Perú. Ha falle­ci­do Car­los Roman­vi­lle, perio­dis­ta y mili­tan­te inago­ta­ble por una Lati­noa­mé­ri­ca libe­ra­da /​Era inte­gran­te de ALBA Movimientos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 junio 2020

Con dolor debe­mos comu­ni­car la par­ti­da de un her­mano de lucha y cole­ga en esto de prac­ti­car un perio­dis­mo al ser­vi­cio de los más humil­des, de aque­llos y aque­llas que en el Perú y el res­to del con­ti­nen­te luchan a dia­rio para no seguir sien­do sojuz­ga­dos. Se nos fue el que­ri­do Car­los Roman­vi­lle, de la orga­ni­za­ción Alfa y Ome­ga e impul­sor de radio Cie­lo. Mili­tan­te acti­vo de la cau­sa revo­lu­cio­na­ria perua­na e inte­gran­te des­ta­ca­do del Capí­tu­lo Perú de ALBA Movimientos. 

Cón Car­los nos hemos cru­za­do en dife­ren­tes paí­ses, siem­pre en el mar­co de acti­vi­da­des del inter­na­cio­na­lis­mo soli­da­rio, apo­yan­do la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, la Cuba­na y cada uno de los pro­ce­sos libe­ra­do­re de nues­tros pue­blos. Era un hom­bre de pen­sa­mien­to crí­ti­co y accio­nar cons­tan­te. Recien­te­men­te, en ese mar­co había sido uno de los artí­fi­ces de una Escue­la de Cua­dros en Perú, y esta­ba más que entu­sias­ma­do con los resul­ta­dos inme­dia­tos de la misma.

Para su orga­ni­za­ción su par­ti­da deja un espa­cio difí­cil de lle­nar, para ALBA Movi­mien­tos per­de­mos a un cua­dro nece­sa­rio para las difí­ci­les bata­llas que se ave­ci­nan, pero nos deja el lega­do de su con­se­cuen­cia y su prác­ti­ca liberadora.

Com­pa­ñe­ro Car­los Roman­vi­lle, que­ri­do her­mano de lucha, tu siem­bra la for­ta­le­ce­re­mos con redo­blar cada vez más la mili­tan­cia por la Segun­da Inde­pen­den­cia de este con­ti­nen­te, como vos que­rías. Has­ta la Vic­to­ria Siempre.

Car­los Azná­rez, por el CONSEJO DE DIRECCION DE RESUMEN LATINOAMERICANO y la Coor­di­na­ción Polí­ti­ca del Capí­tu­lo Argen­tino de ALBA MOVIMIENTOS

  • __________________________

PUBLICAMOS UN RECIENTE ENTREVISTA A CARLOS ROMANVILLE

Car­los Romain­vi­lle: “Des­de hace mucho tiem­po tene­mos un sis­te­ma de salud colap­sa­do y en vías de privatización”

Revis­ta Trin­che­ra dia­lo­gó con el perio­dis­ta Car­los Romain­vi­lle,
Radio Cie­lo de la Repú­bli­ca del Perú y Coor­di­na­dor del Movi­mien­to Alfa y
Ome­ga, quien ana­li­za cómo está enfren­tan­do ese país al COVID-19.

¿Cuál era la situa­ción gene­ral del país pre­via a la apa­ri­ción de la pandemia?

El Perú es un país que esta sien­do víc­ti­ma de política
neo­li­be­ra­les des­de hace 30 años, por lo cual la situa­ción, des­de el
pun­to de vis­ta social, ya era bas­tan­te difí­cil por la desigualdad
gene­ra­da: un sis­te­ma de salud colap­sa­do con una epi­de­mia de Den­gue que
ya le había cos­ta­do la vida a 25 conciudadanos.

Des­de hace mucho tiem­po tene­mos un sis­te­ma de salud colap­sa­do y en
vías de pri­va­ti­za­ción. Antes de que apa­re­cie­ra el COVID-19, Vizcarra
había anun­cia­do la entre­ga de hos­pi­ta­les impor­tan­tes a la administración
del sec­tor privado.

Las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les tam­bién esta­ban avan­zan­do en la
pri­va­ti­za­ción del agua, de la edu­ca­ción, en la fle­xi­bi­li­za­ción labo­ral y
con paque­tes de recor­tes en curso. 

Si bien hoy la situa­ción ha empeo­ra­do por la pan­de­mia, lo cier­to es que la acti­tud del gobierno para enfren­tar al COVI-19, aún está enmar­ca­da en esta lógi­ca. Si bien en par­te ha habi­do algu­nas medi­das para tra­tar de palear la situa­ción, lo cier­to es que son muy pocas. Los gru­pos de poder ‑espe­cial­men­te la banca‑, siguen apro­ve­chán­do­se inclu­so de la cri­sis, lo cual en el fon­do demues­tra que Viz­ca­rra es un gober­nan­te que no tie­ne el poder ni siquie­ra para deci­dir algu­nas polí­ti­cas serias.

Si bien es cier­to que se han des­ti­na­do algu­nos bonos con la finalidad
de ayu­dar a pasar la cua­ren­te­na, éstos aún no lle­gan a esos bol­so­nes de
pobre­za bas­tan­te serios que tene­mos en nues­tro país.

El Perú, ade­más, ya se encon­tra­ba en una situa­ción de avan­ce de la
pobre­za, con un índi­ce de de niños con ane­mia muy alto (apro­xi­ma­da­men­te
el 43,5 %), un por­cen­ta­je simi­lar de des­nu­tri­ción y estan­do en el 2do
lugar en Amé­ri­ca Lati­na en can­ti­dad de casos de Tubercu­losis. Con
pro­ble­mas serios de denun­cias de con­ta­mi­na­ción mine­ra y con conflictos
socia­les en casi todo el país, en gene­ral rela­cio­na­dos a problemáticas
con el medio ambiente.

¿Cómo carac­te­ri­za­rías la acti­tud del gobierno nacio­nal para enfren­tar al COVID-19?

El Coro­na­vi­rus encuen­tra al gobierno en una situa­ción de bastante
des­cui­do del sec­tor de la salud y con una pro­le­ta­ri­za­ción de millo­nes de
perua­nos. Esta situa­ción hizo mucho más difí­cil al gobierno poder
abor­dar los pro­ble­mas que siguen sien­do estruc­tu­ra­les en nues­tro país.

Lo que Viz­ca­rra está hacien­do es tomar algu­nas medi­das para palear la
situa­ción, pero en las últi­mas decla­ra­cio­nes hubo un sin­ce­ra­mien­to de
que ya se rom­pió la posi­bi­li­dad de cubrir la situa­ción y han teni­do que
reco­no­cer que va a haber mucha gen­te que va a morir en sus casas, otros
en las calles, otros en los hos­pi­ta­les, por­que ya se rebal­só la
capa­ci­dad del sis­te­ma de salud. Inclu­so ha habi­do actos de corrup­ción en
com­pras que se han veni­do denunciando.

¿A qué le atri­buís la acti­tud adop­ta­da por el gobierno?

El gobierno de Viz­ca­rra en reali­dad es el de un pre­si­den­te que no
tie­ne un par­ti­do, que se mane­ja con algu­nos ase­so­res y que
ver­da­de­ra­men­te es muy débil como para poder afron­tar con fir­me­za las
pre­sio­nes que reci­be por par­te del sec­tor empre­sa­rial que está en
la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Ins­ti­tu­cio­nes Empresariales
Pri­va­das (CONFIEP).

La CONFIEP ha pedi­do al gobierno que se le dé la posi­bi­li­dad de
apli­car des­pi­dos masi­vos, afec­tan­do a los tra­ba­ja­do­res. El gobierno
disi­mu­la­da­men­te había dicho que se opo­nía a ello, pero terminó
acep­tan­do. Quien en reali­dad man­da en nues­tro país es el sector
empre­sa­rial y el ban­ca­rio, que tie­nen el apo­yo de los medios de
comunicación.

¿Qué efec­ti­vi­dad con­si­de­rás que tie­nen las medi­das adoptadas?

Cree­ría que no se va a poder cubrir con las expec­ta­ti­vas que se
qui­sie­ra por­que no tene­mos ni los hos­pi­ta­les, ni las camas, ni los
res­pi­ra­do­res, ni lo que se nece­si­ta para enfren­tar una pan­de­mia. Si bien
creo que nin­gún país esta­ba pre­pa­ra­do para eso, el des­cui­do aquí en el
Perú ha sido ver­da­de­ra­men­te alar­man­te. Las 500 camas que tene­mos ya
están uti­li­za­das y esa situa­ción está hacien­do que muchos contagiados
empie­cen a tra­tar­se en sus hogares.

Se está pre­vi­nien­do las muer­tes que van a venir por ello se han
con­for­ma­do coman­dos para armar fosas comu­nes. En Lam­ba­ye­que se dice que
ya están cons­tru­yen­do una. Ese tipo de medi­das ya se están tomando.
Inclu­so en algu­nas regio­nes se está dicien­do que se para la aten­ción se
les va a dar prio­ri­dad a las per­so­nas más jóve­nes que a los adul­tos. Por
esto, la efec­ti­vi­dad de las medi­das no será la que pre­vé el gobierno.

Por otro lado, el res­pe­to a la cua­ren­te­na, si bien es cier­to que un
gran por­cen­ta­je lo está cum­plien­do, hay gen­te que (alguno por
indis­ci­pli­na) por su con­di­ción de extre­ma pobre­za pre­fie­re salir y
arries­gar su vida para ganar algu­nos soles y de esa mane­ra garantizarle
el ali­men­to a su fami­lia. Hay que recor­dar que el Perú tie­ne un 70% de
tra­ba­jo infor­mal. Si bien el gobierno ha anun­cia­do un bono de 380 soles
(120 dóla­res apro­xi­ma­da­men­te), esto aún no lle­ga, hay muchas tra­bas para
que los inde­pen­dien­tes que han sido bene­fi­cia­dos (no todos lo han sido)
pue­dan reti­rar su dine­ro del ban­co. Son palea­ti­vos que de algu­na manera
ayu­dan a un sec­tor de la pobla­ción pero no toda se sien­te beneficiada.
Hay bas­tan­te des­con­ten­to y mucha gen­te quie­re salir a tra­ba­jar, pero
aho­ra se va a mul­tar y cas­ti­gar a quie­nes vio­len la cuarentena.

Algo que está preo­cu­pan­do mucho son los pena­les, don­de ya se están
repor­tan­do muchos con­ta­gia­dos. Espe­re­mos que hagan algo rápi­do. Además
se suma la pro­ble­má­ti­ca de los Pue­blos Ori­gi­na­rios que es algo de lo que
no se está hablan­do mucho aquí en el país.

¿Cuál ha sido la acti­tud de la opo­si­ción en esta
situa­ción? ¿Actua­ron con pru­den­cia y cola­bo­ran­do a mejo­rar o
apro­ve­cha­ron para gol­pear al gobierno?

No hay opo­si­ción en nues­tro país. Y si hay algo de opo­si­ción, se
apro­ve­chó polí­ti­ca­men­te des­de un sec­tor de con­gre­sis­tas que están en
cam­pa­ña para las elec­cio­nes del 2021, y que han pues­to sobre el tapete
la situa­ción de las Admi­nis­tra­do­ras de Fon­dos de Pen­sio­nes (AFP).

Si bien noso­tros somos opo­si­to­res a las AFP y que­re­mos que
des­apa­rez­can, un gru­po de par­ti­dos que no son nece­sa­ria­men­te de
izquier­da (la mayo­ría son de dere­cha) está pidien­do el reti­ro del 25% de
los fon­dos de las APF’s(cuyos due­ños ‑en nues­tro país- son los
ban­que­ros y que han veni­do per­dien­do millo­nes de soles en los últimos
tiem­pos). Hoy hay una ten­den­cia a que se devuel­va algo de lo que se
tie­ne. El gobierno no creo que aprue­be el por­cen­ta­je que se está
pidien­do, si bien ha dicho que va a tomar algu­nas medi­das res­pec­to de
ello y que des­pués de que pase la pan­de­mia se plan­tea­ría una refor­ma a
las AFP’s.

Por ser un gobierno de dere­cha y neo­li­be­ral some­ti­do a los intereses
de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les y muy espe­cial­men­te a los intereses
del gobierno de los EEUU, por ser par­te del Gru­po de los 12, no
espe­ra­mos que pue­da garan­ti­zar­le al pue­blo peruano los cam­bios que
debe­rían dar­se. Hay deba­tes que se están dan­do, pero del gobierno de
Viz­ca­rra es muy poco lo que pode­mos espe­rar. Está inten­tan­do, pero no
tie­ne la fuer­za para poder hacer­lo. Los minis­tros que lo acom­pa­ñan, la
mayo­ría de ellos son de cor­te neo­li­be­ral y por lo tan­to todo lo que se
ha veni­do hacien­do se hace pen­san­do en bene­fi­ciar prin­ci­pal­men­te a los
gran­des empre­sa­rios más que a las PyMEs. Según se dice, se iban a
inver­tir 30 mil millo­nes de dóla­res, de los cua­les solo 500 millones
serían para las peque­ñas empre­sas y el res­to para las grandotas.

Hay que ver cómo reac­cio­na la pobla­ción des­pués de todo esto, pero
enten­de­mos que esta­mos en una espe­cie de pri­sión domi­ci­lia­ria masiva,
don­de la prohi­bi­ción de reunio­nes entre otras medi­das, limi­ta el
accio­nar de los sec­to­res popu­la­res organizados.

Se dice que esto se exten­de­rá has­ta el 26 de abril y des­de ahí se
vol­ve­ría, poco a poco, a la nor­ma­li­dad, cosa que duda­mos que suceda
por­que esta­mos en la eta­pa de ascen­den­cia. Dis­cur­si­va­men­te se quiere
echar la cul­pa a quie­nes no aca­tan pero en el fon­do el pro­ble­ma es el
sis­te­ma mis­mo que se ha veni­do apli­can­do en el país, que hoy en el mundo
se ha demos­tra­do que es un fracaso. 

Esto no cam­bia­rá mien­tras no cam­bie la corre­la­ción de fuer­zas (que
lamen­ta­ble­men­te aún siguen sien­do de dere­cha en nues­tro país) y no se
cam­bien las leyes con que nos gobier­nan, esa cons­ti­tu­ción espuria
heren­cia de una dic­ta­du­ra. Lamen­ta­ble­men­te la izquier­da no está a la
altu­ra del tiem­po his­tó­ri­co que le toca vivir.

¿Cuál es la acti­tud de los empresarios?

Como ya lo diji­mos, si habla­mos de los gran­des gru­pos de poder (que
están en la CONFIEP), ellos siguen bus­can­do apro­ve­char­se de la cri­sis y
seguir hacién­do­se más ricos a cos­ta del tra­ba­jo del pue­blo peruano.

Del mis­mo modo, ¿Cómo están actuan­do los medios de comunicación?

Son pocos los medios de comu­ni­ca­ción de con­fian­za. La prensa
alter­na­ti­va o popu­lar sigue hacien­do su tra­ba­jo, algu­nos en las redes.
Pero son con­ta­dos con una mano los medios que tie­nen una pos­tu­ra al
menos crítica.

Lo que sí hay es con­sen­so, y en algu­nos medios gran­des se dice es que
las cosas no van a ser como eran y que van a tener que suce­der cambios.
Lo que hay que ver es de qué cam­bios hablan ellos y de qué cambios
habla­mos nosotros.

¿Cuá­les crees que serían las medi­das más urgen­tes que
debe­ría adop­tar el gobierno en este con­tex­to, enten­dien­do las
par­ti­cu­la­ri­da­des del país?

Hay muchas medi­das que se podrían tomar. Lamen­ta­ble­men­te es poca la
espe­ran­za de que esto suce­da. Una de ellas podría ser el no pago de la
deu­da exter­na. El Perú paga, inclu­so hace pagos ade­lan­ta­dos, y eso es
ver­da­de­ra­men­te inmoral.

Se podría recu­rrir a bus­car solu­cio­nes ver­da­de­ras como la de apoyar
al cam­pe­si­na­do que hoy está per­dien­do sus cose­chas por fal­ta de una
pla­ni­fi­ca­ción en medio de la pan­de­mia, y se podrían faci­li­tar las cosas
para que los pro­duc­tos lle­guen de mane­ra más direc­ta a los consumidores.

Otro tema sería la orga­ni­za­ción mis­ma que podría adop­tar la
pobla­ción, por­que des­de el gobierno es poco lo que se pue­de hacer porque
Viz­ca­rra es gobierno pero no tie­ne el poder. Lo que haga estará
enmar­ca­do en lo que sus ami­gos le digan. Está cla­ro que gobier­na para
las empre­sas y los gru­pos de poder.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *