Argen­ti­na. Sus­pen­der el pago e inves­ti­gar la deu­da: El pue­blo tie­ne dere­cho a saber de qué se tra­ta, para no pagar lo que no debe

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 mayo 2020.-

El tex­to publi­ca­do a con­ti­nua­ción es el pro­nun­cia­mien­to de la Auto­con­vo­ca­to­ria por la Sus­pen­sión de Pago e Inves­ti­ga­ción de la Deu­da ante la situa­ción actual.

Las nego­cia­cio­nes en cur­so mues­tran a las cla­ras que el poder eco­nó­mi­co-finan­cie­ro, polí­ti­co y mediá­ti­co está ali­nea­do en natu­ra­li­zar y defen­der la nece­si­dad de «hon­rar» y pagar la supues­ta «deu­da».

La mayo­ría de los fon­dos y espe­cu­la­do­res pri­va­dos no han acep­ta­do la pro­pues­ta de rees­truc­tu­ra­ción pre­sen­ta­da por el gobierno y ava­la­da por el FMI. Pre­ten­den extraer mayo­res con­ce­sio­nes para incre­men­tar aún más sus ganan­cias, aún en este con­tex­to crí­ti­co. El Gobierno se enca­mi­na a ceder. Todos estos sec­to­res en dispu­ta (FMI, Fon­dos de Inver­sión, Gobierno) coin­ci­den en que se pague y que sea a libro cerra­do. A pesar de las irre­gu­la­ri­da­des, la fuer­te des­le­gi­ti­ma­ción de la deu­da y del momen­to his­tó­ri­co de pan­de­mia y cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial.

No acep­ta­mos que sólo exis­ta la opción de pagar. Nues­tra prio­ri­dad es la vida del pue­blo y de la natu­ra­le­za. Lo que nos recla­man nun­ca fue para bene­fi­cio nues­tro, sino que res­pon­de a una exa­cer­ba­da explo­ta­ción, espe­cu­la­ción y saqueo que aten­ta con­tra nues­tros dere­chos y sobe­ra­nía. El pue­blo argen­tino sabe, como lo saben tan­tos pue­blos her­ma­nos que enfren­tan al mis­mo sis­te­ma de deu­da per­pe­tua, que es a ellos a quie­nes se les hace pagar ese cos­to con ham­bre, mise­ria, con­ta­mi­na­ción y repre­sión y que, no obs­tan­te, cada vez se debe más. 

Sue­le plan­tear­se que es nece­sa­rio evi­tar el default para no per­der acce­so al finan­cia­mien­to inter­na­cio­nal. Pero Argen­ti­na no acce­de a ese finan­cia­mien­to des­de 2018 y el Minis­tro de Eco­no­mía afir­ma que, aun acor­dan­do con los espe­cu­la­do­res, tam­po­co lo ten­drá.

Sos­te­ne­mos que es nece­sa­rio sus­pen­der el pago e inves­ti­gar la deu­da recla­ma­da para no pagar lo que el pue­blo no debe y poder abrir otros cami­nos. Tene­mos dere­cho a saber si es legí­ti­ma y legal, o una deu­da frau­du­len­ta y odio­sa como tan­to se ha denun­cia­do, inclu­so des­de los tri­bu­na­les argen­ti­nos. Sobre estos prin­ci­pios basa­mos nues­tro recha­zo del con­jun­to de la pre­ten­di­da deu­da y la cam­pa­ña por la sus­pen­sión de todos los pagos y una audi­to­ría inte­gral con par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na.

Se tra­ta de pen­sar la pro­ble­má­ti­ca de la deu­da de mane­ra sobe­ra­na; de pre­gun­tar­se por un sen­ti­do hege­mó­ni­co que bene­fi­cia a los pres­ta­do­res de la deu­da y a quie­nes se bene­fi­cia­ron con ella, pero que no fue a cam­bio de nin­gún bene­fi­cio ni para la Nación ni para el pue­blo. Esto a sabien­das, ade­más, que se trans­for­ma­ba en una car­ga impo­si­ble de pagar. Más que deu­da es una esta­fa que sólo sir­vió para la fuga de capi­ta­les, la espe­cu­la­ción, la corrup­ción y el ajus­te, aumen­tan­do en casi 100.000 millo­nes de dóla­res los recla­mos de deu­da públi­ca duran­te los cua­tro años de ges­tión de Mau­ri­cio Macri y agra­van­do el ciclo ini­cia­do en 197576.

La situa­ción actual, don­de la pan­de­mia agu­di­zó una cri­sis eco­nó­mi­ca y social que cas­ti­ga a la cla­se tra­ba­ja­do­ra y al pue­blo en su con­jun­to, es moti­vo sufi­cien­te para sos­te­ner, en tér­mi­nos de sobe­ra­nía y jus­ti­cia social, la nece­si­dad y urgen­cia de sus­pen­der todos los pagos, inves­ti­gar la deu­da y dejar de dila­pi­dar las divi­sas dis­po­ni­bles en el pago de una deu­da ile­gí­ti­ma, ile­gal y odiosa.Porque cada mone­da que va a las arcas del FMI –como el pago de 320 millo­nes de dóla­res que se le hizo el pasa­do 7 de mayo, en ple­na cuarentena‑, al Club de París y demás ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras inter­na­cio­na­les o los fon­dos espe­cu­la­ti­vos como Blac­krock, Fide­lity, Pim­co, Tem­ple­ton, Grey­lock y otros, es un recor­te a la inver­sión en polí­ti­cas públi­cas esen­cia­les para garan­ti­zar dere­chos bási­cos como salud, vivien­da, ali­men­ta­ción, agua, empleo, jubi­la­cio­nes, con­tra la vio­len­cia de géne­ro, entre otros que per­mi­ti­rían cubrir nece­si­da­des urgen­tes. La deu­da es con el pue­blo.

20 de mayo de 2020

Invi­ta­mos a sumar sus fir­mas, has­ta el 195, hacien­do clic aquí o envian­do un correo: [email protected]​gmail.​com.

El pro­nun­cia­mien­to será pre­sen­ta­do el 205, a las 18 hs., en un even­to con Adol­fo Pérez Esqui­vel, Nora Cor­ti­ñas y otres refe­ren­tes de la cam­pa­ña, por FB de la Auto­con­vo­ca­to­ria x la Sus­pen­sión del Pago e Inves­ti­ga­ción de la Deu­da. ¡Les espe­ra­mos!

FRENTE A LA DEUDA Y AL FMI, NOS AUTOCONVOCAMOS HACIA UNA AMPLIA CAMPAÑA DE MOVILIZACIÓN POPULAR

SUSPENSIÓN DEL PAGO E INVESTIGACIÓN DE LA DEUDA ILEGÍTIMA, ILEGAL Y ODIOSA

¡QUE PAGUEN LOS QUE SE BENEFICIARON DE LA ESTAFA DE LA DEUDA!

AUTOCONVOCATORIA POR LA SUSPENSIÓN DEL PAGO E INVESTIGACIÓN DE LA DEUDA

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: