Muje­res en Zona de Con­flic­to (MZC) media “en nom­bre del Gobierno Anda­luz” – La otra Andalucía

El pro­pie­ta­rio de Fru­tas El Curi SL jun­to al popu­lar pre­sen­ta­dor de tele­vi­sión Jor­di Évoli

por Peri­co Eche­va­rría

Muje­res en Zona de Con­flic­to (MZC) media “en nom­bre del Gobierno Anda­luz” para ‘mini­mi­zar’ las con­se­cuen­cias de la ins­pec­ción con­jun­ta de ITSS y Guar­dia Civil en Fru­tas Curi

“Si la Ins­pec­ción de
Tra­ba­jo y la Guar­dia Civil vuel­ven a la fin­ca, la mul­ta será tan gorda
que 
el Curi ten­drá que
des­pe­dir a todos los tra­ba­ja­do­res», advir­tió el pasa­do sába­do la ‘media­do­ra
inter­cul­tu­ral’ de MZC.

Según ha podido
acre­di­tar La Mar de Onu­ba de fuen­tes de
abso­lu­ta sol­ven­cia, una media­do­ra de la ONG Muje­res
en Zona Con­flic­to
 (MZC),
enti­dad con­tra­ta­da por la Jun­ta de Anda­lu­cía para “refor­zar” a los consultores
del Prel­si, se per­so­nó la maña­na del pasa­do sába­do en las ins­ta­la­cio­nes de la
empre­sa Fru­tas Curi para pedir a
seis de sus tra­ba­ja­do­ras marro­quíes, «en nom­bre del Gobierno Anda­luz», que no
rati­fi­quen ante la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo y Segu­ri­dad Social una serie de hechos
que los fun­cio­na­rios del Esta­do pudie­ron cono­cer de pri­me­ra mano en la
ins­pec­ción sor­pre­sa que tuvo lugar el pasa­do 3 de junio, como infor­mó, en su
momen­to, y en exclu­si­va esta
revista.

La media­do­ra de MZC,
que des­de el pri­mer momen­to dejó cla­ro que tam­bién habla­ba “en
nom­bre del Gobierno Anda­luz” (para lo que lle­gó a exhi­bir un docu­men­to que
acre­di­ta­ría tal repre­sen­ta­ción), expre­só a la seis marro­qui­nas, con total
cru­de­za, las plau­si­bles con­se­cuen­cias que para la empre­sa podía tener la
inves­ti­ga­ción abier­ta sólo unos días antes, por la ITSS y la Guar­dia Civil.

“Si vuel­ven a la finca
la san­ción va ser tan gor­da que el Curi va a tener que
des­pe­dir a todos los tra­ba­ja­do­res de la empre­sa”, argu­men­tó la media­do­ra de MZC
para suge­rir a las seis tra­ba­ja­do­ras que reconsideraran
sus tes­ti­mo­nios ante una pre­vi­si­ble e inmi­nen­te decla­ra­ción ante los
fun­cio­na­rios del Esta­do. MZC car­gó sobre ellas el vie­jo dile­ma entre reme­dio y
enfer­me­dad, ante las cuan­tio­sas “víc­ti­mas cola­te­ra­les” que resultarían
afec­ta­das por unas pre­sun­ta­men­te fla­gran­tes vio­la­cio­nes de la lega­li­dad ‚cuya
vera­ci­dad la media­do­ra no lle­gó a cues­tio­nar en nin­gún momen­to de la reunión.

Incum­pli­mien­tos
de con­tra­to, tra­to veja­to­rio y jor­na­das ocio­sas (y sin ingre­sos) mientras
tra­ba­ja­do­res sin pape­les reco­lec­tan la fruta

La insó­li­ta y
extra­va­gan­te media­ción rea­li­za­da por Muje­res
en Zona de Con­flic­to
 se
pro­du­jo, según dejó cla­ro des­de el pri­mer momen­to la pro­pia media­do­ra de
la orga­ni­za­ción con­tra­ta­da por el Gobierno Anda­luz, a peti­ción del propietario
de la empre­sa, el exi­to­so empre­sa­rio car­ta­ye­ro, cono­ci­do popu­lar­men­te, como su
mer­can­til, por el sobre­nom­bre de «el Curi

Sobre este asun­to, del
que ase­gu­ró haber «toma­do nota», la media­do­ra con­tra­ta­da por el Gobierno
Anda­luz sos­tu­vo sin amba­ges que “el Curi es libre de
con­tra­tar a quien quie­ra siem­pre que a voso­tras os pague los días que habéis
tra­ba­ja­do. Ese asun­to de si son ile­ga­les o no sólo le com­pe­te a él, y es algo
en lo que yo no me mete­ría”, acon­se­jó MZC.

La media­do­ra también
trans­mi­tió a las seis marro­qui­nas que “el Curi”
tenía sus pro­pias “que­jas” sobre ellas, pues les res­pon­sa­bi­li­za del evi­den­te y
visi­ble mal esta­do de las vivien­das des­ti­na­dos a ellas en las ins­ta­la­cio­nes de
la empre­sa. La media­do­ra admi­te que los fun­cio­na­rios de la ITSS y agen­tes la
Bene­mé­ri­ta «se que­da­ron asus­ta­dos» tras ver los alo­ja­mien­tos, Sin embar­go, el
repro­che, lejos de ami­la­nar a las tra­ba­ja­do­ras, gene­ró el que las fuentes
con­sul­ta­das defi­nen como un «momen­to de hila­ri­dad y per­ple­ji­dad” al que las
muje­res res­pon­die­ron negan­do, de for­ma radi­cal, el rela­to de “el Curi“
tras­la­da­do por MZC.

Al con­tra­rio,
las marro­qui­nas sos­tie­ne que el
mis­mo día que lle­ga­ron a Car­ta­ya se pasa­ron has­ta las tres de la tarde
lim­pian­do los alo­ja­mien­tos antes de sus per­te­nen­cias. Algu­nos de los
fri­go­rí­fi­cos care­cían de toma de elec­tri­ci­dad y sólo han podi­do ser utilizados
como «arma­rios». Y algu­nas de las lava­do­ras (de cuyas recu­rren­tes ave­rías la
empre­sa res­pon­sa­bi­li­za, según MZC, a las tem­po­re­ras, “son cha­ta­rra». También
refi­rie­ron fal­ta de agua calien­te para todas las viviendas,

Asi­mis­mo, las seis
muje­res hicie­ron saber a la media­do­ras de MZC que «el
Curi»
 les
hacía fir­mas nómi­nas y reci­bís de los que no se les ha entre­ga­do copia alguna.
así como otras pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des admi­nis­tra­ti­vas., Y tam­bién, del trato
veja­to­rio, gri­tos e insul­tos pro­fe­ri­dos por el empre­sa­rio, según las
tra­ba­ja­do­ras. La media­do­ra qui­tó impor­tan­cia a estos hechos. “Las nómi­nas son
docu­men­tos impor­tan­tes sólo para la empre­sa, y no tie­ne impor­tan­cia que no os
entre­guen copias. Y todos sabe­mos que el Curi es muy mal
habla­do», zanjó.

Tam­bién habla­ron de un
vídeo que, según las fuen­tes infor­man­tes a La Mar
de Onu­ba
, de
abso­lu­ta sol­ven­cia y cre­di­bi­li­dad, preo­cu­pa –con razón- a la empre­sa, a las
tra­ba­ja­do­ras y a Muje­res en Zona de Con­flic­to. Pero esa es otra
his­to­ria… más. Otro caso ais­la­do.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Muje­res en Zona de Con­flic­to y la labor enco­men­da­da por
la Junta

Ana Mar­tín Ponce,
res­pon­sa­ble en Huel­va de Muje­res
en Zona de Con­flic­to
 (MZC) expli­ca en el vídeo los com­pro­mi­sos adqui­ri­dos por la ONG en el
con­tra­to sus­cri­to con la Jun­ta de Anda­lu­cía para desa­rro­llar labo­res de
«media­ción inter­cul­tu­ral» con tra­ba­ja­do­ras marro­quíes con­tra­ta­das en
ori­gen, 
al ampa­ro de la deno­mi­na­da Orden GECCO (actua­li­za­da anual­men­te y que regula
la ges­tión colec­ti­va de con­tra­ta­cio­nes en origen).

Esta inter­ven­ción tuvo
lugar en Sevi­lla el 24 de enero de este año en Sevi­lla, duran­te la mesa
redon­da Tem­po­re­ras, ¿his­to­ria de un fra­ca­so? orga­ni­za­da por
la Fun­da­ción Sevi­lla Aco­ge. en el mar­co de
la Jor­na­da ‘Muje­res tem­po­re­ras, una lla­ma­da a
la refle­xión’
.

MZC

Muje­res
en Zona de Con­flic­to
 se creó en el año 1994 (cons­ti­tu­yén­do­se for­mal­men­te en Junio de
1995). a raíz de una visi­ta que la Direc­to­ra Gene­ral de la enti­dad, jun­to con
otras per­so­nas, rea­li­za en cali­dad de fotó­gra­fa y perio­dis­ta a la extinta
Yugos­la­via. Es a raíz de la vis­ta a los cam­pos de refugiadas/​os de Bos­nia y
entre­vis­tán­do­se con gru­pos de muje­res cuan­do a su regre­so se movi­li­za para no
solo reco­ger pro­duc­tos de pri­me­ra nece­si­dad para las muje­res y niños y niñas
que en un 80% eran las per­so­nas que habi­ta­ban los cam­pos sino para ser «alta­voz
de denun­cia de su his­to­ria y dar a cono­cer las dis­tin­tas for­mas de vio­len­cia a
las que estas muje­res esta­ban some­ti­das». Muje­res
en Zona de Con­flic­to
” nace «deci­di­da a luchar con­tra cual­quier mani­fes­ta­ción de vio­len­cia de
géne­ro con­ven­ci­da que nin­gu­na acción que per­si­ga la jus­ti­cia social se
alcan­za­rá nun­ca si no se erra­di­ca esta lacra social. Des­de enton­ces MZC ha ampliado
su misión y visión a otras zonas geográficas».

En 1996 rea­li­za la
pri­me­ra iden­ti­fi­ca­ción en Marrue­cos, «una zona que aún sigue sien­do de alta
prio­ri­dad geo­grá­fi­ca en la misión de MZC», y dón­de se ini­ció a tra­ba­jar de
for­ma trans­ver­sal el acce­so de las muje­res a recur­sos tan fun­da­men­ta­les de
dere­cho como la edu­ca­ción. Igual­men­te en estos años se ini­cia una misión en
Pales­ti­na y visi­tas a paí­ses en Amé­ri­ca lati­na, Hon­du­ras, Colom­bia, Paraguay,
algu­nas de cuyas accio­nes se están con­so­li­dan­do en el momen­to actual. En el año
2002 se ini­cia a tra­ba­jar en Mali. En el esta­do espa­ñol, es en el año 1996
cuan­do nace el área de edu­ca­ción para el desa­rro­llo que acom­pa­ña con acciones
de sen­si­bi­li­za­ción y pro­gra­mas edu­ca­ti­vos for­ma­les y no for­ma­les las líneas de
tra­ba­jo y de denun­cia que tra­ba­ja MZC cen­trán­do­se en la vio­len­cia de géne­ro y
todas sus for­mas como obs­tácu­lo del desa­rro­llo, la paz y a igualdad.

En el año 2000 se
comien­za a tra­ba­jar en el área de acción social en el centro
peni­ten­cia­rio de Cór­do­ba. Hoy en día esta área impul­sa jun­to al res­to del áreas
un tra­ba­jo en torno a la tra­ta de per­so­nas con fines de explo­ta­ción sexual
tra­ba­jan­do con posi­bles víc­ti­mas y colec­ti­vos de muje­res en situa­ción de
pros­ti­tu­ción e inmigrantes.

El pasa­do año, y tras
acep­tar una ofer­ta públi­ca de la Jun­ta de Anda­lu­cía, MZC comien­za a realizar
labo­res de media­ción entre las muje­res marro­quíes con­tra­ta­das en
ori­gen, 
empre­sa­rios de fru­tos rojos y el pro­pio Gobierno Anda­luz. El con­tra­to fue
reno­va­do para la cam­pa­ña de reco­lec­ta 2020, cuyo fin es inminente.

Pre­ci­sa­men­te, hoy lunes, esta pre­vis­to un encuen­tro en Huel­va del Vice­pre­si­den­te de la Jun­ta de Anda­lu­cía, Juan Marín, y los res­pon­sa­bles de los dis­po­si­ti­vos de media­ción inter­cul­tu­ral finan­cia­dos por la Jun­ta de MZC e Inter­fre­sa. El encuen­tro ten­drá lugar las 9,30 horas horas en la sede de lobby patro­nal fresero..

Fuen­te: La Mar de Onuba.

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *