El “mayor con­fi­na­mien­to del mun­do” deja un enor­me ras­tro de pobre­za – La otra Andalucía

Según los datos publi­ca­dos por el Cen­tro de Moni­to­reo Eco­nó­mi­co de la India (CMIE), solo en abril, apro­xi­ma­da­men­te 122 millo­nes de indios que­da­ron sin tra­ba­jo. El sec­tor infor­mal es el más afec­ta­do. El Ban­co Mun­dial esti­ma que 49 millo­nes de per­so­nas en todo el mun­do vivi­rán en “extre­ma pobre­za”, con 1,7 euros o menos por día, como resul­ta­do direc­to de la “des­truc­ción de la eco­no­mía” en el con­tex­to de pan­de­mia, con la expec­ta­ti­va de que 12 millo­nes de per­so­nas en India “serán empu­ja­das” a la miseria.

Sita­ram Yechury, secre­ta­rio gene­ral del Par­ti­do Comu­nis­ta de la India (mar­xis­ta) – PCI (M) – ha acu­sa­do al pri­mer minis­tro indio, Naren­dra Modi, de haber decre­ta­do “una cua­ren­te­na uni­la­te­ral y no pla­ni­fi­ca­da en el últi­mo minu­to” y “aho­ra sin saber cómo ter­mi­nar­lo cien­tí­fi­ca­men­te ». “El cos­to”, dice, “está a car­go de millo­nes de indios”. El líder comu­nis­ta es una de las muchas voces que cri­ti­can la cua­ren­te­na vigen­te des­de el 25 de mar­zo y que el escri­tor Arundha­ti Roy cali­fi­có, en el Finan­cial Times , como “el encie­rro más puni­ti­vo y mal pla­ni­fi­ca­do del mundo”.

En decla­ra­cio­nes a bloom​berg​.com , Ash­wa­jit Singh, direc­tor eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía IPE Glo­bal, dijo que no espe­ra­ba una mejo­ra en la tasa de des­em­pleo este año y dijo que “más per­so­nas podrían morir de ham­bre que por el virus”.

Pre­ca­rios y pobres, los que más sufren

Con la entra­da en vigor del con­fi­na­mien­to el 25 de mar­zo, millo­nes de tra­ba­ja­do­res, depen­dien­tes de los ingre­sos dia­rios y que se encon­tra­ban sin tra­ba­jo esta­ble, inten­ta­ron aban­do­nar las gran­des ciu­da­des y regre­sar a sus luga­res de ori­gen. Las imá­ge­nes de los migran­tes lle­nan­do de tre­nes, auto­bu­ses y camio­nes reco­rrie­ron el mundo.

Muchos via­ja­ron cien­tos de kiló­me­tros a pie y, para esca­par de la poli­cía, que los gol­pea­ba con fuer­za, siguie­ron las líneas de ferro­ca­rril, a lo lar­go de ríos y arro­yos, con pesa­das bol­sas en la espalda.

En abril y tam­bién mayo, se repi­tie­ron las cara­va­nas de estos tra­ba­ja­do­res, huyen­do del ham­bre y el des­em­pleo. Sin embar­go, como ha sub­ra­ya­do algún medio, la mayo­ría de estos tra­ba­ja­do­res no encuen­tran medios de sub­sis­ten­cia en el cam­po y, a pesar de la pre­ca­rie­dad y explo­ta­ción a la que están suje­tos en los cen­tros urba­nos, ter­mi­na­rán regre­san­do a las ciudades.

Este es el caso de Abdul Kareem, quien, des­pués de estar des­em­plea­do en Nue­va Delhi, con la cua­ren­te­na, via­jó con dos hijos y su espo­sa a su aldea, en el esta­do de Uttar Pra­desh. Aho­ra sus aho­rros, 9000 rupias (107 euros), ya se han gas­ta­do. Por lo tan­to, Kareem está segu­ro de que vol­ve­rá, inclu­so “sin saber cómo será la situa­ción labo­ral en Delhi cuan­do regrese”.

Fuen­te: www​.abri​la​bril​.pt

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *