Colom­bia. Indí­ge­nas denun­cian des­truc­ción del eco­sis­te­ma en Sie­rra Neva­da

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 mayo 2020

Indí­ge­nas de la Sie­rra Neva­da en Res­guar­do Kogi Mala­yo Arhua­co denun­cia­ron inter­ven­cio­nes a gran esca­la y con maqui­na­ria pesa­da en los man­gla­res y áreas ale­da­ñas a la desem­bo­ca­du­ra del Río Ancho en el depar­ta­men­to de la Gua­ji­ra muni­ci­pio de Dibu­lla.V

Por medio de un comu­ni­ca­do las auto­ri­da­des
de los pue­blos indí­ge­nas de la Sie­rra Neva­da de San­ta Mar­ta expre­sa­ron
su preo­cu­pa­ción por la mag­ni­tud de las obras y los daños que estás
cau­san
a esca­la ambien­tal y ances­tral. Acción que pos­te­rior­men­te fue eva­lua­da con una visi­ta al lugar.

Esos
espa­cios sagra­dos ubi­ca­dos en la desem­bo­ca­du­ra del Río Ancho, según la
comu­ni­dad Kogi, nun­ca habían sido inter­ve­ni­dos de esta mane­ra, «den­tro de nues­tro cono­ci­mien­to esta acti­vi­dad es ile­gal y no se ha expe­di­do nin­gún tipo de per­mi­so para rea­li­zar estas obras, o muchos menos ingre­sar al espa­cio», denun­cia Jose Sau­na líder del res­guar­do Kogi.

Asi­mis­mo seña­lan que este espa­cio deno­mi­na­do Jaba Aldu­weiu­man, está reco­no­ci­do des­de agos­to del año 2018 como alma del cono­ci­mien­to, «un lugar don­de ade­más se conec­tan las lagu­nas los neva­dos y todas las desem­bo­ca­du­ras y cuen­cas de los ríos de la Sie­rra».

En el mis­mo pro­nun­cia­mien­to seña­lan que este espa­cio esta reco­no­ci­do en la reso­lu­ción 837 de 1995 y por tan­to cual­quier acción que invo­lu­cre inter­ven­ción en la tie­rra debe ser con­sul­ta­do a las comu­ni­da­des, antes de cual­quier ingre­so.

«El
río ancho es la desem­bo­ca­du­ra del saber sobre la for­ma de vivir des­de
acá se emi­te el cono­ci­mien­to sobre cómo debe­mos lle­var la vida y cum­plir
fun­cio­nes tareas y res­pon­sa­bi­li­da­des res­pec­to al hogar».

Apar­ta­do del comu­ni­ca­do

¿Una inter­ven­ción en la Sie­rra Neva­da con fines turís­ti­cos ?

Mau­ri­co Blan­co Direc­tor del res­guar­do Kogi Mala­yo Arhua­co, seña­ló en Otra Mira­da, que han hecho segui­mien­to para poder escla­re­cer lo que ocu­rre en el terri­to­rio, «toda­vía esta­mos inves­ti­gan­do, lo cla­ro es que hay una rup­tu­ra de la madre vie­ja, afec­ta­ron el canal y la vida mis­ma»

Para
Blan­co exis­ten dos hipó­te­sis sobre la inter­ven­ción, por un lado seña­la
que se tra­ta de una obra para for­ta­le­cer el hume­dal median­te la
expan­sión y la segun­da el ini­cio de un pro­yec­to turís­ti­co eje­cu­ta­dos por ter­ce­ros. E

En cual­quier caso para el Direc­tor, «la inter­ven­ción en este espa­cio gene­ra incal­cu­la­bles con­se­cuen­cias para la esta­bi­li­dad eco­ló­gi­ca y social de todo el terri­to­rio».

Las auto­ri­da­des indí­ge­nas soli­ci­ta que se tomen medi­das urgen­tes para pro­te­ger los eco­sis­te­mas sagra­dos, «se
debe rea­li­zar una visi­ta con las auto­ri­da­des ambien­ta­les del Esta­do
para deter­mi­nar la gra­ve­dad de las afec­ta­cio­nes y rea­li­zar accio­nes que
per­mi­tan deter­mi­nar si las acti­vi­da­des allí rea­li­za­das se hacen con
fines turís­ti­cos»
.

Final­men­te y tras la acti­va­ción de las acti­vi­da­des mine­ras en La Gua­ji­ra, los indí­ge­nas wiwas de la Sie­rra Neva­da de San­ta Mar­ta, asen­ta­dos en terri­to­rio del muni­ci­pio de Dibu­lla, die­ron un ulti­má­tum de 48 horas a los gru­pos de mine­ros ile­ga­les que se encuen­tran en su terri­to­rio ances­tral para que lo aban­do­nen o de lo con­tra­rio inter­ven­drán por la fuer­za para recu­pe­rar el domi­nio terri­to­rial.

fuen­te: Con­ta­gio radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: