Advier­ten que la orden de la Jun­ta (PP‑C’s‑Vox) de lim­piar las pla­yas con lejía es inú­til y peli­gro­sa para el medio ambiente

La Jun­ta de Anda­lu­cía, a tra­vés del Decre­to-ley 132020, de 18 de mayo, reco­men­dó desin­fec­tar los are­na­les cos­te­ros. Eco­lo­gis­tas en Acción soli­ci­ta que se eli­mi­ne dicha recomendación.

Las pla­yas son sis­te­mas natu­ra­les, con diver­sas mor­fo­lo­gías y ele­men­tos estruc­tu­ra­les; son sis­te­mas vivos de inter­fa­ce océano-con­ti­nen­te. Aun­que no muy visi­ble tie­nen su pro­pia fau­na y vege­ta­ción, con nume­ro­sas espe­cies pro­te­gi­das o de inte­rés a lo lar­go de toda la cos­ta anda­lu­za. Algu­nos eco­sis­te­mas aso­cia­dos, como las lagu­nas lito­ra­les, maris­mas, albu­fe­ras, del­tas y estua­rios, tie­nen una rica bio­di­ver­si­dad y altí­si­ma pro­duc­ti­vi­dad biológica.

Las pla­yas no son sólo zonas don­de depo­si­tar bañis­tas o turistas.

El mun­do cien­tí­fi­co indi­ca que el virus que nos ha pro­du­ci­do la pan­de­mia Covid-19 nos ha lle­ga­do a la espe­cie huma­na a tra­vés de otros seres vivos (zoo­no­sis) y, pos­te­rior­men­te, por con­ta­gio entre las per­so­nas. Ni un solo dato hace pen­sar que a tra­vés del sue­lo (are­na) o del agua del mar haya­mos adqui­ri­do el virus.

La Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS) ha adver­ti­do que “rociar o fumi­gar las calles con desin­fec­tan­te, como se hace en algu­nos paí­ses, no sir­ve para eli­mi­nar al nue­vo coro­na­vi­rus y plan­tea un ries­go sani­ta­rio. Ade­más, las calles y las vere­das no están con­si­de­ra­das reser­vo­rios de infec­ción de la COVID-19”, y seña­la que “rociar desin­fec­tan­te, inclu­so en el exte­rior, pue­de ser peli­gro­so para la salud huma­na”. Esta afir­ma­ción es per­fec­ta­men­te váli­da para las playas.

En las pla­yas el mayor ries­go de con­tac­to es el direc­to entre per­so­nas, con lo que evi­tan­do dicho con­tac­to o usan­do mas­ca­ri­lla pare­ce sufi­cien­te. En todo caso, se debe lim­piar o desin­fec­tar ele­men­tos de carác­ter urbano (esca­le­ras y sus baran­di­llas, baños, fuen­tes, etc.), sien­do pre­fe­ren­te el uso de pro­duc­tos desin­fec­tan­tes biológicos.

El Gobierno anda­luz, a tra­vés del cita­do Decre­to-ley 132020, reco­mien­da a los ayun­ta­mien­tos que desin­fec­ten a dia­rio los are­na­les pla­ye­ros del lito­ral para que los bañis­tas pue­dan acu­dir a ellas a par­tir del pró­xi­mo 25 de mayo sin temor a infec­tar­se por coro­na­vi­rus. Para Eco­lo­gis­tas en Acción es inad­mi­si­ble que la admi­nis­tra­ción, sea local o auto­nó­mi­ca y bajo el pris­ma del des­co­no­ci­mien­to, reali­ce accio­nes como las ya vivi­das el pasa­do mes de abril, con la fumi­ga­ción con lejía de la pla­ya de Zaha­ra de los Atu­nes (Cádiz) con­tra el Covid-19.

Por todo ello, Eco­lo­gis­tas en Acción soli­ci­ta a la Pre­si­den­cia de la Jun­ta de Anda­lu­cía que prohí­ba de for­ma inme­dia­ta la desin­fec­ción de sis­te­mas cos­te­ros, y a los ayun­ta­mien­tos que no uti­li­cen este méto­do por ser con­tra­pro­du­cen­te, absur­do e inútil.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *