Bra­sil. ¿Por qué Bol­so­na­ro bus­ca alian­za con cen­tão, un gru­po que con­si­de­ró «lo peor»?

Por Caro­li­ne Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 29 de mayo de 2020 

Des­de su cam­pa­ña pre­si­den­cial en las elec­cio­nes de 2018, Jair Bol­so­na­ro ha cri­ti­ca­do el blo­que de par­ti­dos cono­ci­do como el «cen­tro» del Con­gre­so Nacional.

Cuan­do el enton­ces can­di­da­to para el Par­ti­do de la social­de­mo­cra­cia bra­si­le­ña (PSDB), Geral­do Alck­min, reci­bió el apo­yo del blo­que, el capi­tán reti­ra­do decla­ró que el tucán se había rodea­do «de lo peor» de la polí­ti­ca brasileña.

Del mis­mo modo, en una entre­vis­ta con Band en julio de 2018, Bol­so­na­ro dijo que las nego­cia­cio­nes con el cen­tão como una for­ma de «ase­gu­rar la gober­nan­za» debe­rían ter­mi­nar. “O nos rom­pe­mos o no lo hace­mos. «Ah, pero revo­ca­rán tu man­da­to y pedi­rán la des­ti­tu­ción». No será por defec­to o corrup­ción. Este es el men­sa­je que estoy dando «.

Sin embar­go, des­de las elec­cio­nes de 2018 has­ta el pri­mer semes­tre de 2020, el tono cam­bió: Bol­so­na­ro ya no pare­ce cri­ti­car al blo­que de par­la­men­ta­rios. Por el con­tra­rio, para aumen­tar su base de apo­yo en el Con­gre­so Nacio­nal, comien­za a sub­di­vi­dir los orga­nis­mos guber­na­men­ta­les de segun­do nivel , lo que ya ha ocu­rri­do en algu­nos nom­bra­mien­tos vin­cu­la­dos al cen­tão, des­de prin­ci­pios de mayo. 

En el Minis­te­rio de Edu­ca­ción, Garigham Ama­ran­te Pin­to fue desig­na­do a la Direc­ción de Accio­nes Edu­ca­ti­vas del Fon­do Nacio­nal de Desa­rro­llo Edu­ca­ti­vo (FNDE), cuyo pre­su­pues­to es de R $ 55 mil millo­nes. Pin­to tie­ne como patro­ci­na­do­res polí­ti­cos al dipu­tado fede­ral Welling­ton Rober­to (PL-PB) y Val­de­mar Cos­ta Neto, ex dipu­tado fede­ral y ex líder del acró­ni­mo duran­te 13 años.

Para el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Regio­nal, el líder del Par­ti­do Pro­gre­sis­ta, Arthur Lira (AL), y el sena­dor del acró­ni­mo, Ciro Noguei­ra (PI), patro­ci­na­ron a Tia­go Pon­tes de Quei­roz a la Secre­ta­ría Nacio­nal de Movi­li­dad, quien será el admi­nis­tra­dor de un pre­su­pues­to. R $ 17,2 mil millones.

En el Depar­ta­men­to Nacio­nal de Obras con­tra la Sequía (Dnocs) del Minis­te­rio, Fer­nan­do Mar­con­des Araú­jo Leão, tam­bién desig­na­do por Lira y el dipu­tado Sebas­tião Oli­vei­ra (PL-PI), admi­nis­tra­rá un fon­do de R $ 1 mil millones.

Para la Super­in­ten­den­cia de Tre­nes Urba­nos en Reci­fe, Car­los Fer­nan­do Ferrei­ra da Sil­va Filho admi­nis­tra­rá R $ 1,1 mil millo­nes, como lo indi­có el líder del Par­ti­do Social Cris­tiano en la Cáma­ra (PSC), André Ferrei­ra (PE). 

Jun­tos, solo las cua­tro nomi­na­cio­nes del cen­tro admi­nis­tra­rán R $ 74,6 mil millo­nes en recur­sos públi­cos, sin con­tar las nomi­na­cio­nes para el Con­se­jo de la Cen­tral Hidro­eléc­tri­ca Itai­pu Bina­cio­nal del ex minis­tro de gobierno de Michel Temer, Car­los Marun , y el ex dipu­tado fede­ral, José Car­los Ale­luia (DEM-BA), men­cio­na­do en el infor­me Odebrecht. 

¿Cuál es la opi­nión de los par­la­men­ta­rios sobre la rela­ción de Bol­so­na­ro con el centão?

El dipu­tado fede­ral João Cam­pos (GO), del Par­ti­do Repu­bli­cano, un acró­ni­mo con­si­de­ra­do por muchos como miem­bro del blo­que, eva­lúa el cam­bio de tono con «un buen ojo, de mane­ra posi­ti­va» y con­si­de­ra que «ocu­rre a favor del país».

Argu­men­ta que este tipo de alian­za ocu­rre en todas las demo­cra­cias del mun­do y aquí no sería dife­ren­te, prin­ci­pal­men­te debi­do al hecho de que «los par­ti­dos lla­ma­dos par­ti­dos cen­tão son de dere­cha o de cen­tro dere­cha, por lo que son par­ti­dos que, de algu­na mane­ra , des­de el pun­to de vis­ta, por lo tan­to, de ideo­lo­gía, tie­nen iden­ti­fi­ca­ción con lo que defien­de el Pre­si­den­te de la República ”.

Otro dipu­tado fede­ral de un par­ti­do con­si­de­ra­do en el cen­tro, Ricar­do Barros (PR), del Par­ti­do Pro­gre­sis­ta (PP), dice que Bol­so­na­ro se dio cuen­ta de que gober­nar con fren­tes par­la­men­ta­rios «no resuel­ve el pro­ble­ma de la arti­cu­la­ción del gobierno» y argu­men­ta que es nece­sa­rio hablar direc­ta­men­te con los par­ti­dos y líde­res de las siglas.

En febre­ro de 2019, Barros ya había pro­nun­cia­do sobre el tema, rela­cio­na­do con la gober­nan­za, al publi­car en su per­fil en Twit­ter a Bol­so­na­ro: «escu­char lo que los líde­res del Con­gre­so ya han expre­sa­do ayu­da­ría mucho para un Bra­sil mejor», en el momen­to de votar sobre la refor­ma de pen­sio­nes y el paque­te con­tra el crimen.

Barros, quien tam­bién fue Minis­tro de Salud en el gobierno de Michel Temer, dice, sin embar­go, que «en la prác­ti­ca no hay cam­bios en el com­por­ta­mien­to del pre­si­den­te» en su rela­ción con el parlamento.

«Solo en lugar de que esta rela­ción sea con los fren­tes par­la­men­ta­rios es con los par­ti­dos, pero él ya había esta­do rela­cio­nan­do y hacien­do esta arti­cu­la­ción y aso­cia­ción con ex par­la­men­ta­rios y per­so­nas desig­na­das por los fren­tes parlamentarios».

A dife­ren­cia de los dos dipu­tados con­si­de­ra­dos del cen­tro, la con­gre­sis­ta Alê Sil­va (MG), del Par­ti­do Social Libe­ral (PSL), que lle­vó a Bol­so­na­ro a la Pre­si­den­cia, cree que ha habi­do un cam­bio en el com­por­ta­mien­to del Poder Eje­cu­ti­vo y que ve esto como «un mal nece­sa­rio » Avan­zar los votos en las agen­das de la Pre­si­den­cia en el Con­gre­so Nacional.

“Hemos inten­ta­do duran­te más de un año luchar con­tra el cen­tão. No con­se­gui­mos. Aho­ra el nego­cio no es unir­se a ellos tam­po­co. En nom­bre del país, para que la agen­da del gobierno fede­ral avan­ce, entien­do com­ple­ta­men­te que debe haber con­ce­sio­nes para que el país no vaya a la ban­ca­rro­ta. Es un acto de auto­de­fen­sa ”, dice Silva.

El dipu­tado defien­de que el PSL tra­tó de con­ven­cer a los par­la­men­ta­rios del blo­que polí­ti­co «de que lo más hones­to sería que enten­die­ran que nues­tras deman­das eran las más jus­tas y repu­bli­ca­nas». Pero des­afor­tu­na­da­men­te no lo enten­die­ron. Son per­so­nas que no votan según sus pro­pias convicciones ”. 

Para ella, quien debe ser cri­ti­ca­do por esto no es el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, «es quien exi­ge esta nego­cia­ción». Cuan­do se le pre­gun­ta si el enfo­que comien­za des­de el cen­tro hacia el Pre­si­den­te, ella dice: «Cier­ta­men­te».

“Pero te digo de nue­vo: ¿es ile­gal? No es. Pue­de ser inmo­ral. Aho­ra, esta inmo­ra­li­dad no resi­de en el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, deje­mos esto muy cla­ro. Esta inmo­ra­li­dad pue­de resi­dir con estos líde­res del cen­tão, con estos dipu­tados que siem­pre están exi­gien­do este tipo de bene­fi­cio ”, dice Silva. 

Final­men­te, el par­la­men­ta­rio de Minas Gerais cla­si­fi­có estas con­ce­sio­nes «como un acto de auto­de­fen­sa». «Si fue­ras pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, ¿qué harías? ¿Deja­rías a tu país en ban­ca­rro­ta o cede­rías ante esa pre­sión?», Pregunta. 

Otro dipu­tado fede­ral del PSL, Bibo Nunes (RS), que una vez «luchó mal» con un líder del cen­tro al defen­der al ex minis­tro de Jus­ti­cia y Segu­ri­dad Públi­ca, Ser­gio Moro, como dijo en su Twit­ter, el 27 de abril. , con­si­de­ra «nor­mal» que un gobierno ceda posi­cio­nes para que los par­ti­dos tam­bién pue­dan gobernar.

Sin embar­go, Nunes nie­ga cual­quier car­go polí­ti­co cuan­do rela­cio­na las nomi­na­cio­nes direc­ta­men­te con el dinero.

“A mí, por ejem­plo, no me impor­tan los tra­ba­jos. No ten­go ofi­ci­na Nin­gu­na posi­ción has­ta hoy que solía. Soy el dipu­tado fede­ral más vota­do en Rio Gran­de do Sul del gobierno y nun­ca tomé una posi­ción. Nun­ca nomi­né a nadie para nin­gún pues­to . No veo hacer polí­ti­ca con ofi­ci­na y dine­ro. Yo no hago eso «. 

Nunes ve el enfo­que entre el pre­si­den­te y el blo­que de mane­ra dife­ren­te. Para el gau­cho, “el gobierno no prac­ti­ca tomar­lo des­de aquí, no hay for­ma de tomar­lo des­de aquí. Es nor­mal para mí ocu­par pues­tos con per­so­nas que me apo­yan, no le daré un pues­to a Maria do Rosá­rio, a Frei­xo, por ejemplo ”.

Ya sea vis­to como par­te de un «tóma­lo des­de aquí» des­de la pers­pec­ti­va de la inmo­ra­li­dad o una apro­xi­ma­ción natu­ral de los intere­ses, la rela­ción del gobierno con el cen­tro divi­de las opi­nio­nes entre los parlamentarios.

Para el dipu­tado fede­ral y ex líder del gobierno en la Cáma­ra, el dele­ga­do Wal­dir (PSL-GO), el Pala­cio de Pla­nal­to tie­ne moti­vos de apro­xi­ma­ción: las recien­tes derro­tas en las vota­cio­nes sobre medi­das pro­vi­sio­na­les, como el MP 910, y el pro­gre­so de las inves­ti­ga­cio­nes. Pre­sun­ta inter­fe­ren­cia de Bol­so­na­ro con la Poli­cía Fede­ral, que podría con­du­cir a un pro­ce­so de des­ti­tu­ción en el Con­gre­so Nacional. 

«El gobierno vio que es nece­sa­rio doblar las rodi­llas hacia el cen­tro, por­que no podrá vivir sin el cen­tro, y para eso ha pues­to a dis­po­si­ción espa­cios estra­té­gi­cos, don­de se ges­tio­nan unos pocos millo­nes, es un cam­bio de pos­tu­ra», defien­de Wal­dir, a a quie­nes el gobierno y el blo­que «deben haber teni­do una gran indi­ges­tión» para supe­rar los conflictos. 

Para Wal­dir, lo que es «muy evi­den­te» de este nue­vo reor­de­na­mien­to de fuer­zas en la polí­ti­ca es la par­ti­da de la agen­da de lucha con­tra la corrupción.

«Creo que es par­te del paque­te, esta aso­cia­ción con el cen­tão, la eli­mi­na­ción de Ser­gio Moro y el ex direc­tor de la Poli­cía Fede­ral, esto es par­te del mis­mo paquete».

Según el dele­ga­do, Bol­so­na­ro man­tu­vo a Moro como «una pri­me­ra dama, alguien sin expre­sión», y esto que­dó cla­ro cuan­do el gobierno «en nin­gún momen­to tra­ba­jó para apro­bar el paque­te con­tra el cri­men», como el con­gre­sis­ta Ricar­do Barros ya había demos­tra­do en Twitter.

“El gobierno usó eso [Moro y la agen­da anti­co­rrup­ción] mien­tras era pro­duc­ti­vo para él. Pero en ese momen­to, cuan­do los ami­gos y los niños están en peli­gro, él se reti­ra por com­ple­to «, dice el par­la­men­ta­rio de PSL. 

Des­de la opo­si­ción, el sena­dor Hum­ber­to Cos­ta (PT-PE) está en la mis­ma línea que el dele­ga­do Wal­dir al seña­lar que, entre los par­la­men­ta­rios, exis­te un sen­ti­mien­to cre­cien­te de la nece­si­dad de des­ti­tuir al pre­si­den­te de la Repú­bli­ca a tra­vés de un jui­cio político.

“Por esa razón aho­ra va en bus­ca del cen­tão que fue mal­de­ci­do por los bol­so­na­ris­tas duran­te toda la cam­pa­ña elec­to­ral, que se uti­li­zó como ejem­plo de qué tipo de polí­ti­ca no se podía prac­ti­car en nues­tro país, y aho­ra se encuen­tra en bus­ca del cen­tão para inten­tar evi­tar el pro­ce­so de impe­di­men­to Es el final de un dis­cur­so en el que este seg­men­to de la extre­ma dere­cha prac­ti­ca­ría un tipo dife­ren­te de polí­ti­ca”, dice Costa.

El acer­ca­mien­to entre Bol­so­na­ro y cen­tão a jui­cio de los politólogos

Para Rafael Cor­tez, poli­tó­lo­go de Ten­den­cias Con­sul­to­ria, la rever­sión del dis­cur­so y la prác­ti­ca bol­so­na­ris­ta se debe al ries­go de inte­rrum­pir el man­da­to presidencial. 

«Más que una coa­li­ción pro­po­si­cio­nal de imple­men­ta­ción de pro­gra­mas, me pare­ce que es más una bús­que­da de apo­yo para con­tra­rres­tar el movi­mien­to mar­ca­do por algu­na pér­di­da de popu­la­ri­dad y por pre­gun­tas y dispu­tas en la esfe­ra legal», dice.

En la mis­ma línea, tam­bién para Hum­ber­to Dan­tas, poli­tó­lo­go y coor­di­na­dor del cur­so de pos­gra­do en Cien­cias Polí­ti­cas de la Fun­da­ción de la Escue­la de Socio­lo­gía y Polí­ti­ca de São Pau­lo (FESPSP), para dete­ner posi­bles pro­ce­sos de jui­cio polí­ti­co, Bol­so­na­ro se une al cen­tão como una cues­tión de La super­vi­ven­cia está aso­cia­da, pre­ci­sa­men­te al blo­que «que este gobierno siem­pre ha afir­ma­do como un sinó­ni­mo abso­lu­to e inse­pa­ra­ble de corrup­ción que nun­ca se sen­ta­ría a nego­ciar», señala.

Para Dan­tas, aso­ciar la polí­ti­ca, más que el cen­tro, con la corrup­ción es un «dis­cur­so popu­lis­ta, fácil de con­quis­tar los cora­zo­nes de las personas. 

“La polí­ti­ca es, sí, sinó­ni­mo de nego­cia­ción, no hay polí­ti­ca sin nego­cia­ción. Lo que pue­de exis­tir es una polí­ti­ca sin nego­cia­cio­nes corrup­tas o corrup­ta­bles o extre­ma­da­men­te corrup­tas o corrup­ta­bles ”, dice Dantas. 

Con­tra esto, argu­men­ta que «nece­si­ta­mos jus­ti­cia». “Y un pre­si­den­te de la Repú­bli­ca nun­ca esta­rá suje­to a ofre­cer jus­ti­cia, pero el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca pue­de tener el aspec­to de un vigi­lan­te, y eso es lo que cla­ra­men­te tene­mos en Bra­sil: un vigi­lan­te que se apo­de­ra del país y demo­ni­za la polí­ti­ca como si no lo hicie­ra. había sido par­te de unos 30 años».

Des­pués de todo, ¿cuál es el cen­tro del sis­te­ma de par­ti­dos polí­ti­cos bra­si­le­ño y qué representa?

Las expli­ca­cio­nes sobre el enfo­que de Bol­so­na­ro hacia el cen­tro, o lo con­tra­rio, como argu­men­ta la con­gre­sis­ta Alê Sil­va, giran en torno al sig­ni­fi­ca­do de este blo­que den­tro del sis­te­ma polí­ti­co del par­ti­do brasileño.

Según el poli­tó­lo­go Rafael Cor­tez, el cen­tro, tam­bién for­ma­do por lo que se cono­ce como el bajo cle­ro, del cual emer­gió Bol­so­na­ro, es un actor cla­ve, ya que repre­sen­ta a la mayo­ría den­tro de las cáma­ras legis­la­ti­vas. En la Cáma­ra de Dipu­tados, don­de el blo­que está divi­di­do más explí­ci­ta­men­te, hay alre­de­dor de 200 de los 513 parlamentarios.

Al orga­ni­zar­se, jue­gan un papel fun­da­men­tal en el gobierno del Poder Eje­cu­ti­vo, expli­ca Cortez.

“Una vez que se pien­sa en el gobierno, la gober­na­bi­li­dad pasa por esta capa­ci­dad de movi­li­zar a estas leyen­das para bus­car mayo­rías. La inca­pa­ci­dad de los líde­res para movi­li­zar a estos par­ti­dos es casi un sinó­ni­mo de agen­das per­di­das ”, expli­ca el politólogo.

Según Cor­tez, Cen­trão ganó mucho espa­cio en la for­ma en que se estruc­tu­ra la polí­ti­ca. Este blo­que no tie­ne la ambi­ción de com­pe­tir por el esca­ño del Eje­cu­ti­vo. Por el con­tra­rio, se enfo­ca en lo Legis­la­ti­vo, sin iden­ti­dad de par­ti­do y con el «cos­to de repu­tación» más bajo, lo que per­mi­te un trán­si­to más diná­mi­co de apo­yo a los gobier­nos y las agendas.

Esto «retra­ta dile­mas en rela­ción con el sis­te­ma de par­ti­dos bra­si­le­ño», por­que no está for­ma­do por sub­tí­tu­los «con capa­ci­dad o iden­ti­dad orga­ni­za­ti­va míni­ma­men­te reco­no­ci­da por el elec­to­ra­do», en la mayo­ría de los casos, lo que hace apa­re­cer un blo­que como el centro.

«La fuer­za de estos sub­tí­tu­los retra­ta pre­ci­sa­men­te esta frag­men­ta­ción, el impac­to de estos sub­tí­tu­los en el sis­te­ma refuer­za pre­ci­sa­men­te el efec­to de esta frag­men­ta­ción y la fal­ta de par­ti­dos con iden­ti­da­des con el elec­to­ra­do», dice Cortez.

El tér­mino «cen­tão» sur­gió des­pués de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te de 1988, cuan­do, bajo José Sar­ney, las agen­das de los par­la­men­ta­rios comen­za­ron a inter­cam­biar­se por con­ce­sio­nes de radio y tele­vi­sión, bajo el man­do del enton­ces Minis­tro de Comu­ni­ca­cio­nes, Antô­nio Car­los Magalhães.

La con­fi­gu­ra­ción más actual de Cen­trão inclu­ye el Par­ti­do Pro­gre­sis­ta (PP), el Par­ti­do Libe­ral (PL), los Repu­bli­ca­nos, la Soli­da­ri­dad, el Par­ti­do Labo­ris­ta Bra­si­le­ño (PTB), el Par­ti­do Social­de­mó­cra­ta (PSD), el Movi­mien­to Demo­crá­ti­co Bra­si­le­ño (MDB), los Demó­cra­tas (DEM), Par­ti­do Repu­bli­cano del Orden Social (PROS), Par­ti­do Social Cris­tiano (PSC), Avan­te y Patriota.

Algu­nos miem­bros de estas siglas nie­gan ser par­te del cen­tro, pero la tra­yec­to­ria polí­ti­ca en el Con­gre­so Nacio­nal mues­tra afi­ni­dad con el bloque .

Fue este mis­mo blo­que el que dio un apo­yo deci­si­vo a la des­ti­tu­ción de la ex pre­si­den­ta del PT, Dil­ma Rous­seff, y al derro­ca­mien­to del pro­ce­so de impe­di­men­to con­tra el ex pre­si­den­te de EMBEAN, Michel Temer.

Edi­ción: Lean­dro Melito

*Bra­sil de Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *