Vene­zue­la. Por mar por tie­rra y por aire, los pira­tas de Trump ata­can

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 mayo 2020.-

La ter­ce­ri­za­ción de la gue­rra, libra­da a tra­vés de las empre­sas para la segu­ri­dad pri­va­da, es lamen­ta­ble­men­te un ele­men­to de hecho en los con­flic­tos. Un gran nego­cio que pro­me­te reno­var­se y expan­dir­se inclu­so en la post pan­de­mia. Una con­ven­ción de la ONU de 1989, que entró en vigor en 2001, prohí­be la capa­ci­ta­ción y el uso de mer­ce­na­rios, pero la ley pue­de elu­dir­se y, ade­más, Esta­dos Uni­dos siem­pre encuen­tra una mane­ra de colo­car­se por enci­ma de las leyes.

Esto que­dó una vez más en evi­den­cia duran­te la Ope­ra­ción Gedeón con­tra la revo­lu­ción boli­va­ria­na, y sigue cla­ro aho­ra. Con lo que sería una ver­da­de­ra ope­ra­ción de pira­te­ría, Trump ame­na­za con blo­quear los bar­cos ira­níes que trans­por­tan com­bus­ti­ble a Vene­zue­la en ple­na pan­de­mía por el Covid-19. El plán sigue lo mis­mo: ahor­car la resis­ten­cia del pue­blo vene­zo­lano para que derro­te a Madu­ro, que está tenen­do exito con­tra el coro­na­vi­rus.

Y ayer, las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, deci­di­das por Trump con­tra Vene­zue­la y apro­ba­das por los gobier­nos de la Unión Euro­pea, lan­za­ron otro ata­que con­tra la infor­ma­ción de Tele­sur y PDVSA, la com­pa­ñía petro­le­ra nacio­nal. La mul­ti­na­cio­nal esta­dou­ni­den­se AT&T, que pro­por­cio­na ser­vi­cios a tra­vés de la pla­ta­for­ma Directv, y que en el pasa­do ha esta­do invo­lu­cra­da en otras ope­ra­cio­nes des­es­ta­bi­li­za­do­ras en el con­ti­nen­te lati­no­ame­ri­cano, como el gol­pe de esta­do con­tra Allen­de en Chi­le, ha anun­cia­do el cie­rre de la señal debi­do a la ame­na­za de san­cio­nes.

Otro ata­que a la liber­tad de infor­ma­ción, uno de dere­chos huma­nos inalie­na­bles, come­ti­do por el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y sus vasa­llos. Un ata­que anun­cia­do en Mia­mi duran­te una reu­nión del Cen­tro de Medios de las Amé­ri­cas del Depar­ta­men­to de Esta­do, en la que fun­cio­na­rios del gobierno de Trump lan­za­ron fal­sas acu­sa­cio­nes con­tra Tele­sur, RT y otras pla­ta­for­mas alter­na­ti­vas inter­na­cio­na­les.

Tele­sur, como ya ha suce­di­do con otras empre­sas públi­cas fue­ra del país, como Monó­me­ros en Colom­bia o la refi­ne­ría de Cit­go en EE. UU., está sien­do blan­co de los gol­pis­tas vene­zo­la­nos, que ya han desig­na­do a su direc­tor vir­tual. Un plán res­pal­da­do al extran­je­ro por una de las caras más odio­sas de la dere­cha gol­pis­ta vene­zo­la­na: la de Julio Bor­ges, quien se lla­ma pom­po­sa­men­te «comi­sio­na­do pre­si­den­cial en el extran­je­ro». Un car­go vir­tual como vir­tual es el «gobierno» del auto­pro­cla­ma­do «pre­si­den­te inte­ri­no», Juan Guai­dó.

El gobierno de Nar­nia, el Minis­tro de Comu­ni­ca­ción Jor­ge Rodrí­guez lo defi­nió acer­ta­da­men­te, duran­te una actua­li­za­ción de los hechos rela­cio­na­dos con el inten­to de una incur­sión mer­ce­na­ria en las cos­tas de Vene­zue­la. Un plan con­tem­pla­do en el con­tra­to que esti­pu­ló la empre­sa nor­te­ame­ri­ca­na Sil­ver­corp y la cúpu­la de Guai­dó.

Bor­ges, huyen­do de su país y fil­ma­do des­pués de haber atro­pe­lla­do a un niño sin parar para res­ca­tar­lo, escri­bió una car­ta al Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU, Anto­nio Gute­rres, «en nom­bre del gobierno legí­ti­mo que pre­si­de el dipu­tado Juan Guai­dó». En la car­ta, nie­ga, con­tra toda evi­den­cia, la res­pon­sa­bi­li­dad en los «even­tos del 3 y 4 de mayo». Los días de la «ope­ra­ción Gedeón», des­cu­bier­ta y neu­tra­li­za­da por el gobierno boli­va­riano con la par­ti­ci­pa­ción direc­ta del poder popu­lar orga­ni­za­do.

Las fotos de los pes­ca­do­res des­cal­zos pero arma­dos que neu­tra­li­za­ron al gru­po de mer­ce­na­rios, atán­do­los con la cuer­da en la espe­ra de con­se­guir espo­sas, die­ron la vuel­ta al mun­do. «Esta es la gue­rra de todo el pue­blo: un pes­ca­dor arma­do de un hie­rro con­tra los envia­dos del impe­rio más pode­ro­so del mun­do», dijo el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro al recor­dar la heroi­ca resis­ten­cia del pue­blo viet­na­mi­ta que se renue­va en la ima­gen del pes­ca­dor.

Cier­ta­men­te, la máqui­na que apo­ya la far­sa inter­na­cio­nal de este gru­po de ladro­nes es pode­ro­sa. Los gobier­nos que, des­de Euro­pa has­ta Amé­ri­ca Lati­na, han segui­do la orden de Trump al reco­no­cer el auto­pro­cla­ma­do en el extran­je­ro en las fun­cio­nes que, al no tener un apa­ra­to esta­tal en la mano, no pue­den ejer­cer, con­ti­núan sem­bran­do con­fu­sión.

Los medios inter­na­cio­na­les se refie­ren al gru­po de Guai­dó como si fue­ran la «Asam­blea Nacio­nal»: inclu­so si sus reunio­nes tie­nen lugar en el salón del con­do­mi­nio, ya que el Par­la­men­to real, que sin embar­go sigue “en des­aca­to”, ha ele­gi­do una nue­va pre­si­den­cia sin el auto­pro­cla­ma­do, que la había ejer­ci­do has­ta enton­ces.

Sin embar­go, inclu­so en los medios de comu­ni­ca­ción que que­rían pre­sen­tar la ope­ra­ción de Gedeón como «pre­sun­ta», se fil­tran las con­fe­sio­nes e imá­ge­nes de los mer­ce­na­rios esta­dou­ni­den­ses arres­ta­dos en la cos­ta vene­zo­la­na. La copia del con­tra­to millo­na­rio fue pre­sen­ta­da por una perio­dis­ta de Mia­mi que cier­ta­men­te no se pue­de sos­pe­char de sim­pa­tías cha­vis­tas.

Y aho­ra, inclu­so los que más siguen con los ojos ven­da­dos fren­te a la dere­cha vene­zo­la­na, están obli­ga­dos a admi­tir la inca­pa­ci­dad total demos­tra­da por Guai­dó y la con­si­guien­te fal­ta de fia­bi­li­dad en la ges­tión de un país.

Al exa­mi­nar el méri­to legal del con­tra­to mer­ce­na­rio cele­bra­do con Sil­ver­corp, se hace cada vez más cla­ro cómo Guai­dó y sus com­pin­ches, en lugar de diri­gir el país, se can­di­da­ron por saquear­lo. Fue mos­tra­do al país por una reu­nión públi­ca de alto nivel, coor­di­na­da por Jor­ge Rodrí­guez y com­pues­ta por la Pri­me­ra Com­ba­tien­te Cilia Flo­res, por el minis­tro de Defen­sa, Vla­di­mir Padrino López, por la vice­pre­si­den­te eje­cu­ti­va Delcy Rodrí­guez y por el inte­lec­tual Luis Brit­to.

Flo­res, una reco­no­ci­da abo­ga­da, así como una polí­ti­ca de lar­go pla­zo, des­ta­có los hallaz­gos incon­tro­ver­ti­bles con­te­ni­dos en las con­fe­sio­nes de los acu­sa­dos (actual­men­te 39), y las cláu­su­las en las que se esta­ble­ce la facul­tad de saquear y apro­priar­se de los acti­vos de los cha­vis­tas ase­si­na­dos, jun­to con los recur­sos del país.

Para lle­var a cabo el «gobierno de tran­si­ción», repe­ti­do como un man­tra por el auto­pro­cla­ma­do des­de enero de 2019, los mer­ce­na­rios de hecho pre­vie­ron el ase­si­na­to de muchos líde­res cha­vis­tas, comen­zan­do con el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, que se exhi­bi­rían como tro­feos en los EE. UU., para reco­ger la recom­pen­sa pues­to sobre su cabe­za por el cow­boy del Pen­tá­gono, Donald Trump.

Sin embar­go, el segui­mien­to de la inves­ti­ga­ción sobre la Ope­ra­ción Gedeón, ilus­tra­da por el minis­tro Rodrí­guez más tar­de, mos­tró que las figu­ras de la opo­si­ción tam­bién serían ata­ca­das. Entre ellos, Leo­pol­do López, otro gol­pis­ta de Volun­tad Popu­lar, que debe­ría ser cap­tu­ra­do y lue­go ase­si­na­do duran­te un inten­to de fuga fal­sa.

De algu­nas escu­chas tele­fó­ni­cas, pro­por­cio­na­das, dijo Rodrí­guez, por «fuen­tes de inte­li­gen­cia en la Fuer­za Arma­da de Colom­bia», en el plan mer­ce­na­rio de la extre­ma dere­cha vene­zo­la­na emer­gen las res­pon­sa­bi­li­da­des de la admi­nis­tra­ción Trump, del gobierno colom­biano, y del nar­co­trá­fi­co res­pal­da­do por la agen­cia anti­dro­gas de Amé­ri­ca del Nor­te, la DEA.

El dipu­tado de Acción Demo­crá­ti­ca, Her­nán Ale­mán, pro­fu­go de la jus­ti­cia, con­ver­sa por telé­fono con el nar­co­tra­fi­can­te Clí­ver Alca­lá Cor­do­nes, hoy pro­te­gi­do por la DEA, y con un ter­ce­ro no iden­ti­fi­ca­do. Ade­más de la con­tri­bu­ción de la CIA y la del emba­ja­dor de los Esta­dos Uni­dos en Colom­bia, James Story, se con­fir­ma la exis­ten­cia y la dura­ción de los cam­pos de entre­na­mien­to para­mi­li­ta­res con sede en Rioha­cha, en la Gua­ji­ra colom­bia­na, que ya han sur­gi­do en las con­fe­sio­nes de los arres­ta­dos.

El dipu­tado tam­bién se refie­re a los uni­for­mes de Amé­ri­ca del Nor­te y la ban­de­ra de barras y estre­llas incau­ta­das en el esta­do vene­zo­lano del Zulia. Rodrí­guez expli­có que Ale­mán man­tie­ne estre­chas rela­cio­nes con la ex Fis­cal Gene­ral Lui­sa Orte­ga Díaz y con su espo­so Ger­mán Ferrer, quie­nes huye­ron a Colom­bia, don­de tam­bién está «Sair Mun­da­rín, quien fue el autor de todos sus crí­me­nes».

En los últi­mos días, Orte­ga Díaz ha emi­ti­do otro lla­ma­do en Twit­ter para derro­car al gobierno de Madu­ro, mien­tras su espo­so patro­ci­na el «lla­ma­mien­to al pue­blo zuliano» para reite­rar el apo­yo al «gobierno de tran­si­ción» de Guai­dó. Y que el gol­pis­ta Bor­ges, impli­ca­do en el inten­to de masa­cre con dro­nes del 4 de agos­to de 2018, en su car­ta a la ONU defi­ne a Madu­ro como «una ame­na­za para la paz» pare­ce aún más gro­tes­co.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: