Vene­zue­la. Madu­ro denun­cia: «Des­de Colom­bia, un ata­que bioterrorista»

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 mayo 2020.-

El 20 de mayo, en sus dos años del segun­do man­da­to, el pre­si­den­te vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, hizo una fuer­te denun­cia. Citan­do fuen­tes den­tro de la inte­li­gen­cia colom­bia­na, dijo que tie­ne evi­den­cia de que el gobierno de Ivan Duque está tra­tan­do de infec­tar deli­be­ra­da­men­te a Vene­zue­la a tra­vés de migran­tes que regre­san al país.

Migran­tes que, a pesar de los ríos de dine­ro que los gobier­nos vasa­llos de Trump han reci­bi­do para la lla­ma­da «emer­gen­cia huma­ni­ta­ria», han esta­do espe­ran­do duran­te días para poder regre­sar, a expen­sas del gobierno boli­va­riano, como ha suce­di­do has­ta aho­ra, y sin reci­bir nin­gún apo­yo. Sin embar­go, de repen­te, apa­re­cie­ron auto­bu­ses equi­pa­dos e inclu­so una bol­sa de comi­da para el via­je para trans­por­tar a estas per­so­nas a la fron­te­ra colom­bia­na con los esta­dos Apu­re, Táchi­ra y Zulia.

A su lle­ga­da, aun­que nun­ca antes habían teni­do con­tac­to con per­so­nas infec­ta­das, se encon­tró que estos ciu­da­da­nos eran en gran núme­ro posi­ti­vos para el coro­na­vi­rus. En las últi­mas vein­ti­cua­tro horas, se regis­tra­ron 67 nue­vos infec­ta­dos por coro­na­vi­rus, 66 de ellos regre­san­do de Colom­bia y uno de Bra­sil, un país que se per­fi­la como uno de los bro­tes más fuer­te de Covid-19.

El sos­pe­cho­so, dijo Madu­ro, es que los migran­tes fue­ron infec­ta­dos en los auto­bu­ses a pro­pó­si­to. Por lo tan­to, alar­mó a todo el país, la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na, la poli­cía, la comu­ni­dad cien­tí­fi­ca sobre este nue­vo «plan bio­te­rro­ris­ta». Por esta razón, el gobierno boli­va­riano ha dupli­ca­do las pre­cau­cio­nes a lo lar­go de la fron­te­ra (de 2.500 km), y ha crea­do nue­vos hos­pi­ta­les de cam­pa­ña para hacer fren­te a un posi­ble pico pandémico.

Para la oca­sión, el pre­si­den­te, en cone­xión con dife­ren­tes pun­tos del país, dio cuen­ta de las diver­sas inter­ven­cio­nes del gobierno boli­va­riano en las reunio­nes vir­tua­les que se cele­bra­ron con orga­nis­mos inter­na­cio­na­les en torno a la OMS. Agra­de­ció la con­tri­bu­ción tan­to de Chi­na como de Rusia al Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, don­de Vene­zue­la denun­ció el recien­te ata­que frus­tra­do de mer­ce­na­rios por mar, y feli­ci­tó la decla­ra­ción del Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU, Anto­nio Gute­rres, quien soli­ci­tó el fin de las san­cio­nes con­tra Venezuela.

Tam­bién dijo que esta­ba lis­to para reci­bir bar­cos ira­níes que trans­por­tan com­bus­ti­ble al país boli­va­riano a pesar de las ame­na­zas de Trump. Anun­ció la lle­ga­da de otros avio­nes car­ga­dos con ayu­da de las Nacio­nes Uni­das y se bur­ló de la pro­pues­ta de Trump de enviar a su vez $ 20 millo­nes en ayu­da: «Con Esta­dos Uni­dos, dijo, todo es un jue­go de ata­ques, recha­zos, pero tam­bién inten­tos de diá­lo­go. Acep­té la pro­pues­ta, agre­gó, pero cree­ré que la ayu­da ven­drá solo cuan­do la vea con mis pro­pios ojos. La mayor ayu­da huma­ni­ta­ria que la admi­nis­tra­ción nor­te­ame­ri­ca­na podría hacer­nos es eli­mi­nar las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les con­tra nues­tra eco­no­mía, nues­tro petró­leo, nues­tras cuen­tas extranjeras».

Por lo tan­to, el pre­si­den­te elo­gió la alta con­cien­cia del pue­blo vene­zo­lano duran­te la cua­ren­te­na que, dijo, se fle­xi­bi­li­za­rá de acuer­do con las adver­ten­cias de la OMS de que el 90% podría ser gol­pea­do por un virus que es rápi­do y letal, y con­tra el cual aún no se encuen­tra una vacuna.

El ejem­plo de aque­llos paí­ses que han dete­ni­do la cua­ren­te­na pre­ma­tu­ra­men­te sue­na como una adver­ten­cia, tam­bién por aque­llos paí­ses que, como Vene­zue­la, han toma­do medi­das pre­ven­ti­vas a tiem­po basa­das en la orga­ni­za­ción terri­to­rial y la apli­ca­ción de visi­tas y tam­po­nes de casa en casa. Un plan que, gra­cias tam­bién a la pla­ta­for­ma Patria, ha logra­do pro­por­cio­nar un mapeo fiel de la pro­pa­ga­ción del virus y con­te­ner­lo des­de el ini­cio de los síntomas.

Un resul­ta­do que ha reci­bi­do elo­gios y aten­ción de orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, a pesar de la pro­pa­gan­da y la acción des­truc­ti­va de los «ven­de­pa­tria» como el auto­pro­cla­ma­do Juan Guai­dó, que solo pen­sa­ba en robar el dine­ro de los vene­zo­la­nos, en pedir más san­cio­nes, y orga­ni­zar inva­sio­nes mer­ce­na­rias como las del 3 y 4 de mayo en la lla­ma­da Ope­ra­ción Gedeón.

A par­tir de los últi­mos desa­rro­llos en la inves­ti­ga­ción, las res­pon­sa­bi­li­da­des de los gobier­nos de Amé­ri­ca del Nor­te y Colom­bia han sido evi­den­tes. Ha sur­gi­do una tri­ple trian­gu­la­ción cri­mi­nal, ilus­tra­da recien­te­men­te por el Minis­tro de Comu­ni­ca­ción, Jor­ge Rodrí­guez, quien ha publi­ca­do algu­nas escu­chas tele­fó­ni­cas que pro­vie­nen direc­ta­men­te de los ser­vi­cios secre­tos colombianos.

El dipu­tado de Acción Demo­crá­ti­ca, Her­nán Ale­mán, pro­fu­go de la jus­ti­cia, con­ver­sa por telé­fono con el nar­co­tra­fi­can­te Clí­ver Alca­lá Cor­do­nes, hoy pro­te­gi­do por la DEA, y con un ter­ce­ro no iden­ti­fi­ca­do. Ade­más de la con­tri­bu­ción de la CIA y la del emba­ja­dor de los Esta­dos Uni­dos en Colom­bia, James Story, se con­fir­ma la exis­ten­cia y la dura­ción de los cam­pos de entre­na­mien­to para­mi­li­ta­res con sede en Rioha­cha, en la Gua­ji­ra colom­bia­na, que ya han sur­gi­do en las con­fe­sio­nes de los arrestados.

El dipu­tado tam­bién se refie­re a los uni­for­mes de Amé­ri­ca del Nor­te y la ban­de­ra de barras y estre­llas incau­ta­das en el esta­do vene­zo­lano del Zulia. Rodrí­guez expli­có que Ale­mán man­tie­ne estre­chas rela­cio­nes con la ex Fis­cal Gene­ral Lui­sa Orte­ga Díaz – que entre­gó el pasa­por­te a uno de los nar­co­tra­fi­can­te – y con su espo­so Ger­mán Ferrer, quie­nes huye­ron a Colom­bia, don­de tam­bién está «Sair Mun­da­rín, quien fue el autor de todos sus crímenes».

Al exa­mi­nar el méri­to legal del con­tra­to mer­ce­na­rio cele­bra­do con Sil­ver­corp, se hace cada vez más cla­ro cómo Guai­dó y sus com­pin­ches, se can­di­da­ban para saquear el país. Duran­te una reu­nión públi­ca de alto nivel, la pri­me­ra com­ba­tien­te Cilia Flo­res, quien tam­bién es una abo­ga­da reco­no­ci­da, ilus­tró las cláu­su­las del con­tra­to en el que se esta­ble­ció la facul­tad de robar los acti­vos de los cha­vis­tas ase­si­na­dos, jun­to con los recur­sos del país.

Aho­ra, dijo Madu­ro, «el gobierno colom­biano ha abier­to una inves­ti­ga­ción para des­cu­brir cómo obte­ne­mos infor­ma­ción del inte­rior de su mis­ma inte­li­gen­cia, admi­tien­do así que tenía­mos razón. Pero inclu­so para este nue­vo plan bio­te­rro­ris­ta, no esta­mos hablan­do ton­te­rías». Tra­ba­jo de inte­li­gen­cia y orga­ni­za­ción popu­lar. Esta es «la gue­rra de todo el pue­blo», dijo el pre­si­den­te, mos­tran­do la ima­gen de los pes­ca­do­res que blo­quea­ron a los mer­ce­na­rios que inten­ta­ban des­em­bar­car en Venezuela.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *