Argen­ti­na. Niña tor­tu­ra­da en San­tia­go del Este­ro. ¡El Esta­do es res­pon­sa­ble!

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de mayo de 2020

En 1921 la segun­da refor­ma del
Códi­go Penal habi­li­tó la posi­bi­li­dad de inte­rrum­pir emba­ra­zos que fue­ran
con­se­cuen­cia de una vio­la­ción. Actual­men­te, de acuer­do con el artícu­lo 86 del
Códi­go Penal y la sen­ten­cia de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de la Nación en el
caso “F.A.L” de 2012, las per­so­nas tie­nen dere­cho a la inte­rrup­ción legal del
emba­ra­zo en 3 casos:

-Si
el emba­ra­zo repre­sen­ta un peli­gro para la vida de la mujer y este peli­gro no
pue­de ser evi­ta­do por otros medios;

-Si
el emba­ra­zo repre­sen­ta un peli­gro para la salud de la mujer (enten­di­da la salud
como el bien­es­tar físi­co, men­tal-emo­cio­nal y social)

-Si
el emba­ra­zo pro­vie­ne de una vio­la­ción.

A
nivel inter­na­cio­nal, en 1984, la ONU cali­fi­có a la obli­ga­ción a ges­tar y parir
como tra­to degra­dan­te, inhu­mano y tor­tu­ra.

Asi­mis­mo,
el abu­so sexual con­tra la infan­cia, es con­si­de­ra­do como una vul­ne­ra­ción gra­ve
de los Dere­chos Huma­nos. En Argen­ti­na, según datos de Minis­te­rio de Salud, el
47% de las niñas víc­ti­mas de abu­so sexual tie­nen entre 5 y 12 años. María, la
niña a la que nega­ron sus dere­chos en el sis­te­ma de salud de San­tia­go del
Este­ro, tie­ne 12 años.

Estos
datos, son ape­nas algu­nos de los que per­mi­ten ver que una niña de 12 años
emba­ra­za­da no es un caso ais­la­do, ni un pro­ble­ma per­so­nal, indi­vi­dual o
pri­va­do. Con todos estos ante­ce­den­tes resul­ta impen­sa­ble e indig­nan­te la
inac­ción y desidia en las repar­ti­cio­nes públi­cas.

Sin embar­go, a María y a su madre les min­tie­ron sobre la edad ges­ta­cio­nal de su feto para poder pro­ce­der sin pro­ble­ma a la hora de jus­ti­fi­car por qué no accio­na­ron cómo corres­pon­día según la ley.

Los/​las agen­tes del Esta­do tie­nen la obli­ga­ción de cono­cer y hacer cum­plir la ley sin dila­cio­nes, pero eso no suce­de en el hos­pi­tal Mater­ni­dad e Infan­cia de San­tia­go con el Dr. Pedro Carri­zo, obje­tor de que se prac­ti­que las inte­rrup­cio­nes a niñas que sufrie­ron abu­sos sexua­les.

Expo­ner, demo­rar y no infor­mar debi­da­men­te sobre los dere­chos que asis­ten a las ciu­da­da­nas, es una fal­ta gra­ve a sus obli­ga­cio­nes. Y el Minis­te­rio de Salud de la Pro­vin­cia debe­ría dar res­pues­tas inme­dia­tas y hacer­se car­go de este pedi­do ante este caso tan atroz.

Des­de la Cam­pa­ña Nacio­nal por el Abor­to Legal, Segu­ro y Gra­tui­to exi­gi­mos que haya con­se­cuen­cias para quie­nes han blo­quea­do el acce­so a los dere­chos de la niña.

Para
acce­der a la inte­rrup­ción legal del emba­ra­zo es nece­sa­ria una con­sul­ta con un
pro­fe­sio­nal de la salud, en un ámbi­to con­fi­den­cial. A María, se lo nega­ron. Le
min­tie­ron, y la revic­ti­mi­za­ron. En el caso de una vio­la­ción no es nece­sa­ria una
denun­cia poli­cial. María tenía 2 de 3 cau­sa­les.

En
2015, el Minis­te­rio de Salud de la Nación publi­có el Pro­to­co­lo para la Aten­ción
Inte­gral de las Per­so­nas con Dere­cho a la Inte­rrup­ción Legal del Emba­ra­zo
(Pro­to­co­lo ILE) con el fin de estan­da­ri­zar prác­ti­cas y garan­ti­zar el acce­so a
este dere­cho, el mis­mo fue actua­li­za­do a fines del 2019 por el actual Minis­tro
de Salud, pero San­tia­go del Este­ro aún no adhi­rió al mis­mo.

En este con­tex­to, el recla­mo por abor­to legal, segu­ro y gra­tui­to es más actual que nun­ca. Es evi­den­te la nece­si­dad de que este dere­cho esté al alcan­ce de todas las muje­res argen­ti­nas. Some­ter a una niña pobre a con­ti­nuar un emba­ra­zo pro­duc­to de una vio­la­ción, es repro­du­cir esas mis­mas con­di­cio­nes y expec­ta­ti­vas de vida a las gene­ra­cio­nes futu­ras.

Nues­tros
recla­mos son más fuer­tes que nun­ca. Segui­re­mos levan­tan­do la voz por María, por
Lucía, por Belén y por todas las muje­res que son obli­ga­das a poner su cuer­po
para satis­fa­cer deseos aje­nos.

Recor­da­mos y expre­sa­mos enfá­ti­ca­men­te la exi­gen­cia de que la Pro­vin­cia de San­tia­go del Este­ro debe adhe­rir y garan­ti­zar el pro­to­co­lo para la Aten­ción Inte­gral de las Per­so­nas con Dere­cho a la Inte­rrup­ción Legal del Emba­ra­zo, como así tam­bién, res­pe­tar la Con­ven­ción sobre los dere­chos de niñas, niños y ado­les­cen­tes, en tan­to en 2018 reafir­mó el pedi­do a nues­tro país: “Argen­ti­na debe ase­gu­rar el acce­so a ser­vi­cios de abor­to segu­ro y aten­ción posa­bor­to para niñas ado­les­cen­tes, garan­ti­zan­do que sus opi­nio­nes siem­pre se escu­chen y se ten­gan debi­da­men­te en cuen­ta como par­te del pro­ce­so de toma de deci­sio­nes”.

No
que­re­mos más niñas víc­ti­mas de vio­la­ción, ni obli­ga­das a ges­tar emba­ra­zos no
desea­dos.

#Niñas­No­Ma­dres
#Adhe­sió­nAl­Pro­co­loI­LE­Ya!

#Edu­ca­ción Sexual para Deci­dir,
#Anti­con­cep­ti­vos para no abor­tar,
#Abor­to legal para no morir.

Fuen­te: Dia​rio​fe​me​nino​.com​.ar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *