Pen­sa­mien­to Crítico.El mode­lo «Sál­ve­se quien pue­da» y una liber­tad perversa

Por Joel López Muñoz, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19/​05/​2020

“Sí, hay una lucha de cla­ses y la esta­mos ganan­do los ricos” Una fra­se muy sinies­tra dicha por Warren Buf­fett, uno de los empre­sa­rios y accio­nis­tas más gran­des de los Esta­dos Uni­dos, ale­ja­da de toda éti­ca de la res­pon­sa­bi­li­dad, con una adver­ten­cia de con­te­ni­do muy per­ver­so. Y así la supues­ta liber­tad de mer­ca­do es con­si­de­ra­da para estos pocos ricos como el arma para con­ti­nuar con el incre­men­to de sus tasas de ganan­cias a cos­ta de la mise­ria de millo­nes de personas. 

En un con­tex­to de estruc­tu­ra mun­dial con uno de las más altos índi­ces de des­igual­dad en el his­to­ria, fra­ses como estas son redu­ci­das muchas veces a defen­der la “liber­tad” de los mer­ca­dos. Según uno de los aban­de­ra­dos del libre comer­cio Adam Smith, el autor del libro: “La rique­za de las nacio­nes, el mer­ca­do debe regu­lar­se auto­má­ti­ca­men­te, como un efec­to cas­ca­da; lo cual nun­ca ha lle­ga­do a pasar de las hojas de los los libros a una pràc­ti­ca real y lamen­ta­ble­men­te la mano sí es invi­si­ble, nun­ca se ha visto. 

Según Von Hayek uno de los padres del neo­li­be­ra­lis­mo, la regu­la­ción del esta­do des­de las demo­cra­cias lle­va al comu­nis­mo y es pre­fe­ri­ble una dic­ta­du­ra como la de Pino­chet en Chi­le que un ins­tru­men­to esta­tal que regu­le los mer­ca­dos. Des­de los dis­cur­sos liber­ta­rios se habla mucho de terri­bles dic­ta­du­ras en Amé­ri­ca Lati­na con gobier­nos popu­la­res, que sacan a millo­nes de la pobre­za, pero poco se habla de las dic­ta­du­ras de los mer­ca­dos, y las cor­po­ra­cio­nes, que son meras máqui­nas de crear des­igual­da­des. Pero no es un ins­tru­men­to úni­co, esta apla­na­do­ra va acom­pa­ña­da de un poder, un len­gua­je y un medio de circulación.

En el siglo XX una de las gran­des cri­sis mun­dia­les fue la de 1929, “La gran Depre­sión” don­de sale una figu­ra fun­da­men­tal, un eco­no­mis­ta bri­tá­ni­co, lla­ma­do Key­nes, que tie­ne una idea bri­llan­te que le trans­mi­te a Fran­klin Roo­se­velt pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos. ¿Sí el mer­ca­do anda mal, por qué no una eco­no­mía públi­ca como res­pues­ta des­de el esta­do? Y así con inver­sión públi­ca se salió de la crisis. 

En 1973 en la cri­sis del petró­leo, salen de nue­vo a relu­cir con­cep­tos neo­li­be­ra­les de mer­ca­do lide­ra­das por las cor­po­ra­cio­nes, y así Reagan en EEUU, y Tat­cher en Ingla­te­rra, ase­so­ra­dos por el eco­no­mis­ta pre­mio nobel de eco­no­mía Mil­ton Fried­man de la Escue­la de Chica­go para hacer andar su maqui­na­ria de poder, con un uso del len­gua­je inte­rio­ri­za­do en la liber­tad de mer­ca­do y mini­mi­za­ción de los esta­dos, y con la cir­cu­la­ción de medios y dis­cur­sos basa­dos en la com­pe­ti­ti­vi­dad. Dan­do rien­da suel­ta a gran­des inver­so­res y cor­po­ra­cio­nes a aumen­tar sus tasas de ganan­cias. Cabe des­ta­car que Fried­man siem­pre vivió de su pen­sión del esta­do en Illinois. 

El expe­ri­men­to chi­leno con el geno­ci­da Augus­to Pino­chet, no les bas­tó, no solo hacer un geno­ci­dio, y dejar al país en gran­des des­igual­da­des y con lo poco públi­co pri­va­ti­za­do a la suer­te del sal­ve­se quien pue­da, si no se tra­tó de repli­car en el mun­do. Amé­ri­ca Lati­na des­de ahí se ha vis­to afec­ta­da en la ley del mas “vivo” y la com­pe­ti­ti­vi­dad como valor. Y así se come­tie­ron gran­des bar­ba­ri­da­des y crí­me­nes de lesa huma­ni­dad en Amé­ri­ca Lati­na en los años 70 y 80 en nom­bre de la libertad. 

En 1989 con la caí­da de socia­lis­mo real, los mer­ca­dos que­dan en una suer­te de esta­dos flo­tan­tes, con tie­rras fér­ti­les para lle­var ade­lan­te el con­sen­so de Washing­ton que reco­mien­da pri­va­ti­zar los bie­nes públi­cos y trans­fe­rir­los a los gran­des inver­so­res. Ahí se ace­le­ra el alu­vión de la dic­ta­du­ra de los mer­ca­dos, y deja a la gen­te que no es gran inver­so­ra de la bol­sa de valo­res mun­dial a la ley de la selva. 

Tomas Hob­bes decía que el hom­bre era lobo con­tra lobo, en el Levia­tán, extraí­do de la obra dra­má­ti­ca de Plau­to, «Asi­na­ria», con el deta­lle que los lobos no se comen entre sí por una natu­ra­le­za com­pe­ti­ti­va, más bien bus­can comu­ni­dad para sobre­vi­vir. En el neo­li­be­ra­lis­mo con eco­no­mías per­ver­sas las per­so­nas mas fuer­tes había que comer­se a los más débi­les para alcan­zar el acce­so a un tra­ba­jo. Y ade­más, al ven­der su fuer­za de tra­ba­jo con acce­so a capi­tal, tam­po­co se cum­plia el rela­to del éxi­to, y al no cum­plir­lo, no se preo­cu­pen allí les ven­de­mos los fár­ma­cos y los libros de autoayuda.

Las medi­das toma­das por el con­sen­so de Washing­ton en los esta­dos tuvo gra­ves índi­ces de des­igual­dad y creó la clep­to­cra­cia, es decir, gobier­nos de ladro­nes. Menem en Argen­ti­na, Arzú en Gua­te­ma­la, ó Fuji­mo­ri en Perú, quien ter­mi­nó su man­da­to con una for­tu­na de 600 millo­nes de dóla­res y Arnol­do Ale­man del par­ti­do Liber­ta­rio en Nica­ra­gua con 100 millo­nes de dóla­res en la bol­sa, según Trans­pa­ren­cia Inter­na­cio­nal en el 2004. 

El con­cep­to de liber­tad ha sido muy varia­do en la his­to­ria. En la éti­ca pro­tes­tan­te, que vie­ne del puri­ta­nis­mo del siglo XII, la cual fue gran alia­da ideo­ló­gi­ca del neo­li­be­ra­lis­mo, la liber­tad tie­ne dos ver­tien­tes , el nega­ti­vo de liber­ti­na­je y estar per­di­do en el mun­do apar­ta­do de la igle­sia y el posi­ti­vo que es la liber­tad según tus accio­nes indi­vi­dua­les para estar moral­men­te acep­ta­do, siem­pre y cuan­do sea regi­do a las nor­mas con­ser­va­do­ras con la fami­lia, con el esta­do y la pro­pie­dad pri­va­da. Por eso no es casual que se hayan finan­cia­do igle­sias pro­tes­tan­tes des­de el Ins­ti­tu­to Demo­cra­cia y Reli­gión de los Esta­dos Uni­dos en paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na en los años 80, dan­do paso a la tran­si­ción a igle­sias evan­gé­li­cas que piden el 10% del sala­rio de los tra­ba­ja­do­res para aumen­tar la pro­pie­dad pri­va­da de la iglesia. 

Ese con­ser­va­du­ris­mo social y el libe­ra­lis­mo eco­nó­mi­co ha lle­va­do a crear un pro­duc­to polí­ti­co en don­de los esta­dos se han con­ver­ti­do demo­crá­ti­ca­men­te libe­ra­les y así con­ti­nuar con líde­res como Bol­so­na­ro en Bra­sil, Piñe­ra en Chi­le ó Trump en Esta­dos Uni­dos, con dis­cur­sos que solo favo­re­cen a las gran­des cade­nas del esta­blish­ment y de los mercados. 

Por otro lado, para el filó­so­fo fran­cés Jean Paul Sar­tre la liber­tad es com­pro­mi­so y res­pon­sa­bi­li­dad, de allí la fra­se: “esta­mos con­de­na­dos a ser libres” con esto se pien­sa que tomar una posi­ción ante una reali­dad es un com­pro­mi­so y no tomar­la es una responsabilidad. 

Auto­res crí­ti­cos como Pau­lo Frei­re en Bra­sil men­cio­na a la liber­tad como una con­ti­nua refle­xión y diá­lo­go en un pro­ce­so edu­ca­ti­vo. Es decir que el opri­mi­do se pre­gun­te por que esta opri­mi­do y de allí ser libre. 

El secues­tro del neo­li­be­ra­lis­mo al con­cep­to de liber­tad, es otro meca­nis­mo, den­tro de la cir­cu­la­cion del len­gua­je, para hacer­nos creer que ser libre es tener liber­tad de con­su­mir con lo que se tie­ne en la caja de aho­rros, mien­tras otros duer­men y pasan el frío en caje­ros automaticos. 

Amé­ri­ca Lati­na ha teni­do des­per­ta­res revo­lu­cio­na­rios con expe­rien­cias con­cre­tas a cau­sa del exce­so del falli­do neo­li­be­ra­lis­mo. Ya lo decía la pelí­cu­la La hora de los hor­nos de Pino Sola­nas: Es fal­sa la his­to­ria que nos con­ta­ron. Nos vie­nen con­tan­do des­de hace mucho una fal­sa his­to­ria de la libertad. 

En esta cri­sis del 2020 con Covid 19 se pone sobre la mesa el rol de los esta­dos y la cues­tión que sí se res­ca­ta a los mer­ca­dos la socie­dad está más per­di­da, y las des­igual­da­des pue­den agu­di­zar­se más. Y la liber­tad es un camino, un com­pro­mi­so por una éti­ca de la res­pon­sa­bi­li­dad en don­de pri­me el dere­cho humano que la tasa de ganan­cias de los ricos y las estruc­tu­ras que los mantienen. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *