Colom­bia. ¡Defen­da­mos la sobe­ra­nía nacio­nal! Comu­ni­ca­do con­jun­to de orga­ni­za­cio­nes campesinas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de mayo de 2020 

Como una mues­tra más de la entre­ga del país a intere­ses extran­je­ros, el gobierno anti­na­cio­nal de Iván Duque anun­cia la lle­ga­da a Colom­bia de la Misión SBAF, bri­ga­da mili­tar esta­dou­ni­den­se de supues­to com­ba­te con­tra el nar­co­trá­fi­co. Esta deci­sión es un paso más en direc­ción a una mayor depen­den­cia de las fuer­zas arma­das de Colom­bia a las direc­tri­ces nor­te­ame­ri­ca­nas y una puña­la­da a la inde­pen­den­cia nacional.

Así mis­mo, sig­ni­fi­ca un mayor invo­lu­cra­mien­to en los pla­nes de agre­sión a la her­ma­na Repú­bli­ca de Vene­zue­la que se han incre­men­ta­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en los últi­mos meses.

Sor­pren­de la dili­gen­cia y rapi­dez con las que el eje­cu­ti­vo obe­de­ce las órde­nes de los Esta­dos Uni­dos, mien­tras se nie­ga a rea­li­zar cual­quier ges­tión diri­gi­da a un tra­ba­jo con­jun­to con el gobierno de Vene­zue­la para aten­der la pobla­ción migran­te, la pro­ble­má­ti­ca de la pan­de­mia en la fron­te­ra y ni siquie­ra se toma el tra­ba­jo de recu­pe­rar las embar­ca­cio­nes de la Arma­da que coin­ci­den­cial­men­te con la frus­tra­da incur­sión de mer­ce­na­rios fue­ron a dar a terri­to­rio venezolano.

Aler­ta­mos a la pobla­ción y en ella a los movi­mien­tos campesinos,
popu­la­res y socia­les sobre el peli­gro que se cier­ne sobre Colom­bia y la
región con esta nue­va medi­da antipatriótica.

Ade­más de aten­tar con­tra la inde­pen­den­cia nacio­nal, la pre­sen­cia de
mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos impli­ca vio­la­ción a las normas
cons­ti­tu­cio­na­les que exi­gen per­mi­so del Sena­do para el ingre­so de tropas
extranjeras.

No es con más sol­da­dos, mucho menos si son aje­nos a nuestra
nacio­na­li­dad y cul­tu­ra, como se resol­ve­rá el pro­ble­ma de las dro­gas de
uso ilí­ci­to. Ade­más de ofen­si­va e ile­gal esa pre­sen­cia exa­cer­ba la
con­flic­ti­vi­dad social y pone en más ries­go de con­ta­gio del virus
Covid-19 a las comunidades.

No enten­de­mos que mien­tras se res­trin­ge el movi­mien­to de per­so­nas al
inte­rior del país, des­de y hacia el exte­rior, se fomen­te el ingre­so de
per­so­nal pro­ve­nien­te del país que pre­sen­ta el mayor núme­ro de casos en
el mun­do y que por su con­cen­tra­ción en uni­da­des cas­tren­ses tie­ne más
posi­bi­li­da­des de contagio.

Se dice que la per­ma­nen­cia de la bri­ga­da sería por cua­tro meses, pero
dados los ante­ce­den­tes de toda índo­le, es de temer que ape­nas sea la
cuo­ta ini­cial de una pre­sen­cia permanente.

En Colom­bia nada hay más dura­de­ro que lo pro­vi­sio­nal y excepcional.
Por eso lo indi­ca­do es evi­tar de entra­da este tipo de intro­mi­sión en
nues­tros asun­tos internos.

El invo­lu­cra­mien­to mili­tar de poten­cias extran­je­ras es otro factor
que debi­li­ta aún más los ya frá­gi­les acuer­dos de paz, reiteradamente
incum­pli­dos por el eje­cu­ti­vo y crea más ele­men­tos de con­flic­to en una
nación que anhe­la vol­tear la pági­na de la gue­rra fratricida.

Al gobierno de los Esta­dos Uni­dos de Nor­te Amé­ri­ca le pedi­mos que
dedi­que sus esfuer­zos al com­ba­te con­tra las redes de trá­fi­co de dro­gas y
de lava­do de acti­vos en su pro­pio país y que en el nues­tro con­tri­bu­ya a
los pro­gra­mas alter­na­ti­vos de sus­ti­tu­ción de cul­ti­vos de uso ilí­ci­to, a
la defen­sa del medio ambien­te, en defi­ni­ti­va a la paz y no a la guerra,
en un mar­co de res­pe­to a nues­tra auto­no­mía y a la dig­ni­dad nacional.
Así mis­mo, que no invo­lu­cre a nues­tro país en sus pro­gra­mas militaristas
de domi­nio mundial.

Con­vo­ca­mos a todos los sec­to­res polí­ti­cos, socia­les y al pueblo
colom­biano en gene­ral a pro­nun­ciar­se con­tra este nue­vo atro­pe­llo a la
sobe­ra­nía nacional.

Es hora de rea­li­zar accio­nes socia­les y lega­les, uni­das a la más
amplia pro­tes­ta y movi­li­za­ción en defen­sa de la inde­pen­den­cia y la paz
de Colombia.

Cum­bre Agra­ria, Cam­pe­si­na, Étni­ca y Popular

Bogo­tá, 28 de mayo de 2020.

Orga­ni­za­ción Nacio­nal indí­ge­na de Colom­bia (ONIC), Con­gre­so de los
Pue­blos, Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio (CNA), Mesa de Inter­lo­cu­ción y
Acuer­do (MIA), Fede­ra­ción Nacio­nal Sin­di­cal Uni­ta­ria Agropecuaria
(FENSUAGRO), Mesa de Uni­dad Agra­ria (MUA), Movi­mien­to Social y Político
Mar­cha Patrió­ti­ca, Aso­cia­ción Nacio­nal de Zonas de Reser­va Campesina
(ANZORC), Aso­cia­ción Cam­pe­si­na Popu­lar (ASOCAMPO), Coa­li­ción de
Movi­mien­tos y Orga­ni­za­cio­nes Socia­les de Colom­bia (COMOSOC), Movimiento
por la Cons­ti­tu­yen­te Popu­lar (MCP), Aso­cia­ción Nacio­nal Campesina
(ASONALCAM), Pro­ce­so de Comu­ni­da­des Negras (PCN), Auto­ri­dad Nacional
Afro­co­lom­bia­na (ANAFRO), Movi­mien­to Nacio­nal Ríos Vivos, Aso­cia­ción de
Con­se­jos Comu­ni­ta­rios del Nor­te del Cau­ca (ACONC).

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *