Comu­ni­ca­do públi­co de la Asam­blea Femi­nis­ta de Cam­pi­llos – La otra Andalucía

Debi­do a la polé­mi­ca gene­ra­da tras la
publi­ca­ción de una ilus­tra­ción en la pági­na de Face­book de
‘Femi­nis­tas Cam­pi­llos’ el día 5 de junio de 2020, que­re­mos hacer
las siguien­tes decla­ra­cio­nes públicas:

PRIMERO.- La ilus­tra­ción que se ha
com­par­ti­do en la pági­na de Face­book de la Asam­blea Femi­nis­ta de
Cam­pi­llos no es una ilus­tra­ción pro­pia de la asam­blea ni diseñada
por esta., Se tra­ta de una ima­gen obte­ni­da en redes sociales.

SEGUNDO.- Des­de la Asam­blea Feminista
solo hemos pre­ten­di­do sumar­nos a la dis­con­for­mi­dad gene­ral con la
nue­va cam­pa­ña impul­sa­da por la Con­se­je­ría de Salud y Fami­lia de la
Jun­ta de Anda­lu­cía, por tener esta un gran cala­do machis­ta y
sexis­ta. No se tra­ta de una visión e inter­pre­ta­ción par­ti­cu­lar de
la Asam­blea Femi­nis­ta de Cam­pi­llos, ya que, duran­te el día de ayer y
hoy, la cam­pa­ña está sien­do obje­to de crí­ti­ca por par­te de
diver­sas orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les, así como
por par­te de medios de comu­ni­ca­ción a nivel esta­tal y personas
rele­van­tes del mun­do aca­dé­mi­co y cul­tu­ral. Por supues­to, también
del grue­so del movi­mien­to femi­nis­ta del Esta­do español.

TERCERO.- Des­de la Asam­blea Femi­nis­ta de
Cam­pi­llos no enten­de­mos cómo se ha podi­do sobre­di­men­sio­nar la
publi­ca­ción de una ilus­tra­ción que está cir­cu­lan­do por todas las
redes socia­les, mucho antes de que sd publi­ca­ra en nues­tra página.
La ima­gen ha sido com­par­ti­da en nues­tro per­fil como así lo han hecho
dece­nas de per­so­nas y orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas y de otra índole.

CUARTO.- Asi­mis­mo que­re­mos reafirmarnos
en que la publi­ca­ción se ha rea­li­za­do tal cual la ha dibu­ja­do su
autor o auto­ra. Noso­tras no hemos efec­tua­do nin­gún aná­li­sis escrito
de la ima­gen que pue­da dar pie a inter­pre­ta­cio­nes, por lo que cada
cual pue­de sacar sus pro­pias con­clu­sio­nes acer­ca de lo que le sugiere
esta ilustración.

QUINTO.- Entre las interpretaciones
posi­bles de esta ima­gen crí­ti­ca, está el recha­zo a la cam­pa­ña de
la Jun­ta de Anda­lu­cía que incu­rre has­ta en tres de las causas
reco­gi­das por el Decá­lo­go para iden­ti­fi­car la Publi­ci­dad Sexis­ta de
la guía ofi­cial ela­bo­ra­da por el Obser­va­to­rio con­tra la Publicidad
Sexis­ta, un orga­nis­mo per­te­ne­cien­te al Ins­ti­tu­to Anda­luz de la Mujer.
En con­cre­to, la ima­gen del poli­cía-hom­bre y la sanitaria-mujer
“fomen­ta mode­los que con­so­li­dan pau­tas tra­di­cio­nal­men­te fijadas
para muje­res y hom­bres, tan­to en el ámbi­to per­so­nal como
pro­fe­sio­nal”. Simul­tá­nea­men­te, la esce­na “invi­si­bi­li­za los
deseos y volun­ta­des de las muje­res y de las niñas, mos­tran­do como
‘natu­ral’ de ellas los deseos y volun­ta­des de otras personas”.
La estam­pa, en la que un poli­cía for­ni­do rodea con su bra­zo a una
sani­ta­ria sutil­men­te empla­za­da a un lugar secun­da­rio, “mues­tra a
las muje­res y a las niñas en una posi­ción de infe­rio­ri­dad y
depen­den­cia, sin liber­tad ni capa­ci­dad de res­pues­ta y de elección”.
La fra­se que acom­pa­ña a esta ilus­tra­ción hace alu­sión cla­ra al
des­con­ten­to e indig­na­ción social por la sen­ten­cia del últi­mo juicio
de “La Mana­da” por los “abu­sos sexua­les” per­pe­tra­dos contra
una joven en Pozo­blan­co, en la pro­vin­cia de Cór­do­ba, hechos
acae­ci­dos con ante­rio­ri­dad por los mis­mos, a los de los San Fermines
en Pamplona.

SEXTO.- En nin­gún momen­to, des­de la
Asam­blea Femi­nis­ta de Cam­pi­llos, se ha alu­di­do o acu­sa­do con esta
ima­gen a las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad del Esta­do, lo que se
cri­ti­ca es el fomen­to de los este­reo­ti­pos de géne­ro entre hom­bres y
muje­res y las rela­cio­nes de poder des­de una ins­ti­tu­ción como la
Jun­ta de Anda­lu­cía. De haber sido dos acto­res hombre-mujer
per­te­ne­cien­tes a otras pro­fe­sio­nes y con una com­po­si­ción similar,
enten­de­mos que la inter­pre­ta­ción hubie­se sido exac­ta­men­te la misma.
Sien­do cono­ce­do­ras de que muchos miem­bros de las Fuer­zas y Cuer­pos de
Segu­ri­dad del Esta­do lle­van años reci­bien­do for­ma­ción en mate­ria de
igual­dad de géne­ro, enten­de­mos que tam­po­co se hayan sentido
iden­ti­fi­ca­dos por la des­afor­tu­na­da ima­gen ins­ti­tu­cio­nal de la Junta
de Andalucía.

SÉPTIMO.- Nos resul­ta verdaderamente
impac­tan­te que el foco de la aten­ción haya recaí­do precisamente
sobre la Asam­blea Femi­nis­ta de Cam­pi­llos, tenien­do en cuen­ta que
somos una asam­blea de ámbi­to rural cuya reper­cu­sión y accio­nes no
van más allá del mar­co de acción local o comar­cal. Además,
tenien­do en cuen­ta que no hemos sido las auto­ras mate­ria­les de esta
ima­gen y que en nin­gún momen­to hemos rea­li­za­do comen­ta­rio alguno
sobre la mis­ma, por lo que el cen­tro de los ata­ques ha sido a partir
de la inter­pre­ta­ción o alu­sión que cada per­so­na o colec­ti­vo haya
que­ri­do darle.

OCTAVO.- Que­re­mos denun­ciar los
nume­ro­sos ata­ques y agre­sio­nes ver­ba­les, insul­tos y ame­na­zas que
esta­mos reci­bien­do des­de la tar­de de ayer, tan­to en los per­fi­les de
redes socia­les de la Asam­blea Femi­nis­ta de Cam­pi­llos, como en los
per­fi­les par­ti­cu­la­res de algu­nas muje­res iden­ti­fi­ca­das como
inte­gran­tes de la mis­ma, razón que nos ha obli­ga­do, inclu­so, a tener
que des­ac­ti­var las pági­nas para dejar de reci­bir estas feroces
acu­sa­cio­nes. Acu­sa­cio­nes y agre­sio­nes a las que en nin­gún momen­to se
ha res­pon­di­do, reser­ván­do­nos, eso sí, el dere­cho de adop­tar las
accio­nes lega­les que esti­me­mos oportunas.

NOVENO.- Por últi­mo, que­re­mos agradecer
a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que nos están mos­tran­do su
soli­da­ri­dad ante esta situa­ción, ya que insis­ti­mos, nos parece
desor­bi­ta­da por los moti­vos ante­rior­men­te des­cri­tos. Aña­dien­do que,
a día de hoy, la viñe­ta sigue cir­cu­lan­do por todas las redes
socia­les y des­de múl­ti­ples luga­res del terri­to­rio del Esta­do español
y no pre­ci­sa­men­te en los espa­cios públi­cos de la Asam­blea Feminista
de Campillos.

Cam­pi­llos, 6 de junio de 2020

Latest posts by Simón Cano (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *