Bra­sil. Con casi 30 mil muer­tes, tra­ta­rán a con­ta­gia­dos con una medi­ca­ción recha­za­da por la OMS

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de junio de 2020 

La can­ti­dad de con­ta­gios ya supera el medio millón de casos y el regis­tro de muer­tos es de 29.300. La OMS ins­tó a evi­tar el uso de hidro­xi­clo­ro­qui­na, ya que no se com­pro­bó su supues­to efec­to bené­fi­co y, en cam­bio, pue­de cau­sar infar­tos y arrit­mias cardíacas.

Bra­sil superó los 500.000 casos con­fir­ma­dos de coro­na­vi­rus y que­dó al bor­de de sumar 30.000 muer­tes por la enfer­me­dad, mien­tras el gobierno infor­mó que reci­bió de Esta­dos Uni­dos dos millo­nes de dosis de hidro­xi­clo­ro­qui­na, un reme­dio des­acon­se­ja­do por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS) para tra­tar la Covid-19.

Con 16.409 casos y 480 falle­ci­mien­tos regis­tra­dos en la jor­na­da de este domin­go, Bra­sil suma­ba 514.849 con­ta­gios y 29.314 dece­sos por coro­na­vi­rus, según repor­tó el Minis­te­rio de Salud.

La can­ti­dad de nue­vas defun­cio­nes con­tras­ta con las más de 1.000 regis­tra­das entre el mar­tes y el vier­nes pasa­dos, aun­que es usual que los fines de sema­na sea menor debi­do a que enton­ces tra­ba­jan menos per­so­nas en el pro­ce­sa­mien­to de las esta­dís­ti­cas de la pandemia.

Por otro lado, el gobierno infor­mó que reci­bió dos millo­nes de dosis de hidro­xi­clo­ro­qui­na de Esta­dos Uni­dos para tra­tar a enfer­mos de coro­na­vi­rus, pese a que no es reco­men­da­do por la OMS, y anun­ció un pro­gra­ma de coope­ra­ción sani­ta­ria entre ambos paí­ses, los dos más afec­ta­dos por la pandemia.

La hidro­xi­clo­ro­qui­na, un medi­ca­men­to usa­do habi­tual­men­te para tra­tar la mala­ria, será apli­ca­da a “ayu­dar a los enfer­me­ros, médi­cos y pro­fe­sio­na­les de la salud de Bra­sil con­tra el virus” y tam­bién “para el tra­ta­mien­to de los bra­si­le­ños infec­ta­dos”, dijo la can­ci­lle­ría en un comunicado.

Esa sus­tan­cia es defen­di­da como un medi­ca­men­to efec­ti­vo con­tra el coro­na­vi­rus por los pre­si­den­tes de Bra­sil, Jair Bol­so­na­ro, y Esta­dos Uni­dos, Donald Trump, a pesar de que no exis­ten estu­dios cien­tí­fi­cos que con­fir­men esa hipótesis.

La OMS ins­tó a los gobier­nos a evi­tar su uso, pues no se com­pro­bó el supues­to efec­to bené­fi­co y, en cam­bio, se esta­ble­ció que pue­de cau­sar otros males, como arrit­mias car­día­cas y even­tua­les infartos.

La nota de la can­ci­lle­ría agre­gó que Esta­dos Uni­dos se com­pro­me­tió a donar al país 1.000 res­pi­ra­do­res en el con­tex­to de la “anti­gua coope­ra­ción bila­te­ral en mate­ria de salud”.

Bra­sil y Esta­dos Uni­dos “con­ti­nua­rán en una estre­cha coor­di­na­ción en la lucha con­tra la pan­de­mia”, así como “en la res­pues­ta regio­nal en cur­so para sal­va­guar­dar la salud públi­ca” y en “limi­tar toda­vía más la dise­mi­na­ción del coro­na­vi­rus”, con­clu­yó el documento.

Pese a que Bra­sil es el segun­do país con más con­ta­gios de coro­na­vi­rus y el cuar­to con más muer­tes por esa enfer­me­dad en todo el mun­do, muchas de sus regio­nes con­fir­ma­ron que maña­na comen­za­rán a rela­jar las medi­das adop­ta­das en los últi­mos dos meses para con­te­ner la pro­pa­ga­ción del virus.

Entre ellas figu­ra el esta­do San Pablo, el más rico y pobla­do del país, y el que más casos y falle­ci­mien­tos por coro­na­vi­rus regis­tra den­tro de Brasil.

* Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *