Argen­ti­na. Migran­tes vene­zo­la­nos recla­man a Can­ci­lle­ría que ges­tio­ne con Cara­cas el regre­so a su país

Por Alber­to López Giron­do 1 de Junio de 2020 

Vinie­ron por la cri­sis en Vene­zue­la pero ahora
pade­cen las con­se­cuen­cias de la cua­ren­te­na: sin tra­ba­jo, no pue­den pagar
el alqui­ler y ade­más, la emba­ja­da está cerra­da lue­go de que Macri
reco­no­ció a Guai­dó como pre­si­den­te. «No que­re­mos ser una car­ga para el
gobierno argen­tino», dicen. «En nues­tro país tene­mos a los afec­tos y
dón­de vivir».

Vene­zo­la­nos que habían emi­gra­do a Argen­ti­na por la
cri­sis eco­nó­mi­ca que se vive en el país boli­va­riano, le piden a la
can­ci­lle­ría que inter­ce­da con Cara­cas para ser repa­tria­dos, por la
cri­sis que pade­cen acá a raíz de la pan­de­mia. “No que­re­mos ser una carga
para el gobierno argen­tino”, cuen­ta Lenys Patri­cia Agui­le­ra Suá­rez, que
ofi­cia como coor­di­na­do­ra de un gru­po de cer­ca de 700 con­na­cio­na­les a la
espe­ra del regre­so. Entre ellos, hay 277 que esta­ban de visi­ta y con
pasa­je com­pra­do cuan­do se decre­tó la cua­ren­te­na y no pue­den volver
por­que las aero­lí­neas están paradas.

En una car­ta que man­da­ron al minis­tro de Rela­cio­nes Exteriores,
Feli­pe Solá, le cuen­tan que “un gru­po de nues­tra comu­ni­dad vene­zo­la­na se
encuen­tra en situa­ción de extre­ma vul­ne­ra­bi­li­dad y par­te de ese grupo
que men­cio­na­mos somos en estos momen­tos los que le escribimos”. 

La misi­va agre­ga que un cifra impor­tan­te de venezolanos
resi­den­tes en Argen­ti­na ‑si bien la mayo­ría está en Bue­nos Aires, los
hay de todo el país- “no tie­nen los recur­sos eco­nó­mi­cos para adqui­rir un
bole­to de regre­so, ya que ni siquie­ra está con­tan­do con los recursos
eco­nó­mi­cos para sobre­vi­vir en estos tiempos”.

En el caso con­cre­to de Agui­le­ra Suá­rez, ella dice que allá era
con­ta­dor públi­co y acá hacía tra­ba­jos “en negro” en casas particulares.
Pero ya no pue­de seguir sos­te­nien­do un alqui­ler y enfren­ta la pre­sión de
que­dar en la calle en cual­quier momen­to, cuan­do toda­vía no lle­gó todo
el rigor del invierno. “Al menos en Vene­zue­la ten­go fami­lia y una
vivien­da”, resume.

La car­ta a Solá rela­ta que en medio de la cua­ren­te­na, a la mayo­ría de
los vene­zo­la­nos “les cues­ta cada vez más con­se­guir ali­men­tos, otros no
cuen­tan con un DNI o ni siquie­ra con una (resi­den­cia) pre­ca­ria y algunos
ya se encuen­tran en situa­ción de calle o en alber­gues transitorios.
Sen­ti­mos que esta­mos que­dan­do expues­tos al con­ta­gio del Coro­na­vi­rus y no
tene­mos a quien acu­dir para sol­ven­tar nues­tra situación”.

Para col­mo de males, la emba­ja­da de la República
Boli­va­ria­na, ubi­ca­da en el barrio por­te­ño de Paler­mo, encuen­tra cerra­da y
no tie­nen con quién hablar. “No hay per­so­nal que pue­da aten­der nuestras
nece­si­da­des”, afirman,

Es que duran­te la admi­nis­tra­ción de Mau­ri­cio Macri, en el mar­co de la
ofen­si­va de la Casa Blan­ca, gobier­nos de dere­cha lati­no­ame­ri­ca­nos y la
OEA con­tra el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, se reco­no­ció como man­da­ta­rio al
dipu­tado Juan Guai­dó y como repre­sen­tan­te emn Bue­nos Aires a Elisa
Trotta. 

Pero Guai­dó nun­ca tuvo con­trol del apa­ra­to esta­tal. En estas
cir­cuns­tan­cias, el úni­co que pue­de hacer­se car­go de la repa­tria­ción es
el gobierno de Maduro. 

“El úni­co medio de con­tac­to que tene­mos con nues­tro gobierno es
median­te un correo elec­tró­ni­co del des­pa­cho del Emba­ja­dor, empla­za­do por
ellos, ‑des­ta­ca el tex­to envia­do a Solá- don­de la úni­ca res­pues­ta que
hemos reci­bi­do es que nos regis­tra­ron en un lis­ta­do de vara­dos en
Argen­ti­na, y que ellos solo espe­ran algu­na ins­truc­ción des­de Caracas”.

A con­ti­nua­ción seña­lan que “dichas res­pues­tas evi­den­te­men­te reflejan
lo des­pro­te­gi­dos que nos encon­tra­mos en estos momen­tos; mere­ce­mos ser
escu­cha­dos y aten­di­dos. Sabe­mos que no hay Emba­ja­dor y no tene­mos cómo
comu­ni­car­nos con Can­ci­lle­ría en Caracas”.

Por tal razón, le piden a las auto­ri­da­des argen­ti­nas, que des­de la
lle­ga­da de Alber­to Fer­nán­dez a la Casa Rosa­da inten­ta pro­mo­ver una
sali­da civi­li­za­da para la cri­sis vene­zo­la­na, que medien para “la
habi­li­ta­ción de un canal huma­ni­ta­rio que nos per­mi­ta regre­sar a nuestros
hoga­res por medio del «Plan Vuel­ta a la Patria» del gobierno venezolano
y tener la tran­qui­li­dad de estar rodea­dos de nues­tros afectos”.

Des­de que comen­zó a rodar este pedi­do, que se cana­li­za a tra­vés del celu­lar 11 5744 6408, cuen­ta Agui­le­ra Suá­rez, se fue­ron incre­men­tan­do los pedi­dos de “Vene­zo­la­nos vara­dos en argentina”.

fuen­te: Tiem­po Argentino

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *