Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na. Memo­ria, a 30 años de los crí­me­nes del dic­ta­dor Rafael Trujillo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de mayo de 2020

Alre­de­dor de 50.000 per­so­nas fue­ron ase­si­na­das duran­te los 30 años del régi­men de Rafal Leó­ni­das Tru­ji­llo en la Repú­bli­ca Dominicana.

El 30 de mayo de 1961 fue ase­si­na­do en San­to Domin­go (Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na) Rafael Tru­ji­llo, con­si­de­ra­do uno de los dic­ta­do­res más san­grien­tos de Amé­ri­ca Lati­na, quien estu­vo al man­do del país cari­be­ño por más de 30 años. 

Sus tres déca­das de régi­men, que con­ta­ron con el apo­yo de los Esta­dos Uni­dos, se carac­te­ri­za­ron por la vio­len­ta repre­sión a toda opo­si­ción, refle­ja­da en miles de ase­si­na­tos, des­apa­ri­cio­nes, tor­tu­ras, per­se­cu­cio­nes, vio­la­cio­nes, exi­lios y diver­sos crí­me­nes de lesa humanidad.

¿Cuán­tas víc­ti­mas tuvo la dic­ta­du­ra de Trujillo?

Más de 50.000 per­so­nas fue­ron ase­si­na­das duran­te su régi­men, entre las que se cuen­tan 17.000 hai­tia­nos resi­den­tes en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, a los que man­dó a matar en 1937 en la lla­ma­da «Matan­za del Pere­jil»; el secues­tro, tor­tu­ra y ase­si­na­to del exi­lia­do vas­co Jesús Galín­dez; o el ase­si­na­to de las tres her­ma­nas acti­vis­tas polí­ti­cas Miner­va, Patria y María Tere­sa Mirabal.

Ade­más, la per­se­cu­ción con­tra el enton­ces pre­si­den­te de Vene­zue­la, Rómu­lo Betan­court, lue­go que este denun­cia­ra la dic­ta­du­ra de Tru­ji­llo en la Cum­bre de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) en 1948 y se vol­vie­ra uno de sus más acé­rri­mos detractores.

Tru­ji­llo inten­tó matar­lo varias veces. El pri­mer aten­ta­do ocu­rrió en 1953 y el últi­mo de ellos en junio de 1960, cuan­do orde­nó ins­ta­lar un auto car­ga­do de dina­mi­ta que esta­lló al paso de la cara­va­na pre­si­den­cial duran­te una cele­bra­ción nacional.

¿Hubo jus­ti­cia para las víctimas?

Tru­ji­llo nun­ca fue juz­ga­do fue­ra ni den­tro de su país. Sin embar­go, en la noche del mar­tes 30 de mayo de 1961, en la carre­te­ra que une San­to Domin­go con San Cris­tó­bal, su auto fue embos­ca­do por un gru­po de 11 hom­bres armados.

Los impli­ca­dos fue­ron Modes­to Díaz, Sal­va­dor Estre­lla Sadha­lá, Anto­nio de la Maza, Ama­do Gar­cía Gue­rre­ro, Manuel «Tun­ti» Cáce­res Michel, Juan Tomás Díaz, Rober­to Pas­to­ri­za, Luis Amia­ma Tió, Anto­nio Imbert Barre­ra, Pedro Livio Cede­ño y Huás­car Tejeda.

El vehícu­lo del dic­ta­dor reci­bió más de 60 impac­tos de bala de diver­sos cali­bres, de los cua­les, Tru­ji­llo reci­bió sie­te, lo que le pro­vo­có la muerte.

Así que­dó el auto­mó­vil de Rafael Tru­ji­llo tras el ajus­ti­cia­mien­to. FUENTE: Archi­vo TeleSUR

Las víc­ti­mas hoy

En 2017, el Archi­vo Gene­ral de la Nación pre­sen­tó el «Catá­lo­go de víc­ti­mas de la dic­ta­du­ra de Tru­ji­llo», tras inves­ti­gar y reco­ger miles de casos extraí­dos de repor­tes, corres­pon­den­cias, infor­mes con­fi­den­cia­les, inte­rro­ga­to­rios y otros ofi­cios del Ejér­ci­to Nacio­nal, la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca, otros esta­men­tos del Esta­do y la pren­sa nacio­nal e inter­na­cio­nal. El docu­men­to hoy está dis­po­ni­ble para la con­sul­ta de toda la población.

Asi­mis­mo, se reali­zó un encuen­tro de víc­ti­mas de Tru­ji­llo en la capi­tal domi­ni­ca­na, en la que hijos y nie­tos de tor­tu­ra­dos, ase­si­na­dos, des­apa­re­ci­dos y per­se­gui­dos com­par­tie­ron su tes­ti­mo­nio con cien­tos de per­so­nas que lle­ga­ron al con­ver­sa­to­rio «Hijos: yo te cuento».

El Museo Memo­rial de la Resis­ten­cia, orga­ni­za­dor del even­to, fue el pri­me­ro en mani­fes­tar el sufri­mien­to que gene­ra­ron las vio­la­cio­nes en del régi­men dic­ta­to­rial en niños y ado­les­cen­tes. «La socie­dad domi­ni­ca­na tie­ne que asu­mir los crí­me­nes ocu­rri­dos y hacer­los par­te de su con­cien­cia públi­ca y de esa mane­ra avan­zar hacia ade­lan­te», afir­mó su direc­to­ra, Lui­sa de Peña.

* Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *