Perú. Caso Sol­si­ret: Piden anu­lar recur­so de Kevin Villa­nue­va para salir de pri­sión por COVID-19

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de mayo de 2020

Tras ente­rar­se del habeas cor­pus que el Poder Judi­cial admi­tió a favor uno de los prin­ci­pa­les sos­pe­cho­sos de la des­apa­ri­ción de Sol­si­ret Rodrí­guez Aybar, la fami­lia de la acti­vis­ta femi­nis­ta cues­tio­na el tra­to dife­ren­cia­do del sis­te­ma judi­cial. “¿Y lo dere­chos de mi hija? ¿Y nues­tros dere­chos dón­de están?”, se pre­gun­ta Rosa­rio Aybar, madre de Sol­si­ret.

El pasa­do miér­co­les 20 de mayo, el Juz­ga­do de Emer­ge­nia COVID-19 a car­go del magis­tra­do César Rive­ros, admi­tió a trá­mi­te el habeas cor­pus pre­sen­ta­do por la defen­sa legal de Kevin Villa­nue­va, excu­ña­do de Sol­si­ret Rodrí­guez y uno de los prin­ci­pa­les sos­pe­cho­sos de haber par­ti­ci­pa­do en la des­apa­ri­ción de la acti­vis­ta el 23 de agos­to de 2016.

Tras admi­tir el habeas cor­pus, el juez Rive­ros soli­ci­tó un infor­me sobre las con­di­cio­nes car­ce­la­rias del sos­pe­cho­so reclui­do en el penal de Ancón y sobre su esta­do de salud, inclu­yen­do una prue­ba de des­car­te de COVID-19. Si el infor­me resul­ta a favor de Kevin Villa­nue­va, exis­te la posi­bi­li­dad de que se libre de los 9 meses pri­sión pre­ven­ti­va duran­te la cri­sis sani­ta­ria.

Fren­te a ello, la abo­ga­da Ivon­ne Macas­si, del Cen­tro de la Mujer Perua­na Flo­ra Tris­tán, y a car­go de la defen­sa de la fami­lia de Sol­si­ret, ya pidió la nuli­dad del habeas cor­pus. En comu­ni­ca­ción con este medio digi­tal, la abo­ga­da pre­ci­só que Kevin no es par­te del gru­po de ries­go fren­te al COVID-19 por no ser mayor de 60 años, “tam­po­co tie­ne pro­ble­mas de salud gra­ves o cró­ni­cos que pon­gan en ries­go su vida”.

La abo­ga­da de la fami­lia Rodrí­guez tam­bién advir­tió que exis­te un ries­go de fuga del impu­tado y que «si se dic­ta que Kevin Villa­nue­va cum­pla el ais­la­mien­to social obli­ga­to­rio en su pro­pia casa, en la prác­ti­ca sería como anu­lar la pri­sión pre­ven­ti­va, pues no se esta­ría dic­tan­do un arres­to domi­ci­lia­rio que le impi­da cir­cu­lar con liber­tad por las calles».

Como se recuer­da, la Fis­ca­lía tie­ne indi­cios de que Kevin y su expa­re­ja, Andrea Agui­rre, des­apa­re­cie­ron el cuer­po de Sol­si­ret, lue­go de que esta fue­ra ase­si­na­da y des­cuar­ti­za­da. Casi cua­tro años des­pués, es decir, recién el pasa­do 18 de febre­ro, algu­nos de los res­tos de la acti­vis­ta fue­ron halla­dos en la casa de Kevin Villa­nue­va.

Grá­fi­ca: Way­ka.

Jus­ti­cia que tar­da

“Hemos demo­ra­do casi 4 años para encon­trar a mi hija, de la for­ma cómo la hemos encon­tra­do, y hemos sido noso­tros quie­nes la hemos encon­tra­do. La Fis­ca­lía nun­ca nos apo­yó, y has­ta hoy, en ple­na pan­de­mia, segui­mos en lo mis­mo”, recla­ma la madre de Sol­si­ret, Rosa­rio Aybar, en entre­vis­ta para Way­ka.

“Están pasan­do por enci­ma de noso­tros. Si él [Kevin Villa­nue­va] está pre­so es por­que le corres­pon­de. Yo no ten­go nada, ni un tipo de jus­ti­cia, ten­go que estar rogan­do, supli­can­do, para que me vean. Él usa la pan­de­mia a su favor para pedir su habeas cor­pus”, comen­ta indig­na­da Rosa­rio.

Kevin Villa­nue­va, excu­ña­do de Sol­si­ret Rodrí­guez, des­apa­re­ci­da en agos­to de 2016. Foto: La Repú­bli­ca.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *