En la final de la Copa del Rey de fút­bol no habrá piti­dos al himno de Espa­ña ni al monar­ca – La otra Andalucía

Javier Imbro­da, Con­se­je­ro de Edu­ca­ción y Depor­te de la Jun­ta de Andalucía

La Jun­ta de Anda­lu­cía, a tra­vés de su con­se­je­ro de edu­ca­ción y depor­te, Javier Imbro­da, ha anun­cia­do la medi­das que el gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía va a apli­car en la final de la Copa del Rey de fút­bol que se dispu­tará en Sevi­lla, en fecha por deter­mi­nar, entre los equi­pos vas­cos del Ath­le­tic de Bil­bao y la Real Socie­dad de San Sebastián.

La solu­ción que se le ha ocu­rri­do a este “cere­bro” es tan nove­do­sa que a nadie se le había ocu­rri­do en las fina­les de Copa del Rey cele­bra­das en años ante­rio­res don­de el himno de Espa­ña y su Rey fue­ron reci­bi­dos con sono­ras pita­das por las afi­cio­nes vas­cas y cata­la­nas en varias ocasiones.

La nove­dad de esta edi­ción de Copa del Rey para evi­tar las pita­das no van a ser medi­das poli­cia­les como se inten­tó en oca­sio­nes ante­rio­res para evi­tar que los afi­cio­na­dos entra­ran en el esta­dio con ins­tru­men­tos de rui­do, ni siquie­ra las recu­rren­tes ame­na­zas de mul­tas y san­cio­nes a los club participantes. 

El arma “secre­ta” de la Jun­ta de Anda­lu­cía para evi­tar la pita­da va a ser la “peda­go­gía”: «No dude usted que tra­ta­ré de hacer peda­go­gía y trans­mi­ti­ré a esas fan­tás­ti­cas afi­cio­nes que res­pe­ten los sím­bo­los nacio­na­les que a todos nos repre­sen­tan», ha dicho Imbro­da, en res­pues­ta a una pre­gun­ta sobre la Copa rea­li­za­da en el Par­la­men­to anda­luz por el dipu­tado Fran­cis­co José Carri­llo, de su mis­mo par­ti­do, Ciudadanos.

El tam­bién exse­lec­cio­na­dor espa­ñol de balon­ces­to, ha aña­di­do que con­fía en «que pre­va­lez­ca ese res­pe­to que todos nos debe­mos, este­mos o no de acuer­do. Eso lo tras­la­da­ré, no lo dude usted», se ha com­pro­me­ti­do el con­se­je­ro anda­luz antes de recor­dar que ya habló con el pre­si­den­te de la Fede­ra­ción Espa­ño­la de Fút­bol, Luis Rubia­les, sobre las pita­das al himno espa­ñol en las últi­mas fina­les de Copa.

Sin duda, las afi­cio­na­das vas­cas que acu­dan a Sevi­lla, tras escu­char al Sr. Imbra­da decir­les que los sím­bo­los espa­ño­les nos repre­sen­tan a todas y que el Rey de Espa­ña es una per­so­na que mere­ce todo nues­tro res­pe­to, reca­pa­ci­ta­rán y se abs­ten­drán de pitar el himno.

Esta for­ma tan infan­til de tra­tar las pita­das al himno de Espa­ña y a su Rey, nos harían gra­cia y serian moti­vo de chas­ca­rri­llos y bro­mas si no fue­ra por­que este señor repre­sen­ta a las anda­lu­zas y por­que muchas anda­lu­zas sen­ti­mos ver­guen­za de estos repre­sen­tan­tes que hacen que todos los anda­lu­ces apa­rez­ca­mos como “idio­tas” a los ojos del mundo.

Pen­sar que las pita­das se pro­du­cen por­que vas­cos y cata­la­nes no lle­gan a enten­der el sig­ni­fi­ca­do de los sím­bo­los de Espa­ña y de su Rey y que por lo tan­to el pro­ble­ma se pue­de solu­cio­nar con “peda­go­gía”, es decir, expli­can­do a vas­cos y cata­la­nes las bon­da­des de Espa­ña, de su Régi­men y de su Rey, es demos­trar lo que muchas anda­lu­zas ya sabían: tene­mos en el gobierno anda­luz ejem­pla­res úni­cos del “homo imbecilis”.

Latest posts by Simón Cano (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *