Argen­ti­na. Con­mo­ción en Tucu­mán y el país ente­ro: halla­ron el cuer­po de Luis Espi­no­za, des­apa­re­ci­do y ase­si­na­do por la poli­cía /​Nora Cor­ti­ñas: «Como con San­tia­go Mal­do­na­do esto es des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muerte»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 mayo 2020

foto: Apa­re­ció Ase­si­na­do Luis Espinoza. 

Esta tar­de, a una sema­na de su des­apa­ri­ción, fue encon­tra­do el cuer­po del tra­ba­ja­dor rural Luis Arman­do Espi­no­za, de 31 años. Por el hecho hay nue­ve poli­cías detenidos.

Nora Cor­ti­ñas, Madre de Pla­za de Mayo Linea Fun­da­do­ra decla­ró: «Como San­tia­go Mal­do­no­do esto es des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te. Aun­que el gobierno lo nie­gue, fue des­apa­re­ci­do y lo mataron».

La fis­cal Móni­ca Gar­cía de Tar­ga, titu­lar de la Fis­ca­lía de Ins­truc­ción I del Cen­tro Judi­cial de Mon­te­ros, con­fir­mó el hallazgo.

  • Espi­no­za
    era vecino de la loca­li­dad de Mel­cho, en el depar­ta­men­to de
    Simo­ca. Según las pri­me­ras infor­ma­cio­nes el cuer­po fue loca­li­za­do en
    terri­to­rio cata­mar­que­ño, ya que los hom­bres del ECIF en la búsqueda
    atra­ve­sa­ron los lími­tes entre Tucu­mán y la veci­na pro­vin­cia, unos 200
    metros, ubi­cán­do­se en el Depar­ta­men­to de Andal­ga­lá. Tras­cen­dió que el
    cuer­po de Espi­no­za esta­ba en un pre­ci­pi­cio de 150 metros de profundidad
    envuel­to en bolsas. 
  • Una de las per­so­nas que dio avi­so a las
    auto­ri­da­des dijo que el cuer­po esta­ba envuel­to en una bol­sa negra, y
    otra blan­ca en la cabe­za, y que fami­lia­res direc­tos del tra­ba­ja­dor rural
    se encuen­tran en el lugar.
  • El hallaz­go del cuer­po sería
    resul­ta­do de la con­fe­sión de dos de los poli­cías que fue­ron indagados
    hace dos días, quie­nes habrían admi­ti­do una par­ti­ci­pa­ción menor en el
    encubrimiento.
  • Según estas decla­ra­cio­nes, el cuer­po de Espinoza
    habría sido lle­va­do entre cua­tro poli­cías en el auto par­ti­cu­lar del
    comi­sa­rio Rubén Mon­te­ne­gro y ocul­ta­do en la zona de Alpachiri.

Gar­cía
de Tar­ga seña­ló que «por el tipo de hecho y el invo­lu­cra­mien­to de
efec­ti­vos de la fuer­za de segu­ri­dad pedí la par­ti­ci­pa­ción exclu­si­va del
ECIF para las ins­pec­cio­nes, reco­no­ci­mien­tos, regis­tros y tra­ba­jos de
inte­li­gen­cia que se hicie­ron para escla­re­cer este hecho, de modo que los
agen­tes poli­cia­les tenían sólo la fun­ción de acom­pa­ñar para dar
segu­ri­dad a los funcionarios”.

Hace una semana

El
vier­nes 15 de mayo, la Poli­cía de la loca­li­dad de Mon­tea­gu­do interviene
en una carre­ra de caba­llos, dis­per­sa el encuen­tro, a unos 10 kilómetros
al sur de la capi­tal tucu­ma­na, cam­po aden­tro, en el para­je El Melcho.
Alre­de­dor de las cua­tro de la tar­de, en el camino se encuen­tran con los
her­ma­nos Juan Anto­nio y Luis Espinoza.

Juan
Anto­nio iba en su caba­llo, los poli­cías lo tiran al piso, lo golpean.
Luis inten­ta dete­ner las agre­sio­nes, pide que dejen tran­qui­lo a su
her­mano. Se escu­chan dis­pa­ros. Juan Anto­nio se des­ma­ya. Cuan­do se
des­pier­ta, Luis ya no está.

En
el lugar hay san­gre y vai­nas de cali­bre 9mm, las armas reglamentarias
que uti­li­za la Poli­cía, y un ras­tro en el sue­lo que se inter­na en el
mon­te y deja hue­lla has­ta el camino veci­nal, don­de los luga­re­ños creen
que Luis fue subi­do a la camio­ne­ta en la que lle­ga­ron los ofi­cia­les, una
Renault Kan­goo de color gris.

Juan
Anto­nio es el tes­ti­go cla­ve, es el últi­mo que vio con vida a Luis. La
fami­lia denun­ció que lo mata­ron y des­car­ta­ron el cuerpo.

La
cau­sa fue cara­tu­la­da como des­apa­ri­ción for­za­da de per­so­na, por la
fis­cal Móni­ca Gar­cía de Tar­ga, del Cen­tro Judi­cial de Mon­te­ros. Todas
las hipó­te­sis de los inves­ti­ga­do­res con­du­cen al per­so­nal poli­cial. Hay 9
agen­tes dete­ni­dos y un civil.

  • Por
    el caso, se encuen­tran dete­ni­dos el comi­sa­rio Rubén Mon­te­ne­gro, el
    ofi­cial José Mora­les, los sar­gen­tos René Ardi­les y Víc­tor Sali­nas; los
    cabos José Paz Clau­dio Zela­ya y Miriam Gon­zá­lez; y el agen­te Esteban
    Rojas González.
  • Tam­bién fue
    dete­ni­do el vigía comu­nal Ser­gio San­ti­llán, que rea­li­za­ba tareas de
    vigi­lan­cia aun­que es per­so­nal civil, deta­lla­ron los infor­man­tes, quienes
    con­fir­ma­ron que en las últi­mas horas fue dete­ni­da otra per­so­na, de la
    cual no se sumi­nis­tró su identidad.
  • Tras
    las inda­ga­to­rias de los acu­sa­dos, el juez de la cau­sa, Mario Velázquez,
    orde­nó el tras­la­do de los poli­cías a la cár­cel de Villa Urqui­za, a
    excep­ción de la mujer policía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *