Argen­ti­na. El racis­mo no solo vive en EE.UU.: En el Cha­co a los indí­ge­nas Qom los gol­pean, tor­tu­ran, abu­san y los poli­cías les gri­tan: «Indios infec­ta­dos, hay que matar­los a todos» /​El gober­na­dor solo apar­tó de su car­go a los torturadores

Por Adria­na Meyer, 3 junio 2020

Los efec­ti­vos fue­ron apar­ta­dos, pero están en sus casas. Sus com­pa­ñe­ros inten­ta­ron orga­ni­zar una «mar­cha» a su favor. El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, la minis­tra de Segu­ri­dad Sabi­na Fre­de­ric y el secre­ta­rio de Dere­chos Huma­nos Hora­cio Pie­tra­ga­lla, repu­dia­ron los hechos. «Las imá­ge­nes de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal que hemos vis­to en las últi­mas horas en el Cha­co son inacep­ta­bles», escri­bió el Presidente.

A los jóvenes los golpearon, patearon, los secuestraron y torturaron en la comisaría. 

A los jóve­nes los gol­pea­ron, patea­ron, los secues­tra­ron y tor­tu­ra­ron en la comisaría. 


Ima­gen: Revis­ta Cítrica

‘Indios infec­ta­dos, uste­des son unos mal acos­tum­bra­dos’,
nos gri­ta­ban mien­tras nos tor­tu­ra­ban cin­co poli­cías sal­tan­do sobre
nues­tros pechos». La joven qom es menor de edad, habla con mie­do, no da
su nom­bre por­que teme repre­sa­lias. Otra vez uni­for­ma­dos actúan en el
mar­co del con­trol del ais­la­mien­to social obli­ga­to­rio, en este caso en el
barrio Ban­de­ra Argen­ti­na de la loca­li­dad de Fon­ta­na, en Cha­co, don­de el
domin­go a la madru­ga­da efec­ti­vos de la poli­cía pro­vin­cial ingre­sa­ron de
mane­ra vio­len­ta a la casa de una fami­lia qom, ata­ca­ron a sus habitantes
con gol­pes de puño y palos, y los patea­ron en la cabe­za. Luego
secues­tra­ron a dos varo­nes y a dos muje­res meno­res de 18 años, y en la
comi­sa­ría las tor­tu­ra­ron, mien­tras mano­sea­ban sus cuer­pos. «Ya les tira­mos alcohol, ¿quién les pren­de fue­go?»,
decían para ate­rro­ri­zar­les con la luz apa­ga­da. Los refe­ren­tes qom
coin­ci­den en que el ata­que se da en un con­tex­to en que endil­gan a las
comu­ni­da­des indí­ge­nas «haber traí­do» el coro­na­vi­rus. El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez se pro­nun­ció por Twit­ter : «Las
imá­ge­nes de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal que hemos vis­to en las últimas
horas en el Cha­co son inacep­ta­bles. Cele­bro que el Eje­cu­ti­vo provincial
haya apar­ta­do a los efec­ti­vos, pero debe­mos tra­ba­jar más profundamente
en una pro­ble­má­ti­ca que es una deu­da de la demo­cra­cia
«, dijo.

La denun­cia pro­vino de la Mesa Mul­ti­sec­to­rial Femi­nis­ta y de la Asam­blea Per­ma­nen­te por los Dere­chos Huma­nos de Cha­co, cuyas mili­tan­tes se acer­ca­ron de inme­dia­to al lugar. La minis­tra de Segu­ri­dad de la Nación, Sabi­na Fre­de­ric, soli­ci­tó un infor­me deta­lla­do al Minis­te­rio de Jus­ti­cia y Segu­ri­dad pro­vin­cial sobre lo ocu​rri​do​.La minis­tra de Segu­ri­dad cha­que­ña, Glo­ria Sala­zar, dio lue­go una con­fe­ren­cia de pren­sa don­de ase­gu­ró que el gober­na­dor Jor­ge Capi­ta­nich dis­pu­so que los fun­cio­na­rios poli­cia­les invo­lu­cra­dos sean apar­ta­dos de la fuer­za e inves­ti­ga­dos. El secre­ta­rio de Dere­chos Huma­nos de la Nación, Hora­cio Pie­tra­ga­lla, repu­dió los hechos, a los que cali­fi­có como gra­ví­si­mos. Y la Secre­ta­ría de Dere­chos Huma­nos pro­vin­cial se pre­sen­ta­rá como que­re­llan­te en la causa.

“A los chi­cos los molie­ron a palos. Y a las chi­cas es irre­pa­ra­ble lo que les hicie­ron, solo llo­ran y tiem­blan”, con­tó a Página/​12 Daniel Rolón, inte­gran­te del Comi­té Pro­vi­so­rio Indí­ge­na por la pan­de­mia. «Noso­tras lle­ga­mos al medio­día, vimos a los chi­cos tre­men­da­men­te gol­pea­dos, a esa nena de 16 sin poder levan­tar­se de la cama, llo­ran­do y tem­blan­do. Empe­za­mos a agi­tar pidien­do con­ten­ción psi­co­ló­gi­ca y una ambu­lan­cia para esa piba que no se podía mover del dolor. Lle­gó a las 20.30, jun­to con el equi­po inter­dis­ci­pli­na­rio de la Secre­ta­ría de Dere­chos Huma­nos de la pro­vin­cia», rela­tó a este dia­rio Ceci­lia Solá, inte­gran­te de la APDH y de la MMF, jun­to con Mag­da­le­na Cor­ba­lán y Vir­gi­nia Flo­ri­to. Tam­bién inter­vino el Comi­té de Pre­ven­ción por la Tor­tu­ra con un infor­me urgen­te a la Fis­ca­lía de Dere­chos Humanos.

Es Cha­co, no Esta­dos Unidos

Duran­te la vio­len­ta irrup­ción a la vivien­da de esta fami­lia qom, los poli­cías efec­tua­ron dis­pa­ros con balas de plo­mo y de goma. «El ofi­cial Fer­nán­dez me pegó con la nue­ve en el ojo», dijo llo­ran­do Elsa Fer­nán­dez,
la madre de los jóve­nes. «El gru­po de poli­cías tomó por asal­to la casa
sin nin­gún tipo de ins­tru­men­to legal, patea­ron la puer­ta y se llevaron
pues­to todo, como se ve en el video. Le reven­ta­ron la cabe­za de un culatazo
a una seño­ra que pre­gun­ta­ba qué que­rían y saca­ron a la ras­tra a los
cua­tro jóve­nes qom”, dijo Solá, al refe­rir­se a las imá­ge­nes que difundió
revis­ta Cítri­ca

En la comi­sa­ría les apa­ga­ron la luz, les die­ron una pali­za,
los chi­cos tie­nen las caras y los cuer­pos reven­ta­dos a gol­pes y las
chi­cas hablan de abu­so, mano­seo y méto­dos de tor­tu­ra. La Poli­cía puso la
excu­sa de que cas­co­tea­ron la comi­sa­ría, aun­que hayan o no hayan
cas­co­tea­do, el gra­do de tor­tu­ra y vio­len­cia que han sufri­do esos jóvenes
y sus fami­lias es ine­na­rra­ble”, agre­gó Solá. 

En el video fil­ma­do des­de aden­tro del hogar, los poli­cías de uniforme
y de civil con armas lar­gas, entran a la casa a pesar de que un joven
hacía fuer­za con­tra la puer­ta. Lo sacan del cabe­llo y comien­zan a dar­le trom­pa­das y pata­das en todo el cuer­po.
Una chi­ca inten­ta res­ca­tar­lo de la mana­da poli­cial, sin lograr­lo, y la
gol­pean a ella tam­bién para lue­go lle­var­se dete­ni­dos, o más bien secues­tra­dos, a ambos. Elsa sigue pidien­do “bas­ta” sin cesar.

El par­te médi­co com­pro­bó las lesio­nes, a la menor de edad la pusie­ron en tra­ta­mien­to con sedan­tes por­que tie­ne estrés pos­trau­má­ti­co tras la sesión de tor­tu­ras a la que fue some­ti­da.

Los poli­cías fue­ron apar­ta­dos, pero los envia­ron a sus casas, y sus nom­bres no tras­cen­die­ron. Sus
com­pa­ñe­ros reco­rrie­ron el barrio para orga­ni­zar «una mar­cha» a su
favor, advir­tien­do a las fami­lias que cuan­do fue­ran a la comi­sa­ría no
les toma­rían nin­gu­na denun­cia futu­ra. «Fue como un aprie­te, y me llegó
un flyer de una mar­cha, fue­ron pocos pero nos asus­ta», con­tó Solá a este
dia­riom, des­de Chaco. 

Pan­de­mia, repre­sión y racismo

«La poli­cía nos tra­ta como ‘indios de mier­da’, per­dón por la palabra,
pero así se expre­san ellos. Nos dicen que esta­mos todos infec­ta­dos de
coro­na­vi­rus y que hay que matar­nos a todos. Estos mis­mos de la comisaría
ter­ce­ra, cuan­do alguien va al ban­co a cobrar su suel­do, ponen un nylon y
lo apar­tan. Nos sen­ti­mos muy dis­cri­mi­na­dos a pesar de que acá en
Caci­que Pela­yo no tene­mos ni un solo con­ta­gia­do», des­cri­bió Rolón. Y
acla­ró que sí hay con­ta­gios en el Gran Toba de Resis­ten­cia, por­que «un
her­mano se con­ta­gió en el hos­pi­tal Perran­do cuan­do fue a ope­rar­se del
apéndice». 

El refe­ren­te indí­ge­na agre­gó que «la per­se­cu­ción a la comu­ni­dad qom vie­ne des­de hace rato, sufri­mos muchos abu­sos poli­cia­les. Hace un mes le pega­ron un bala­zo en la espal­da a un chi­co de 14 años, la poli­cía no hizo nada, nos ata­ca a nosotros».

En un comu­ni­ca­do del minis­te­rio de Segu­ri­dad, el Gobierno expre­só que «la vio­len­cia ejer­ci­da por los fun­cio­na­rios poli­cia­les loca­les encua­dra den­tro de la figu­ra de ‘vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal‘ que, como ha mani­fes­ta­do Fre­de­ric des­de su pri­mer día en el Minis­te­rio Nacio­nal, serán con­de­na­das cada vez que se registren».

Con­sul­ta­do por Página/​12, Hora­cio Pie­tra­ga­lla dijo que
“des­de la secre­ta­ría no sólo nos que­da­mos con el repu­dio, hay una
inter­ven­ción acti­va en cada caso de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal que nos
lle­ga, o que nos ente­ra­mos que suce­de. La situa­ción de Cha­co es gra­ví­si­ma, todos vimos en imá­ge­nes lo que pasó.
Cele­bro el rápi­do accio­nar del gobierno de la pro­vin­cia, y que la
secre­ta­ría pro­vin­cial vaya a ser que­re­llan­te en la cau­sa”, expresó. 

El fun­cio­na­rio des­ta­có que «la gran dife­ren­cia entre antes y hoy, es
que antes había una habi­li­ta­ción polí­ti­ca en casos de violencia
ins­ti­tu­cio­nal. Hoy no vamos a per­mi­tir que haya habi­li­ta­ción polí­ti­ca.
Enten­de­mos que mien­tras haya san­ción, no solo de pasar a
dis­po­ni­bi­li­dad, sino que el poder judi­cial tam­bién actúe en consecuencia
vamos a ir por un camino don­de los casos de vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal se
den cada vez menos. Veni­mos de cua­tro años de habi­li­ta­ción polí­ti­ca en
estos caso, nece­si­ta­mos un cla­ro men­sa­je de los dis­tin­tos pode­res del
Esta­do sobre esta problemática”.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *