Perú. Denun­cian la muer­te de varios pre­sos polí­ti­cos por fal­ta de aten­ción sanitaria

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 mayo 2020

Des­de MOVADEF nos lle­ga esta gra­ve denun­cia sobre la situa­ción de las cár­ce­les perua­nas en medio de la gue­rra bac­te­rio­ló­gi­ca por Covid 19. En el tex­to se habla de total fal­ta de aten­ción a los pre­sos y del falle­ci­mien­to (crí­men de Esta­do, en reali­dad) de varios pri­sio­ne­ros políticos.

Comen­ta­rio sobre los pena­les, el Coro­na­vi­rus y la liber­tad de los pre­sos.
La actual situa­ción de sobre­po­bla­ción y haci­na­mien­to en los pena­les, que como ha dicho el juris­ta Euge­nio Raúl Zaf­fa­ro­ni han deve­ni­do en cam­pos de con­cen­tra­ción, es pro­duc­to de la cri­sis gene­ra­li­za­da de la socie­dad perua­na y del pro­ce­so de reac­cio­na­ri­za­ción que sigue el Esta­do peruano mani­fes­ta­da en la apli­ca­ción del dere­cho penal del enemi­go y cuya esen­cia es negar la con­di­ción de per­so­na impo­nien­do jui­cios sin garan­tías, dere­cho penal de autor, crea­ción de nue­vos deli­tos, ele­va­ción de las penas, uso abu­si­vo de las deten­cio­nes pre­ven­ti­vas impues­tas por jue­ces car­ce­le­ros fas­cis­tas y eli­mi­na­ción de bene­fi­cios peni­ten­cia­rios para la mayo­ría de deli­tos todo lo cual ha lle­va­do a que en diez años la pobla­ción peni­ten­cia­ria se haya más que dupli­ca­do pasan­do de 46,198 inter­nos en 2010 a 97,643 a la fecha de hoy.
Pre­ci­sa­men­te las con­di­cio­nes de haci­na­mien­to en los pena­les se ha tor­na­do aún más dra­má­ti­ca con la actual situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria por la apa­ri­ción del CORONAVIRUS con­vir­tién­do­los en focos de infec­ción y con­ta­gio ponien­do en gra­ve ries­go la vida y salud de los inter­nos, así como del per­so­nal peni­ten­cia­rio, sus fami­lia­res y toda la socie­dad, situa­ción que ame­ri­ta dis­mi­nuir la pobla­ción penal otor­gan­do liber­ta­des tal como lo han reco­men­da­do varios orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de dere­chos huma­nos sien­do el caso que, des­de los pri­me­ros días de abril varios paí­ses han veni­do libe­ran­do pre­sos, por ejem­plo: Tur­quía 90,000; Irán 85,000;Francia 9,923; Indo­ne­sia 30,000; Bra­sil 30,000: EEUU 16,000; Méxi­co 6,200; Rei­no Uni­do 4,000 etc. Con­ti­nuan­do has­ta hoy.
Mien­tras tan­to en el Perú, la res­pues­ta del Esta­do Peruano fue la repre­sión ase­si­nan­do a ocho pre­sos bajo la patra­ña de “fuga” pues en reali­dad lo que ha sido es una pro­tes­ta en la que recla­ma­ban aten­ción médi­ca, medi­ci­nas y que reti­ren a los falle­ci­dos por el COVID-19. Fue un cri­men con pre­me­di­ta­ción ven­ta­ja y ale­vo­sía que la ONU ha deman­da­do se inves­ti­gue y fren­te al cual el Minis­tro de Jus­ti­cia ni siquie­ra ha teni­do el deco­ro de renun­ciar y aho­ra sólo ha deve­ni­do en un “cuen­ta muer­tos” dedi­ca­do sólo a infor­mar cuan­tos pre­sos mue­ren dia­ria­men­te.
Ofi­cial­men­te se infor­ma que han sido libe­ra­dos 1,000 pre­sos, pero sabe­mos que en su gran mayo­ría son deu­do­res de pen­sio­nes ali­men­ti­cias que nun­ca debie­ron ir a pri­sión y está bien que sal­gan, pero de esto se dedu­ce que se esta­ría siguien­do el cri­te­rio de libe­rar sólo por deli­tos leves o de menor lesi­vi­dad, lo cual no corres­pon­de a una situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria.
Con­si­de­ra­mos total­men­te con­de­na­ble que en el Perú los tres pode­res del Esta­do: Eje­cu­ti­vo, Legis­la­ti­vo y Judi­cial has­ta la fecha nin­guno asu­ma su res­pon­sa­bi­li­dad y todos se “tiran la pelo­ta” mos­tran­do un total des­pre­cio por la vida y salud de los pre­sos, así como por el per­so­nal peni­ten­cia­rio lo que ha lle­va­do a que a la fecha hayan falle­ci­do 189 inter­nos y 13 tra­ba­ja­do­res peni­ten­cia­rios por el COVID-19.
Nin­guno de los tres pode­res del Esta­do pue­de exi­mir­se de res­pon­sa­bi­li­dad pues, sin nece­si­dad de nin­gu­na nue­va ley los jue­ces están facul­ta­dos por el vigen­te Códi­go Pro­ce­sal Penal para revi­sar de ofi­cio las pri­sio­nes pre­ven­ti­vas y revo­car el man­da­to de deten­ción tenien­do como fun­da­men­to la pri­ma­cía del dere­cho a la salud y la vida. Y en el caso del Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca este tie­ne la facul­tad de indul­tar y con­mu­tar penas en el caso de los sen­ten­cia­dos y res­pec­to de los pro­ce­sa­dos pue­de ejer­cer el dere­cho de gra­cia si hay exce­so en el pla­zo de inves­ti­ga­ción (inc. 21. Del Art. 118 de la Cons­ti­tu­ción) que lo hay en la mayo­ría de los pro­ce­sos. En el caso del Con­gre­so son los con­gre­sis­tas los que pri­me­ro están obli­ga­dos a dar leyes, pero qué hicie­ron, pri­me­ro le die­ron facul­ta­des al Eje­cu­ti­vo, pero este no hizo nada por­que las con­si­de­ró insu­fi­cien­tes. En el deba­te de los pro­yec­tos la mayo­ría de con­gre­sis­tas se abs­tu­vo y no salió nin­gu­na ley.
Aho­ra nue­va­men­te el Eje­cu­ti­vo ha obte­ni­do facul­ta­des, pero acor­de con su pro­yec­to que antes pre­sen­tó al Con­gre­so sólo legis­la­rá para libe­rar por deli­tos “de menor lesi­vi­dad” lo que sig­ni­fi­ca que más de 80 deli­tos con­si­de­ra­dos “gra­ves” serán exclui­dos, entre ellos el lla­ma­do deli­to de terro­ris­mo que com­pren­de a los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos y en con­se­cuen­cia con el nue­vo Decre­to Legis­la­ti­vo que dará el Eje­cu­ti­vo no se resol­ve­rá el pro­ble­ma de haci­na­mien­to en los pena­les. Así esto se con­ver­ti­rá en un círcu­lo vicio­so y mien­tras tan­to los pre­sos segui­rán murien­do con­vir­tién­do­se la pri­sión en una pena de muer­te. A los prin­ci­pa­les impu­tados por deli­tos de corrup­ción les con­vie­ne que esta situa­ción y el haci­na­mien­to en pena­les con­ti­núen pues, les sir­ve de argu­men­to de hecho para lograr liber­ta­des como lo vie­nen con­si­guien­do.
Nadie quie­re tocar el pro­ble­ma de los pena­les por­que no les es ren­ta­ble polí­ti­ca­men­te y las fac­cio­nes y gru­pos de la gran bur­gue­sía repu­dia­ble­men­te usan a los pre­sos en su colu­sión y pug­na jugan­do con sus vidas. Con­gre­sis­tas y Eje­cu­ti­vo actúan con opor­tu­nis­mo polí­ti­co pues, todos están pen­san­do en las elec­cio­nes del 2021 para lograr pues­tos, opri­mir al pue­blo peruano y seguir saquean­do las arcas del Esta­do.
Reite­ra­mos nues­tra posi­ción. No es que sal­gan todos, lo que hemos plan­tea­do es que si se tra­ta de una situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria las liber­ta­des que se otor­guen deben ser en base a razo­nes huma­ni­ta­rias por la vul­ne­ra­bi­li­dad de las per­so­nas fren­te al COVID-19 y no por el deli­to por el que están dete­ni­das pues, hoy ante una situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria debe pri­mar el dere­cho a la vida y salud fren­te al poder puni­ti­vo del Esta­do. En con­se­cuen­cia, debe con­si­de­rar­se en pri­mer lugar a los adul­tos mayo­res, enfer­mos gra­ves, dis­ca­pa­ci­ta­dos, muje­res emba­ra­za­das y madres con hijos en la pri­sión.
Con­si­de­ra­mos que no exis­te nin­gu­na razón para que en esta situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria en los pena­les se dis­cri­mi­ne y exclu­ya del dere­cho a la liber­tad a los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos sen­ten­cia­dos por el lla­ma­do deli­to de terro­ris­mo actuan­do así con el pro­pó­si­to de bus­car su muer­te en la cár­cel en este con­tex­to de pan­de­mia pues, en su gran mayo­ría son per­so­nas vul­ne­ra­bles al COVID-19 que ya lle­van más de 20 a 32 años de car­ce­le­ría inin­te­rrum­pi­da, la mayor par­te adul­tos mayo­res, muje­res y con enfer­me­da­des pre­exis­ten­tes pro­duc­to de las tor­tu­ras y una lar­ga car­ce­le­ría en pre­ca­rias con­di­cio­nes, sien­do la situa­ción más deli­ca­da la del Doc­tor ABIMAEL GUZMÁN REINOSO de 85 años de edad, con 28 años de pri­sión inin­te­rrum­pi­da, en ais­la­mien­to abso­lu­to en un penal mili­tar de tor­tu­ra cali­fi­ca­do así por la ONU y con pro­ble­mas de salud como de hiper­ten­sión y car­dio­vas­cu­la­res. Pen­sa­mos que con esa lar­ga car­ce­le­ría en las peo­res con­di­cio­nes el Dr. Guz­mán ya ha paga­do su res­pon­sa­bi­li­dad polí­ti­ca y tie­ne dere­cho a su liber­tad.
Asi­mis­mo exi­gi­mos la inme­dia­ta liber­tad del pre­so polí­ti­co OSMÁN MOROTE BARRIONUEVO pri­sio­ne­ro des­de hace 32 años, de 75 años de edad, quien por ser adul­to mayor y pade­cer de varias enfer­me­da­des es una per­so­na espe­cial­men­te vul­ne­ra­ble al COVID-19.
El c. Osmán fue dete­ni­do en 1988. Ini­cial­men­te se le acu­mu­ló todos sus casos y fue con­de­na­do por un Tri­bu­nal Espe­cial a 18 años de pena pri­va­ti­va de liber­tad y cuan­do debía salir en el año 2006 cum­plien­do su pena, para impe­dir­la se le abrió un nue­vo caso y fue con­de­na­do a 25 años; lue­go cuan­do debía salir en liber­tad el año 2013, nue­va­men­te se la impi­den inclu­yén­do­lo en el caso “Tara­ta” arbi­tra­ria­men­te pues, él se encon­tra­ba dete­ni­do cuan­do ocu­rrió ese hecho, pero no obs­tan­te fue con­de­na­do a cade­na per­pe­tua con el sinies­tro obje­ti­vo que mue­ra en la cár­cel. Con­de­na­mos este vil ensa­ña­mien­to per­pe­tra­do por el Esta­do Peruano abu­san­do de su poder y exi­gi­mos la inme­dia­ta liber­tad del c. Osmán.
Denun­cia­mos y res­pon­sa­bi­li­za­mos al Esta­do Peruano por el falle­ci­mien­to de dos pri­sio­ne­ros polí­ti­cos: NATIVIDAD BERNARDO VILLAR ocu­rri­do hace tres sema­nas y el día de HOY de RAFAEL MARINO USCATA de 63 años años de edad y 27 años de car­ce­le­ría inin­te­rrum­pi­da. Ambos han per­di­do la vida por el aban­dono en esta­do de peli­gro en que se encon­tra­ban al resul­tar infec­ta­dos por el COVID-19. Nues­tras más sen­ti­das con­do­len­cias a sus fami­lia­res. Nati­vi­dad y Rafael vivi­rán por siem­pre en el cora­zón de nues­tro pue­blo.
Exi­gi­mos la inme­dia­ta aten­ción médi­ca y medi­ci­nas para los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos infec­ta­dos a fin de evi­tar que pier­dan la vida.
¡RECHAZAMOS LA POLÍTICA DEL ESTADO PERUANO EN EL CONTEXTO DE LA PANDEMIA DE CONVERTIR LA PRISIÓN EN PENA DE MUERTE!

Comu­ni­ca­do:
❗️SEGUIR DEFENDIENDO LA SALUD Y VIDA DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS❗️
❗️LA MUERTE DEL PRISIONERO POLÍTICO MARINO RAFAEL USCATA ES RESPONSABILIDAD DEL ESTADO PERUANO❗️

Expre­sa­mos nues­tras con­do­len­cias y nues­tra soli­da­ri­dad a los fami­lia­res del Pri­sio­ne­ro Polí­ti­co Marino Rafael Usca­ta y Res­pon­sa­bi­li­za­mos al Esta­do peruano y su polí­ti­ca de odio, ven­gan­za y dis­cri­mi­na­ción, que con­de­na a muer­te a los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos, pues los han mar­gi­na­do expre­sa­men­te, y deben res­pon­der por el falle­ci­mien­to de dos pri­sio­ne­ros polí­ti­cos infec­ta­dos por el COVID-19. Exis­ten aún pri­sio­ne­ros luchan­do por recu­pe­rar­se
¡Exi­gi­mos que se pre­ser­ve la vida de los pri­sio­ne­ros sin dis­cri­mi­na­ción!
❗️ABAJO LA POLÍTICA DE ODIO, VENGANZA, DISCRIMINACIÓN Y MUERTE CONTRA LOS PRISIONEROS POLÍTICOS❗️
Sus­cri­bi­mos ple­na­men­te el Pro­nun­cia­mien­to de Afadevig:

❗️DEFENDER LA SALUD Y VIDA DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS❗️
❗️LA MUERTE DE NUESTRO FAMILIAR MARINO USCATA ES RESPONSABILIDAD DEL ESTADO PERUANO❗️

El día de hoy 24 de mayo, en horas de la maña­na falle­ció en el penal Miguel Cas­tro Cas­tro el pri­sio­ne­ro polí­ti­co Marino Rafael Usca­ta de 63 años, se encon­tra­ba en pri­sión hace 27 años, des­de hace un mes apro­xi­ma­da­men­te fue infec­ta­do por el COVID-19, a pesar de los esfuer­zos de sus com­pa­ñe­ros por ayu­dar­le, su salud se fue dete­rio­ran­do y hoy lamen­ta­ble­men­te dejó de existir.
Tal como los fami­lia­res hemos veni­do denun­cian­do, el Esta­do peruano en apli­ca­ción de su polí­ti­ca de odio, ven­gan­za y dis­cri­mi­na­ción ha opta­do por dejar que los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos solo espe­ren la muer­te en los pena­les, pues no ha toma­do nin­gu­na medi­da para impe­dir­lo, al con­tra­rio, las diver­sas ini­cia­ti­vas y pro­pues­tas que han esta­do pro­mo­vien­do, lo han hecho ponien­do un espe­cial énfa­sis en mar­gi­nar expre­sa­men­te a los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos, acu­sa­dos por el lla­ma­do deli­to de terro­ris­mo, a quie­nes se les nie­ga sus dere­chos por­que no se le con­si­de­ra per­so­na, sino no per­so­nas, enemi­gos eter­nos a los que hay que des­truir, por esa razón, la polí­ti­ca del Esta­do res­pec­to a nues­tros fami­lia­res es con­ver­tir la pri­sión en sus tumbas.
Al igual que Marino Usca­ta, hace tres sema­nas tam­bién falle­ció Nati­vi­dad Ber­nar­do Villar, suman­do ya dos pri­sio­ne­ros polí­ti­cos falle­ci­dos infec­ta­dos por el COVID-19 y exis­ten aún otros fami­lia­res que siguen luchan­do por recu­pe­ra­se. Lo evi­den­te es que la a salud y vida de nues­tros fami­lia­res quie­nes se encuen­tran en los diver­sos pena­les está en ries­go y es alta la ame­na­za con­tra su vida, pues, la mayo­ría son per­so­nas de alta vul­ne­ra­bi­li­dad por tener eda­des mayo­res de los 65 años, por las lar­gas con­de­nas que vie­nen enfren­tan­do y enfer­me­da­des que en ese pro­ce­so han contraído.
La recien­te muer­te de Marino Usca­ta y de lo que pue­da suce­der con el res­to de nues­tros fami­lia­res pri­sio­ne­ros polí­ti­cos, es res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do peruano que apli­can­do su polí­ti­ca de odio, ven­gan­za, per­se­cu­ción y dis­cri­mi­na­ción sim­ple­men­te está dejan­do que mue­ran en las pri­sio­nes, nefas­ta polí­ti­ca que segui­mos denun­cian­do y recha­za­mos con pro­fun­da indig­na­ción, y en nues­tra con­di­ción de fami­lia­res segui­re­mos bre­gan­do por defen­der la vida y salud de nues­tros seres queridos.
Con­si­de­ra­mos que los repre­sen­tan­tes del Esta­do Peruano, debe­rían ya tomar medi­das a fin de con­ju­rar que las muer­tes aumen­ten en los pena­les, la des­pe­na­li­za­ción de per­so­nas vul­ne­ra­bles es indis­pen­sa­ble, así como de los que se encuen­tran con pri­sió­nes pre­ven­ti­vas, entre otros, y debe­ría hacer­se apli­can­do el cri­te­rio huma­ni­ta­rio, sin dis­cri­mi­na­ción alguna.
Final­men­te, agra­de­ce­mos las mues­tras de soli­da­ri­dad que en estos momen­tos difí­ci­les hemos reci­bi­do de nues­tro que­ri­do pue­blo y les pedi­dos seguir defen­dien­do la vida y salud de los pri­sio­ne­ros políticos.

❗️SEGUIR DEFENDIENDO LA SALUD Y VIDA DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS❗️
❗️ABAJO LA POLÍTICA DE ODIO, VENGANZA, DISCRIMINACIÓN Y MUERTE CONTRA LOS PRISIONEROS POLÍTICOS❗️

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.