Colom­bia. Muy gra­ve: a par­tir de junio una fuer­za espe­cial de EE.UU. entra­rá al país «para com­ba­tir el nar­co­trá­fi­co» y «ase­gu­rar la paz»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 mayo 2020

En una acti­tud des­ca­ra­da de trasn­pa­ren­tar el inter­ven­cio­nis­mo esta­dou­ni­den­se en Lati­noa­mé­ri­ca, el gobierno de Iván Duque faci­li­ta el tra­ba­jo a sus padri­nos del Pen­tá­gono y les abre aún más las puer­tas para poder agre­dir a Vene­zue­la. Esta vez, se tra­ta de la actua­ción de una bri­ga­da de segu­ri­dad y una agen­cia de fuer­za y con­trol que ope­ra­rán jun­to a los mili­ta­res colom­bia­nos, según expli­ca­ción de la emba­ja­da estadounidense. 

Para ello, una bri­ga­da espe­cia­li­za­da del Ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos lle­ga­rá a Colom­bia dis­pues­ta a apo­yar des­de junio «la paz y la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co» en zonas gol­pea­das por la vio­len­cia, la cri­mi­na­li­dad y la pobre­za. Se sabe que cuan­do EE.UU. habla de «paz» quie­re decir jus­ta­men­te lo con­tra­rio, y si dice «lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co» está hablan­do de com­ba­te abier­to con­tra las gue­rri­llas y todo tipo de plan­teo opo­si­tor al gobierno fas­cis­ta del uribismo.

La Emba­ja­da de Esta­dos Uni­dos en Colom­bia deta­lló en un comu­ni­ca­do que una bri­ga­da de Asis­ten­cia de Fuer­za de Segu­ri­dad (SFAB, por sus siglas en inglés) «vie­ne para ayu­dar a Colom­bia» en su lucha con­tra el narcotráfico.

Es la pri­me­ra vez
que esta bri­ga­da tra­ba­ja con un país lati­no­ame­ri­cano, hecho que
«reafir­ma una vez más el com­pro­mi­so de los Esta­dos Uni­dos con Colombia,
su mejor alia­do y ami­go en la región».

«La misión de SFAB en Colom­bia es una opor­tu­ni­dad de
mos­trar nues­tro com­pro­mi­so mutuo con­tra el nar­co­trá­fi­co y el apo­yo a la
paz regio­nal, el res­pe­to de la sobe­ra­nía y a la pro­me­sa dura­de­ra de
defen­der los idea­les y valo­res com­par­ti­dos», dijo el coman­dan­te en jefe
del Coman­do Sur de Esta­dos Uni­dos (South­com, por sus siglas en inglés),
almi­ran­te Craig Faller, cita­do en la información.

ASESORÍA Y AYUDA

La
SFAB es una uni­dad espe­cia­li­za­da del Ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se formada
para ase­so­rar y ayu­dar en ope­ra­cio­nes en nacio­nes aliadas.

Su
misión en Colom­bia comen­za­rá a prin­ci­pios de junio y ten­drá una duración
de varios meses, duran­te los cua­les cen­tra­rá sus esfuerzos
prin­ci­pal­men­te en las Zonas Futu­ro deli­mi­ta­das por el Gobierno
colombiano.

La estra­te­gia Zonas Futu­ro es un plan del Gobierno del
pre­si­den­te Iván Duque que per­mi­ti­rá al Esta­do inter­ve­nir de manera
inte­gral, con segu­ri­dad, jus­ti­cia e inver­sión social, las regio­nes más
afec­ta­das por la vio­len­cia, la cri­mi­na­li­dad y la pobreza.

La
ini­cia­ti­va se desa­rro­lla­rá en cin­co regio­nes del país: el Pacífico
nari­ñen­se; el Cata­tum­bo, fron­te­ri­zo con Vene­zue­la; el Bajo Cau­ca y el
sur de Cór­do­ba, Arau­ca y Chi­ri­bi­que­te y Par­ques Nacio­na­les Naturales
ale­da­ños, en la Ama­zo­nía, que son las zonas en las que hay los mayores
cul­ti­vos de coca del país.

LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO, UNA PRIORIDAD

El minis­tro de Defen­sa, Car­los Hol­mes Tru­ji­llo, y el coman­dan­te de las Fuer­zas Mili­ta­res, gene­ral Luis Fer­nan­do Nava­rro, han dicho que para el Gobierno colom­biano la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co es una prio­ri­dad com­par­ti­da con Esta­dos Uni­dos, pues es uno de los moto­res prin­ci­pa­les de la vio­len­cia que afec­ta a las comu­ni­da­des y a los líde­res sociales.

El plan inter­ven­cio­nis­ta se desa­rro­lla­rá en cin­co regio­nes del país: el Pací­fi­co nari­ñen­se; el Cata­tum­bo, fron­te­ri­zo con Vene­zue­la; el Bajo Cau­ca y el sur de Cór­do­ba, Arau­ca y Chi­ri­bi­que­te y Par­ques Nacio­na­les Natu­ra­les ale­da­ños, en la Amazonía

Según
el infor­me «Diná­mi­cas de la con­fron­ta­ción arma­da y su impacto
huma­ni­ta­rio y ambien­tal» pre­sen­ta­do el mar­tes por la Fun­da­ción Ideas
para la Paz (FIP), los ase­si­na­tos de líde­res socia­les en Colombia
cre­cie­ron un 53 % en el pri­mer cua­tri­mes­tre de 2020, en el que también
se incre­men­ta­ron en un 5 % los des­pla­za­mien­tos forzados.

El estu­dio deta­lla que 16 líde­res fue­ron ase­si­na­dos en
enero, 11 en febre­ro, 13 en mar­zo y 9 en abril para un total de 49,
mien­tras que en los pri­me­ros cua­tro meses de 2019 fue­ron 32.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *