Esta­dos Uni­dos. La Fis­ca­lía ele­va el car­go de homi­ci­dio al poli­cía del caso Floyd y acu­sa a los otros tres ofi­cia­les involucrados

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 junio 2020

El nue­vo car­go con­tra Derek Chau­vin, homi­ci­dio en segun­do gra­do, impli­ca has­ta 40 años de cárcel

foto: El expo­licía Derek Chau­vin en la pri­sión del con­da­do de Hen­ne­pin, Minneapolis.

El Fis­cal Gene­ral de Min­ne­so­ta, Keith Elli­son, ha ele­va­do este miér­co­les los car­gos con­tra el agen­te de poli­cía Derek Chau­vin a ase­si­na­to en segun­do gra­do por la muer­te del afro­ame­ri­cano Geor­ge Floyd y tam­bién acu­só a los otros tres ofi­cia­les impli­ca­dos de ayu­dar o inci­tar un ase­si­na­to. Chau­vin, un poli­cía blan­co de 42 años que cla­vó su rodi­lla al cue­llo de Floyd duran­te casi nue­ve minu­tos has­ta que murió, había sido acu­sa­do de homi­ci­dio en ter­cer gra­do, que equi­va­le a homi­ci­dio impru­den­te, es decir, sin inten­ción. El nue­vo car­go, homi­ci­dio en segun­do gra­do, impli­ca una pena de has­ta 40 años de cárcel.

Tou
Thao, J. Ale­xan­der Kueng y Tho­mas Lane, los otros poli­cías involucrados
en el suce­so, arries­gan gas­ta 10 años en pri­sión. Thao fue grabado
impá­vi­do mien­tras Chau­vin pre­sio­na­ba el cue­llo de Floyd, quien reclamaba
que no podía res­pi­rar. Kueng fue uno de los pri­me­ros ofi­cia­les en
lle­gar a la esce­na y ayu­dó a dete­ner a Floyd. En los car­gos anteriores,
cita­dos por The Star Tri­bu­ne, deta­lla­ban que Lane apun­tó con su
arma a Floyd antes de espo­sar­lo. “Este es otro paso impor­tan­te para la
jus­ti­cia”, ha sos­te­ni­do la excan­di­da­ta pre­si­den­cial Klo­bu­char al
com­par­tir la noti­cia de los car­gos en Twitter.

Ben­ja­min
Crump, el abo­ga­do de la fami­lia Floyd, publi­có en Twit­ter que sus
clien­tes esta­ban satis­fe­chos con los nue­vos cargos.»Este es un momento
agri­dul­ce. Esta­mos pro­fun­da­men­te satis­fe­chos de que (el fis­cal) haya
toma­do medi­das deci­si­vas, arres­tan­do y acu­san­do a TODOS los oficiales
invo­lu­cra­dos», pero acla­ra­ron que Chau­vin debe­ría enfren­tar car­gos por
ase­si­na­to en pri­mer gra­do, lo que requie­re intención.

Hace poco más de una sema­na, cuan­do se vira­li­zó el vídeo del bru­tal suce­so que con­mo­cio­nó al país, la poli­cía infor­mó de que Floyd, de 46 años, había muer­to debi­do a un “inci­den­te médi­co”. Sin embar­go, la autop­sia ofi­cial del foren­se del con­da­do de Hen­ne­pin (Min­ne­so­ta) con­clu­yó el pasa­do vier­nes que la muer­te del afro­ame­ri­cano fue un homi­ci­dio. El guar­dia de segu­ri­dad falle­ció de un “fallo car­dio­pul­mo­nar” y por com­pli­ca­cio­nes debi­do a la actua­ción de la poli­cía y «la com­pre­sión sos­te­ni­da del cuello”.

El agen­te Chau­vin detu­vo a Floyd al sur de Min­nea­po­lis como sos­pe­cho­so de haber tra­ta­do de com­prar taba­co en la tien­da Cup Foods con un bille­te fal­so de 20 dóla­res. Floyd se encon­tra­ba den­tro de su coche cuan­do los poli­cías lo obli­ga­ron a salir y lo espo­sa­ron. En el sue­lo, a vis­ta de quie­nes tran­si­ta­ban y gra­ba­ban la esce­na, tres poli­cías pre­sio­na­ron su cuer­po con­tra la calle mien­tras recla­ma­ba que no podía res­pi­rar, has­ta que­dar incons­cien­te y morir minu­tos des­pués. Este jue­ves ten­drán lugar exe­quias en Min­nea­po­lis, y tam­bién en Caro­li­na del Nor­te, don­de nació Floyd. El pró­xi­mo lunes será el vela­to­rio en Hous­ton (Texas), don­de resi­de su fami­lia y al día siguien­te será el funeral.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *