Méxi­co. Fon­do Nacio­nal del Fomen­to al Turis­mo es el garan­te del des­po­jo al impul­sar Tren Maya

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de mayo de 2020

Ciu­dad de Méxi­co |  «El Fon­do Nacio­nal del Fomen­to al Turis­mo (Fona­tur) es el garan­te del Esta­do Mexi­cano para lle­var a cabo el des­po­jo de nues­tros pue­blos y la impo­si­ción del mal lla­ma­do Tren Maya», seña­ló la Asam­blea de Defen­so­res del Terri­to­rio Maya Múuch’ Xíin­bal, en un posi­cio­na­mien­to en el que reafir­mó su recha­zo al mega­pro­yec­to fede­ral.

La orga­ni­za­ción maya cri­ti­có que la deci­sión de cons­truir un tren fue «toma­da des­de arri­ba para los de aba­jo» y ase­gu­ró que, para la impo­si­ción del mega­pro­yec­to y el des­po­jo terri­to­rial hacia las comu­ni­da­des indí­ge­nas, las auto­ri­da­des «hacen uso de la mili­ta­ri­za­ción como ‘con­co­mi­tan­te’».

«Noso­tros en los pue­blos y comu­ni­da­des no hemos soli­ci­ta­do la cons­truc­ción de un tren y mucho menos que sea maya», indi­ca­ron los inte­gran­tes de Múuch’ Xíin­bal.

Por ello, ase­gu­ra­ron que man­ten­drán su lucha con­tra el Tren Maya a tra­vés de recur­sos lega­les a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal y la orga­ni­za­ción comu­ni­ta­ria para impe­dir su desa­rro­llo.

A con­ti­nua­ción el comu­ni­ca­do com­ple­to:

Canek dijo:

“Noso­tros somos la tie­rra. En noso­tros madu­ran las semi­llas. Noso­tros ali­men­ta­mos las raí­ces. Bajo nues­tras plan­tas cami­nan las aguas de los ceno­tes. Noso­tros somos la tie­rra”. Ellos son la sus­ten­ta­bi­li­dad del des­po­jo.

(Canek. Ermi­lo Abreu Gómez)

A LOS PUEBLOS Y COMUNIDADES MAYAS DE LA PENÍNSULA DE YUCATÁN

A LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL

A LA SOCIEDAD EN GENERAL

Noso­tras y noso­tros, indí­ge­nas que somos par­te del pue­blo maya de la penín­su­la de Yuca­tán y que inte­gra­mos la Asam­blea de Defen­so­res del Terri­to­rio Maya Múuch’ Xíin­bal, levan­ta­mos la voz para denun­ciar los mega­pro­yec­tos empre­sa­ria­les que tie­nen como fina­li­dad des­po­jar­nos de la tie­rra y el terri­to­rio, luga­res y espa­cios don­de habi­ta­mos, don­de vive y se ali­men­ta nues­tra fami­lia, don­de hace­mos la mil­pa que here­da­mos de los abue­los y abue­las, don­de cele­bra­mos nues­tros ritos y vivi­mos nues­tra iden­ti­dad con dig­ni­dad y con pro­fun­do res­pe­to a la madre natu­ra­le­za, don­de con­vi­vi­mos con el aire, el agua, los árbo­les, el maíz, el sol, pero sobre todo, don­de cre­ce la semi­lla del futu­ro; en la Asam­blea esta­mos con­ven­ci­dos y lucha­mos por defen­der nues­tro pen­sa­mien­to que diri­ge nues­tras accio­nes:

¡LA TIERRA NO SE VENDE NI SE RENTA!

En los últi­mos años hemos vis­to con mucha preo­cu­pa­ción que en nues­tros pue­blos y eji­dos lle­ga “gen­te extra­ña” ofre­cien­do dine­ro a cam­bio de ceder­les nues­tras tie­rras para el desa­rro­llo de gran­des pro­yec­tos eóli­cos y foto­vol­tai­cos, o bien, para la cons­truc­ción de gran­jas por­cí­co­las para ali­men­tar a miles de cer­dos de expor­ta­ción; vie­nen a ofre­cer­nos que median­te estos pro­yec­tos vamos a tener empleo, que nos paga­rán bien por la ren­ta o ven­ta de las tie­rras, pero la reali­dad es que lo úni­co que han logra­do es que en algu­nos pue­blos haya divi­sión y enfren­ta­mien­to entre habi­tan­tes, e inclu­so entre fami­lia­res; a los empre­sa­rios no les impor­ta que sus “gran­des desa­rro­llos” defo­res­ten miles de hec­tá­reas de sel­va, con­ta­mi­nen el agua de los ceno­tes, con­ta­mi­nen el aire, con­ta­mi­nen la tie­rra, su úni­ca visión es con­ver­tir en mer­can­cía lo que para noso­tros es sagra­do: ¡ESTA LUCHA ES POR LA DEFENSA DE LA VIDA!

Des­de que ini­ció el pre­sen­te sexe­nio 2018 – 2024, se anun­cian gran­des pro­yec­tos para “deto­nar el desa­rro­llo” del sur­es­te mexi­cano que his­tó­ri­ca­men­te ha esta­do aban­do­na­do. Dicen que, aho­ra sí, la suer­te nos son­ríe por­que nos van a cons­truir un tren y para que nos ale­gre­mos será maya, que aho­ra sí, no nos pode­mos que­jar por­que el “desa­rro­llo” va a lle­gar y vamos a salir de pobres, que el tren maya es un acto de “jus­ti­cia social”, este es uno de los pro­yec­tos prio­ri­ta­rios del pre­sen­te sexe­nio tal como lo indi­ca el plan nacio­nal de desa­rro­llo, fue una deci­sión toma­da de arri­ba para los de aba­jo, ‑como siem­pre se ha hecho- por­que noso­tros en los pue­blos y comu­ni­da­des no hemos soli­ci­ta­do la cons­truc­ción de un tren y mucho menos que sea maya.

Enton­ces:

  • ¿POR QUÉ LA “URGENCIA” DE CONSTRUIR UN TREN?
  • ¿QUIÉNES SOLICITARON LA CONSTRUCCIÓN DEL TREN?
  • ¿A QUIÉN ESTÁ BENEFICIANDO LAS LICITACIONES PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL TREN?
  • ¿LOS IMPACTOS Y DAÑOS AL MEDIO AMBIENTE YA LOS CONOCEMOS?
  • ¿QUÉ SABEMOS DE LOS POLOS DE DESARROLLO Y DE LA MAGNITUD DE ESTOS?
  • ¿CONOCEMOS LAS CONDICIONES MEDIOAMBIENTALES QUE PUEDE SOPORTAR LA ZONA PARA NO COLAPSAR?
  • ¿ENTENDEMOS BIEN QUÉ ES EL “FIBRA” Y CÓMO SE PONE EN RIESGO NUESTRO TERRITORIO?

Estas pre­gun­tas que nadie res­pon­de, tie­nen una sola res­pues­ta y se lla­ma des­po­jo, un des­po­jo que se orde­na des­de el ámbi­to guber­na­men­tal, y sin temor a equi­vo­car­nos, pode­mos ase­gu­rar que hacen uso de la mili­ta­ri­za­ción como “con­co­mi­tan­te”, a la impo­si­ción de los mega­pro­yec­tos. Por ello, denun­cia­mos ante el mun­do, que el Fon­do Nacio­nal del Fomen­to al Turis­mo, (FONATUR), es el garan­te del Esta­do Mexi­cano para lle­var a cabo el des­po­jo de nues­tros pue­blos y la impo­si­ción del mal lla­ma­do Tren Maya; solo bas­te recor­dar, que el Tra­mo 1, de 228 kiló­me­tros con una inver­sión de 15.538 millo­nes de pesos, fue entre­ga­do al con­sor­cio Mota-Engil Méxi­co SAPI de C.V. en con­ve­nio con Chi­na Com­mu­ni­ca­tions Cons­truc­tion Com­pany LTD, Gru­po Cosh S.A. de C.V. Eya­sa S. de R.L de C.V y Gavil Inge­nie­ría S.A.; el Tra­mo 2, de 235 kiló­me­troscon una inver­sión de 18.553 millo­nes de pesos, fue entre­ga­do al con­sor­cio inte­gra­do por Ope­ra­do­ra Car­so (Car­los Slim) Infra­es­truc­tu­ra y Cons­truc­ción (Cic­sa) y FCC Cons­truc­ción; el Tra­mo 3, de 172 kiló­me­tros con una inver­sión de 10,192.9 millo­nes de pesos, fue entre­ga­do al con­sor­cio inte­gra­do por las empre­sas Cons­truc­cio­nes Ura­les S.A. de C.V., Gami Inge­ne­ría e Ins­ta­la­cio­nes S.A. de C.V. y Azvi S.A.U.; el Tra­mo 4, de 257 kiló­me­tros con una inver­sión apro­xi­ma­da de 25 mil millo­nes de pesos, será adju­di­ca­do de for­ma direc­ta por el gobierno de Méxi­co, a la cons­truc­to­ra mexi­ca­naI­CA, com­pa­ñía de cons­truc­ción fun­da­da en 1947 y con ope­ra­cio­nes en una doce­na de paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na, será direc­ta por­que la empre­sa ya cuen­ta con el dere­cho de vía de la auto­pis­ta de Kan­tu­nil- Can­cún; el Tra­mo 5, de 135 kiló­me­tros con una inver­sión sin defi­nir, será entre­ga­do al Fon­do de Inver­sión Black Rock, pues según Jimé­nez Pons, ya tie­ne una ven­ta­ja en la lici­ta­ción de ese seg­men­to del pro­yec­to ferro­via­rio; el Tra­mo 6 y 7, de 510 kiló­me­tros con una inver­sión apro­xi­ma­da de 32 mil millo­nes de pesos, fue entre­ga­do a la Secre­ta­ría de la Defen­sa Nacio­nal (SEDENA), a fin de evi­tar, según ellos, trá­mi­tes buro­crá­ti­cos que alar­guen el pro­ce­so de edi­fi­ca­ción del pro­yec­to ferro­via­rio, así como para aho­rrar cer­ca de 20 por cien­to del cos­to de los tra­mos fina­les. Todas estas empre­sas tie­nen un his­to­rial de des­ho­nes­ti­dad y de corrup­ción que este gobierno no solo no ha que­ri­do inves­ti­gar sino que los ha pre­mia­do con nue­vas opor­tu­ni­da­des al puro esti­lo de los sexe­nios pasa­dos.

Este es el pre­cio del des­po­jo, y la mili­ta­ri­za­ción del País para garan­ti­zar­lo, es algo que no que­re­mos para nues­tros pue­blos y comu­ni­da­des, por lo que hace­mos un lla­ma­do a la soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal, para exi­gir la can­ce­la­ción inme­dia­ta de la cons­truc­ción del Tren Maya.

Noso­tras y noso­tros, como Asam­blea de Defen­so­res del Terri­to­rio Maya Múuch’ Xíin­bal mani­fes­ta­mos que No esta­mos de acuer­do con la cons­truc­ción del tren “maya”, que segui­re­mos toman­do accio­nes lega­les a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal para dete­ner su desa­rro­llo. Nues­tra pos­tu­ra es que NO per­mi­ti­re­mos que nin­gún pro­yec­to inva­da y nos des­po­je de nues­tro terri­to­rio, inclui­do este “tren desa­rro­llis­ta”, NO per­mi­ti­re­mos la des­truc­ción y con­ta­mi­na­ción de nues­tros recur­sos natu­ra­les, NO per­mi­ti­re­mos que se tomen deci­sio­nes por noso­tros y noso­tras, NO per­mi­ti­re­mos que en nom­bre del “desa­rro­llo” se vio­len­ten nues­tros dere­chos con­sa­gra­dos en la Cons­ti­tu­ción de nues­tro país y en las leyes inter­na­cio­na­les, NO per­mi­ti­re­mos que sigan pisan­do nues­tra dig­ni­dad como pue­blos ori­gi­na­rios: ¡ESTA LUCHA ES POR LA DEFENSA DE NUESTRO TERRITORIO Y POR NUESTRAS VIDAS!

FUENTE: Des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: