Argen­ti­na. Cam­pa­ña para la inclu­sión de la pros­ti­tu­ción en el plan con­tra las vio­len­cias de géne­ro #Pros­ti­tui­rEs­Vio­len­cia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de mayo de 2020

Con­vo­ca­to­ria Abo­li­cio­nis­ta Fede­ral exi­ge a tra­vés de una cam­pa­ña que se inclu­ya a la pros­ti­tu­ción como par­te del Plan de Acción con­tra las Vio­len­cias que está ela­bo­ran­do el Minis­te­rio de las Muje­res, Géne­ros y Diver­si­dad de la Nación.

Dan­do con­ti­nui­dad a la lucha por la
abo­li­ción de la pros­ti­tu­ción, Con­vo­ca­to­ria Abo­li­cio­nis­ta Fede­ral ini­ció una
cam­pa­ña a tra­vés de dis­tin­tas accio­nes de comu­ni­ca­ción en redes­con el
#Pros­ti­tui­rEs­Vio­len­cia y en medios pidien­do se hagan efec­ti­vas las polí­ti­cas
públi­cas de inclu­sión para muje­res, trans y tra­ves­tis pros­ti­tui­das. Has­ta
aho­ra, no han sido visi­bi­li­za­das como par­te del accio­nar del Minis­te­rio
nacio­nal medi­das con­cre­tas que den res­pues­tas a la situa­ción social de quie­nes
son víc­ti­mas del sis­te­ma pros­ti­tu­yen­te.

Hemos recor­da­do que nues­tro país es
jurí­di­ca­men­te abo­li­cio­nis­ta, exi­gi­mos polí­ti­cas públi­cas acor­des con los
com­pro­mi­sos asu­mi­dos por el Esta­do argen­tino. Por ello, es nece­sa­rio que se
dimen­sio­ne el impac­to que la pros­ti­tu­ción tie­ne mayo­ri­ta­ria­men­te para las muje­res,
niñas y ado­les­cen­tes en lo rela­cio­na­do con la salud, lo psi­co-afec­ti­vo, su
sexua­li­dad; como asi­mis­mo en el desa­rro­llo de su pro­pio pro­yec­to de vida.

Pocas veces se visi­bi­li­zan las
con­se­cuen­cias que vul­ne­ran la vida de las per­so­nas pros­ti­tui­das, y en la de sus
hijas e hijos. Impac­tos per­ju­di­cia­les, que por su vio­len­cia reite­ra­da afec­tan
su salud físi­ca, psí­qui­ca y emo­cio­nal. Los tras­tor­nos psí­qui­cos, físi­cos y
socia­les no tie­nen un tra­ta­mien­to ade­cua­do a la pro­ble­má­ti­ca en el sis­te­ma de
salud, por ello es nece­sa­rio que esté pre­sen­te en la agen­da públi­ca.

Las con­se­cuen­cias psi­co-físi­cas en la
salud de las muje­res pros­ti­tui­das.

En gene­ral las muje­res han sido
incor­po­ra­das al cir­cui­to pros­ti­bu­la­rio en eda­des tem­pra­nas de su ado­les­cen­cia,
o bien en su infan­cia, de allí que en su his­to­ria encon­tra­re­mos ante­ce­den­tes de
haber sufri­do agre­sio­nes sexua­les, que lue­go se per­pe­tua­rán “natu­ra­li­za­das” por
el sis­te­ma pros­ti­tu­yen­te. Son esca­sas las cober­tu­ras perio­dís­ti­cas que dan
cuen­ta de las con­se­cuen­cias pro­duc­to de la pros­ti­tu­ción.

Los tras­tor­nos men­ta­les de tipo
diso­cia­ti­vo entre la per­so­na­li­dad públi­ca y el carác­ter “pri­va­do” lle­van a un
plano de des­cor­po­ra­li­za­ción. Esto, no es otra cosa que un meca­nis­mo de defen­sa
por las vio­len­cias que trae expe­ri­men­tar rela­cio­nes sexua­les no desea­das en
repe­ti­das oca­sio­nes. La nega­ción de los pro­pios deseos, el pla­cer, las
emo­cio­nes, los afec­tos son las reglas impues­tas en una tran­sac­ción comer­cial de
subor­di­na­ción para las muje­res.

Des­apa­re­ce el carác­ter de una rela­ción
sexual res­pe­tuo­sa, huma­ni­za­da para trans­for­mar a la per­so­na pros­ti­tui­da en un
obje­to sexual. Las con­se­cuen­cias de este pro­ce­so sis­te­má­ti­co de vio­len­cias se
deno­mi­na estrés post trau­má­ti­co (TEPT).

Estos tras­tor­nos en el plano psí­qui­co,
tam­bién tie­nen reper­cu­sión físi­ca. La médi­ca fran­ce­sa Judith Trin­quart seña­la
entre, otras tan­tas afec­ta­cio­nes: la tole­ran­cia al dolor, la expo­si­ción a las
adic­cio­nes, hipo­es­te­sia, pro­ble­mas sexua­les, gine­co­ló­gi­cos; entre ellos los que
se deri­van de las infec­cio­nes de trans­mi­sión sexual, como así tam­bién dis­tin­to
tipos de cán­cer. Enfer­me­da­des de tipo infec­cio­sas: bron­co pul­mo­nar y de piel.

Por otra par­te, tam­bién las muje­res
pros­ti­tui­das sufren las con­se­cuen­cias físi­cas y psi­co­ló­gi­cas de las vio­len­cias
cor­po­ra­les y sexua­les pro­duc­to de los gol­pes, con obje­tos con­tun­den­tes, heri­das
de arma blan­ca, la vio­la­ción por par­te de pro­xe­ne­tas y com­pra­do­res; y la
vio­len­cia deri­va­da de las ame­na­zas, insul­tos y comen­ta­rios degra­dan­tes.

La pros­ti­tu­ción es el fenó­meno prin­ci­pal
en la gene­ra­ción de estos tras­tor­nos, por ello es nece­sa­rio que se la asu­ma,
que se visi­bi­li­ce como un pro­ble­ma den­tro de un Plan de Acción del Esta­do. La
repa­ra­ción de dere­chos tam­bién impli­ca con­si­de­rar la par­ti­cu­la­ri­dad que tie­nen
los pro­ble­mas de la salud psi­co-físi­ca en la aten­ción de los ser­vi­cios de
salud.

[email protected]​gmail.​com.

Telé­fo­nos: Mar­ta Fon­ten­la, 11 6543 – 2152,
Kathe­ri­ne Tri­ni­dad Ivasz­kow Mar­quez 11 2785 – 4990; Sele­ne Aylen Rodri­guez Mallón
11 3250 – 9789; Elsa Cola Are­na 11 44305567

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: