“No a otro ata­que al sec­tor más vul­ne­ra­ble del Pue­blo Anda­luz” – La otra Andalucía

Nación Anda­lu­za recha­za el recor­te sal­va­je del 20% a la aten­ción a la dis­ca­pa­ci­dad. Un ata­que que se ceba con uno de los sec­to­res más vul­ne­ra­bles del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz, las per­so­nas dis­ca­pa­ci­ta­das. Denun­cia­mos así mis­mo que el dete­rio­ro de estos ser­vi­cios venía ya ocu­rrien­do des­de hace años con los ante­rio­res gobier­nos del PSOE (y socios). Exi­gi­mos que se revier­ta dicho recor­te y que el pre­su­pues­to que­de abier­to en vir­tud del pre­vi­si­ble aumen­to de las nece­si­da­des deri­va­do de la cri­sis actual.

El pasa­do mes de diciem­bre el gobierno de la Jun­ta (PP‑C’s‑Vox) ‑débil con la oli­gar­quía y fuer­te con la cla­se tra­ba­ja­do­ra anda­lu­za- anun­ció a las enti­da­des que pres­tan aten­ción a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad seve­ra en situa­ción de depen­den­cia ‑en fin de sema­na y fes­ti­vos- que este pro­gra­ma no iba a ser reno­va­do. La deci­sión afec­tó a 81 per­so­nas, sus fami­lia­res y cui­da­do­ras que venían dis­fru­tan­do de este ser­vi­cio median­te un sis­te­ma de copa­go des­de 2009. La jus­ti­fi­ca­ción de la Con­se­je­ría es que esas ayu­das eran fru­to de un pro­gra­ma pilo­to y que reco­gían una pres­ta­ción no con­tem­pla­da por la Ley de la Depen­den­cia. Des­de enton­ces 81 per­so­nas depen­dien­tes y sus fami­lias vie­ron sin nin­gu­na pie­dad ‑como denun­cia­mos en su momen­to- trun­ca­da su vida. El ser­vi­cio había ido per­dien­do cali­dad ‑silen­cio­sa­men­te- bajo el gobierno del PSOE, pero el gobierno anda­luz actual le dio la pun­ti­lla final.

Pero las agre­sio­nes a los colec­ti­vos anda­lu­ces más vul­ne­ra­bles no se detie­nen. Si enton­ces su medi­da afec­tó a 81 per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad seve­ra, hoy una nue­va medi­da afec­ta a la gran mayo­ría de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. En efec­to, el pre­su­pues­to para el man­te­ni­mien­to de las enti­da­des de aten­ción a las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad se recor­ta este año en 434.431 € y para pro­gra­mas diri­gi­dos a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en 704.995 €. Es decir, en ambos casos, un recor­te ni más ni menos que de un 20%.

En ple­na pan­de­mia ‑con los estra­gos eco­nó­mi­cos y sani­ta­rios que esta­mos expe­ri­men­tan­do- se recor­ta el dine­ro des­ti­na­do al fun­cio­na­mien­to ordi­na­rio de estas enti­da­des que cons­ti­tu­yen un apo­yo mutuo para las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y sus fami­lias, con­cep­to al que corres­pon­de el “man­te­ni­mien­to”. En cuan­to a los pro­gra­mas que sufren un recor­te del 20 % son: pro­mo­ción de la auto­no­mía per­so­nal y pre­ven­ción de la depen­den­cia, aten­ción a meno­res en situa­ción de depen­den­cia o ries­go a desa­rro­llar­la con­for­me al plan de meno­res de 6 años, auto­no­mía y acce­si­bi­li­dad en la comu­ni­ca­ción de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, aten­ción inte­gral (social, reha­bi­li­ta­ción y apo­yo psi­co­ló­gi­co), infor­ma­ción, orien­ta­ción y ase­so­ra­mien­to de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y sus fami­lia­res, inser­ción social y labo­ral de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, aten­ción e inclu­sión social de muje­res con dis­ca­pa­ci­dad, pro­mo­ción de la igual­dad (pre­ven­ción de malos tra­tos y vio­len­cia de géne­ro, apo­yo a las fami­lias cui­da­do­ras), pre­ven­ción de la exclu­sión social y dis­cri­mi­na­ción de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, trans­por­te y movi­li­dad puer­ta a puer­ta y apo­yo a enti­da­des tutelares.

Todos estos ser­vi­cios que las polí­ti­cas ante­rio­res del PSOE habían per­mi­ti­do que se fue­ran degra­dan­do, con un nue­vo recor­te del 20% que­dan heri­dos de muer­te. La ver­da­de­ra cara del capi­ta­lis­mo y de los intere­ses de la oli­gar­quía se evi­den­cian en las actua­cio­nes de los gobier­nos de la Jun­ta (pasa­dos y pre­sen­te) cuyo inte­rés es hacer caja, tam­bién con la discapacidad.

La mili­tan­cia de Nación Anda­lu­za pone­mos la vida en el cen­tro y recha­za­mos esta nue­va agre­sión con­tra el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz y los colec­ti­vos más vul­ne­ra­bles del mis­mo, como es el caso. Por todo ello exigimos:

  1. Que de mane­ra inme­dia­ta se revier­ta el recor­te del 20% y el pre­su­pues­to vuel­va a ser el anterior.
  2. Que el pre­su­pues­to que­de abier­to al aumen­to de las nece­si­da­des deri­va­das de la cri­sis actual y que se exce­da en cuan­to sea nece­sa­rio para dar la aten­ción dig­na en todos y cada uno de los pro­gra­mas, a todas y cada una de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad que nece­si­tan aco­ger­se a ellos, ante­rio­res y nue­vas, y a sus familias.

¡Nues­tras vidas antes que sus privilegios!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía, 7 de junio de 2020.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *