Para­guay. Mar­tín Alma­da expli­ca el Plan Cón­dor en «Con­ver­san­do con Correa»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de mayo de 2020

«Aquel refe­ren­te para­gua­yo en la lucha por los dere­chos huma­nos par­ti­ci­pa del pro­gra­ma ‘Con­ver­san­do con Correa’, don­de dia­lo­ga jun­to al expre­si­den­te ecua­to­riano sobre las dic­ta­du­ras en Amé­ri­ca Lati­na y la fra­gi­li­dad de la demo­cra­cia actual en dis­tin­tos paí­ses de la región», dice la intro­duc­ción al pro­gra­ma de la tele­di­fu­so­ra rusa RT.

Así rese­ñó la entre­vis­ta RT en su sitio web: «En esta nue­va edi­ción de ‘Con­ver­san­do con Correa’, el expre­si­den­te ecua­to­riano dia­lo­ga con Mar­tín Alma­da (83), peda­go­go, acti­vis­ta y defen­sor de los dere­chos huma­nos en Para­guay, quien fue tor­tu­ra­do y encar­ce­la­do de modo ile­gí­ti­mo duran­te la dic­ta­du­ra de Alfre­do Stroessner.

«El 22 de diciem­bre de 1992, con la ayu­da de un juez valien­te, pudo des­cu­brir y demos­trar al mun­do que exis­tió el Plan Cón­dor», intro­du­ce el anfi­trión del pro­gra­ma al pre­sen­tar a su invi­ta­do, hacien­do alu­sión al sis­te­ma con­ti­nen­tal coor­di­na­do con Washing­ton para secues­trar y des­apa­re­cer per­so­nas por moti­vos políticos.

«Fue un pac­to secre­to entre los gobier­nos mili­ta­res de Suda­mé­ri­ca, en paí­ses como Argen­ti­na, Bra­sil, Boli­via, Chi­le, Uru­guay y Para­guay», seña­la el entre­vis­ta­do. Y lamen­ta: «Cos­tó más de 100.000 víc­ti­mas». Entre los falle­ci­dos y des­apa­re­ci­dos, había «diri­gen­tes de la cla­se obre­ra, estu­dian­tes, pro­fe­so­res, mili­ta­res ins­ti­tu­cio­na­lis­tas y eco­no­mis­tas», repasa.

En su con­si­de­ra­ción, el Plan Cón­dor «comen­zó en el 64, con el gol­pe de Esta­do mili­tar en Bra­sil, pero se for­ma­li­zó el 25 de noviem­bre del 75 en San­tia­go de Chi­le, des­pués del gol­pe de Pino­chet», quien derro­có al gobierno socia­lis­ta de Sal­va­dor Allen­de el 11 de sep­tiem­bre de 1973.

Sobre la per­se­cu­ción que pade­ció en Para­guay cuan­do no había demo­cra­cia, Alma­da recuer­da: «En la déca­da del 60, era direc­tor de una escue­la pri­ma­ria y secun­da­ria en San Loren­zo, en los alre­de­do­res de Asun­ción. Y con el apo­yo de la Uni­ver­si­dad Cató­li­ca, abri­mos un capí­tu­lo sobre la meto­do­lo­gía de la ense­ñan­za edu­ca­ti­va libe­ra­do­ra de Pau­lo Frei­re. Ahí comen­zó mi tragedia».

Defen­dí la tesis dicien­do que en el Para­guay la edu­ca­ción esta­ba al ser­vi­cio de la cla­se domi­nan­te. Y moles­tó mucho eso

Por esos días, tam­bién era diri­gen­te sin­di­cal, y se sen­tía pre­sio­na­do por las auto­ri­da­des de fac­to. Así, soli­ci­tó una beca a Argen­ti­na para estu­diar con mayor tran­qui­li­dad, y en ese país vecino, que toda­vía no esta­ba en dic­ta­du­ra, reali­zó sus avan­ces aca­dé­mi­cos: «Defen­dí la tesis, dicien­do que en el Para­guay la edu­ca­ción esta­ba al ser­vi­cio de la cla­se domi­nan­te. Y moles­tó mucho eso».

Duran­te la char­la con Correa, rea­li­za­da a tra­vés de Inter­net debi­do a la emer­gen­cia sani­ta­ria glo­bal, aquel refe­ren­te en dere­chos huma­nos cuen­ta cómo obtu­vo los pape­les que reve­la­ban «la pene­tra­ción de la CIA en las uni­ver­si­da­des y cole­gios del Para­guay». Y comen­ta: «Así comen­zó mi vida denun­cian­do a los EE.UU. Regre­so a Para­guay el 26 de noviem­bre del 74, va la Poli­cía secre­ta a mi escue­la, y me toman».

Asi­mis­mo, Alma­da repa­sa el valor his­tó­ri­co de otros docu­men­tos halla­dos, que com­pro­ba­ban la impli­can­cia del Ejér­ci­to para­gua­yo en el Plan Cón­dor: «La UNESCO decla­ró esto ‘memo­ria del mun­do’, por la impor­tan­cia de su contenido».

En cuan­to a la actua­li­dad de la región, el entre­vis­ta­do ya había seña­la­do en 2016 que «el Cón­dor sigue volan­do en Amé­ri­ca Lati­na». Ante la con­sul­ta de Correa sobre el tema, opi­na: «Cuan­do comen­zó el Cón­dor, fue una repre­sión estric­ta­men­te mili­tar. Siguió sien­do mili­tar en Hon­du­ras. Lue­go echa­ron a Lugo, y ya no era sola­men­te mili­tar, era a tra­vés del Par­la­men­to. Des­pués fue Lula. Últi­ma­men­te, el Cón­dor apa­re­ció de cuer­po y alma, así como nació estric­ta­men­te mili­tar y poli­cial en Boli­via. Con la ayu­da, lógi­ca­men­te, de los medios masi­vos de comu­ni­ca­ción», con­clu­yó señalando.

FUENTE: E’a‑AtyCom

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *