Colom­bia. Ex-coro­nel reve­la deta­lles sobre corrup­ción en el Ejército

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de mayo de 2020 

El coro­nel reti­ra­do, Mar­tín Arrauth divul­gó gran can­ti­dad de docu­men­tos sobre pre­sun­tas actua­cio­nes irre­gu­la­res, cri­mi­na­les y de corrup­ción de oficiales.

Medios loca­les de Colom­bia refle­ja­ron este mar­tes las decla­ra­cio­nes del coro­nel reti­ra­do, Mar­tín Arrauth, quien par­ti­ci­pa­ra en la misión Bas­tón, inves­ti­ga­ción que reve­ló uno de los peo­res escán­da­los de corrup­ción al inte­rior del Ejér­ci­to en ese país. 

Arrauth fue coman­dan­te de Con­tra­in­te­li­gen­cia del Ejér­ci­to des­de el 2015 has­ta el 2018, y tam­bién, hom­bre de con­fian­za del exco­man­dan­te de las fuer­zas mili­ta­res, gene­ral Alber­to José Mejía, actual­men­te emba­ja­dor de Colom­bia en Australia.

De acuer­do con sus pro­pias decla­ra­cio­nes, Arrauth rees­truc­tu­ró y reor­ga­ni­zó la Con­tra­in­te­li­gen­cia del Ejér­ci­to y pla­neó, por orden del man­do supe­rior, no solo la misión Bas­tón, sino más de otras 700 misio­nes de trabajo.

El obje­ti­vo de estas ope­ra­cio­nes era iden­ti­fi­car, inte­rrum­pir o con­tra­rres­tar un con­jun­to de acti­vi­da­des de inte­li­gen­cia extran­je­ra, lle­va­das a cabo por orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas, agen­tes gene­ra­do­res de fac­to­res de ines­ta­bi­li­dad y de cambios.

Ade­más, su tra­ba­jo esta­ba enca­mi­na­do a detec­tar otras ame­na­zas, para la pre­ser­va­ción de per­so­nal, ins­ta­la­cio­nes, infra­es­truc­tu­ra, equi­pos, mate­ria e infor­ma­ción, bajo los fun­da­men­tos cons­ti­tu­cio­na­les y lega­les correspondientes. 

Arrauth tam­bién divul­gó gran can­ti­dad de docu­men­tos sobre pre­sun­tas actua­cio­nes irre­gu­la­res, cri­mi­na­les y de corrup­ción de ofi­cia­les, que encon­tró en los casi tres años que estu­vo al fren­te de la Con­tra­in­te­li­gen­cia militar. 

Sobre su tra­ba­jo, el coro­nel Arrauth ase­ve­ró que «muchos de los pro­ce­sos se lle­va­ron de la mano de la Fis­ca­lía y la Pro­cu­ra­du­ría, que los entes de con­trol tie­nen los docu­men­tos y que son inda­ga­cio­nes que cuen­tan con mas de 25.000 prue­bas de poli­gra­fía y que tie­nen gra­ba­cio­nes que nadie pue­de borrar”.

Y agre­gó que «gra­cias a esas misio­nes de tra­ba­jo, saca­ron a más de 3.000 hom­bres de la fuer­za y que por eso es blan­co de muchos ata­ques, al pun­to que hicie­ron una bol­sa de $600 millo­nes de pesos (más de 150.000 dóla­res) para asesinarlo».



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *