un equi­po de la Uni­ver­si­dad del País Vas­co inves­ti­ga cómo la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial (IA) pue­de ayu­dar a opti­mi­zar los pro­ce­sos de simu­la­ción y de inter­cam­bio de datos. Para ello, aca­ban de lograr a una beca de finan­cia­ción de Micro­soft de 15.000 dóla­res por la cual podrán acce­der a Micro­soft Azu­re, un ser­vi­cio de compu­tación en la nube.

La idea es inver­tir en pro­yec­tos inno­va­do­res basa­dos en la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial que pue­dan dar res­pues­tas a los actua­les pro­ble­mas que nos pone de fren­te el cam­bio cli­má­ti­co. Lan­der Gale­ra, estu­dian­te de Doc­to­ra­do en Inge­nie­ría Físi­ca y una de las per­so­nas que lide­ra el pro­yec­to, se cen­tra en el estu­dio de la diná­mi­ca de flui­dos compu­tacio­nal (CFD, por sus siglas en inglés), y tie­ne como obje­ti­vo bus­car la pre­ci­sión para que las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re ‑marí­ti­mas- flo­tan­tes tra­ba­jen de mane­ra más óptima.

Pla­ta­for­mas eóli­cas terres­tres vs pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re

Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas, ya sean fijas o flo­tan­tes, per­mi­ten apro­ve­char más el poten­cial eóli­co que las pla­ta­for­mas terres­tres. Como apun­ta a Cli­má­ti­ca Lan­der Gale­ra, el poten­cial eóli­co es mayor en el mar que en la tie­rra, ya que allí “no hay obs­tácu­los, tie­nes más velo­ci­dad y el vien­to es más cons­tan­te”, por eso las tur­bi­nas de este tipo de pla­ta­for­mas sue­len ser más gran­des. Tam­bién son más caras, tan­to su ins­ta­la­ción como su man­te­ni­mien­to. Sin embar­go, con una bue­na opti­mi­za­ción de los recur­sos pue­de que se con­vier­tan en la ener­gía lim­pia con más futuro.

Por su par­te, las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes se pre­sen­tan, tal y como indi­ca Gale­ra, como una opción de futu­ro impor­tan­te en la tran­si­ción eco­ló­gi­ca para todos aque­llos paí­ses que no tie­nen pla­ta­for­ma con­ti­nen­tal, como es el caso de Espa­ña. “Paí­ses como Dina­mar­ca, Bél­gi­ca o Gran Bre­ta­ña tie­ne un gran núme­ro de gran­jas eóli­cas fijas en el mar, por­que tie­nen pla­ta­for­ma con­ti­nen­tal; ese no es el caso de la cos­ta can­tá­bri­ca, por ejem­plo. Por eso hay que poner la mira­da en las pla­ta­for­mas flo­tan­tes. La cos­ta galle­ga o la de las islas Cana­rias tie­nen mucho poten­cial”, ase­gu­ra. Las pla­ta­for­mas eóli­cas marí­ti­mas fijas sue­len cimen­tar­se en el sue­lo marino, mien­tras que las flo­tan­tes no. 

El papel de la Inte­li­gen­cia Artificial

El obje­ti­vo del estu­dio del cual for­ma par­te Lan­der Gale­ra es usar la Inte­li­gen­cia Arti­fi­cial para opti­mi­zar los pro­ce­sos en las pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes. “Una de las gran­des tra­bas que tie­ne esta indus­tria, habi­tual­men­te, es la com­pe­ti­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Al final, para sacar una pla­ta­for­ma flo­tan­te que aguan­te una tur­bi­na eóli­ca tie­nes que pro­bar­la duran­te mucho tiem­po y eso impli­ca mucho dine­ro. Lle­var­lo a cabo en un labo­ra­to­rio pue­de ser extre­ma­da­men­te caro y pue­de que la empre­sa intere­sa­da final­men­te de el paso o no. Una vez se com­prue­ba que todo está bien, se ins­ta­la un pro­to­ti­po en el mar, para pro­bar­lo en con­di­cio­nes medioam­bien­ta­les reales, y lue­go, una vez com­pro­ba­do que fun­cio­na, ya se pue­de empe­zar la ins­ta­la­ción defi­ni­ti­va, a tama­ño real. Todo este pro­ce­so es muy caro. Por eso pro­po­ne­mos una simu­la­ción compu­tacio­nal más leal a la reali­dad”, asegura.

Ade­más de opti­mi­zar la simu­la­ción, el equi­po de inves­ti­ga­ción con el que tra­ba­ja Gale­ra, tam­bién se cen­tra en la opti­mi­za­ción del tras­va­se de datos entre los dife­ren­tes pro­gra­mas que se usan. “Los pro­gra­mas actua­les tar­dan mucho en simu­lar, por eso bus­ca­mos la com­pe­ti­ti­vi­dad en cues­tión de tiempo”.

La cos­ta galle­ga en el pun­to de mira

Esta sema­na, Ángel Mato, alcal­de de Ferrol (PSdeG-PSOE), jun­ta­men­te con Enri­que Mallón, secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción de Indus­tria­les Meta­lúr­gi­cos (Asi­me), ins­ta­ba a las admi­nis­tra­cio­nes a apos­tar por el esta­ble­ci­mien­to de un par­que expe­ri­men­tal de pla­ta­for­mas eóli­cas offsho­re flo­tan­tes en la cos­ta galle­ga, dado su poten­cial. Mallón apun­tó que la ener­gía eóli­ca debía ser una prio­ri­dad en el nor­te de Espa­ña y que hay que apos­tar deci­di­da­men­te por su desarrollo.

Actual­men­te, en Espa­ña hay una pla­ta­for­ma eóli­ca con dos tur­bi­nas (la pri­me­ra en el mun­do de estas carac­te­rís­ti­cas) en la cos­ta cana­ria, a 1,3 millas náu­ti­cas de la isla de Gran Cana­ria, la Pla­ta­for­ma Oceá­ni­ca de Cana­rias (PLOCAN). Tam­bién en la cos­ta de Viz­ca­ya hay una pla­ta­for­ma de desa­rro­llo para lle­var a cabo este tipo de inves­ti­ga­cio­nes, la Bis­cay Mari­ne Enery Plat­form (Bimep).

Fuen­tes: https://​www​.cli​ma​ti​ca​.lama​rea​.com/​p​l​a​t​a​f​o​r​m​a​s​-​e​o​l​i​c​a​s​-​m​a​r​i​t​i​m​as/

Rebe­lión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.