Chi­na. Xi enfa­ti­za la uni­dad étni­ca, ali­vio de la pobreza

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 de junio de 2020

Nin­gún gru­po étni­co debe que­dar atrás en la lucha del país
con­tra la pobre­za, dijo el lunes el pre­si­den­te Xi Jinping.

Xi hizo el comen­ta­rio cuan­do ins­pec­cio­nó la comu­ni­dad Jinhuayuan
en Wuzhong, una ciu­dad en la región autó­no­ma de Ning­xia Hui.

«La Repú­bli­ca Popu­lar de Chi­na es una gran familia
socia­lis­ta que cons­ta de múl­ti­ples gru­pos étni­cos, lo que se refle­ja en su comunidad,
una comu­ni­dad mul­ti­ét­ni­ca con per­so­nas Hui y Han como mayo­ría», dijo Xi a
los residentes.

La comu­ni­dad alber­ga a más de 13,000 resi­den­tes permanentes,
casi la mitad de los cua­les per­te­ne­cen a gru­pos étni­cos minoritarios.

Xi, quien tam­bién es secre­ta­rio gene­ral del
Comi­té Cen­tral del Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­na, dijo que esta­ba con­ten­to de ver
que la comu­ni­dad tie­ne una bue­na expe­rien­cia en el man­te­ni­mien­to de relaciones
armo­nio­sas entre dife­ren­tes gru­pos étnicos.

El gobierno no deja­rá nin­gún gru­po étni­co en el pro­ce­so de
eli­mi­na­ción de la pobre­za, cons­tru­yen­do una socie­dad mode­ra­da­men­te prós­pe­ra en
todos los aspec­tos y en el impul­so del país hacia la moder­ni­za­ción, dijo Xi.

El éxi­to del socia­lis­mo se logra a tra­vés del tra­ba­jo duro y
requie­re los esfuer­zos con­cer­ta­dos de per­so­nas de todos los gru­pos étnicos,
dijo Xi.

Este es el cuar­to via­je de ins­pec­ción de Xi des­de 1997 a
Ning­xia, una región inte­rior menos desa­rro­lla­da con apro­xi­ma­da­men­te el 37 por
cien­to de su pobla­ción per­te­ne­cien­te al gru­po étni­co Hui.

Antes de visi­tar la comu­ni­dad, Xi ins­pec­cio­nó la aldea de Hongde
y visi­tó una sec­ción del río Ama­ri­llo para cono­cer los esfuer­zos para avanzar
en el ali­vio de la pobre­za y for­ta­le­cer la pro­tec­ción eco­ló­gi­ca del río,
mar­can­do la cuar­ta vez que Xi visi­ta el río en menos de un año.

El pue­blo, con una pobla­ción de 7,013 habi­tan­tes, se libró de la
pobre­za el año pasa­do median­te el desa­rro­llo de la agri­cul­tu­ra y la cría de
ani­ma­les, al tiem­po que brin­da­ba capa­ci­ta­ción a los loca­les para ayu­dar­los a
obte­ner tra­ba­jos cali­fi­ca­dos fue­ra del pue­blo. Tam­bién se esta­ble­ció un
taller de emba­la­je de car­tón en la aldea para ofre­cer empleo local estable.

Song Shang­chuan, de 67 años, se mudó de un área mon­ta­ño­sa remota
a la aldea en Wuzhong hace ocho años en medio de los esfuer­zos del gobierno
para ali­viar la pobre­za. Le dijo a Chi­na Daily que obtu­vo 0,17 hectáreas
de tie­rras de cul­ti­vo del gobierno des­pués de la reubicación.

Tra­ba­jan­do en el taller de emba­la­je de car­tón, gana 30 yuanes
(US $ 4,20) por día y reci­be una pen­sión del gobierno.

«El Secre­ta­rio Gene­ral Xi pre­gun­tó cómo nos sentimos
des­pués de ser reubi­ca­dos, y le dije que creo que las polí­ti­cas del Par­ti­do son
exce­len­tes. Esta­ba tan emo­cio­na­do en este momen­to que no hablé mucho»,
dijo.

Xu Ling, geren­te del taller, dijo que se fun­dó el año pasado
para brin­dar opor­tu­ni­da­des de empleo a per­so­nas pobres, mayo­res y
dis­ca­pa­ci­ta­das en la aldea.

Con un hora­rio de tra­ba­jo fle­xi­ble, los tra­ba­ja­do­res ganan un pro­me­dio de 600 a 700 yua­nes por mes, y muchos de ellos usan ese ingre­so como dine­ro de bol­si­llo para sus nie­tos, dijo. 

Fuen­te: Chi​na​dailyhk​.com

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *