Denun­cian deten­ción ile­gal y tor­tu­ra en depen­den­cias poli­cia­les – La otra Andalucía

En una nota de pren­sa difun­di­da esta maña­na, las orga­ni­za­cio­nes Stop Repre­sión y la Dele­ga­ción en Gra­na­da de la Aso­cia­ción Pro Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (APDHA) han denun­cia­do “un caso de deten­ción ile­gal y tor­tu­ra” por par­te de la poli­cía duran­te la mani­fes­ta­ción alen­ta­da por el par­ti­do de extre­ma dere­cha Vox el pasa­do 23 de mayo. Ese día M. se encon­tra­ba cer­ca del reco­rri­do de la mani­fes­ta­ción pasean­do a su perro cuan­do “varios agen­tes de poli­cía la retu­vie­ron, le aga­rra­ron del cue­llo fuer­te­men­te, zaran­dea­ron y gol­pea­ron, cau­sán­do­le diver­sos hematomas”.

La denun­cia con­tra los agen­tes pre­sen­ta­da el 28 de mayo se ins­tru­ye en el Juz­ga­do 4 de Gra­na­da. No obs­tan­te, el des­pa­cho que lle­va el caso “ha soli­ci­ta­do la acu­mu­la­ción del pro­ce­di­mien­to en el caso abier­to con­tra M. en el Juz­ga­do de Ins­truc­ción 7”, don­de esta maña­na decla­ra­rán agen­tes vin­cu­la­dos con el caso. En la denun­cia se pone de mani­fies­to que tan­to duran­te su reten­ción en la vía públi­ca como en comi­sa­ría “se pro­du­je­ron vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos, ya que los agen­tes pro­fi­rie­ron dis­tin­tas ame­na­zas con­tra M. y en nin­gún caso le infor­ma­ron res­pec­to a los hechos que moti­va­ron su deten­ción”. Ade­más, duran­te la deten­ción en comi­sa­ría, “M. comu­ni­có que pade­cía dia­be­tes y que, debi­do a las con­tu­sio­nes pro­vo­ca­das por los agen­tes, reque­ría asis­ten­cia médi­ca inmediata”.

Una patru­lla tras­la­dó a M. al Hos­pi­tal de Neu­ro­trau­ma­to­lo­gía de Gra­na­da. Sin embar­go, denun­cian que “en la entra­da del recin­to fue agre­di­da con una bofe­ta­da, tira­da al sue­lo y le pro­pi­na­ron una pata­da, sien­do devuel­ta a depen­den­cias poli­cia­les sin reci­bir aten­ción médi­ca”. Horas más tar­de, una enfer­me­ra reco­no­ció a M. en comi­sa­ría y “reco­men­dó su tras­la­do al hos­pi­tal para lle­var a cabo una explo­ra­ción radio­ló­gi­ca debi­do a una gra­ve infla­ma­ción que pre­sen­ta­ba en el bra­zo. En el hos­pi­tal se detec­tó un eri­te­ma, una ero­sión en el hom­bro dere­cho e infla­ma­ción en la muñe­ca derecha”.

Tras rea­li­zar esta prue­ba “regre­sa­ron de nue­vo a comi­sa­ría don­de toma­ron las hue­llas y decla­ra­ción de M., y esa mis­ma noche regre­sa­ron al Hos­pi­tal de Neu­ro­trau­ma­to­lo­gía, don­de rea­li­za­ron un par­te médi­co que reco­ge diver­sas lesio­nes y con­tu­sio­nes en el mus­lo, hom­bro, muñe­ca y heri­das”. A lo lar­go del pro­ce­di­mien­to “se denun­cia tam­bién tra­to dis­cri­mi­na­to­rio por ame­na­zas y comen­ta­rios emi­ti­dos en dife­ren­tes momen­tos por par­te de los agen­tes de policía”.

Como recuer­dan las orga­ni­za­cio­nes, “es un dere­cho fun­da­men­tal de las per­so­nas dete­ni­das el ser infor­ma­das de los hechos que se le impu­tan. Sin embar­go, es preo­cu­pan­te que a M. no se le infor­ma­se de los moti­vos su deten­ción, lo que apun­ta a estar moti­va­da por un pre­jui­cio esté­ti­co e ideo­ló­gi­co”. Asi­mis­mo, advier­ten que “las dis­tin­tas ame­na­zas y humi­lla­cio­nes que sufrió bajo cus­to­dia poli­cial apun­tan a posi­bles deli­tos pena­les”. Por últi­mo, ase­ve­ran que “las lesio­nes denun­cia­das por M. duran­te el tiem­po que per­ma­ne­ció bajo cus­to­dia mues­tran un deli­to de tor­tu­ras tal y como es acep­ta­do des­de 1999 por el Pro­to­co­lo de Estam­bul de Nacio­nes Uni­das, así como de acuer­do con la juris­pru­den­cia del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos”. Des­de APDHA y Stop Repre­sión con­si­de­ran que “de demos­trar­se su vera­ci­dad, estas actua­cio­nes poli­cia­les son pro­fun­da­men­te anti­de­mo­crá­ti­cas y con­tra­rias a todo dere­cho”. Ade­más, han trans­mi­ti­do todo su “apo­yo y soli­da­ri­dad con M. y su familia”.

Fuen­te: www​.sto​pre​pre​sion​gra​na​da​.word​press​.com

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *