Honduras.Crónica de las muer­tes en un asi­lo con 76 per­so­nas mayores

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 Mayo 2020

Una cró­ni­ca de muer­tes anun­cia­das. Así defi­nen exper­tos lo suce­di­do en el asi­lo Per­pe­tuo Soco­rro de San Pedro Sula. Ahí el coro­na­vi­rus ha deja­do al menos cua­tro adul­tos mayo­res muer­tos y 39 infectados.

Las imá­ge­nes de dolor y men­sa­jes de indig­na­ción que se vie­ron el jue­ves 14 de mayo, día en que esta­lló el escán­da­lo por muer­tes en el asi­lo, con­tras­tan con la pues­ta en fun­cio­na­mien­to de la uni­dad esta­bi­li­za­do­ra para pacien­tes con COVID-19 que la muni­ci­pa­li­dad de San Pedro Sula hizo en el Gim­na­sio Muni­ci­pal. Esta uni­dad atien­de a más de 19 enfer­mos de coro­na­vi­rus refe­ri­dos de los hos­pi­ta­les Cata­rino Rivas, Leo­nar­do Mar­tí­nez y del Ins­ti­tu­to Hon­du­re­ño de Segu­ri­dad Social (IHSS). 

El pro­yec­to se cons­tru­yó en un tiem­po récord de 20 días con la más alta tec­no­lo­gía para auxi­liar a los sam­pe­dra­nos afec­ta­dos por el nue­vo virus. El alcal­de Arman­do Cali­do­nio ala­bó las ins­ta­la­cio­nes, de las que dijo que tie­nen la cali­dad y la cali­dez para dar aten­ción dig­na a los pacientes. 

Todo daba la impre­sión de estar bajo con­trol. Al pare­cer, nadie espe­ra­ba que el virus ata­ca­ra el Per­pe­tuo Soco­rro, que alber­ga a 76 ancia­nos asis­ti­dos por 41 emplea­dos muni­ci­pa­les. De hecho, la Secre­ta­ría de Salud y la Región Metro­po­li­ta­na de San Pedro Sula anun­cia­ron el 14 de mayo que siem­pre habían teni­do las ins­ta­la­cio­nes bajo vigilancia.

No encen­die­ron las alarmas

La pre­gun­ta es por qué la “vigi­lan­cia” per­ma­nen­te de las auto­ri­da­des no impi­dió que se dis­pa­ra­ra la can­ti­dad de casos con­fir­ma­dos en ese hogar de adul­tos mayores.

Nadie dijo nada. Nadie encen­dió las alar­mas a comien­zos de mayo, cuan­do en el trans­cur­so de ape­nas seis días, dos ancia­nos del Per­pe­tuo Soco­rro murie­ron en el hos­pi­tal Cata­rino Rivas y uno más en el Segu­ro Social, repor­tó dia­rio La Prensa.

La tar­de del jue­ves abrió una inves­ti­ga­ción debi­do al supues­to “ocul­ta­mien­to de infor­ma­ción” sobre la pro­pa­ga­ción del coro­na­vi­rus en el Per­pe­tuo Socorro.

Elvis Guz­mán, por­ta­voz del MP en San Pedro Sula, dijo que la inves­ti­ga­ción está enfo­ca­da en des­cu­brir por­qué las auto­ri­da­des muni­ci­pa­les y los admi­nis­tra­do­res del asi­lo ocul­ta­ban infor­ma­ción sobre lo suce­di­do en el cen­tro para adul­tos mayores.

Guz­mán citó la ley del adul­to mayor: “Con base en ella se inves­ti­ga­rá y dedu­ci­rán res­pon­sa­bi­li­da­des”, aña­dió. El MP fue una de las auto­ri­da­des que empe­za­ron a res­pon­der tar­de ante una situa­ción que habían deja­do que se les fue­ra de las manos. La acti­vi­dad fre­né­ti­ca para reme­diar el desas­tre con­ti­nuó ese día.

La Fis­ca­lía para la Tras­pa­ren­cia y el Com­ba­te Con­tra la Corrup­ción Públi­ca (FETCCOP) enta­bló pro­ce­so penal con­tra la admi­nis­tra­do­ra del hogar Per­pe­tuo Soco­rro, Ana María Ríos, y otro per­so­nal res­pon­sa­ble. Ríos en el 2018 fue cap­tu­ra­da por supues­ta­men­te haber rea­li­za­do mal­ver­sa­ción de cau­da­les públicos. 

Ver imagen en Twitter

A la inves­ti­ga­ción del Minis­te­rio Públi­co se unió la denun­cia hecha en la DPI por la abo­ga­da Gra­cia María Bertrand. 

Denun­ció a Cali­do­nio y a Ríos por los deli­tos de vio­la­ción a los debe­res de los fun­cio­na­rios y por ocul­ta­mien­to de infor­ma­ción, esta­ble­ci­do en el artícu­lo 186 del Códi­go Penal. Según la Aso­cia­ción Hon­du­re­ña del Adul­to Mayor (ASHAM), mucho antes del 14 ya se había denun­cia­do lo que pasa­ba en el cen­tro. Las auto­ri­da­des lle­ga­ron al asi­lo, pero los res­pon­sa­bles no las deja­ron entrar. 

Para ASHAM, los fun­cio­na­rios mane­ja­ron con “her­me­tis­mo” la infor­ma­ción, ya que su deber al hacer las prue­bas era aler­tar para impe­dir que el virus se pro­pa­ga­ra en el alber­gue de la ter­ce­ra edad.

Ese mis­mo día, el sub­se­cre­ta­rio de Salud, Rober­to Cosen­za, había dicho que la aten­ción que se daba a los ancia­nos del asi­lo era “bue­na”. Horas antes, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Médi­cos del Segu­ro Social en San Pedro Sula, Car­los Uma­ña, lamen­tó la situa­ción, “aho­ra tene­mos que aten­der a estos ancia­nos con tra­ta­mien­to oportuno”.

Ver imagen en Twitter

Algu­nos deta­lles sobre lo ocu­rri­do en el asi­lo resul­tan maca­bros. Se dice, por ejem­plo, que la fis­ca­lía inves­ti­ga si varios ataú­des ingre­sa­ron al Per­pe­tuo Socorro.

Cuan­do la pobla­ción cono­ció de los casos de COVID-19 en el alber­gue para adul­tos mayo­res, varias per­so­nas angus­tia­das lle­ga­ron la noche del jue­ves al asi­lo en el barrio Medi­na para exi­gir infor­ma­ción sobre sus parien­tes. “Mi tío tenía 81 años y pade­cía de dia­be­tes tipo 2”, con­tó Roger Bau­tis­ta, sobrino de un anciano falle­ci­do en el cen­tro. “Él murió en con­di­cio­nes muy difí­ci­les en ese asi­lo. Le hicie­ron dos prue­bas y salió posi­ti­vo de COVID-19”.

Las auto­ri­da­des no infor­ma­ron sobre las per­so­nas falle­ci­das y con­ta­gia­das, según que­jas de fami­lia­res de los afec­ta­dos por coro­na­vi­rus. “Me gus­ta­ría que el alcal­de, el pre­si­den­te y admi­nis­tra­do­res del asi­lo de ancia­nos den la cara y den res­pues­tas. No sé qué están ocul­tan­do, cuál es el mie­do”, recla­mó uno de los parien­tes en el noti­cie­ro Hoy Mismo.

Terri­ble, inge­nuo e inexcusable

Los pri­me­ros pacien­tes de COVID-19 comen­za­ron a lle­gar a la uni­dad esta­bi­li­za­do­ra del Gim­na­sio Muni­ci­pal el sába­do 16 de mayo. Entre ellos había varios de los alber­ga­dos en el Per­pe­tuo Socorro.

Ese mis­mo día, las auto­ri­da­des anun­cia­ron que cua­tro de los seis ancia­nos falle­ci­dos en el asi­lo sam­pe­drano resul­ta­ron posi­ti­vos por COVID-19. En el caso de uno, sigue pen­dien­te el resul­ta­do de la prue­ba y otro murió de for­ma natu­ral, según Les­bia Villa­to­ro, direc­to­ra de la Región Metro­po­li­ta­na Salud de San Pedro Sula.

“De 78 mues­tras rea­li­za­das en el cen­tro, obte­ne­mos 39 posi­ti­vas, lo que impli­ca el 51% de posi­ti­vi­dad al COVID-19 en estos momen­tos”, agre­gó Villa­to­ro el lunes 18.

Detrás de las frías cifras de muer­tos hay seres huma­nos, y tam­bién hay seres huma­nos detrás de las deci­sio­nes equi­vo­ca­das que las auto­ri­da­des toma­ron y que cau­sa­ron un desas­tre en el Per­pe­tuo Soco­rro que podría haber­se evi­ta­do a tiempo.

“Al pen­sar lo que pasó en Espa­ña, Ita­lia, Fran­cia e Ingla­te­rra con los asi­los de ancia­nos, uno no pen­sa­ba que iba a pasar aquí, espe­rá­ba­mos que Hon­du­ras fue­ra la excep­ción. Es terri­ble, inge­nuo e inex­cu­sa­ble. Se tenían que haber toma­do medi­das para evi­tar a toda cos­ta que la COVID-19 lle­ga­ra a nues­tros asi­los”, opi­na la abo­ga­da y defen­so­ra de dere­chos huma­nos con énfa­sis en estu­dios de la mujer, Vanes­sa Siliezar.

Un pre­fa­cio a lo Gar­cía Márquez

“Lo suce­di­do en el Per­pe­tuo Soco­rro es como un pre­fa­cio de lo que pasa en la nove­la de Gabriel Gar­cía Már­quez ‘Cró­ni­ca de una muer­te anun­cia­da’. Es decir que no hay aspec­tos téc­ni­cos de bio­se­gu­ri­dad, meca­nis­mos ni con­tro­les. Al no seguir con los con­tro­les, lo más lógi­co es que la epi­de­mia se expan­da de una for­ma muy rápi­da”, seña­la el ana­lis­ta y doc­tor de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal Autó­no­ma de Hon­du­ras, Gabriel Paz Peña.

La indo­len­cia es la raíz de muchos de nues­tros pro­ble­mas, inclu­yen­do tra­ge­dias como la del Per­pe­tuo Soco­rro. “Es una pena y una ver­güen­za para la socie­dad por­que somos indo­len­tes”, agre­ga Peña.

Aun­que se creó una ley para pro­te­ger­los, los adul­tos mayo­res “tie­nen que pelear en el cine, los super­mer­ca­dos y el trans­por­te urbano”.

En su mayo­ría, las fami­lias no visi­tan a las per­so­nas que aban­do­na­ron, según el ana­lis­ta, por­que las con­si­de­ran una car­ga, aun­que hay excep­cio­nes, “como las comu­ni­da­des de cató­li­cos y evangélicos”.

“La gen­te es muy hábil para reci­tar y apren­der­se de memo­ria los ver­sícu­los”, opi­na el doc­tor Peña. Sin embar­go, muy pocos apli­can los prin­ci­pios cris­tia­nos en su vida per­so­nal. Nues­tra socie­dad “mane­ja bien el anti­guo ada­gio: tan­to tie­nes, tan­to vales; nada tie­nes, nada vales”.

El exper­to se que­ja de la des­hu­ma­ni­za­ción en la que hemos caí­do, ya que nues­tra socie­dad se basa en el dine­ro y en el mer­can­ti­lis­mo, y eso nos hace olvi­dar los valo­res que nos hacen humanos.

Fun­cio­na­rios que no hicie­ron su trabajo

Muchos se pre­gun­tan qué pasó y por qué el alcal­de Arman­do Cali­do­nio no actuó para impe­dir lo que ocu­rrió en el Per­pe­tuo Soco­rro y este mis­mo cues­tio­na­mien­to le hacen al pre­si­den­te Juan Orlan­do Her­nán­dez en las redes sociales.

En su cuen­ta de Twit­ter, la máxi­ma auto­ri­dad de San Pedro Sula ha comu­ni­ca­do los tra­ba­jos que han rea­li­za­do en la uni­dad esta­bi­li­za­do­ra y tam­bién ha denun­cia­do cada una de las cade­nas y noti­cias fal­sas que se han publi­ca­do acer­ca de la muni­ci­pa­li­dad. “Nue­va­men­te publi­can comu­ni­ca­dos FALSOS y malin­ten­cio­na­dos. Infór­ma­te correc­ta­men­te, no se dejen sor­pren­der”, escribió.

San Pedro Sula es la ciu­dad don­de se regis­tra el mayor núme­ro de casos de coro­na­vi­rus en el país y don­de las auto­ri­da­des muni­ci­pa­les no toma­ron todas las medi­das miti­ga­do­ras para impe­dir las muer­tes en el asi­lo sampedrano.

Cali­do­nio, cono­ci­do por su obse­sión con el orden y la lim­pie­za, haría muy bien en usar los cono­ci­mien­tos adqui­ri­dos en el com­ba­te con­tra los gér­me­nes para sepa­rar de sus car­gos a los fun­cio­na­rios incom­pe­ten­tes que con su indo­len­cia han sido en par­te res­pon­sa­bles de la cri­sis en el Per­pe­tuo Socorro.

En Abril el Con­gre­so Nacio­nal apro­bó refor­mar el artícu­lo 2 del Decre­to 198‑2018, el que con­sis­te en auto­ri­zar a la muni­ci­pa­li­dad de San Pedro Sula para que pue­da uti­li­zar recur­sos de 1,600 millo­nes de lem­pi­ras (64,00000 millo­nes de dóla­res) del prés­ta­mo para obras de infra­es­truc­tu­ra en las áreas de salud y pre­ven­ción con­tra la pan­de­mia de Covid-19.

La par­la­men­ta­ria de Liber­tad y Refun­da­ción (Libre) Shir­ley Arria­ga en esta sesión se mani­fes­tó en con­tra de la pro­pues­ta de refor­mar ese pro­yec­to de ley y puso en duda que la admi­nis­tra­ción de Arman­do Cali­do­nio admi­nis­tre de for­ma trans­pa­ren­te estos recur­sos en medio de la cri­sis de COVID-19 y pro­pu­so, en repre­sen­ta­ción de su par­ti­do, “que se audi­te y que se garan­ti­ce que los L1,600 millo­nes van a ser uti­li­za­dos por la pobla­ción sampedrana”.

23 Se ha dado el segui­mien­to epi­de­mio­ló­gi­co a los casos diag­nos­ti­ca­dos posi­ti­vos por #Covid19 del asi­lo Per­pe­tuo Soco­rro, de los que 7 han ingre­sa­do al Hos­pi­tal Mario Cata­rino Rivas y uno al Ins­ti­tu­to Hon­du­re­ño de Segu­ri­dad Social de esa ciudad.

Ver imagen en Twitter

El Sub­se­cre­ta­rio de Salud, @Roberto Cosen­za, des­min­tió que el rumor que cir­cu­la en redes socia­les por vídeo don­de se obser­va el ingre­so de ataú­des al asi­lo, “el hogar de ancia­nos pres­tó ataú­des a la alcal­día y el vídeo es cuan­do la alcal­día les repu­so los fére­tros al asilo”.

Fuen­te: Repor­te­ros de Investigación



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *