Ante el ata­que del EPPK al Movi­mien­to Pro Amnistía

Lamen­ta­ble­men­te, de nue­vo y en con­tra de lo que desea­ría­mos, nos vemos en la obli­ga­ción de res­pon­der ante un ata­que con­tra nues­tro movi­mien­to. En esta oca­sión ha sido el EPPK el que, al tiem­po que aplau­de a los par­ti­dos ins­ti­tu­cio­na­les que son par­te del sis­te­ma, la ha empren­di­do con­tra el movi­mien­to popu­lar en un inten­to de dañar aque­llo que no tie­nen bajo su control.

No nos pasa des­aper­ci­bi­do que el día ele­gi­do para publi­car este ata­que sea el del Día de Movi­li­za­cio­nes que hemos con­vo­ca­do a favor de Patxi Ruiz. Ade­más de ser un movi­mien­to elec­to­ra­lis­ta con la men­te pues­ta en las elec­cio­nes, la nota del EPPK, redac­ta­da en alguno de los des­pa­chos de Sor­tu, tie­ne como obje­ti­vo debi­li­tar las movi­li­za­cio­nes de hoy. A pesar de hacer­nos refe­ren­cia, inter­pre­ta­mos como sín­to­ma de debi­li­dad polí­ti­ca el hecho de que no men­cio­nen el nom­bre del Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Repre­sión. Tene­mos la cos­tum­bre de decir las cosas más cla­ro que eso. Todo no debe­ría valer, pero ver que pue­den per­der la hege­mo­nía en la calle hace que, más que con la cabe­za, actúen con las vísceras.

Recor­da­mos otros ata­ques pare­ci­dos que, lejos de for­ta­le­cer la uni­dad entre pre­sos, han ser­vi­do para divi­dir al pro­pio EPPK. Por ejem­plo, la fal­sa acu­sa­ción ver­ti­da con­tra nues­tro movi­mien­to por pre­sos que esta­ban sien­do juz­ga­dos en el Tri­bu­nal de París en 2015, fue deci­si­va para que otros cua­tro pre­sos con gran­des con­de­nas se ale­ja­ran del EPPK. Los cua­tro lo cri­ti­ca­ron públi­ca­men­te, y cosas así debe­rían hacer refle­xio­nar a quie­nes pla­ni­fi­can estos ata­ques sobre las con­se­cuen­cias que accio­nes de este tipo tie­nen sobre quie­nes están den­tro (inclui­dos muchos del EPPK).

Entran­do en el con­te­ni­do del comu­ni­ca­do de hoy del EPPK, lo pri­me­ro que debe­mos des­ta­car es su fal­ta de rigor. Dicen que hemos uti­li­za­do la dra­má­ti­ca situa­ción de Patxi para cri­ti­car a Sor­tu, EH Bil­du, Etxe­rat, EPPK y Sare. Debe­mos decir que esos colec­ti­vos no son el ombli­go del mun­do y que toda nues­tra fuer­za la hemos pues­to en Patxi. Pero ade­más de eso, no hemos men­cio­na­do en nin­gún comu­ni­ca­do ni al EPPK, ni a Etxe­rat ni a Sare.

Sí hemos men­cio­na­do a EH Bil­du y a Sor­tu, siem­pre para res­pon­der a las acu­sa­cio­nes lan­za­das por ellos con­tra el Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Repre­sión. Al igual que aho­ra el EPPK, los dos ante­rio­res nos han acu­sa­do de estar empu­jan­do a Patxi Ruiz a la muer­te, y ante decla­ra­cio­nes tan mez­qui­nas como esas nues­tra posi­ción siem­pre será de fir­me­za. No acep­ta­re­mos ata­ques de ese esti­lo en la dura situa­ción que esta­mos vivien­do, y menos de par­te de quie­nes no pien­san más que en la elec­cio­nes. No se lo admi­ti­re­mos a quie­nes no han dicho nada de Patxi has­ta pasa­dos diez días, sal­vo cuan­do ha sido para cri­ti­car las accio­nes a su favor.

La pos­tu­ra del Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Repre­sión ha sido, des­de el pri­mer momen­to, la de prio­ri­zar la vida de Patxi ante cual­quier otra cosa. Para ello hemos man­te­ni­do con­tac­to direc­to con el gru­po que actúa como repre­sen­ta­ción de la fami­lia, con los abo­ga­dos y con un gru­po de pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en dis­tin­tos cam­pos de la medi­ci­na y que nos aconseja.

Todas las deci­sio­nes que hemos toma­do en estos duros momen­tos, inclui­da la diná­mi­ca polí­ti­ca que hemos impul­sa­do, las hemos toma­do tenien­do en cuen­ta y siguien­do los con­se­jos de estos tres gru­pos. Pedi­mos res­pe­to y res­pon­sa­bi­li­dad a Sor­tu y a todas las orga­ni­za­cio­nes que se mue­ven en su órbi­ta, hacia nosotrxs, hacia los gru­pos men­cio­na­dos y sobre todo hacia Patxi, que es quien toma la deci­sión de seguir ade­lan­te con la huel­ga de ham­bre. Eso sí, pode­mos ase­gu­rar que esta­re­mos al lado de Patxi tome las deci­sio­nes que tome res­pec­to a este tema.

Acti­tud de los pre­sos de Mur­cia II

Debe­mos decir que nues­tro movi­mien­to no ha hecho en nin­gún momen­to valo­ra­cio­nes sobre las acti­tu­des per­so­na­les de nin­gún miem­bro del EPPK. No hemos pues­to en duda la preo­cu­pa­ción que el res­to de pre­sos de Mur­cia II pue­da tener sobre la situa­ción de Patxi. El Movi­mien­to Pro Amnis­tía hace valo­ra­cio­nes polí­ti­cas y lejos de tra­tar a los pre­sos como si fue­ran unos “pobre­ci­tos”, los tra­ta como a los mili­tan­tes polí­ti­cos que son.

Por ello, el 20 de mayo diji­mos que el hecho de que no se hubie­ran movi­do por Patxi era con­se­cuen­cia de la pro­pues­ta de la “Vía Vas­ca Para La Paz” de EH Bil­du y Sor­tu. Con­cre­ta­men­te, expli­ca­mos que entrar en el jue­go de las pro­gre­sio­nes de gra­do deja­ba a los pre­sos inde­fen­sos ante la cár­cel, por­que en caso de mover­se per­de­rían la posi­bi­li­dad de avan­zar en los gra­dos. A esto le sumá­ba­mos que lle­va­mos seis años advir­tien­do de las con­se­cuen­cias de ese camino y que lo úni­co que con­fir­ma o des­mien­te las teo­rías es la prác­ti­ca. Este caso con­fir­ma que nues­tra teo­ría es correc­ta, por enci­ma de opi­nio­nes y de mane­ra objetiva.

Como últi­mo apun­te, nos pare­ce real­men­te atre­vi­do decir que si a Patxi le lle­va­ron al hos­pi­tal, fue por­que los miem­bros del EPPK se lo soli­ci­ta­ron a la Direc­ción de la cár­cel. Hos­pi­ta­li­za­ron a Patxi en el undé­ci­mo día de la huel­ga de ham­bre y sed, des­pués de un fallo renal y como con­se­cuen­cia de la orden de una jueza.

Medios ofre­ci­dos por Sortu

La noche del 14 de mayo Sor­tu se pone en con­tac­to con el Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Repre­sión por medio de un inter­me­dia­rio. Sor­tu nos ofre­ce apro­ve­char “por deba­jo de la mesa” unos con­tac­tos que tie­ne en Madrid para recon­du­cir la situa­ción de Patxi. Según nos dicen, para esto el movi­mien­to debe­ría dar­les “luz ver­de”. Nos sugie­ren que con el acti­vis­mo que pro­mo­ve­mos podría­mos estar empu­jan­do a Patxi a que siguie­ra con la huel­ga de ham­bre y sed.

El gru­po que ges­tio­na la situa­ción de Patxi valo­ra la pro­pues­ta, con­sul­ta con los alle­ga­dos y saca con­clu­sio­nes: la pri­me­ra es que Patxi no quie­re algo así y que hay que res­pe­tar su volun­tad. La segun­da es que la úni­ca razón que pue­de tener el hecho de pedir­nos “luz ver­de” es que la vuel­ta sea una peti­ción de parar las calles. La ter­ce­ra es que quie­nes nos hacen la ofer­ta (sabe­mos dis­tin­guir de las bases del par­ti­do), más que por la vida de Patxi, se preo­cu­pan por las con­se­cuen­cias que su muer­te pue­de oca­sio­nar en la situa­ción política.

Al día siguien­te de reci­bir la pro­pues­ta les res­pon­de­mos que si tie­nen una opción real de evi­tar la muer­te de Patxi, no nece­si­ta­rían de la “luz ver­de” de nadie para hacer los movi­mien­tos que les fue­ran nece­sa­rios. A pesar de que nos pidie­ron dis­cre­ción, el 19 de mayo EH Bil­du hizo públi­co median­te una nota elec­to­ra­lis­ta que nos había ofre­ci­do sus medios para ayu­dar a resol­ver la situa­ción de Patxi, y al día siguien­te Sor­tu, en una nota en la mis­ma direc­ción, nos acu­sa­ba de empu­jar a Patxi a la muer­te. Al hacer públi­co este con­tac­to y lan­zar­nos gra­ves acu­sa­cio­nes, demos­tra­ron que su úni­ca inten­ción era “qui­tar­se el muer­to de enci­ma”. Sabe­mos man­te­ner la dis­cre­ción y agra­de­cer la ayu­da ofre­ci­da cuan­do esta es sin­ce­ra, pero no per­mi­ti­re­mos mani­pu­la­cio­nes a la medi­da de los intere­ses par­ti­dis­tas de nadie.

Lla­ma­mien­to a Eus­kal Herria

Para ter­mi­nar, hace­mos un lla­ma­mien­to a Eus­kal Herria a seguir apo­yan­do a Patxi, a denun­ciar los ata­ques con­tra los pre­sos y las pre­sas, y a seguir apre­tan­do en la lucha por la amnis­tía. Solo el cese de todo tipo de opre­sión que lle­va implí­ci­to el con­cep­to polí­ti­co de la amnis­tía trae­rá una ver­da­de­ra paz basa­da en la jus­ti­cia. Sen­ti­mos orgu­llo de la res­pues­ta dada en Eus­kal Herria y del apo­yo inter­na­cio­na­lis­ta que hemos recibido.

En Eus­kal Herria, a 30 de mayo de 2020.

Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Represión.

Jato­rria /​Ori­gen

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *