Perú. Comu­ni­da­des achuar del Corrien­tes piden auxi­lio para sobrevivir

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de junio de 2020

Las comu­ni­da­des del pue­blo Achuar de la cuen­ca del río Corrien­tes ele­van su voz pidien­do auxi­lio para sobre­vi­vir ante el feroz avan­ce la pan­de­mia del coro­na­vi­rus en su territorio.

Median­te un comu­ni­ca­do diri­gi­do al pre­si­den­te de la Repú­bli­ca la Fede­ra­ción de Comu­ni­da­des Nati­vas de la Cuen­ca Corrien­tes (Feco­na­cor) pide que no los aban­do­nen a su suer­te y le brin­den aten­ción ade­cua­da e inmediata.

El COVID-19 avan­za esta sema­na en el dis­tri­to y los casos son muchos más de los que iden­ti­fi­có una bri­ga­da de salud que visi­tó dos comu­ni­da­des: Puca­cu­ro, los días 2 y 3 de junio, y San Ramón, el 5 de junio.

“Nos han tra­ta­do como si fué­ra­mos galli­nas: Lle­gan, nos toman prue­bas, nos inyec­tan un tra­ta­mien­to y lue­go se olvi­dan de noso­tros.”, dice Feconacor.

«Esto no es un tra­ta­mien­to serio y que res­pe­te nues­tros dere­chos. La bri­ga­da no ha deja­do en nues­tras comu­ni­da­des nada, y tam­po­co nos ha deja­do ins­truc­cio­nes ni mate­ria­les que nos ayu­den a afron­tar el peor momen­to de esta enfer­me­dad», indi­ca el comunicado.

La Micro­red de Salud en Villa Trom­pe­te­ros y la DIRESA Lore­to no brin­da solu­cio­nes ni apo­yo. No ges­tio­nan la entre­ga de medi­ci­nas, y en Puca­cu­ro no hay médicos.

En Puca­cu­ro, actual­men­te, hay una per­so­na que nece­si­ta urgen­te oxí­geno y eva­cua­ción; esto fue infor­ma­do a los res­pon­sa­bles de la Micro­red, quie­nes res­pon­die­ron al apu Emer­son Mucushua de Puca­cu­ro: “No tene­mos ambu­lan­cia”, “baje aun­que sea en peque peque o canoa”, “ya tú verás”.

Cabe men­cio­nar que un peque peque o canoa no es segu­ro ni rápi­do (demo­ra un día), se pue­de vol­tear y la gen­te aho­gar­se. Por esto, men­cio­na que es imper­do­na­ble que el Esta­do jue­gue de esta for­ma con ellos y exi­gen que se res­pe­te a los enfer­mos y a su salud.

Entre otros reque­ri­mien­tos está el abas­te­ci­mien­to de los ali­men­tos, ya que, la gen­te enfer­ma no pue­de cazar, ni pes­car o ir a la cha­cra. Ade­más, estos ali­men­tos deben ser entre­ga­dos con segu­ri­dad, res­pe­tan­do las indi­ca­cio­nes y pro­to­co­los que indi­quen las auto­ri­da­des comu­na­les y en coor­di­na­ción con Feco­na­cor para evi­tar más contagios.

De la mis­ma for­ma, el Minis­te­rio de Desa­rro­llo e Inclu­sión Social debe apo­yar con los bonos que ofre­ce, ya que, el pre­si­den­te Viz­ca­rra se ha olvi­da­do de los pue­blos indígenas.

Ese apo­yo debe entre­gar­se con los mejo­res pro­to­co­los de segu­ri­dad sani­ta­ria, en coor­di­na­ción con la comu­ni­dad y la Feco­na­cor; ya que, como ya se men­cio­nó, están en el mayor ries­go de con­ta­gio y no pue­den expo­ner­se duran­te el trán­si­to por el río.

“El Esta­do sabe lo que nece­si­ta­mos y no quie­re vol­tear la cara, tie­ne que aten­der­nos bien”, men­cio­na en la car­ta, Feconacor. 

Tam­bién exi­gen medi­ci­nas para los esta­ble­ci­mien­tos de salud y boti­qui­nes en las comu­ni­da­des, médi­cos, tra­ta­mien­to per­ma­nen­te y segui­mien­to de casos y ali­men­tos para la población.

Se sabe que hay más de 90 fami­lias en Puca­cu­ro, equi­va­len­te a más de 300 per­so­nas, de un total de mil. En San Ramón, hay más de 50 infec­ta­dos de casi 90 en total; y en otras comu­ni­da­des achua­res del Corrien­tes en el dis­tri­to (más de 40 comu­ni­da­des) hay más de 11 mil personas.

Para ver el archi­vo com­ple­to de la car­ta de Feco­na­cor, hacer clic aquí o leer­la a continuación:

Con infor­ma­ción del Obser­va­to­rio Pui­na­mudt: https://​obser​va​to​rio​pe​tro​le​ro​.org/​c​o​m​u​n​i​c​a​d​o​-​u​r​g​e​n​t​e​c​o​m​u​n​i​d​a​d​e​s​-​a​c​h​u​a​r​e​s​-​d​e​-​p​u​c​a​c​u​r​o​-​y​-​s​a​n​-​r​a​m​o​n​-​y​-​o​t​r​a​s​-​d​e​l​-​r​i​o​-​c​o​r​r​i​e​n​t​e​s​-​e​x​i​g​e​n​-​a​y​u​d​a​-​u​r​g​e​n​te/

FUENTE: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *