Cuba. Las emba­ja­das yan­quis y los guar­da­es­pal­das del amo

Cuba, Raúl Anto­nio Capo­te, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de mayo del 2020

El inves­ti­ga­dor
social y escri­tor naci­do en Argen­ti­na Mar­ce­lo Colus­si, escri­bió «no debemos
olvi­dar nun­ca que el enemi­go no es el guar­da­es­pal­das del amo: sigue sien­do el
amo».

El amo entre­nó a
los ejér­ci­tos lati­no­ame­ri­ca­nos en la Escue­la de las Amé­ri­cas en Pana­má, por
años sede del Coman­do Sur de las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses, no para enfrentar
agre­sio­nes exter­nas, los pre­pa­ró para enfren­tar al pue­blo, fue­ron entre­na­dos en
los más des­pia­da­dos méto­dos de gue­rra sucia, fue­ron ense­ña­dos a matar, violar,
tor­tu­rar, aterrorizar.

Cuan­do cambiaron
los tiem­pos y la ame­na­za real de que el enfren­ta­mien­to popu­lar a las dictaduras
lle­va­ra a una radi­ca­li­za­ción de la lucha, que con­du­je­ra a procesos
revo­lu­cio­na­rios pro­fun­dos, media­ti­za­ron esos pro­ce­sos, logra­ron sal­var las
esen­cias de su poder en el con­ti­nen­te y los mili­ta­res regre­sa­ron a los
cuarteles.

Las lla­ma­das transiciones
a la demo­cra­cia pre­ser­va­ron el poder de las éli­tes, duran­te unos años, todo les
fue bien, pero Vene­zue­la dio la cla­ri­na­da y de nue­vo «el yugo lan­zó», los demás
pue­blos siguien­do el ejem­plo de Cara­cas, comen­za­ron a cam­biar la realidad
pre­con­ce­bi­da por el amo.

El amo había
exi­gi­do ceñu­do «No más Cubas» y la peque­ña isla se mul­ti­pli­ca­ba rebel­de por
todas par­tes. Vene­zue­la, Ecua­dor, Boli­via, Argen­ti­na, Bra­sil, Nicaragua,
lide­ra­ron el pro­ce­so de cam­bios pro­gre­sis­tas, den­tro de las estruc­tu­ras del
esta­do burgués.

Pero no pueden
haber cam­bios revo­lu­cio­na­rios per­ma­nen­tes sin edu­ca­ción polí­ti­ca, no es solo
dar, es com­pro­me­ter, edu­car, hacer par­tí­ci­pes de los cam­bios a las amplias
masas del pue­blo, sec­to­res impor­tan­tes de la cla­se media y los pequeños
bur­gue­ses, muchos de ellos sur­gi­dos gra­cias al desa­rro­llo eco­nó­mi­co alcanzado
en los años de la pri­ma­ve­ra pro­gre­sis­ta, se vol­vie­ron enemi­gos acé­rri­mos de los
gobier­nos de izquier­da, a los que comen­za­ron a ver como el impe­di­men­to a sus
ansias de lle­gar a la cum­bre y con­ver­tir­se en par­te de la oligarquía.

Una «ines­pe­ra­da»
con­tra­rre­vo­lu­ción con­ser­va­do­ra, sobre la base de una estra­te­gia bien concebida
por el amo, comen­zó a actuar con éxi­to, ini­ció la recon­quis­ta neoliberal.

Las emba­ja­das
esta­dou­ni­den­ses, con amplia tra­di­ción en gol­pes de esta­do y sub­ver­sión política,
Para­guay 1954, Gua­te­ma­la 1954, Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na 1963, Bra­sil 1964,
Argen­ti­na 1976, Boli­via 1971, Uru­guay 1973, Chi­le 1973, se con­vir­tie­ron en la
base logís­ti­ca e ideo­ló­gi­ca de la ofensiva.

Hoy los pue­blos se
alzan con­tra los pro­yec­tos neo­li­be­ra­les, la dere­cha lati­no­ame­ri­ca­na no tuvo
otro expe­dien­te que apli­car, al lle­gar al poder hicie­ron lo de siem­pre, no hubo
pro­pues­ta nue­va, ni inten­to nacio­na­lis­ta autén­ti­co, la gen­te vol­vió a sen­tir el
peso del yugo.

El pue­blo chileno,
ciu­da­da­nos de la vitri­na neo­li­be­ral del oasis capi­ta­lis­ta, se levan­ta, y de
nue­vo salen los guar­da­es­pal­das del amo a repri­mir, Boli­via se rebe­la, los
pue­blos ori­gi­na­rios pelean en las calles con­tra la trai­ción, el amo tiene
miedo.

El enemi­go, sigue
sien­do el amo al nor­te del Río Bra­vo, que se nie­ga a acep­tar que los tiempos
han cam­bia­do, su éli­te caver­ní­co­la e igno­ran­te no pue­de enten­der que nada podrá
dete­ner la mar­cha de la historia.

El enemi­go ver­da­de­ro no es el guar­da­es­pal­das del amo: sigue sien­do el amo, pero eso no exclu­ye la res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca de quie­nes usan las armas con­tra el pue­blo al que deben defender.

Toma­do de Gran­ma (Cola­bo­ra­ción de RC)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *