El TSJA anu­la de nue­vo el PGOU de Chi­cla­na acep­tan­do el recur­so de colec­ti­vos eco­lo­gis­tas – La otra Anda­lu­cía

El Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia de Anda­lu­cía (TSJA) ha esti­ma­do el recur­so inter­pues­to por Aga­den-Eco­lo­gis­tas en Acción que anu­la el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU) de Chi­cla­na de la Fron­te­ra.

Hay que des­ta­car que el prin­ci­pal argu­men­to para la anu­la­ción del PGOU ha sido la ausen­cia de Eva­lua­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca (EAE) y el empe­ci­na­mien­to del Ayun­ta­mien­to de Chi­cla­na en sus­ti­tuir este tra­mi­te fun­da­men­tal, según la nor­ma­ti­va esta­tal y euro­pea, por una Eva­lua­ción de Impac­to Ambien­tal (EIA) que, a pesar de lo que ase­gu­ra­ra la Jun­ta de Anda­lu­cía, no es lo mis­mo, y así lo han deja­do cla­ro nume­ro­sas sen­ten­cias judi­cia­les que la Jun­ta y algu­nos ayun­ta­mien­tos siguen igno­ran­do. La sen­ten­cia da un fuer­te vara­pa­lo a la Jun­ta de Anda­lu­cía, por­que la con­si­de­ra “per­fec­ta cono­ce­do­ra de la ile­ga­li­dad de los ins­tru­men­tos de pla­nea­mien­to apro­ba­dos sin Eva­lua­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca”La ausen­cia­de EAE en el pla­nea­mien­to sig­ni­fi­ca que el PGOU recu­rri­do incum­ple la direc­ti­va 2001/​42/​CE del Par­la­men­to Euro­peo y del Con­se­jo, de 27 – 6‑2001 y la leyes espa­ño­las 9/​2006 y 8/​2007.

Por otra par­te, tam­po­co se cum­plie­ron con las fases que según la ley deben desa­rro­llar una EAE: no hubo fase de Con­sul­tas Pre­vias, ni Infor­me de Sos­te­ni­bi­li­dad Ambien­tal, que ana­li­za­ra la nece­si­dad de las actua­cio­nes pro­yec­ta­das y posi­bles alter­na­ti­vas, inclu­yen­do la alter­na­ti­va cero, y tam­po­co se inclu­yó en el pla­nea­mien­to la Memo­ria Ambien­tal. Todos estos requi­si­tos son obli­ga­to­rios en todos los pla­nea­mien­tos a par­tir del 21 de julio de 2006, lo que fue adver­ti­do reite­ra­da­men­te por las aso­cia­cio­nes eco­lo­gis­tas al Ayun­ta­mien­to, sin que se dig­na­ra a con­si­de­rar­lo; así les está yen­do.

En la sen­ten­cia el TSJA des­ta­ca que en el PGOU se ha sus­ti­tui­do la EAE por una EIA. La EIA es un requi­si­to obli­ga­to­rio para pro­yec­tos urba­nís­ti­cos, pero no para pla­nes urba­nís­ti­cos. Pre­ci­sa­men­te, por eso dic­ta­mi­na que es “nula y frau­du­len­ta la reso­lu­ción de la Dele­ga­ción de la Con­se­je­ría de Medio Ambien­te y Orde­na­ción del Terri­to­rio de 20 de mayo de 2015”,que ase­gu­ra que ambos pro­ce­di­mien­tos son equi­pa­ra­bles y simi­la­res.

La Jun­ta de Anda­lu­cía, tan­to antes con el PSOE como aho­ra con PP-Cs, ha man­te­ni­do sus argu­men­tos de que el PGOU se ha tra­mi­ta­do correc­ta­men­te, lo que ha sido cla­ra y con­tun­den­te­men­te des­au­to­ri­za­do por el tri­bu­nal. El Ayun­ta­mien­to se ha limi­ta­do a decir que ha segui­do las ins­truc­cio­nes de la Jun­ta de Anda­lu­cía. Los máxi­mos res­pon­sa­bles polí­ti­cos de la Jun­ta y del Ayun­ta­mien­to que han ava­la­do y apro­ba­do este PGOU, y los téc­ni­cos de estas admi­nis­tra­cio­nes que lo han infor­ma­do favo­ra­ble­men­te, debe­rían expli­car aho­ra estos gra­ves incum­pli­mien­tos de la lega­li­dad en que han incu­rri­do, que no pue­de que­dar impu­ne por el daño que están pro­vo­ca­do al muni­ci­pio de Chi­cla­na.

La sen­ten­cia del TSJA deja cla­ro, tal y como adver­ti­mos las aso­cia­cio­nes eco­lo­gis­tas en las ale­ga­cio­nes, que hay abun­dan­te juris­pru­den­cia del Tri­bu­nal Supre­mo, sobre la obli­ga­ción y alcan­ce de la EAE. Así se recuer­da en la sen­ten­cia de 2011 que incluía entre sus fun­da­men­tos de dere­cho:

Como indi­ca la expo­si­ción de moti­vos de la Ley de Eva­lua­ción de Pla­nes y Pro­gra­mas (LEPP) de 2006, su fina­li­dad es pre­ci­sa­men­te ade­lan­tar la toma de deci­sión ambien­tal a la fase ante­rior a la apro­ba­ción del pro­yec­to, con­fi­gu­ran­do así la deno­mi­na­da Eva­lua­ción Ambien­tal Estra­té­gi­ca (EAE) como un ins­tru­men­to de pre­ven­ción que per­mi­ta inte­grar los aspec­tos ambien­ta­les en la toma de deci­sio­nes de pla­nes y pro­gra­mas públi­cos. En con­so­nan­cia con tal fina­li­dad, la LEPP, que incor­po­ra al orde­na­mien­to interno la Direc­ti­va 2001/​42/​CE del Par­la­men­to Euro­peo y del Con­se­jo, de 27 de junio de 2001, se ins­pi­ra, como aque­lla, en el prin­ci­pio de cau­te­la y en la nece­si­dad de pro­tec­ción del medio ambien­te, garan­ti­zan­do que las reper­cu­sio­nes pre­vi­si­bles sobre el medio ambien­te de las actua­cio­nes inver­so­ras sean teni­das en cuen­ta antes de la adop­ción y duran­te la pre­pa­ra­ción de los pla­nes y pro­gra­mas en un pro­ce­so con­ti­nuo, des­de la fase pre­li­mi­nar de borra­dor, antes de las con­sul­tas, a la últi­ma fase de pro­pues­ta de plan o pro­gra­ma”.

El que Jun­ta y Ayun­ta­mien­to hayan obvia­do este ins­tru­men­to de pre­ven­ción ambien­tal obli­ga­to­rio es expli­ca­ble por­que, si se hubie­ran ana­li­za­do las nece­si­da­des del muni­ci­pio de Chi­cla­na, sus con­se­cuen­cias ambien­ta­les y las alter­na­ti­vas, no se hubie­ra jus­ti­fi­ca­do prác­ti­ca­men­te nin­gu­na de las pro­pues­tas de amplia­ción del sue­lo urba­ni­za­ble, y menos la cons­truc­ción de 17.190 nue­vas vivien­das. El Ayun­ta­mien­to, con el apo­yo de la Jun­ta de Anda­lu­cía, deci­dió ela­bo­rar uni­la­te­ral­men­te un PGOU, sin jus­ti­fi­ca­ción de sus pro­pues­tas y del enor­me cre­ci­mien­to urba­nís­ti­co pre­vis­to, sin con­sul­tas pre­vias, obvian­do la nor­ma­ti­va y juris­pru­den­cia, y las fun­da­das adver­ten­cias de las aso­cia­cio­nes eco­lo­gis­tas. Tan­tos des­pro­pó­si­tos ha lle­va­do a un desas­tre urba­nís­ti­co total y anun­cia­do: Chi­cla­na de nue­vo sin PGOU.

La sen­ten­cia, al cons­ta­tar la “nuli­dad radi­cal“del PGOU por care­cer de EAE, con­si­de­ra inne­ce­sa­rio exa­mi­nar el res­to de las cues­tio­nes de fon­do planteadas.Agaden-Ecologistas en Acción inclu­yó en su recur­so más moti­vos de nuli­dad, como el incum­pli­mien­to de la legis­la­ción y nor­ma­ti­va bási­ca anda­lu­za: Ley de Orde­na­ción Urba­nís­ti­ca de Anda­lu­cía (LOUA), Plan de Orde­na­ción del Terri­to­rio de Anda­lu­cía (POTA) y el Plan de Orde­na­ción del Terri­to­rio de la Bahía de Cádiz (POTBC).

El PGOU incum­ple el POTA por­que pro­pug­na una ciu­dad no com­pac­ta, con gran­des cre­ci­mien­tos urba­nís­ti­cos hacia el exte­rior del actual núcleo urbano, que no jus­ti­fi­ca la sufi­cien­cia de recur­sos hídri­cos, ni las gran­des reca­li­fi­ca­cio­nes de sue­lo, ni el núme­ro de nue­vas vivien­das, superan­do con cre­ces los lími­tes de cre­ci­mien­to del POTA.

Con res­pec­to al POTBC, en el recur­so des­ta­cá­ba­mos que el PGOU incum­ple deter­mi­na­cio­nes y obje­ti­vos del Plan por pro­yec­tar la cons­truc­ción del nue­vo hos­pi­tal, jun­to con sus equi­pa­mien­tos y zonas de apar­ca­mien­to, en el Pinar del Hie­rro, así como por no pro­te­ger las áreas fores­ta­les y el com­ple­jo endo­rréi­co de las lagu­nas de Chi­cla­na.

Aga­den-Eco­lo­gis­tas en Acción valo­ra esta sen­ten­cia como un logro de todo el movi­mien­to eco­lo­gis­ta y como un vara­pa­lo al mode­lo de espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca y a las admi­nis­tra­cio­nes que lo pro­pug­nan, y un refuer­zo de las tesis con­ser­va­cio­nis­tas en defen­sa del lito­ral y de un urba­nis­mo sos­te­ni­ble en la demar­ca­ción pro­vin­cial gadi­ta­na.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: