Argen­ti­na. Obser­va­to­rio gre­mial. Comen­zó la resis­ten­cia obrera/​La juven­tud en la pan­de­mia: entre la pre­ca­ri­za­ción y la pri­me­ra línea/​Buen momen­to para fle­xi­bi­li­zar … (Más info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 17 de mayo 2020.- 

Comen­zó la resis­ten­cia obrera

Por Mario Her­nan­dez 

En 1974 se esta­ble­ció el 12 de mayo como Día Inter­na­cio­nal de la Enfer­me­ría por­que es el ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de Flo­ren­ce Nigh­tin­ga­le (1820−1910), con­si­de­ra­da la impul­so­ra de la enfer­me­ría moderna.

Les enfer­me­res están en la pri­me­ra línea enfren­tan­do el COVID-19, sin embar­go, el día que se las reco­no­ce no pue­de ser sim­ple­men­te una fecha más en el calen­da­rio, sino la valo­ra­ción genui­na de su tarea trans­for­ma­da en su lucha por con­di­cio­nes de tra­ba­jo y mejo­res salarios.

Las dele­ga­cio­nes sin­di­ca­les de Fes­pro­sa y ATE fue­ron reci­bi­das por el Vice­mi­nis­tro de Salud de la Nación, Arnal­do Medi­na, los Secre­ta­rios, Ale­jan­dro Collia y Judith Díaz Bazán, y el direc­tor de Capa­ci­ta­ción Pedro Zil­ber­man. Como resul­ta­do de la insis­ten­cia de los gre­mios, las auto­ri­da­des nacio­na­les pre­sen­ta­ron el Plan Nacio­nal de Pro­tec­ción de los Tra­ba­ja­do­res de Salud y sus fami­lias, que entra­rá en vigen­cia en los pró­xi­mos días.

Según infor­ma­ron las altas auto­ri­da­des minis­te­ria­les, el núme­ro de tra­ba­ja­do­res de salud infec­ta­dos se man­tie­ne en el 16% del total de casos, acer­cán­do­se a los 1.000.

Sobre el bono estí­mu­lo para tra­ba­ja­do­res de salud, Fes­pro­sa vol­vió a recla­mar una modi­fi­ca­ción de las reso­lu­cio­nes minis­te­ria­les que deja­ban por fue­ra del cobro a los esta­ble­ci­mien­tos sin inter­na­ción y de aten­ción primaria.

El Minis­te­rio res­pon­dió que amplió los fon­dos de pla­nes de finan­cia­ción inter­na­cio­nal trans­fe­ri­dos a las pro­vin­cias y que los mis­mos podrán ser uti­li­za­dos para el pago del bono estí­mu­lo a los tra­ba­ja­do­res no inclui­dos en el decre­to. Tam­bién infor­ma­ron que varias pro­vin­cias ya habían deci­di­do la uti­li­za­ción de estos fon­dos, y que en otras, la res­pues­ta había sido negativa.

Fren­te a ello, Fes­pro­sa insis­tió en que debían dic­tar­se nue­vos ins­tru­men­tos en el orden nacio­nal para garan­ti­zar el cobro del bono estí­mu­lo para todos los tra­ba­ja­do­res de la salud.

Por últi­mo, se plan­teó la nece­si­dad de aper­tu­ra de la nego­cia­ción colec­ti­va en el ámbi­to nacio­nal, tan­to en los esta­ble­ci­mien­tos que depen­den direc­ta­men­te del Minis­te­rio abar­ca­dos por decre­to 1133, como en los hos­pi­ta­les SAMIC (Ser­vi­cio de Aten­ción Médi­ca Inte­gral para la Comunidad).

Fes­pro­sa recla­mó la nece­si­dad de una urgen­te recom­po­si­ción fren­te al atra­so sala­rial y sos­tu­vo el pedi­do de des­pre­ca­ri­za­ción laboral.

Esta reu­nión se con­cre­tó lue­go de movi­li­za­cio­nes en todo el país y cum­plien­do con el pro­to­co­lo de COVID-19 de las y los tra­ba­ja­do­res de la salud el pasa­do jue­ves 7 recla­man­do el cobro del bono para todo el sec­tor, entre­ga de equi­pos de pro­tec­ción per­so­nal y aper­tu­ra de pari­ta­rias en las provincias.

La jor­na­da de pro­tes­ta sumó a 40 orga­ni­za­cio­nes enca­be­za­das por la Fede­ra­ción Sin­di­cal de Pro­fe­sio­na­les de la Salud (FESPROSA). 

El secre­ta­rio gene­ral, Jor­ge Yab­kows­ki, estu­vo con los resi­den­tes de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires en la Legis­la­tu­ra Por­te­ña. «En todas las pro­vin­cias hubo movi­li­za­cio­nes y en todos los hos­pi­ta­les de CABA hubo accio­nes de sen­si­bi­li­za­ción a car­go de la Aso­cia­ción de Pro­fe­sio­na­les del Ser­vi­cio Social.», declaró.

Las y los tra­ba­ja­do­res de la Obra Social para la Acti­vi­dad Docen­te (Osplad), orga­ni­za­dos en el SiTOS­PLAD-CTA‑A, rea­li­za­ron una serie de asam­bleas en todo el país por medio de las que defi­nie­ron un paro para el miér­co­les 13 y jue­ves 14 de mayo, en recla­mo del pago en tiem­po y for­ma de sus habe­res y por una urgen­te recom­po­si­ción salarial.

Hace pocos días ter­mi­na­ron de cobrar los habe­res de mar­zo, el jue­ves tenían que cobrar los de abril y la patro­nal no les infor­mó nada al res­pec­to ni había hecho el depó­si­to. Por tal moti­vo hicie­ron un paro. «Des­pués de este con­tun­den­te paro que hici­mos la sema­na pasa­da, y que gene­ró como res­pues­ta de la patro­nal el abono (fue­ra de tér­mino) del 30% de los sala­rios de abril, la OSPLAD vuel­ve a estar en mora con los tra­ba­ja­do­res. Has­ta la fecha es lo úni­co que cobra­mos, y para la mayo­ría de los com­pa­ñe­ros ese 30% repre­sen­ta menos de $ 10.000. Des­de el SITOSPLAD insis­ti­mos ‑en todos los ámbi­tos- en la nece­si­dad de aper­tu­ra de un espa­cio tri­par­ti­to (Esta­do, sin­di­ca­tos y patro­na­les) para el abor­da­je y solu­ción de la pro­ble­má­ti­ca que nos ocu­pa, dadas sus múl­ti­ples aris­tas, incum­ben­cias y alcan­ces», expli­có la secre­ta­ria Gre­mial de la CTA‑A porteña.

La Aso­cia­ción Tra­ba­ja­do­res del Esta­do lan­zó la Cam­pa­ña Nacio­nal por la rein­cor­po­ra­ción de todxs lxs tra­ba­ja­dorxs esta­ta­les que fue­ron despedida/​os duran­te la pre­si­den­cia de Mau­ri­cio Macri.

En todo el país las acti­vi­da­des gre­mia­les lle­va­das ade­lan­te por ATE tuvie­ron la par­ti­cu­la­ri­dad que fue­ron desa­rro­lla­das con el ais­la­mien­to social vigen­te. Aún así, lxs tra­ba­ja­dorxs esta­ta­les pudie­ron dar un mar­co de visi­bi­li­za­ción impor­tan­te a esas polí­ti­cas de achi­que del Esta­do, que se impul­sa­ron en los 4 años de gobierno macris­ta, don­de sec­to­res como Fabri­ca­cio­nes Mili­ta­res, ANSES, SAF, CNRT, Casa de la Mone­da, INTI, Biblio­te­ca Nacio­nal, CCK, SENASA y el minis­te­rio de Defen­sa, han sufri­do la expul­sión de sus pues­tos de tra­ba­jo de miles de trabajadora/​es.

La ini­cia­ti­va nacio­nal dis­pues­ta por la Comi­sión de Rele­va­mien­to y Rein­cor­po­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras esta­ta­les des­pe­di­dos en la era Macri (CORREDMA), fue lle­va­da ade­lan­te en todo el país, a tra­vés de dis­tin­tas acti­vi­da­des que se vie­nen plan­tean­do en CDP’S y Sec­cio­na­les de ATE.

Ade­más, ATE recla­mó el miér­co­les com­ple­tar la pari­ta­ria 2019 del sec­tor y comen­zar las nego­cia­cio­nes sala­ria­les pen­dien­tes de este año. Esta­ba acor­da­da una mesa de revi­sión en mar­zo que nun­ca se reunió.

«Duran­te el gobierno Macri, entre 2016 y 2018, se per­dió un 35% del sala­rio de los esta­ta­les, mien­tras que en 2019 la pari­ta­ria fue del 28% fren­te a una infla­ción del 54%. Se retro­ce­dió un 25% más. Por eso des­de ATE afir­ma­mos que los tra­ba­ja­do­res esta­ta­les ya sufri­mos la reba­ja sala­rial», fina­li­zó el gremio.

El Sin­di­ca­to Úni­co de Tra­ba­ja­do­res del Neu­má­ti­co Argen­tino (SUTNA) movi­li­zó el lunes a la sede Callao del minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Nación. Fue para pro­tes­tar con­tra los des­cuen­tos de suel­dos y ame­na­zas de la empre­sa FATE.

«Intem­pes­ti­va­men­te la patro­nal de FATE reali­zó grue­sos des­cuen­tos sobre el suel­do de los tra­ba­ja­do­res, pro­vo­can­do inclu­si­ve que muchos de ellos no cobren prác­ti­ca­men­te nada», seña­ló Ale­jan­dro Cres­po, secre­ta­rio Gene­ral del gremio.

«Este insen­si­ble accio­nar, sobre 1.600 tra­ba­ja­do­res en ple­na pan­de­mia, es una des­ati­na­da acción extor­si­va que bus­ca la acep­ta­ción del pago al 75% del neto, mien­tras las demás fabri­cas del neu­má­ti­co ya acor­da­ron la paga total de sala­rios», agregó.

El diri­gen­te ade­más apun­tó con­tra Mada­nes Quin­ta­ni­lla, due­ño a la vez de Aluar, INFA, Futa­leu­fú y varias empre­sas más: «Dice que no arran­ca­rá la pro­duc­ción has­ta que los tra­ba­ja­do­res acep­ten esta reba­ja. En otras pala­bras: Si los tra­ba­ja­do­res hacen la cua­ren­te­na, Fate no les paga; si no acep­tan esta reba­ja sala­rial, no abren la fábri­ca. Nos obli­gan a salir a luchar por nues­tros dere­chos en ple­na pandemia».

El miér­co­les 13 de mayo, varias orga­ni­za­cio­nes socia­les (FOL –Fren­te de Orga­ni­za­cio­nes en Lucha, MTD Aní­bal Verón, Fren­te Popu­lar Darío San­ti­llán, Movi­mien­to de los Pue­blos, entre otras) con­cen­tra­ron en el Obe­lis­co y en el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires, para deman­dar accio­nes con­cre­tas por la situa­ción de extre­ma pobre­za que se sufre en los barrios popu­la­res de todo el país.
Lue­go, a las 12:00, se tras­la­da­ron al Minis­te­rio de Tra­ba­jo para recla­mar el ingre­so masi­vo al Pro­gra­ma de Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do (PTA) ade­más de plan­tear que ni los des­pi­dos, ni la reduc­ción de sala­rios son una opción. Por últi­mo, fue­ron a las 13:00 a las puer­tas del JP Mor­gan, por­que sus rique­zas son nues­tra pobreza.

Como coro­la­rio de la mar­cha a Tra­ba­jo y de la reu­nión de repre­sen­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes socia­les con el Vice­mi­nis­tro de dicha car­te­ra, se logró el ingre­so al Pro­gra­ma de Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do (PTA), a tra­vés de coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo y que abar­ca a quie­nes ya tie­nen pro­gra­mas de sala­rio social com­ple­men­ta­rio, y al que se le suma­rán 6.500 pesos y tam­bién reci­bi­rán esa cifra quie­nes no tie­nen el sala­rio social ya otorgado.

Este jue­ves 1405 des­de las 11:00 en el Obe­lis­co jóve­nes tra­ba­ja­do­res pre­ca­ri­za­dos e infor­ma­les con­vo­ca­ron a una pro­tes­ta res­pe­tan­do el dis­tan­cia­mien­to social y el uso de bar­bi­jos, des­de la Red Nacio­nal de Jóve­nes Pre­ca­ri­zadxs e Informales.

La movi­li­za­ción se diri­gi­rá pri­me­ro al Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social y lue­go al de Tra­ba­jo en Callao al 100. Harán una pre­sen­ta­ción soli­ci­tan­do una audien­cia, a todos quie­nes lo pidie­ron el pago del Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE), y que el Esta­do inter­ven­ga para que las empre­sas reco­noz­can sus dere­chos labo­ra­les, no los sigan des­pi­dien­do y les pro­vean los mate­ria­les de pre­ven­ción con­tra el Covid-19 como alcohol en gel, bar­bi­jos, guan­tes, etc. El colec­ti­vo tie­ne repre­sen­tan­tes de dis­tin­tas empre­sas de APPS, comi­das rápi­das, gas­tro­no­mía, tra­ba­ja­do­ras domés­ti­cas, call cen­ter, etc.

Damián Zára­te, tra­ba­ja­dor de Rap­pi, uno de los con­vo­can­tes expre­só que «en nues­tro caso es iné­di­ta la vio­la­ción de la legis­la­ción labo­ral vigen­te, no se nos reco­no­ce como tra­ba­ja­do­res, nos cie­rran las cuen­tas de for­ma arbi­tra­ria por eso pedi­mos la reac­ti­va­ción, no tene­mos dere­cho a organizarnos».

Feli­pe Sán­chez, tra­ba­ja­dor de Bur­ger King, agre­gó: «Nues­tro colec­ti­vo exi­ge que se haga cum­plir la ley de prohi­bi­ción de des­pi­dos y se garan­ti­ce el cobro total de nues­tros suel­dos, sin reba­jas. Soli­ci­ta­mos que se otor­gue el IFE a todos los tra­ba­ja­do­res que que­da­ron sin ingre­sos por la pan­de­mia, sin lími­te por gru­po fami­liar. Ade­más, recla­ma­mos que el sub­si­dio de emer­gen­cia sea de $ 30.000 por­que $ 10.000, no alcanza».

Recor­de­mos que tra­ba­ja­do­res en bici­cle­ta y motos se movi­li­za­ron la sema­na pasa­da des­de el Obe­lis­co has­ta el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, recla­man­do por aumen­to sala­rial y con­di­cio­nes de segu­ri­dad e higiene.

Los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la tra­di­cio­nal con­fi­te­ría París de La Pla­ta se encuen­tran en esta­do de aler­ta y movi­li­za­ción por el modo ile­gal en que la patro­nal impul­só el cie­rre total de la empresa.

Por ello, tan­to el fin de sema­na como el lunes, efec­tua­ron denun­cias públi­cas sobre su situa­ción, al mani­fes­tar­se en las puer­tas de la tra­di­cio­nal con­fi­te­ría, ubi­ca­da sobre la cén­tri­ca Ave­ni­da 7, en inter­sec­ción con la calle 49. Allí, median­te pan­car­tas, pega­ti­nas y cor­te de calle, se avi­só a veci­nos, tran­seún­tes y con­duc­to­res la actua­ción ile­gal por par­te de la reco­no­ci­da confitería.

Más allá de las com­pul­si­vas e ile­ga­les cesan­tías, las y los tra­ba­ja­do­res acla­ra­ron que algu­nos poseen los suel­dos de mar­zo mal liqui­da­dos y habe­res atra­sa­dos. Tam­bién denun­cian que a otros les lle­gó solo el 50% del sala­rio de abril y que la inten­sión últi­ma de la empre­sa sería abo­nar la mitad del total, dan­do por des­con­ta­da la ayu­da del Esta­do para com­ple­tar los pagos.

“Se les hizo a algu­nos un depó­si­to de una par­te del sala­rio y en una tele­con­fe­ren­cia que tuvie­ron conlos due­ños, Axel Fran­cis­co y Ala­na Pérez Muñoz, les dije­ron a los ex tra­ba­ja­do­res que de la otra par­te se iba a hacer car­go el Gober­na­dor de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires”, expre­só un trabajador.

Los y las tra­ba­ja­do­res tam­bién denun­cian la inac­ción y fal­ta de com­pro­mi­so tan­to del Minis­te­rio de Tra­ba­jo como de la diri­gen­cia del Sin­di­ca­to de Pas­te­le­ros más allá de las publi­ci­ta­das reunio­nes por redes socia­les entre las par­tes, tenien­do en con­si­de­ra­ción que la úni­ca res­pues­ta efec­ti­va del Esta­do, has­ta el momen­to, fue la incur­sión de tres patru­lle­ros, cua­tro motos y efec­ti­vos poli­cia­les a fines de “con­te­ner” la mani­fes­ta­ción rea­li­za­da el día sába­do.

El lunes a las 21:00 la Poli­cía Bonae­ren­se des­alo­jó la per­ma­nen­cia pací­fi­ca en puer­ta de fábri­ca de las tra­ba­ja­do­ras de La Nir­va, quie­nes per­ma­ne­cían en el lugar en res­guar­do de la maquinaria.

El con­flic­to lle­va sie­te meses y la per­ma­nen­cia en los por­to­nes una sema­na. La poli­cía pro­ce­dió a correr a las tra­ba­ja­do­ras del lugar argu­men­tan­do los con­di­cio­nan­tes de la pandemia.

El con­flic­to se ini­ció el año pasa­do, cuan­do la empre­sa comen­zó a incum­plir con el pago de suel­dos y car­gas socia­les. Denun­cian que les adeu­dan sie­te meses de sala­rios.Los suel­dos de octu­bre, noviem­bre y diciem­bre de 2019 se paga­ron con che­ques a 60 y 90 días que no tenían fondos.

Ade­más, des­de febre­ro de este año, las tra­ba­ja­do­ras deja­ron de pro­du­cir y se para­li­zó la plan­ta, aun­que con­cu­rren a su lugar de tra­ba­jo para hacer asam­bleas.Cal­cu­lan que les adeu­dan entre 150.000 y 200.000 pesos por trabajador.

Ante este pano­ra­ma, deci­die­ron ins­ta­lar este mar­tes una olla popu­lar en la puer­ta de la fir­ma, en Dorre­go 874, Lomas del Mira­dor, par­ti­do de La Matanza.

La Nir­va es una empre­sa dedi­ca­da a la pro­duc­ción de galle­tas, alfa­jo­res y otros alimentos.

Rein­cor­po­ra­ron a los 70 tra­ba­ja­do­res de la empre­sa Valot que habían sido des­pe­di­dos bajo el argu­men­to de no haber res­pe­ta­do el dis­tan­cia­mien­to social por el COVID-19 duran­te una asam­blea en la que recla­ma­ban el pago de sala­rios y horas extras adeudadas.

Tras una reu­nión en el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Valot asu­mió el com­pro­mi­so de abo­nar el pró­xi­mo vier­nes todo lo adeudado.

Emplea­dos del área de per­so­nal téc­ni­co de la empre­sa Pro­se­gur (man­te­ni­mien­to y colo­ca­ción de alar­mas) rea­li­za­ron un paro y una pro­tes­ta el lunes. Con una con­cen­tra­ción en la base del barrio por­te­ño de Boe­do, ubi­ca­da en Agre­lo al 3600, recla­ma­ron des­cuen­tos de habe­res arbi­tra­rios y adeu­da­dos, mejo­res con­di­cio­nes labo­ra­les y ele­men­tos de pre­ven­ción sani­ta­rios para poder efec­tuar sus tareas en medio de la pan­de­miapor Coro­na­vi­rus. Son 130 ope­ra­rios que visi­tan has­ta 10 domi­ci­lios por día.

El mes pasa­do, Eduar­do Ler­ner y Abel Nahón deci­die­ron el cie­rre frau­du­len­to de Ipe­sa y Publiex­press, las empre­sas que impri­men y edi­tan Pron­to, entre otras varias publi­ca­cio­nes. Un cen­te­nar de tele­gra­mas de des­pi­do lle­ga­ron a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, vio­lan­do el DNU que prohí­be des­pi­dos por 60 días y la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria dic­ta­da por el minis­te­rio de Tra­ba­jo, que los obli­ga­ba a devol­ver las tareas habituales.

A tra­vés de un comu­ni­ca­do, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras denun­cia­ron que el 15 de abril pasa­do se dio la baja de toda la plan­ti­lla de ambas empre­sas en Afip, dejan­do a cien­tos de per­so­nas sin cober­tu­ra de salud y des­pro­te­gidxs ante la pandemia.

“Duran­te la pri­me­ra sema­na de mayo, el Gru­po Ler­ner deci­dió no pagar los sala­rios; a cam­bio, depo­si­tó de mane­ra uni­la­te­ral un peque­ño mon­to a cuen­ta de una supues­ta indem­ni­za­ción y ase­gu­ró que lo segui­rá hacien­do a cuen­ta gotas mien­tras dure la pandemia.

Al Gru­po Ler­ner, que en los últi­mos meses ha gana­do lici­ta­cio­nes del Esta­do Nacio­nal por más de 100 millo­nes de pesos, le deci­mos: ¡No que­re­mos limos­nas, que­re­mos tra­ba­jar!”, expre­sa­ron y ade­lan­ta­ron que una vez ven­ci­da la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria, ini­cia­rán un plan de lucha con­jun­to exi­gien­do que se dé mar­cha atrás con los despidos.

En tan­to, el Sin­di­ca­to de Pren­sa de Bue­nos Aires (SiPre­BA)se decla­ró “en esta­do de aler­ta” y denun­ció que los due­ños de Pron­to e Ipe­sa “inten­tan apro­ve­char la tra­ge­dia que vivi­mos todos los argen­ti­nos con la pan­de­mia del COVID-19 y el ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, para des­pe­dir a más de 80 tra­ba­ja­do­res con indem­ni­za­cio­nes a la baja”. En ese sen­ti­do, el SiPre­BA recor­dó que el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez había ase­gu­ra­do que iba a “ser infle­xi­ble con los que des­pi­den gen­te”.Y le recla­mó al Gobierno que inter­ce­da para cui­dar estos pues­tos de tra­ba­jo, “por­que sin tra­ba­jo nadie pue­de cui­dar la salud”.

Ade­más de la revis­ta Pron­to, los des­pi­dos deci­di­dos por el gru­po empre­sa­rial afec­tan a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de pren­sa del Gru­po Dia­rio de la SaludSaber Vivir y Bue­nas Ideas, jun­to con la impren­ta del mis­mo Gru­po Ler­ner. El gru­po empre­sa­rio ya había lle­va­do a cabo esta mis­ma manio­bra con las revis­tas PopS­tar y Bue­nas Ideas.

Los mine­ros de Anda­co­llo (Neu­quén) lle­van ya nue­ve días sobre la ruta 22, a la altu­ra de Arro­yi­to des­pués de que la empre­sa Tri­dent deja­ra de pagar los sala­rios a 238 trabajadorxs.

No solo con­ti­núan sin res­pues­tas sobre el pago de sus sala­rios de mar­zo y abril y su con­ti­nui­dad labo­ral, sino que al cer­co de las fuer­zas repre­si­vas alre­de­dor del pique­te se sumó el secues­tro de tra­ba­ja­dorxs duran­te toda la noche y la irrup­ción de Gen­dar­me­ría en sus hoga­res duran­te la madru­ga­da con la excu­sa de cons­ta­tar domicilios.

“El gobierno le qui­tó la con­ce­sión a la empre­sa el vier­nes de la sema­na pasa­da y el miér­co­les la empre­sa se pre­sen­tó en Bue­nos Aires a un con­cur­so de acree­do­res, así que noso­tros que­da­mos nue­va­men­te en el medio sin tener nin­gu­na res­pues­ta de nin­guno de los dos lados”, expli­có: “hoy (13÷5) es nues­tro noveno día aquí apos­ta­dos al cos­ta­do de la ruta, espe­ran­do qué nove­da­des nos van a traer; todos los días tene­mos una luce­ci­ta de espe­ran­za pero no nos han traí­do nin­gu­na respuesta”.

Duran­te el trans­cur­so del domin­go se desa­rro­lla­ron dis­tin­tas mar­chas y rui­da­zos en la pro­vin­cia de Chu­but con­tra el gobierno de Mariano Arcio­ni, que man­tie­ne a miles de esta­ta­les en una cua­ren­te­na sin sala­rio: se le adeu­da el mes de mar­zo a una gran par­te y el mes de abril a la totalidad.

Las mani­fes­ta­cio­nes comen­za­ron en horas de la maña­na con una con­cen­tra­ción en el cen­tro de Como­do­ro Riva­da­via. Por la tar­de los rui­da­zos y mar­chas se die­ron en Tre­lew, Puer­to Madryn y Esquel. En esta últi­ma loca­li­dad se reali­zó una cara­va­na de autos y rui­da­zo con car­te­les que levan­ta­ban con­sig­nas sobre el no pago de sala­rios y el no a la mina.

En Tre­lew par­ti­ci­pa­ron docen­tes, tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de la salud y jubi­la­dos que con­cen­tra­ron en Pla­za Inde­pen­den­cia para lue­go mar­char. La mani­fes­ta­ción pasó por el Hos­pi­tal Zonal de la ciu­dad para lle­var soli­da­ri­dad y el men­sa­je de la vigen­cia de la defen­sa de la Salud pública.

La Unión Tran­via­rios Auto­mo­tor (UTA) rati­fi­có este mar­tes la con­ti­nui­dad de la huel­ga en todo el país has­ta que los tra­ba­ja­do­res per­ci­ban la tota­li­dad de los sala­rios adeu­da­dos de abril último.

Las úni­cas excep­cio­nes de acuer­do con lo infor­ma­do por el sin­di­ca­to son San Juan, Sal­ta Capi­tal y cin­co ciu­da­des bonae­ren­ses en las que ya hubo acuer­do. La pro­tes­ta no se rea­li­za en el Conur­bano bonae­ren­se ni en la CABA.

El secre­ta­rio gene­ral del gre­mio, Rober­to Fer­nán­dez, expli­có que lue­go de más de 20 días de nego­cia­cio­nes y cua­tro audien­cias y, no obs­tan­te las reite­ra­das adver­ten­cias res­pec­to de la inmi­nen­te pro­ble­má­ti­ca sala­rial, «los empre­sa­rios dije­ron no poder pagar».

Para el sin­di­ca­lis­ta, esa pos­tu­ra patro­nal es «ile­gí­ti­ma y ofen­si­va», y «pone en jaque el sus­ten­to de 35.000 cho­fe­res del inte­rior» de la Argen­ti­na, concluyó.

Reba­jan suel­dos y con­ti­núan los despidos

YPF, la mayor com­pa­ñía petro­le­ra argen­ti­na, apli­ca­rá una reduc­ción de suel­dos de entre 10% y 25%. Será para los tra­ba­ja­do­res que están fue­ra de convenio.

En el mis­mo rubro, empre­sas de ser­vi­cios petro­le­ros, como Halli­bur­ton y San Anto­nio, ya habían rea­li­za­do des­cuen­tos en los suel­dos de sus trabajadores.

Mien­tras, los tra­ba­ja­do­res de Aero­lí­neas Argen­ti­nas no ten­drán nin­gu­na reduc­ción de sala­rios, los emplea­dos de otras com­pa­ñías ven afec­ta­dos sus ingresos.

La empre­sa mul­ti­na­cio­nal de cate­ring aéreo, Gate Gour­met, que tie­ne el mono­po­lio en las aero­lí­neas que reca­lan en nues­tro país, en los aero­puer­tos de Ezei­za y Aero­par­que y que cobra sus ser­vi­cios en dóla­res, a excep­ción de la línea de ban­de­ra nacio­nal, deci­dió des­pe­dir a 190 tra­ba­ja­do­res des­de el 16 de mar­zo al res­cin­dir­les el contrato.

Esta empre­sa con sede en Zúrich, Sui­za, pro­vee a la mayo­ría de las aero­lí­neas en más de 60 paí­ses y 200 aero­puer­tos, hace poco com­pró a su com­pe­ten­cia Sky Chef. Posee 800 tra­ba­ja­do­res efec­ti­vos y 190 en Ezei­za y unos 40 en Aero­par­que con­tra­ta­dos que pres­ta­ban ser­vi­cios actual­men­te, de unos 400 en total. A ins­tan­cias del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y el sin­di­ca­to FTIA (Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de la Ali­men­ta­ción) acor­da­ron abo­nar el 75% de los sala­rios a 800 pero deja­ron mar­gi­na­dos a 230. La actua­ción sin­di­cal de la FTIA, afi­lia­da a la CGT, ter­mi­nó sien­do fun­cio­nal a la empre­sa y el gobierno nacio­nal no inter­vie­ne para hacer valer el DNU 329 publi­ca­do el 31 de mar­zo de 2020 que prohí­be los des­pi­dos por 60 días sin cau­sa jus­ta, comen­ta­ron los trabajadores.

Para visi­bi­li­zar sus recla­mos han arma­do una pági­na de face­book “Con­tra­ta­dos de Gate Gour­met” y des­de ahí ele­van el pedi­do a las auto­ri­da­des nacio­na­les y pro­vin­cia­les para que les den una solución.

Más de 200 obre­ros de Silos Are­ne­ros S.A. no cobran su sala­rio hace dos meses. “En el mar­co de la cri­sis por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus la empre­sa mues­tra un desin­te­rés total por sus tra­ba­ja­do­res”, denun­cia­ron des­de el Sin­di­ca­to de Obre­ros Marí­ti­mos Uni­dos (SOMU).

Es la úni­ca are­ne­ra que a pesar de estar auto­ri­za­da a hacer­lo, des­de el ini­cio del ais­la­mien­to “no tra­ba­ja y en base a ello no paga”, seña­la­ron des­de el sin­di­ca­to, a lo que agre­ga­ron que tras varias reunio­nes con la patro­nal sigue sin brin­dar nin­gu­na res­pues­ta a los trabajadores.

Según las esti­ma­cio­nes pre­sen­ta­das en un infor­me que vio la luz el pasa­do vier­nes el Cen­tro de Eco­no­mía Polí­ti­ca Argen­ti­na (CEPA), 511.162 tra­ba­ja­do­res del mer­ca­do for­mal sufren o han sufri­do algu­na de las moda­li­da­des que iden­ti­fi­can como de “ries­go labo­ral” en el perío­do que va des­de 15 de mar­zo has­ta el 30 de abril pasado.

Allí, inclu­yen las rup­tu­ras con­trac­tua­les lisas y lla­nas, que cuan­ti­fi­can en 6.648, y las sus­pen­sio­nes, que alcan­zan las 11.415 y que para los auto­res gene­ran una posi­bi­li­dad de pér­di­da de la fuen­te laboral.

Con rela­ción al sala­rio, el infor­me iden­ti­fi­ca cua­tro moda­li­da­des dife­ren­tes de afec­ta­ción de los ingre­sos de los tra­ba­ja­do­res, que invo­lu­cran a un total de 493.099 emplea­dos. Allí, 39.723 tra­ba­ja­do­res sufrie­ron atra­sos en los pagos de los sala­rios, 103.410 expe­ri­men­ta­ron reduc­cio­nes sala­ria­les uni­la­te­ra­les por par­te de las empre­sas, mien­tras que 14.162 fue­ron sus­pen­di­dos y, a la vez, vie­ron redu­ci­dos sus ingresos.

La cate­go­ría que apor­ta el mayor núme­ro de tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por la cri­sis es la que impli­ca una reduc­ción sala­rial acor­da­da entre los gre­mios y las patro­na­les, que afec­tó a 335.099 trabajadores.

La Cáma­ra de la Cons­truc­ción indi­có que 100.000 tra­ba­ja­do­res per­die­ron sus pues­tos de tra­ba­jo en los últi­mos 24 meses. Y 46% fue la caí­da inter­anual en el rubro de la cons­truc­ción, según el Indec.

Una nue­va eta­pa de la cua­ren­te­na con nue­vas habi­li­ta­cio­nes ilu­sio­na al sec­tor pues según se ha anun­cia­do se relan­za­rán pro­yec­tos que esta­ban pos­ter­ga­dos en casi todos los muni­ci­pios del Gran Bue­nos Aires y en muchas de las pro­vin­cias argen­ti­nas. Si se cum­ple con todo lo pla­ni­fi­ca­do, esti­man que las obras a lo lar­go y a lo ancho del país per­mi­ti­rían recu­pe­rar alre­de­dor de 50.000 pues­tos de tra­ba­jo y moto­ri­zar inver­sio­nes por más de $ 40.000 millones.

Serían unas 270 obras a lo lar­go y ancho de toda la Argen­ti­na que per­mi­ti­rán gene­rar fuen­tes de tra­ba­jo direc­tas e indi­rec­tas y reac­ti­var varios sec­to­res de la eco­no­mía, que no sólo pre­ten­der abrir sino, gene­rar ingresos.

El pro­yec­to tam­po­co deja afue­ra la ciu­dad de Bue­nos Aires, pues se rea­li­za­rán tres tra­ba­jos de mag­ni­tud: la plan­ta pota­bi­li­za­do­ra de San Mar­tín que depen­de de AySA, el edi­fi­cio de la his­tó­ri­ca con­fi­te­ría “El Molino” y el ane­xo de la Facul­tad de Filo­so­fía y Letras de la UBA.

En terri­to­rio de Axel Kici­llof tam­bién habrá muchas obras depen­dien­tes de Agua y Sanea­mien­tos Argen­ti­nos (AySA), rutas pro­vin­cia­les y nacio­na­les, como en la auto­pis­ta Pre­si­den­te Perón y en la Ruta 8, y se relan­za­rá una vie­ja y polé­mi­ca obra: la lim­pie­za y man­te­ni­mien­to en la cuen­ca Matanza-Riachuelo.

Algu­nas de las obras que este mapa indi­ca hacia el inte­rior del país son: el hos­pi­tal de Por­te­zue­lo, en La Rio­ja; la ter­mi­nal de ómni­bus de Reali­có, en La Pam­pa; la cons­truc­ción del Hos­pi­tal de El Cala­fa­te, en San­ta Cruz; la pues­ta en valor de la Pla­za Inde­pen­den­cia, en San Miguel de Tucu­mán; y la amplia­ción del cen­tro de salud de Tolhuin, en Tie­rra del Fuego.

La obra pri­va­da, tam­bién ha comen­za­do a reac­ti­var­se en for­ma sec­to­rial y con más fuer­za hacia el inte­rior del país, par­ti­cu­lar­men­te en pro­vin­cias con poca can­ti­dad de casos de coro­na­vi­rus o direc­ta­men­te sin con­ta­gio local, y se espe­ra una mul­ti­pli­ca­ción de pro­yec­tos a par­tir del 12 de mayo, aun­que des­de el Eje­cu­ti­vo anun­cia­ron una nue­va cua­ren­te­na por 15 días más, que man­ten­drá inac­ti­vos a muchos sec­to­res, toda­vía de riesgo.

El sub­se­cre­ta­rio de Tra­ba­jo, Indus­tria y Comer­cio por­te­ño, Eze­quiel Jar­vis, pre­ci­só que el empleo cayó un 2% en la Ciu­dad de Bue­nos Aires, como con­se­cuen­cia de la cri­sis gene­ra­da por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, lo que supo­ne una pér­di­da de 25.000 puestos.

Tra­ba­ja­do­res y coronavirus

Tra­ba­ja­do­res de GPS Aero­par­que, empre­sa ter­ce­ri­za­da de Aero­lí­neas Argen­ti­nas denun­cia­ron median­te un comu­ni­ca­do que aumen­ta­ron los casos de COVID posi­ti­vos entre aeronáuticos.

“Ya son dos los casos posi­ti­vos de tra­ba­ja­do­res de GPS Aero­par­que, empre­sa ter­ce­ri­za­da de Aero­lí­neas Argen­ti­nas, uno de ellos vive en la Villa 31 jun­to a toda su fami­lia, que tam­bién die­ron posi­ti­vo. Hay casi 100 tra­ba­ja­do­res de la empre­sa en ais­la­mien­to y cre­ce el temor entre los emplea­dos ante nue­vos posi­bles casos posi­ti­vos” expresaron.

Los tra­ba­ja­do­res habían exi­gi­do al ini­cio de la cua­ren­te­na medi­das de segu­ri­dad ele­men­ta­les, ya que denun­cia­ron que los imple­men­tos que la empre­sa les había brin­da­do eran insu­fi­cien­tes y de mala cali­dad. Por ese moti­vo, rea­li­za­ron asam­bleas para exi­gir a la empre­sa GPS, Aero­lí­neas Argen­ti­nas que “ges­tio­nen ante el Gobierno nacio­nal la rea­li­za­ción de test masi­vos a todos los tra­ba­ja­do­res y que garan­ti­cen las medi­das sani­ta­rias bási­cas como desin­fec­ción de los luga­res comu­nes, mayor can­ti­dad de insu­mos de pro­tec­ción y que se ins­ta­le una base ope­ra­ti­va nue­va don­de no haya haci­na­mien­to de los trabajadores”.

Agre­ga­ron “recha­za­mos los ata­ques al sala­rio y pues­tos de tra­ba­jo, ya que en este mar­co la empre­sa GPS inten­ta ade­más hacer una reduc­ción sala­rial a la tota­li­dad de los tra­ba­ja­do­res en Aero­par­que y Ezei­za (1400) median­te sus­pen­sio­nes rotativas.

Des­de la Aso­cia­ción Gre­mial de Tra­ba­ja­do­res del Sub­te y Pre­me­tro (AGTSyP) mani­fes­ta­ron su preo­cu­pa­ción por el incre­men­to en la can­ti­dad de pasa­je­ros en el sub­te­rrá­neo por­te­ño, en el mar­co de una fle­xi­bi­li­za­ción de hecho per­mi­ti­da por el Gobierno de la Ciu­dad. Ante el peli­gro de que esto se cons­ti­tu­ya en un foto de con­ta­gio, se soli­ci­tó al Minis­te­rio de Tra­ba­jo la con­for­ma­ción de una “comi­sión de emer­gen­cia” para eva­luar el tema.

Des­de la AGTSyP tam­bién se emi­tió un comu­ni­ca­do plan­tean­do que en el con­tex­to de cri­sis des­ata­da por la pan­de­mia se “exi­ge un esfuer­zo de los que más tie­nen y un esta­do de aler­ta de los sin­di­ca­tos para defen­der los pues­tos de tra­ba­jo y el sala­rio que nos per­mi­te sos­te­ner a nues­tras fami­lias”. En ese sen­ti­do, recha­za­ron el acuer­do fir­ma­do por la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) y repre­sen­tan­tes empre­sa­rios que “habi­li­ta las sus­pen­sio­nes y la reba­ja de los suel­dos”. Y aña­die­ron: “Cree­mos que no es momen­to para des­pe­dir tra­ba­ja­do­res ni para pagar de menos o en cuotas”.

En cam­bio, refor­za­ron la nece­si­dad de avan­zar con el impues­to a las gran­des for­tu­nas “que va a per­mi­tir obte­ner recur­sos extras para des­ti­nar a la salud y a paliar la actual cri­sis eco­nó­mi­ca”. En el mar­co de la rene­go­cia­ción de deu­da exter­na que está lle­van­do ade­lan­te el Gobierno nacio­nal, tam­bién hicie­ron explí­ci­ta su defen­sa al dere­cho de nues­tro país “a cesar los pagos de la deu­da externa”.

Los emplea­dos de la empre­sa GIV y el Sin­di­ca­to de Emplea­dos de Comer­cio de Mar del Pla­ta se mani­fes­ta­ron el lunes para recha­zar la moda­li­dad en la que están tra­ba­jan­do. Asegu­ran que no se cum­plen con las medi­das de segu­ri­dad míni­mas para pro­te­ger­se de posi­bles con­ta­gios de Covid-19.

Cabe recor­dar que este Call Cen­ter atien­de los lla­ma­dos de la línea 147 de Mar del Pla­ta como tam­bién de la Ciu­dad de Bue­nos Aires. Es un núme­ro que reci­be todos los recla­mos, denun­cias y con­sul­tas de los veci­nos de la Ciu­dad y mar­pla­ten­ses. Dos ges­tio­nes que com­par­ten signo polí­ti­co PRO.

La empre­sa tam­po­co ha paga­do suel­dos del mes de mar­zo y abril lo cual tie­ne a casi 45 tra­ba­ja­do­res en esta­do de asam­blea permanente.

El Esta­do ayu­da a las patro­na­les con fon­dos del Anses

En el mar­co del pro­gra­ma de Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y a la Pro­duc­ción (ATP), el Gobierno des­em­bol­só el lunes un nue­vo pago del sala­rio com­ple­men­ta­rio para 150.000 tra­ba­ja­do­res pri­va­dos corres­pon­dien­tes al suel­do del mes de abril. Con ese des­em­bol­so el pro­gra­ma lle­ga­rá a un total de 1.310.000 empleados.

El pro­gra­ma ATP con­sis­te en un sala­rio com­ple­men­ta­rio abo­na­do por la ANSES para los tra­ba­ja­do­res en rela­ción de depen­den­cia cuyos emplea­do­res cum­plan con los requi­si­tos pre­vis­tos en la nor­ma. El mon­to del pago de la ANSE­Ses equi­va­len­te al 50% del sala­rio neto del tra­ba­ja­dor corres­pon­dien­te al mes de febre­ro de 2020, no pudien­do ser infe­rior a un sala­rio míni­mo ($ 16.875) ni supe­rar dos sala­rios míni­mos ($ 33.750), o al total del sala­rio neto corres­pon­dien­te a ese mes.

En el Bole­tín Ofi­cial se publi­có la Deci­sión Admi­nis­tra­ti­va 7212020, que inclu­ye den­tro del ATP a acti­vi­da­des no con­tem­pla­das has­ta aho­ra y a las gran­des empre­sas de más de 800 emplea­dos, así como a las que abrie­ron este año sus puer­tas. Ade­más, los emplea­do­res podrán acce­der tras demos­trar una caí­da de su fac­tu­ra­ción menor a la que figu­ra­ba como requi­si­to ori­gi­nal del pro­gra­ma, por lo que en el Eje­cu­ti­vo espe­ran en lo inme­dia­to sal­tar de los actua­les 1,7 millón de asa­la­ria­dos cubier­tos a más de 2 millones.

El Gobierno anun­ció que auxi­lia­rá en el pago de los sala­rios de mayo y esta­rán inclui­dos en el Pro­gra­ma de Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción (ATP) docen­tes, trans­por­tis­tas y el per­so­nal de sana­to­rios, entre otros, por lo que a par­tir de aho­ra los emplea­dos de estos sec­to­res reci­bi­rán tam­bién el Sala­rio Com​ple​men​ta​rio​.La medi­da se anun­ció a tra­vés de la Deci­sión Admi­nis­tra­ti­va 7472020 publi­ca­da este mar­tes en el Bole­tín Oficial.

Esta mis­ma ayu­da reci­bi­rán las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de ges­tión pri­va­da que cum­plan con los requi­si­tos nece­sa­rios para ingre­sar al pro­gra­ma, aun­que hacien­do una dis­tin­ción entre aque­llas que reci­ben sub­si­dios y las que no, y siem­pre que pue­dan «ase­gu­rar el pago de la dife­ren­cia sala­rial para que todos/​as los trabajadores/​as per­ci­ban el 100% de su remuneración».

Al res­pec­to, el titu­lar de la Aso­cia­ción de Cole­gios Pri­va­dos de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires (Aiep­ba), Mar­tín Zuri­ta, dijo el mar­tes que el sec­tor atra­vie­sa una cri­sis seve­ra debi­do a que «entre el 60 y el 70 % de las fami­lias no paga­ron la cuo­ta del mes de abril» y ase­gu­ró que ya cerra­ron cua­tro ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas duran­te la cua­ren­te­na por el coronavirus.

Tras con­fir­mar que «cua­tro ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas cerra­ron en lo que va del ais­la­mien­to», ase­gu­ró que el sec­tor atra­vie­sa «una cri­sis seve­ra» y dijo que «esta­mos nece­si­tan­do un sal­va­ta­je del Estado».

Tam­bién reci­bi­rán la ayu­da algu­nas de las acti­vi­da­des del trans­por­te como char­ters; ser­vi­cios para ámbi­to por­tua­rio o aero­por­tua­rio; envíos de mer­ca­de­rías a gra­nel y los camio­nes cis­ter­na, entre otros.

Por últi­mo, se infor­mó que el Sis­te­ma Inte­gra­do Pre­vi­sio­nal Argen­tino esta­rá inclui­do en lo que res­pec­ta tan­to al Sala­rio Com­ple­men­ta­rio como a la pos­ter­ga­ción y reduc­ción del pago de las con­tri­bu­cio­nes patro­na­les corres­pon­dien­tes a mayo.

Trai­do­res

«La Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de la Ali­men­ta­ción pro­ce­dió a rea­li­zar la denun­cia corres­pon­dien­te ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Empleo y Segu­ri­dad Social de la Nación, a fin de ini­ciar las con­ver­sa­cio­nes con la patro­nal por la actua­li­za­ción sala­rial para el perio­do 2020 – 2021″, expli­ca una cir­cu­lar interna.

«Debi­do a la situa­ción excep­cio­nal que atra­ve­sa­mos por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, nos vemos obli­ga­dos a comu­ni­car las nove­da­des sobre la pari­ta­ria por este medio; y no como lo hemos rea­li­za­do his­tó­ri­ca­men­te, en ple­na­rio de dele­ga­dos y acti­vis­tas para infor­mar, con­sul­tar y escu­char a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros», expli­ca el gremio.

Tal vez lo ocu­rri­do en Mon­de­lez expli­que mejor la pro­pues­ta de la buro­cra­cia sin­di­cal. Este mar­tes los tra­ba­ja­do­res de Mon­de­lez Vic­to­ria recla­ma­ron en la puer­ta de la plan­ta con­tra el acuer­do fir­ma­do por el sin­di­ca­to de Ali­men­ta­ción, enca­be­za­do por Rodol­fo Daer, sin con­sul­tar a los tra­ba­ja­do­res pre­via­men­te. Los mis­mos habían mani­fes­ta­do su des­con­ten­to la sema­na pasa­da, pre­vien­do la manio­bra en cier­nes, y habían vota­do en asam­bleas el repu­dio a la manio­bra patro­nal, que ava­la­ría la con­duc­ción del sindicato.

La manio­bra de la empre­sa fue mise­ra­ble y sinies­tra: ade­lan­tó la pro­duc­ción nece­sa­ria y aho­ra sus­pen­de con reba­jas sala­ria­les. Todo esto en com­pli­ci­dad con el sin­di­ca­to y el minis­te­rio de Tra­ba­jo, que ava­la esta deci­sión empre­sa­rial, que va en des­me­dro de los tra­ba­ja­do­res y es vio­la­to­ria a la deci­sión pre­si­den­cial de la impo­si­bi­li­dad de sus­pen­der trabajadores.

La sema­na pasa­da los tra­ba­ja­do­res fue­ron noti­fi­ca­dos que a par­tir del 17 de mayo serían sus­pen­di­dos 500 ope­ra­rios, debi­do a la inte­rrup­ción de la pro­duc­ción en la plan­ta Vic­to­ria, has­ta el 14 de junio, cobran­do el 77 % de su sala­rio bru­to. Lamen­ta­ble­men­te, ya había tras­cen­di­do la posi­bi­li­dad de que Rodol­fo Daer, quien es el titu­lar del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de Ali­men­ta­ción (STIA), gre­mio al que per­te­ne­cen los tra­ba­ja­do­res, apo­ya­ra dicha medida.

“El capi­ta­lis­mo es así” afir­mó Rodol­fo Daer en una entre­vis­ta para jus­ti­fi­car la com­pli­ci­dad e inac­ción del gre­mio ante esta situa­ción. Y con­ti­nuó que “se aba­rro­ta­ron los depó­si­tos” para expli­car la medida.

Ade­más, los tra­ba­ja­do­res denun­cian que la empre­sa el año pasa­do fac­tu­ró alre­de­dor de $ 41.600 millo­nes, casi dupli­can­do la cifra del año ante­rior. Tam­bién, que en noviem­bre el sin­di­ca­to había ava­la­do, jun­to con el minis­te­rio de Tra­ba­jo, el Pro­ce­di­mien­to Pre­ven­ti­vo de Cri­sis pre­sen­ta­do por la empresa.

Fue a par­tir de esto que inclu­so el Esta­do exo­ne­ró a esta patro­nal de rea­li­zar apor­tes de car­gas socia­les a la ANSES des­de noviem­bre pasa­do has­ta el día de hoy, aho­rrán­do­se en total más de 150 millo­nes de pesos. Daer argu­men­ta enton­ces que la empre­sa vie­ne con caí­da en las ven­tas pero omi­te hablar de esta millo­na­ria ayu­da. Ade­más, cabe des­ta­car que Mon­de­lez vie­ne remar­can­do los pre­cios de sus pro­duc­tos en más del 30% en el últi­mo año.

Es la eter­na his­to­ria de las trai­cio­nes de la buro­cra­cia sin­di­cal que ni en situa­cio­nes de pan­de­mia y seve­ra cri­sis des­can­san, siem­pre del lado de sus pro­pios intere­ses y de los gran­des mono­po­lios. Todo esto con la com­pli­ci­dad del Estado.

Enton­ces, los tra­ba­ja­do­res vota­ron rea­li­zar un blo­queo de por­to­nes y un pique­te para visi­bi­li­zar su pro­ble­ma, exi­gien­do la anu­la­ción de las sus­pen­sio­nes y el cobro del 100% de sus sala­rios. Se logró un amplio apo­yo y se con­si­guió cor­tar uno de los carri­les de la ave­ni­da Uruguay.

Aho­ra Rodol­fo Daer en soli­ta­rio pre­ten­de­rá homo­lo­gar un Con­ve­nio Colec­ti­vo a la baja para todo el gre­mio en com­pli­ci­dad con la patro­nal y el M. de Trabajo

David Rol­dán, obre­ro y ex dele­ga­do de la empre­sa comen­tó: “Esto arran­ca el año pasa­do, en noviem­bre, cuan­do inten­ta­ron sus­pen­der a 150 com­pa­ñe­ros en nues­tra plan­ta de Vic­to­ria y en la plan­ta de Pache­co a 350. En ese momen­to se fir­mó un pre­ven­ti­vo de cri­sis, cuan­do sabe­mos bien que un mono­po­lio como este no tie­ne idea que es una cri­sis. Lle­gó un acuer­do con el gobierno de Macri de ese enton­ces y le per­do­na­ron las car­gas socia­les. Es decir, que el Esta­do les pagó 150 millo­nes de pesos, una for­tu­na. Ese acuer­do fina­li­za­ba este 31 de mayo, pero apro­ve­chan­do la pan­de­mia, vuel­ve a men­tir dicien­do que está en cri­sis para reci­bir la ayu­da de este gobierno tam­bién. Mien­tras tan­to, cerra­ría esta plan­ta sus­pen­dien­do a 500 tra­ba­ja­do­res. Eso sí, con la pro­duc­ción garan­ti­za­da. Rodol­fo Daer apo­yan­do a la empre­sa fir­ma este acuer­do sin con­sul­tar a los tra­ba­ja­do­res. La cau­sa es el artícu­lo 223 bis, que esta­ble­ce que las empre­sas no pue­den sus­pen­der si no hay aval del sin­di­ca­to. El gobierno deja una puer­ta abier­ta muy gran­de para que la buro­cra­cia arre­gle con la patro­nal. Noso­tros esta­mos en un plan de lucha per­ma­nen­te y nues­tro pedi­do es por una sus­pen­sión, pero con el 100% del sala­rio, como ya pasó en la pan­de­mia. Nos hicie­ron tra­ba­jar duran­te más de un mes estoc­keán­do­se muy bien”.

El Sin­di­ca­to de Comer­cio (FAECYS) lle­vó al paro­xis­mo esta entre­ga, al pac­tar que las empre­sas del sec­tor de has­ta 70 emplea­dos pue­den sus­pen­der de for­ma inme­dia­ta sin nece­si­dad de con­sen­ti­mien­to gre­mial alguno. Con la pre­sen­ta­ción uni­la­te­ral de la nómi­na de sus­pen­sio­nes, las mis­mas que­dan homo­lo­ga­das automáticamente.

Tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de San­Cor denun­cia­ron median­te la publi­ca­ción de un comu­ni­ca­do que la reco­no­ci­da empre­sa coope­ra­ti­va de fabri­ca­ción y comer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos lác­teos “dejó libra­dos a su suer­te a cien­tos de com­pa­ñe­ros que man­tie­ne des­de hace meses sus­pen­di­dos”, a la vez que “no les abo­na ni siquie­ra el por­cen­ta­je del suel­do (75%) que la patro­nal dis­pu­so arbi­tra­ria­men­te, con el aval cóm­pli­ce y la apro­ba­ción de Atil­ra” (Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de la Indus­tria Leche­ra de la Repú­bli­ca Argentina).

En dicho men­sa­je, las y los tra­ba­ja­do­res asi­mis­mo acla­ra­ron que la empre­sa lác­tea “tam­po­co ha cum­pli­do con los pagos pac­ta­dos en los acuer­dos con el per­so­nal que fir­mó su des­vin­cu­la­ción duran­te 2019, al mis­mo tiem­po que man­tie­ne a los acti­vos con atra­sos en sala­rios (has­ta 45 días en algu­nos casos) y agui­nal­dos impa­gos (adeu­da los dos SAC corres­pon­dien­tes al año pasado)”.

El comu­ni­ca­do des­cri­bió que “el Cen­tro de Dis­tri­bu­ción Acce­so Nor­te (CDAN) ha ini­cia­do a par­tir de este año, con la cola­bo­ra­ción del sin­di­ca­to y de la Comi­sión Inter­na, una per­se­cu­ción direc­ta sobre aque­llos tra­ba­ja­do­res que man­tu­vie­ron una línea inde­pen­dien­te en los últi­mos años. Pre­ten­de aca­llar a los que vinie­ron denun­cian­do las manio­bras que la empre­sa rea­li­za para que los cos­tos de la rees­truc­tu­ra­ción la pague­mos los tra­ba­ja­do­res y la res­pon­sa­bi­li­dad de Atil­ra en dejar pasar dicho ajuste”.

La denun­cia públi­ca de los obre­ros lác­teos, ase­gu­ra que “des­de que comen­zó el año en cur­so, el avan­ce de la patro­nal ha toma­do un carác­ter bru­tal, dejan­do sin tra­ba­jo a toda la rama de repo­si­to­res. San­Cor des­ar­mó sec­to­res com­ple­tos y sus­pen­dió a todo el per­so­nal repo­si­tor, que actual­men­te se encuen­tra sin goce de sueldo”.

A su vez, las y los tra­ba­ja­do­res, quie­nes se encuen­tran agru­pa­dos de mane­ra inde­pen­dien­te a la diri­gen­cia del sin­di­ca­to, expre­sa­ron que “San­Cor paga como, cuan­do y cuan­to quie­re, vio­lan­do inclu­so todas las leyes labo­ra­les. Y ade­más pre­sio­na al per­so­nal para que acep­te sus con­di­cio­nes de des­vin­cu­la­ción. Por­que cuen­ta con total impu­ni­dad: la que le garan­ti­za Atil­ra ‑que se la pasó tocan­do puer­tas para que sub­si­dien a la empre­sa, no para orga­ni­zar­nos y pelear- y el Minis­te­rio de Trabajo”.

Final­men­te, con­vo­can a todos los tra­ba­ja­do­res de la coope­ra­ti­va a orga­ni­zar acti­vi­da­des de pro­tes­ta y visi­bi­li­za­ción para los pró­xi­mos días, denun­cian­do la situa­ción que atraviesan.

“Bas­ta de extor­sión, des­pi­dos encu­bier­tos y per­se­cu­ción a los tra­ba­ja­do­res. Rein­cor­po­ra­ción inme­dia­ta de los sus­pen­di­dos. Pago inme­dia­to de habe­res y demás mon­tos adeu­da­dos. Bas­ta de finan­ciar la rees­truc­tu­ra­ción de San­Cor con pla­ta del Esta­do. Exi­gi­mos al Minis­te­rio que garan­ti­ce que San­Cor cum­pla con nues­tros sala­rios y con­quis­tas como está pre­vis­to en la legis­la­ción labo­ral. De lo con­tra­rio, que la empre­sa sea esta­ti­za­da y pues­to bajo con­trol de los tra­ba­ja­do­res para pro­du­cir al ser­vi­cio de las nece­si­da­des de la socie­dad en el mar­co de esta pan­de­mia”, cie­rra el comunicado.

Pre­pa­ran nue­vas traiciones

Una «mesa amplia­da» de la CGT deli­be­ra­rá el jue­ves en la sede prin­ci­pal de la UOCRA sobre una varia­da agen­da de temas, como el des­em­pleo, la cre­cien­te ola de con­flic­tos sala­ria­les y la reali­dad de las Obras socia­les, pero tam­bién ana­li­za­rán la futu­ra inte­gra­ción de la con­duc­ción de la Central.

La «mesa chi­ca» de la cen­tral obre­ra dará paso a una «mesa ampliada»,ya que en el edi­fi­cio del gre­mio de la cons­truc­ción de Ave­ni­da Bel­grano al 1.800 de la ciu­dad de Bue­nos Aires par­ti­ci­pa­rán entre 20 y 22 diri­gen­tes de los lla­ma­dos sec­to­res «gor­dos», inde­pen­dien­tes, del barrio­nue­vis­mo y de la CATT (trans­por­te).

No se cur­sa­ron invi­ta­cio­nes a los sec­to­res disi­den­tes más crí­ti­cos al acuer­do con la UIA y la con­duc­ción actual. No esta­rá pre­sen­te el moya­nis­mo, que empe­zó a hacer sonar a Pablo Moyano como can­di­da­to a con­du­cir la cen­tral obre­ra, ni la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, ni el res­to de las orga­ni­za­cio­nes que se reúnen en torno al Fren­te Sin­di­cal para el Mode­lo Nacional.

Ade­más de Mar­tí­nez (Cons­truc­ción), Daer (Sani­dad), Acu­ña (Esta­cio­nes de ser­vi­cio) y Andrés Rodrí­guez (UPCN), par­ti­ci­pa­rán el taxis­ta Omar Vivia­ni, los ferro­via­rios Ser­gio Sasia y Omar Matu­rano, el marí­ti­mo Juan Car­los Sch­mid, el colec­ti­ve­ro Rober­to Fer­nán­dez, el luci­fuer­cis­ta Gui­ller­mo Moser y el tex­til Hugo Bení­tez, entre otros.

Empre­sas autogestionadas

Median­te una tele­con­fe­ren­cia, el minis­te­rio de Desa­rro­llo Social, Daniel Arro­yo enca­be­zó la pre­sen­ta­ción del pro­gra­ma Recu­pe­rar que pro­po­ne apo­yo al sec­tor de empre­sas recu­pe­ra­das y auto­ges­tio­na­das de todo el país, que sos­tie­nen más de 18.000 pues­tos de trabajo.

La línea de cré­di­tos tie­ne como obje­ti­vos la com­pra, reno­va­ción y auto­ma­ti­za­ción de maqui­na­ria, com­pra de insu­mos y asis­ten­cia finan­cie­ra. Den­tro de las pro­pues­tas de sub­si­dios se des­ta­can la capa­ci­ta­ción inte­gral de cada tra­ba­ja­dor y tra­ba­ja­do­ra, según las nece­si­da­des de cada uni­dad pro­duc­ti­va, así como la mejo­ra en segu­ri­dad e higie­ne en el trabajo.

Des­de las ges­tio­nes obre­ras cera­mis­tas de Neu­quén, Fasin­pat, Con­fluen­cia y Cer­sin­pat, jun­to al Sin­di­ca­to Cera­mis­ta, lan­za­ron una cam­pa­ña soli­da­ria de fon­do de lucha para hacer fren­te a la pan­de­mia y la cri­sis económica.

“Las ges­tio­nes obre­ras esta­mos muy gol­pea­das a par­tir de la cri­sis des­ata­da por la pan­de­mia del Coro­na­vi­rus. A la situa­ción que veni­mos arras­tran­do des­de hace años, por la fal­ta de cré­di­to, el aho­go finan­cie­ro y fal­ta de res­pues­tas de los gobier­nos nacio­nal y pro­vin­cial, se sumó todo el para­te pro­du­ci­do por la cua­ren­te­na”, expli­có Nata­lio Nava­rre­te, teso­re­ro de la Coope­ra­ti­va Fasinpat.

Con el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio se para­ron las tres fábri­cas y se man­tu­vie­ron guar­dias. “Las res­tric­cio­nes del Gobierno nacio­nal, repli­ca­das por el Gobierno pro­vin­cial, no fue­ron acom­pa­ña­das con asis­ten­cia finan­cie­ra ni con nin­gu­na ini­cia­ti­va como las que les pro­pu­si­mos de recon­ver­tir la pro­duc­ción al ser­vi­cio de enfren­tar la pan­de­mia”, denun­ció Nava­rre­te. “Si no tra­ba­ja­mos y no ven­de­mos, no pode­mos garan­ti­zar el sala­rio com­ple­to a los y las cera­mis­tas y deja­mos a 300 fami­lias sin sus­ten­to», aseguró.

Recién esta sema­na, con el ini­cio de la fase cua­tro de la cua­ren­te­na, podrán vol­ver a pro­du­cir lue­go de 50 días de parálisis.

Andrés Blan­co, secre­ta­rio adjun­to del Sin­di­ca­to Cera­mis­ta y actual dipu­tado pro­vin­cial del Fren­te de Izquier­da, lla­mó “a las orga­ni­za­cio­nes soli­da­rias con la lucha de Zanón a sumar­se y apor­tar eco­nó­mi­ca­men­te al fon­do de lucha para sos­te­ner las ges­tio­nes obre­ras en esta situa­ción tan difí­cil. “Estas fábri­cas tie­nen que estar abier­tas. Son una con­quis­ta y una ban­de­ra de lucha para todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras que hoy ven cómo los empre­sa­rios cie­rran fábri­cas, des­pi­den y sus­pen­den dejan­do fami­lias en la calle. Y las ges­tio­nes obre­ras son un ejem­plo. Toda empre­sa que cie­rre tie­ne que ser ocu­pa­da y poner­las a pro­du­cir bajo ges­tión obre­ra. Para aque­llas orga­ni­za­cio­nes gre­mia­les, socia­les, polí­ti­cas y estu­dian­ti­les que quie­ran cola­bo­rar con las ges­tio­nes obre­ras “pone­mos a dis­po­si­ción nues­tro núme­ro de cuen­ta y CBU para poder hacer apor­tes. Y una casi­lla de correo para que pue­dan enviar el cupón de trans­fe­ren­cia, sus datos y poder tener regis­tro de sus apor­tes des­de ya muchas gra­cias en nom­bre de las ges­tio­nes obre­ras y el Sin­di­ca­to Cera­mis­ta”, expli­can los y las cera­mis­tas en la car­ta envia­da a las orga­ni­za­cio­nes solidarias.

COOPERATIVA DE TRABAJO FASINPAT LTDA. CUIT: 30−70939426−2
BANCO CREDICOOP Nº DE CUENTA: 093 – 0318851
CTA.CTENº DE CBU: 191 0093355009303188514.
[email protected]​zanonfasinpat.​com.​ar

Más paga­mos, más debe­mos y menos tenemos

Uno de los fon­dos más gran­des del mun­do, Blac­krock, acer­có una pro­pues­ta al gobierno argen­tino que no inclu­yó ni reduc­ción del capi­tal ni del pago de intere­ses, fue solo una repro­gra­ma­ción de los pagos de intere­ses equi­va­len­te a una reduc­ción de la deu­da del 8%, con­fió el minis­tro Guz­mán al Finan­cial Times.

Mien­tras el gobierno argen­tino anun­ció un nue­vo endeu­da­mien­to con el BID y se con­fir­ma el pago ‑esta mis­ma sema­na- de otros 320 millo­nes de dóla­res en intere­ses al FMI. Ade­más, toda­vía nego­cia con el Club de Paí­ses Pres­ta­mis­tas de París, para seguir abo­nan­do intere­ses sobre intere­ses de deu­das con­traí­das direc­ta­men­te por empre­sas pri­va­das que, duran­te la dic­ta­du­ra, pasa­ron sus pasi­vos al Estado.

La sema­na pasa­da se cono­ció la pro­pues­ta del Gobierno de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires que pre­vé una qui­ta de 55% en los intere­ses, más una reduc­ción del 7 % en el capi­tal con tres años de gra­cia. La Pro­vin­cia debe rees­truc­tu­rar una deu­da de U$S 7.100 millones.

La mis­ma fue recha­za­da por los acree­do­res argu­men­tan­do que no fue pro­duc­to de una nego­cia­ción de bue­na fe y “con­tie­ne ele­men­tos coer­ci­ti­vos den­tro de su estruc­tu­ra que el Comi­té Direc­ti­vo cree que no con­tri­bui­rán a su amplia aceptación”.

Las femi­nis­tas de Abya Yala, expre­sa­ron en un comu­ni­ca­do enca­be­za­do con las fir­mas de Nora Cor­ti­ñas, Mir­ta Bara­va­lle y Elia Espen, Madres de Pla­za de Mayo, su recha­zo a la rees­truc­tu­ra­ción que pro­po­ne el gobierno argen­tino, ya que con­si­de­ran que la deu­da es ilegítima.

“La rees­truc­tu­ra­ción que aho­ra pro­po­ne el gobierno argen­tino, por 68.000 millo­nes de dóla­res, es sólo una par­te de la deu­da que Argen­ti­na tie­ne con pres­ta­mis­tas extran­je­ros. Es decir, las deu­das que recla­man el FMI, el Ban­co Mun­dial, el BID, se siguen pagan­do, mien­tras atra­ve­sa­mos una cri­sis sani­ta­ria y una cri­sis social pro­fun­dí­si­ma, que está cobran­do todos los días nue­vas vidas, no solo por el COVID 19, sino por enfer­me­da­des reemer­gen­tes, como es el caso del den­gue, por la fal­ta de agua en las villas y en las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias, por la fal­ta de ali­men­tos, por los altos índi­ces de des­nu­tri­ción que afec­tan la vida de miles de niñas/​os, por la des­truc­ción del sis­te­ma de salud públi­co. Enci­ma, mien­tras por un lado se sigue pagan­do, por otro se sigue endeu­dan­do, inclu­so con los mis­mos pres­ta­mis­tas. ¿Quién debe a quién? ¿Cómo pre­ten­den que crea­mos que el pago o el can­je de la deu­da, pue­de traer “mejo­res con­di­cio­nes, o bus­car la igual­dad” para muje­res y disi­den­cias sexua­les?”, afirman.

Asi­mis­mo pro­po­nen que se inves­ti­gue de for­ma inde­pen­dien­te cómo se con­tra­jo la deu­da y expre­sa­ron que has­ta no tener un pro­fun­do cono­ci­mien­to de la mis­ma, sus­pen­der su pago.

Fuen­tes: Tiem­po Argen­tino, Cla­rín, Anred, Red Eco Alter­na­ti­vo, argentina.indymedia, APU, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, La Izquier­da Dia­rio, Info­gre­mia­les, Ambi­to Finan­cie­ro, Página12

*****************************************

La juven­tud en la pan­de­mia: entre la pre­ca­ri­za­ción y la pri­me­ra línea

Lucho Agui­lar
Foto­mon­ta­je: Mar Ned – Enfo­que Rojo
¿Cómo lle­gó la juven­tud tra­ba­ja­do­ra a la coro­na­cri­sis? ¿Cómo sal­drá? Des­de Bue­nos Aires a Nue­va York, núme­ros e his­to­rias de las pibas y pibes que siguen hacien­do fun­cio­nar la ciu­dad o fue­ron los pri­me­ros des­car­ta­dos. Las nue­vas gene­ra­cio­nes esen­cia­les y la pelea por un futu­ro sin explotación.

En una maqui­la del nor­te mexi­cano, una obre­ra ter­mi­na de armar el celu­lar núme­ro 200 de su jor­na­da. Al día siguien­te una cua­dri­lla de camio­ne­ros ter­ce­ri­za­dos des­car­ga­rá los bul­tos del otro lado del muro, en Texas. Mien­tras duró el via­je una ope­ra­do­ra logró ven­der 20 apa­ra­tos des­de su home offi­ce. El alma­cén de Ama­zon de la ciu­dad no duer­me. Un pibe corre, esqui­va estan­te­rías casi aho­ga­do por el bar­bi­jo. Lo tie­ne. El apa­ra­to pasa de mano en mano has­ta lle­gar a la caja-mochi­la. El repar­ti­dor peda­lea en la ciu­dad semi­de­sier­ta. Toca tim­bre y espe­ra. Res­pi­ra pro­fun­do. Le que­da más bate­ría en el celu­lar que en las pier­nas. La seño­ra le rega­la una son­ri­sa que ape­nas pue­de devol­ver. Ya le sonó la noti­fi­ca­ción del nue­vo pedi­do. Es la señal que el “algo­rit­mo” envía a sus “cola­bo­ra­do­res”. Mira el reloj. Se aco­mo­da el cas­co y el bar­bi­jo. Arran­ca de nuevo.

La mis­ma ima­gen podría repe­tir­se en Madrid, el Dis­tri­to Fede­ral o Bue­nos Aires. Elec­tró­ni­cos, piz­zas, reme­dios. Pero algo las atra­vie­sa, inva­ria­ble. La pan­de­mia con­fir­mó, por si hicie­ra fal­ta, que sin la cla­se tra­ba­ja­do­ra nada podría fun­cio­nar. Y que gran par­te de esas y esos esen­cia­les son jóve­nes. La cri­sis los encon­tró pre­ca­ri­za­dos has­ta la médu­la. Así los arro­jó a la pri­me­ra línea.

La pan­de­mia que ya estaba

Es cier­to. Hace 150 años Marx ya habla­ba de las “vidas pre­ca­rias” de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Pero el neo­li­be­ra­lis­mo reto­mó la gue­rra de cla­ses para arre­ba­tar­le con­di­cio­nes que había logra­do en las déca­das ante­rio­res. La pre­ca­ri­za­ción fue una vuel­ta de tuer­ca a la explo­ta­ción. Con­tra­tos basu­ra y tem­po­ra­les, ter­ce­ri­za­ción, aumen­to del tra­ba­jo no regis­tra­do (“en negro”), ata­que al sala­rio real y los dere­chos “socia­les” (salud, edu­ca­ción, vivienda).

Ese pro­ce­so ter­mi­nó con­fi­gu­ran­do una nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra. Exten­di­da a todo el pla­ne­ta, con más peso en los nue­vos ser­vi­cios que hacen fun­cio­nar las gran­des ciu­da­des, más frag­men­ta­da y pre­ca­ri­za­da, más feminizada.

Esa defi­ni­ción es uno de los pun­tos de par­ti­da del libro de Nico­lás del Caño, Rebel­de o pre­ca­ri­za­da. Allí tra­za una radio­gra­fía de la juven­tud. Se pue­de ver a tra­vés de his­to­rias: la de Nadia, que tuvo 35 tra­ba­jos en los últi­mos 12 años; Romi­na que tra­ba­ja en un call de maña­na y en Rap­pi de tar­de; Moi­sés que dibu­ja esce­nas flashe­ras a pesar de las manos aga­rro­ta­das por la maza. Se pue­de enten­der tam­bién a tra­vés de los fríos núme­ros. Dos de cada tres jóve­nes tra­ba­jan en negro, cobran la mitad de los adul­tos, tie­nen 50 % más de chan­ces de tener acci­den­tes, el tra­ba­jo pro­me­dio no les dura más de 12 meses. Las pibas siem­pre peor, como con­fir­ma un recien­te estu­dio publi­ca­do en La Izquier­da Dia­rio.

Te pue­de inte­re­sarNico­lás del Caño: “La juven­tud es la más pre­ca­ri­za­da, pero es par­te de la nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra que pue­de dar vuel­ta todo”.

La radio­gra­fía atra­vie­sa fron­te­ras. Cita un infor­me de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) de 2017 que reco­no­ce que 70 millo­nes de jóve­nes están des­ocu­pa­dos y 3 de cada 4 tie­nen tra­ba­jos “infor­ma­les”. 150 millo­nes de meno­res de 25 años, aún con tra­ba­jo, viven en la pobre­za y son ade­más el 70 % de los migran­tes inter­na­cio­na­les. Tam­bién con his­to­rias reco­rre alma­ce­nes de Ama­zon, loca­les de McDo­nalds, maqui­las cen­tro­ame­ri­ca­nas, fábri­cas de sudor chi­nas y call cen­ters por­tu­gue­ses. La con­clu­sión: la pre­ca­ri­za­ción tam­bién era un virus mundial.

Los cen­ten­nials y millen­nials eran en reali­dad “mise­rials”. No solo los ago­ta­ban y rom­pían por dos pesos, dóla­res o euros: tenían que endeu­dar­se para estu­diar, no podían irse de la casa de sus padres o se haci­na­ban en los barrios más pobres. El pro­me­dio de edad de los habi­tan­tes de las villas por­te­ñas don­de hoy corre el coro­na­vi­rus es de 24 años.

Pre­ca­ri­za­ción en el tra­ba­jo y en la vida. Una defi­ni­ción que de nin­gu­na mane­ra con­ver­tía al pre­ca­ria­do, como lo lla­mó el eco­no­mis­ta Guy Stan­ding, en una cla­se dife­ren­cia­da de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Lo deba­te Del Caño en su libro [1].

Ellos quie­ren “dis­pa­rar la curva”

Aquel infor­me de la OIT se lamen­ta­ba que todo pare­cía empeo­rar. El nue­vo, pre­sen­ta­do hace algu­nas sema­nas, dice que “el esce­na­rio del empleo juve­nil es preo­cu­pan­te y se com­pli­ca­rá aún más cuan­do se sien­ta el impac­to del coro­na­vi­rus” [2].

No hacía fal­ta mucho aná­li­sis para acer­tar. Según sus cálcu­los, los lla­ma­dos tra­ba­ja­do­res “infor­ma­les” serán un 50 % más pobre de lo que ya lo eran. La con­clu­sión es teme­ra­ria. “Enfren­tan un dile­ma que prác­ti­ca­men­te no pue­de ser resuel­to: morir de ham­bre o por el virus”.

Un reco­rri­do nos per­mi­te con­fir­mar el pro­ble­ma des­de cer­ca. Según la revis­ta nor­te­ame­ri­ca­na Vox, “los Millen­nials están sien­do jodi­dos de nue­vo por la eco­no­mía. Aún se recu­pe­ran de la Gran Rece­sión (2008) y aho­ra enfren­tan una rece­sión que se com­pa­ra con la Gran Depre­sión (1929)” [3].

Mues­tran un infor­me de la con­sul­to­ra Pew que con­fir­ma que en los últi­mos meses el 35 % de quie­nes tie­nen entre 18 y 29 años han sufri­do des­pi­dos y el 45 % recor­tes sala­ria­les. El estu­dio agre­ga que “quie­nes gana­ban menos, inclui­dos los millen­nials negros y lati­nos, tie­nen más pro­ba­bi­li­da­des de ser des­pe­di­dos”. Pero ade­más se ven des­pro­por­cio­na­da­men­te afec­ta­dos por Covid-19. Entre otras cosas por­que ocu­pan, sobre todo las muje­res, mucho de los lla­ma­dos “ser­vi­cios esenciales”.

Vamos a Euro­pa. Entre reba­jas sala­ria­les y des­pi­dos, unos 60 millo­nes de pues­tos de tra­ba­jo están en ries­go según la con­sul­to­ra McKin­sey. Eso inclu­ye 7 millo­nes de meno­res de 25 años. En el Esta­do Espa­ñol, la tasa de des­ocu­pa­ción juve­nil lle­gó en abril al 33 %, dos pun­tos y medio más que en enero. Uno de cada tres des­pi­dos en ese país fue sufri­do por jóve­nes. Los ana­lis­tas reco­no­cen que “el impac­to será pro­fun­do por­que los jóve­nes aún no han ter­mi­na­do de pagar la fac­tu­ra de la cri­sis ante­rior” [4]. Sobre llo­vi­do, mojado.

Los núme­ros se pue­den tra­du­cir en miles de his­to­rias per­so­na­les. Como la que cuen­ta Saeed, inmi­gran­te paquis­ta­ní en Ita­lia, en la últi­ma edi­ción de la revis­ta Jaco­bin [5] que retra­ta a los “jine­tes de la pan­de­mia”. Antes del virus gana­ba 2.000 euros por mes peda­lean­do 50 horas por sema­na. Aho­ra está conec­ta­do a la apli­ca­ción las mis­mas horas pero en mar­zo solo ganó 380 euros. Con eso no pue­de pagar el alqui­ler y man­dar­le pla­ta a su fami­lia. Ante la cri­sis y el peli­gro de un esta­lli­do social el gobierno ita­liano sacó un sub­si­dio lla­ma­do “Cura Ita­lia”. Sin embar­go, los riders y otros tra­ba­jos juve­ni­les no pudie­ron acce­der a él. Para los pre­ca­rios ni limos­na. O la de Inas Sha­ra­fli, estu­dian­te de enfer­me­ría en París que cuen­ta cómo sus com­pa­ñe­ras tra­ba­ja­ban con ancia­nos en los hos­pi­ta­les por dos euros la hora.

Lo mis­mo pasa en nues­tro país. Una McEs­ta­fa fue el deto­na­dor. La empre­sa deci­dió des­con­tar par­te de los sala­rios de mar­zo has­ta redu­cir­los al valor de un combo.

Una gue­rra pri­me­ro silen­cio­sa se des­ató en miles de luga­res de tra­ba­jo. Los patro­nes pega­ron pri­me­ro, el gobierno y las cúpu­las sin­di­ca­les deja­ron correr. En los call cen­ters con vio­la­ción de la cua­ren­te­na, des­pi­dos y tele­tra­ba­jo más pre­ca­ri­za­do. En los super­mer­ca­dos expo­nien­do a caje­ras y repo­si­to­res. Miles de jóve­nes mozas, bache­ros y coci­ne­ros que­da­ban en la calle por whatsapp. En la fábri­ca la juven­tud con­tra­ta­da y ter­ce­ri­za­da era el pri­me­ra en que­dar en la calle. En otros era obli­ga­da a tra­ba­jar el doble sin las míni­mas con­di­cio­nes de higie­ne: Rap­pi, Glo­vo, Farmacity.

Te pue­de inte­re­sar: La Izquier­da Dia­rio: úni­co mul­ti­me­dio que ban­ca la lucha de la juven­tud precarizada

La red inter­na­cio­nal de La Izquier­da Dia­rio refle­jó duran­te estos últi­mos dos meses cien­tos de nue­vos agra­vios. Para los empre­sa­rios, “toda cri­sis escon­de una opor­tu­ni­dad”. En este caso, fue la de “dis­pa­rar la cur­va” de pre­ca­ri­za­ción obre­ra, de la juven­tud en espe­cial. El ata­que al sala­rio y la refor­ma labo­ral de hecho inten­tan ganar terreno. Se abre un nue­vo capí­tu­lo de la his­to­ria polí­ti­ca de la pre­ca­ri­za­ción.

Una juven­tud esencial

La esce­na que ini­cia esta nota es una pos­tal típi­ca del capi­ta­lis­mo de nues­tra épo­ca. La pan­de­mia solo le echa un poco de luz.

Así lo cuen­ta el geó­gra­fo mar­xis­ta David Har­vey en su libro Ciu­da­des rebel­des: “La cade­na de abas­te­ci­mien­to den­tro y fue­ra de las ciu­da­des supo­ne un movi­mien­to con­ti­nuo, sin inte­rrup­ción”. Just in time le dicen. Por­que cuan­to menos tiem­po corre entre pro­duc­ción y cir­cu­la­ción de la mer­can­cía, lo que Marx lla­ma “tiem­po de rota­ción del capi­tal”, más ganan los empresarios.

El trans­por­te, la logís­ti­ca, las comu­ni­ca­cio­nes, el repar­to a domi­ci­lio, todo cobra un rol fun­da­men­tal. Ricar­do Antu­nes vuel­ve sobre el pun­to al ana­li­zar el nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios [6]: “Al actuar en la esfe­ra de ser­vi­cios, de las tec­no­lo­gías de la infor­ma­ción y la comu­ni­ca­ción, en la esfe­ra de la cir­cu­la­ción del capi­tal, el nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios que actúa en el call cen­ter y tele­mar­ke­ting, en los hiper­mer­ca­dos, en el comer­cio, en los ban­cos, en los tra­ba­jos inter­mi­ten­tes, en las empre­sas de ter­ce­ri­za­ción, etcé­te­ra, se inte­gran de algu­na mane­ra en la cade­na de valor, tan­to por la agi­li­za­ción del tiem­po de cir­cu­la­ción del capi­tal y con­se­cuen­te reduc­ción del tiem­po glo­bal de la pro­duc­ción, como tam­bién por la con­ver­sión de la infor­ma­ción en mer­can­cía cada vez más productiva”.

Habla­mos de tien­das como Ama­zon o Wal­mart, de las gran­des logís­ti­cas, de pla­ta­for­mas de tra­ba­jo como Glo­vo, Rap­pi, Uber. Ser­vi­cios que, como coin­ci­den Har­vey y Antu­nes, son rea­li­za­dos por tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les, mal pagos: “los nue­vos escla­vos inter­mi­ten­tes globales”.

Kim Moody, en su libro En un nue­vo terreno, nos da más pis­tas al ana­li­zar los cam­bios pro­duc­ti­vos en Esta­dos Uni­dos: “se ha recon­fi­gu­ra­do en enor­mes gru­pos logís­ti­cos de cen­tros de trans­por­te, gran­des alma­ce­nes y cen­tros de dis­tri­bu­ción, «aero­tro­po­li­ses», puer­tos marí­ti­mos, patios inter­mo­da­les y tec­no­lo­gía sofis­ti­ca­da”. Esos cen­tros noda­les se sitúan en torno a las gran­des ciu­da­des y sus subur­bios empo­bre­ci­dos. “Los tra­ba­ja­do­res que man­tie­nen la infra­es­truc­tu­ra inter­na, lle­nan los alma­ce­nes y mue­ven las cosas den­tro del clús­ter son mal paga­dos y tra­ta­dos como prescindibles”.

Según deta­lla Moody, la mayo­ría son afro­ame­ri­ca­nos y lati­nos, y una impor­tan­te can­ti­dad de muje­res. El pro­me­dio de edad de los alma­ce­nes de Ama­zon en el mun­do es de entre 25 y 35 años. El dato no es más que la pun­ta de una esta­dís­ti­ca más gene­ral: 5 de cada 10 jóve­nes tra­ba­jan en los ser­vi­cios y el comer­cio. Pero tam­bién tra­ba­jan ter­ce­ri­za­dos en los gran­des ser­vi­cios públi­cos (elec­tri­ci­dad, tele­fo­nía, ener­gía) y las gran­des industrias.

Esa situa­ción, que exis­tía antes de la pan­de­mia, que­da remar­ca­da en tiem­pos de coro­na­cri­sis. Un infor­me de la BBC [7] publi­ca­do hace pocos días y basa­do en infor­mes de agen­cias de empleos (Man­Po­wer, Adec­co o Glass­door) reco­no­ce que, aun­que se per­de­rán millo­nes de pues­tos de tra­ba­jo, las empre­sas están bus­can­do emplea­dos, sobre todo jóve­nes, para deter­mi­na­dos ofi­cios. Repo­si­to­res de super­mer­ca­dos, caje­ras, ope­ra­rios de depó­si­tos y logís­ti­ca, comer­cio elec­tró­ni­co, fábri­cas de ali­men­tos y pro­duc­tos de higie­ne, labo­ra­to­rios, lim­pie­za, hos­pi­ta­les y deli­very. Al mis­mo rit­mo se están hacien­do cada vez más millo­na­rios Jeff Bezos, Warren Buf­fet y otros poderosos.

La con­clu­sión es inevi­ta­ble: la juven­tud es la más pre­ca­ri­za­da, pero tam­bién par­te fun­da­men­tal de las y los esen­cia­les. Por eso está en la “pri­me­ra línea” duran­te esta pandemia.

Rebel­de o precarizada

En el alma­cén de Ama­zon de Chica­go un pibe levan­ta un car­tel: “nues­tras vidas y nues­tros bol­si­llos tam­bién son esen­cia­les”. Las mis­mas pala­bras que una enfer­me­ra en el Hos­pi­tal de Nue­va York. En Bolog­na un rider lle­va en la mochi­la un afi­che: “gen­te antes que ganan­cias”. En Bue­nos Aires una chi­ca enmas­ca­ra­da levan­ta una pan­car­ta: “la pre­ca­ri­za­ción no se tomó cua­ren­te­na”. En Zara­go­za los repar­ti­do­res de Tele­piz­za van a la huel­ga con una con­sig­na: “que­re­mos ser­vir comi­da sana a los más vul­ne­ra­bles, y no que algu­nos hagan nego­cio”. En Mar­se­lla 10 jóve­nes afe­rran una ban­de­ra des­pués de tomar el local de McDo­nalds para con­ver­tir­lo en un cen­tro de dis­tri­bu­ción de ali­me­men­tos para el barrio: “que­re­mos igual­dad para todo y en todas partes”.

La mis­ma bron­ca, las mis­mas fra­ses, se levan­ta­ron este jue­ves 14 de mayo en varias ciu­da­des de Argen­ti­na. La cua­ren­te­na poli­cial no pudo evi­tar una serie de mani­fes­ta­cio­nes en dis­tin­tas ciu­da­des argen­ti­nas. Bue­nos Aires, Rosa­rio, La Pla­ta, Cór­do­ba, Neu­quén, Men­do­za, San Sal­va­dor de Jujuy, Mar del Pla­ta. Las voce­ras, en su mayo­ría muje­res, die­ron la bue­na nue­va: “esta­mos orga­ni­zan­do una red de pre­ca­rixs e infor­ma­les”. Algu­nas, algu­nos, lle­va­ban más­ca­ras para no “que­mar­se”. De las asam­bleas vir­tua­les pasa­ron a la acción callejera.

No creen en las opcio­nes que les dan los ana­lis­tas de la OIT y los gran­des medios. ¿Morir por ham­bre o por el virus? ¿Quién dijo que tene­mos que ele­gir entre esa miseria?¿Y si nos organizamos?

Antes de la pan­de­mia, la juven­tud ya se esta­ba can­san­do. Se sen­tía en sus múscu­los y sus ner­vios como la gran per­de­do­ra del capi­ta­lis­mo en cri­sis. Que en los tra­ba­jos era des­car­ta­ble. Que iba a vivir peor que sus padres. Que los polí­ti­cos tra­di­cio­na­les le mien­ten y la nin­gu­nean. Millo­nes de pibes y pibas hace rato que sien­ten que no le deben nada a este sistema.

Quie­nes impul­sa­mos la red inter­na­cio­nal de La Izquier­da Dia­rio nos juga­mos con todo por cada lucha de las y los pre­ca­rios, para que pue­dan poner en pie una orga­ni­za­ción masi­va que pelee por sus deman­das y se las impon­ga a los sin­di­ca­tos que le dan la espal­da. Como vimos, es par­te de la nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra que mue­ve el mun­do. Si su bron­ca y rebel­día con­ta­gia al res­to de los bata­llo­nes que tie­nen en sus manos las palan­cas de la eco­no­mía, nada será igual.

Des­de prin­ci­pios de este siglo, tra­tan­do de rom­per con el indi­vi­dua­lis­mo y pasi­vi­dad que impu­so el neo­li­be­ra­lis­mo, sec­to­res juve­ni­les han pro­ta­go­ni­za­do fenó­me­nos polí­ti­cos, movi­mien­tos como el de muje­res y en defen­sa del medio ambien­te, así como pro­ce­sos de lucha de cla­ses que veía­mos antes de la pan­de­mia. Es el caso de Chi­le. La pro­fun­di­dad de la actual cri­sis capi­ta­lis­ta trae­rá nue­vos enfren­ta­mien­tos socia­les y con ellos la nece­si­dad de trans­for­mar estas rebe­lio­nes en luchas para ter­mi­nar con la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta y abrir la pers­pec­ti­va de una nue­vo orden socialista.

En este pre­sen­te, en ese futu­ro, la juven­tud tie­ne un rol que jugar. Como decía León Trotsky deba­tien­do cómo enfren­tar la ago­nía del capi­ta­lis­mo y cómo recons­truir una orga­ni­za­ción que pudie­ra con­du­cir las bata­llas deci­si­vas, “el movi­mien­to se renue­va con la juven­tud, libre de toda res­pon­sa­bi­li­dad del pasa­do. Solo el entu­sias­mo fres­co y el espí­ri­tu beli­ge­ran­te de la juven­tud pue­den ase­gu­rar los pri­me­ros triun­fos de la lucha y solo éstos devol­ve­rán al camino revo­lu­cio­na­rio a los mejo­res ele­men­tos de la vie­ja gene­ra­ción. Siem­pre fue así y siem­pre será así” [8].VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

NOTAS AL PIE

[1] Ver capí­tu­lo 18 de Rebel­de o pre­ca­ri­za­da, “Pre­ca­ria­do: ¿una cla­se nue­va y dis­tin­ta?”.
[2] “Ten­den­cias mun­dia­les del empleo juve­nil 2020”, OIT.
[3] Millen­nials are get­ting scre­wed by the eco­nomy. Again, Vox 214.
[4] “La cri­sis gol­pea el futu­ro de los jóve­nes: más paro y peo­res suel­dos”, El País, 85.
[5] “Deli­ve­ring Food in a Pan­de­mic”, Cata­ri­na Mori­ba­to, Jabo­bin 95.
[6] El nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios, valor e inter­mi­ten­cia: La vigen­cia (y la ven­gan­za) de Marx, Ricar­do Antu­nes en Revis­ta Herra­mien­ta.
[7] “Coro­na­vi­rus: los empleos tem­po­ra­les que sur­gie­ron por la pan­de­mia y que le dan un res­pi­ro a quie­nes pier­den sus tra­ba­jos”, BBC Mun­do 14.
[8] “Paso a la juven­tud, paso a las muje­res tra­ba­ja­do­ras”, Pro­gra­ma de Tran­si­ción, 1938.

**************************************************************

BUEN MOMENTO PARA FLEXIBILIZAR

La estra­te­gia de las gran­des empre­sas side­rúr­gi­cas duran­te la pandemia

POR JULIA STRADA

Lejos de pro­po­ner un mun­do dis­tin­to, los pri­me­ros efec­tos que la pan­de­mia de Covid-19 está sig­ni­fi­can­do para el entra­ma­do pro­duc­ti­vo argen­tino se expre­san en la agu­di­za­ción de las ten­sio­nes entre tra­ba­ja­do­res y gran­des empre­sa­rios, ya pre­exis­ten­tes. Si no arran­ca la acti­vi­dad en los nive­les que desea­rían, al menos cabe sacar­le pro­ve­cho con­vir­tien­do en “nue­va nor­ma­li­dad” a las medi­das dis­pues­tas en el ais­la­mien­to que deja­ron a una por­ción de los tra­ba­ja­do­res englo­ba­dos en “gru­pos de ries­go” en sus casas y que abrie­ron paso a un fuer­te rol esta­tal en la inyec­ción de recur­sos, el cual alcan­zó su máxi­ma expre­sión con el pago de la mitad de sala­rios del sec­tor pri­va­do (has­ta 2 sala­rios míni­mos, $33.750) a tra­vés del ATP.

La coyun­tu­ra dada por las inevi­ta­bles medi­das de ais­la­mien­to para pre­ser­var la salud de la pobla­ción se tra­du­cen en una para­li­za­ción pro­duc­ti­va cua­si de fic­ción: hay ramas ente­ras que en este con­tex­to se vol­vie­ron no-esen­cia­les, como la fabri­ca­ción de autos, que ano­tó un “cero” en el mes de abril, y otras que eva­lúan minu­to a minu­to cuán impor­tan­tes son para el fun­cio­na­mien­to social. El pri­mer decre­to del Poder Eje­cu­ti­vo plan­tea­ba un lis­ta­do de acti­vi­da­des esen­cia­les que se con­vir­tió en dudas –e idas y vuel­tas de audios de Whas­tApp entre tra­ba­ja­dorxs y dele­gadxs— por todo el cor­dón indus­trial des­de el nor­te de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires has­ta el sur de San­ta Fe. “¿Los tubos sin cos­tu­ra son esen­cia­les?”, se pre­gun­ta­ron des­de la UOM Cam­pa­na. “¿Las golo­si­nas son ali­men­tos, pero son esen­cia­les?”, con­sul­ta­ron en una pri­me­ra ins­tan­cia des­de el Sin­di­ca­to de la Ali­men­ta­ción. Como la hoja­la­ta es insu­mo del sec­tor ali­men­ti­cio para los enla­ta­dos la ex SOMISA de San Nico­lás –Side­rar— siguió fun­cio­nan­do aun­que a media máqui­na, y mien­tras tan­to, 70 kiló­me­tros río arri­ba por el Para­ná en Acin­dar razo­na­ban: “Si están habi­li­ta­dos los corra­lo­nes de cons­truc­ción, ¿noso­tros que fabri­ca­mos ace­ros lar­gos para la cons­truc­ción, debe­ría­mos fun­cio­nar?” En un pri­mer momen­to el res­guar­do de la salud de los/​as trabajadores/​as fue el obje­ti­vo de todos los sin­di­ca­tos, prác­ti­ca­men­te sin fisu­ras: “Si no es esen­cial, no se tra­ba­ja”. Pero las pre­de­ci­bles pre­sio­nes empre­sa­ria­les no se hicie­ron espe­rar, bus­can­do “divi­dir por aba­jo” para que ir a tra­ba­jar se con­vier­ta en una deman­da de los pro­pios trabajadores/​as, en un con­tex­to don­de se ponían cre­cien­tes y deli­be­ra­das dudas sobre la posi­bi­li­dad de cobrar abril (cuan­do, en muchos casos, mar­zo se había cobra­do sólo en pri­me­ra quincena).

Para que esas pre­sio­nes no con­ti­nua­ran, el gobierno tomó varias deci­sio­nes, todas orien­ta­das en el mis­mo sen­ti­do: pro­lon­gar el ais­la­mien­to social jun­to con el esta­ble­ci­mien­to de medi­das que evi­ten daños irre­ver­si­bles en el mer­ca­do de tra­ba­jo, como la des­truc­ción de empleo. En ese obje­ti­vo, la prohi­bi­ción de des­pi­dos y el sala­rio com­ple­men­ta­rio (ATP) son las dos medi­das cla­ve para el mun­do regis­tra­do. Para quie­nes no tie­nen esa suer­te, está el ingre­so fami­liar de emer­gen­cia. A estas se agre­gó el acuer­do UIA-CGT-Gobierno que –no sin duras crí­ti­cas en el mun­do sin­di­cal— bus­có evi­tar, des­de la ópti­ca del gobierno, que los acuer­dos sala­ria­les para sus­pen­di­dos per­fo­ra­ran el piso del 75% del sala­rio bruto.

Este mix de medi­das son segu­ra­men­te el úni­co ampa­ro y mar­co regu­la­to­rio exis­ten­te para el mun­do pyme, más aún cuan­do su pre­sen­cia se da en ramas eco­nó­mi­cas alta­men­te afec­ta­das, como tex­til, gas­tro­nó­mi­cos, pas­te­le­ros (don­de están los emplea­dos de McDonald’s), petro­le­ros o el sin­fín de pymes meta­lúr­gi­cas, auto­par­tis­tas y que se dedi­can a la fabri­ca­ción de elec­tro­do­més­ti­cos en el país.

Pero, ¿cómo ope­ran estas deci­sio­nes en fábri­cas de gran tama­ño y gru­pos eco­nó­mi­cos de peso? No pare­cie­ra corres­pon­der el mis­mo razo­na­mien­to cuan­do uno ana­li­za este uni­ver­so, y par­ti­cu­lar­men­te si mira­mos las side­rúr­gi­cas del gru­po Techint y de Acin­dar Arce­lor­Mit­tal, que tie­nen otra espal­da eco­nó­mi­ca y otra his­to­ria en mate­ria de rela­cio­nes labo­ra­les des­de la dic­ta­du­ra para acá y que, sobre­to­do, tie­nen enfren­te a sin­di­ca­tos con una for­ta­le­za mayor para evi­tar los acuer­dos a la baja en mate­ria sala­rial. Los sub­si­dios entre­ga­dos por el Esta­do vía pago de sala­rio com­ple­men­ta­rio (ATP) por la mitad del neto de febre­ro (83% del bru­to) y con míni­mo de $16.875 y tope de $33.750, fue­ron exten­di­dos a empre­sas de más de 800 tra­ba­ja­dorxs, lo que sig­ni­fi­có que entre el miér­co­les y el jue­ves de esta sema­na fue­ran apro­ba­dos para Tena­ris Sider­ca y Ter­nium Side­rar, ambos hol­dings inte­gran­tes de Techint y para Acin­dar, del gru­po Arce­lor­Mit­tal. Coin­ci­dien­do tem­po­ral­men­te, se anun­ció el acuer­do mar­co UIA-CGT para bajar a 75% el sala­rio bru­to de los sus­pen­di­dos. Ambas herra­mien­tas, com­bi­na­das, redu­cen fuer­te­men­te el cos­to sala­rial de estas gran­des empre­sas: por ejem­plo, si Techint paga un sala­rio bru­to de $80.000, que equi­va­le a un neto de $63.200, el Esta­do vía ANSES finan­cia­ría $33.200 y la empre­sa debe­ría hacer­se car­go del 50% res­tan­te. Pero ese res­tan­te es más chi­co que 50%: no son $33.200, sino que por los acuer­dos para sus­pen­sio­nes que­da­ría en $19.920, sólo un 30% más has­ta lle­gar al 80% del neto (en este caso es 80% del neto por­que lo fir­ma­do en Tena­ris Sider­ca es 5% más alto que el 75% fir­ma­do CGT-UIA).

Fue por todos cono­ci­do el caso de Techint y sus 1.450 des­pi­dos, que des­ató el deba­te públi­co que el Pre­si­den­te pro­cu­ró ins­ta­lar sobre la soli­da­ri­dad que debía tener el poder eco­nó­mi­co en esta cri­sis, el cual duró pocas horas por­que una por­ción de la socie­dad esti­mu­la­da por sec­to­res de la opo­si­ción eli­gió hablar del esfuer­zo que le corres­pon­día a la polí­ti­ca con un apor­te sala­rial. Pero el capí­tu­lo siguien­te al de Pao­lo Roc­ca fue la recien­te ame­na­za de la otra gran side­rúr­gi­ca emble­má­ti­ca de país, Acin­dar [1] Arce­lor­Mit­tal de Villa Cons­ti­tu­ción, San­ta Fe, de tras­la­dar su pro­duc­ción a Brasil.

El vier­nes 8 de mayo el CEO de la empre­sa, Mar­ce­lo Marino, lla­mó tele­fó­ni­ca­men­te al inten­den­te de Villa Cons­ti­tu­ción. El inten­den­te muni­ci­pal, Hugo Ber­ti, con­tó que el lla­ma­do fue “para decir­me que en los pró­xi­mos días me iba a noti­fi­car que muda­rían el 50% de la pro­duc­ción a Bra­sil”. El cli­ma se enra­re­ció cuan­do medios loca­les de la ciu­dad comen­ta­ron que se tra­ta­ba de dispu­tas inter­nas en el sin­di­ca­to de la UOM sec­cio­nal Villa Cons­ti­tu­ción, res­pon­sa­bi­li­zan­do por la deci­sión patro­nal a quie­nes lle­va­ban la nego­cia­ción con la empre­sa para garan­ti­zar pro­to­co­los de higie­ne ante Covid-19. En para­le­lo, los super­vi­so­res de la empre­sa vie­nen rea­li­zan­do una tarea fina con los tra­ba­ja­do­res de cada sec­tor: se repi­ten lla­ma­dos por telé­fono “des­de la con­fian­za” para trans­mi­tir que sólo la empre­sa los va a defen­der, no el sin­di­ca­to ni sus delegados.

Horas más tar­de el CEO de Acin­dar refor­mu­ló el plan­teo, sugi­rien­do malin­ter­pre­ta­ción en el epi­so­dio. El miér­co­les 13 se man­tu­vo una reu­nión don­de la empre­sa pidió «que la pan­de­mia sea el momen­to para mejo­rar la pro­duc­ti­vi­dad» (sic). Un inte­gran­te de la Comi­sión Inter­na resu­mió el lis­ta­do de rei­vin­di­ca­cio­nes patro­na­les que vie­nen detrás de esa con­sig­na: la empre­sa quie­re que los gru­pos de ries­go que que­da­ron en sus casas por Covid-19 no vuel­van más para achi­car la plan­ti­lla y que con la recu­pe­ra­ción pos­te­rior de la pro­duc­ción aumen­te la rela­ción de volu­men pro­du­ci­do por tra­ba­ja­dor. Quie­re ade­más que se eli­mi­nen las reten­cio­nes a las expor­ta­cio­nes indus­tria­les (que por la caí­da del mer­ca­do interno hoy son el 30% de las ven­tas) y que esto se acom­pa­ñe de sub­si­dios al con­su­mo de luz y gas.

Des­de fines de 2018 el CEO de Acin­dar Argen­ti­na es Mar­ce­lo Marino. De ori­gen bra­si­le­ño, des­em­bar­có direc­to des­de Belo Hori­zon­te, don­de fun­cio­na la toma de deci­sio­nes regio­nal del gru­po Arce­lor­Mit­tal, y des­de don­de, bási­ca­men­te, mane­jan las plan­tas de la Argen­ti­na lue­go de su trans­na­cio­na­li­za­ción en el año 2000 (pri­me­ro en un pase de manos a Bel­go Minei­ra, y lue­go a Arce­lor­Mit­tal en 2007). La decep­ción con la eco­no­mía macris­ta lle­vó a los head­quar­ters bra­si­le­ños a des­ca­be­zar al CEO argen­tino —y a las prin­ci­pa­les geren­cias, como Recur­sos Huma­nos — , y des­de enton­ces se imple­men­ta una lógi­ca abier­ta­men­te anti-sin­di­cal, que se agu­di­za en pan­de­mia. La rup­tu­ra de la nego­cia­ción y la denun­cia en medios loca­les, bus­can­do lle­gar a las fami­lias de lxs tra­ba­ja­dorxs, es la for­ma recu­rren­te que des­de hace dos años usa la empre­sa para emba­rrar la cancha.

En para­le­lo, los tra­ba­ja­do­res de Tena­ris Sider­ca (Techint) cuen­tan que la empre­sa de Roc­ca pro­po­ne en esta pan­de­mia «ter­mi­nar con la ter­ce­ri­za­ción», jugan­do a la defen­sa de los dere­chos labo­ra­les. ¿Qué sig­ni­fi­ca? Lo mis­mo que en Acin­dar, pero de otra for­ma: aumen­tar la pro­duc­ti­vi­dad con menos empleo. Se bus­ca­ría achi­car plan­te­les de ter­ce­ri­za­dos vía even­tua­les des­pi­dos cuan­do ter­mi­ne la vigen­cia de los acuer­dos a fin de julio (vigen­cia exten­di­da por el acuer­do de UOM), a lo que cabe agre­gar que la res­pon­sa­bi­li­dad no recae­ría direc­ta­men­te sobre Techint, sino sobre las con­tra­tis­tas a las cua­les se les res­cin­di­rían con­tra­tos. La idea de Tena­ris es que los tra­ba­ja­do­res pro­pios o direc­tos absor­ban las tareas que hacían los con­tra­tis­tas. En inglés se lla­ma insour­cing. La dife­ren­cia es que no sería par­te de una polí­ti­ca de pase a plan­ta de ter­ce­ri­za­dos (como piden dele­ga­dos des­de hace años) sino de eli­mi­na­ción de pues­tos y adi­ción de tareas a los direc­tos: más fle­xi­bi­li­dad inter­na. Actual­men­te sola­men­te en la plan­ta de Cam­pa­na que pro­du­ce tubos sin cos­tu­ra los direc­tos son 2.700, los con­tra­tis­tas unos 1.000 más.

La lógi­ca de la ter­ce­ri­za­ción labo­ral supo­ne, como carac­te­rís­ti­ca bási­ca, la des­res­pon­sa­bi­li­za­ción sobre los tra­ba­ja­do­res con­tra­tis­tas. Si bien exis­te res­pon­sa­bi­li­dad soli­da­ria, esta es ex post y difí­cil­men­te lle­ga. Inclu­so así, inten­ta­ron eli­mi­nar­la de la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo en la pro­pues­ta de refor­ma labo­ral de Cam­bie­mos de 2017, modi­fi­can­do el artícu­lo 30. La ter­ce­ri­za­ción labo­ral fue des­ple­ga­da des­de media­dos de los ’80 como par­te de una estra­te­gia del empre­sa­ria­do con­cen­tra­do –enca­be­za­do ya en aquel enton­ces por Funes de Rio­ja— y fue espe­cial­men­te desa­rro­lla­da en estos gru­pos side­rúr­gi­cos, Acin­dar y Techint. Casi la mitad de los tra­ba­ja­do­res (un 44,3%) de las tres prin­ci­pa­les plan­tas fabri­les side­rúr­gi­cas que expli­can el 77% del ace­ro cru­do del país esta­ban en 2014 bajo un víncu­lo de ter­ce­ri­za­ción. Es decir, no esta­ban emplea­dos direc­ta­men­te por las empre­sas sino por con­tra­tis­tas, en peo­res con­di­cio­nes de tra­ba­jo y meno­res sala­rios. En 1990 ese nivel de inci­den­cia de la ter­ce­ri­za­ción se había ubi­ca­do en un ini­cial 7,4%, lle­gan­do al 22% en el año 2001 lue­go de una déca­da de recon­ver­sio­nes y ter­ce­ri­za­ción, y alcan­zan­do un pico en los años siguien­tes de pos­con­ver­ti­bi­li­dad has­ta tocar el 50% [2].

La ter­ce­ri­za­ción fun­cio­na cícli­ca­men­te, de la mano de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca. En estas fábri­cas, la ter­ce­ri­za­ción cre­ció en una eta­pa de expan­sión eco­nó­mi­ca y pro­duc­ti­va post 2001 y a la inver­sa, la ter­ce­ri­za­ción labo­ral mer­ma, es decir, se pro­du­cen des­pi­dos de tra­ba­ja­do­res con­tra­tis­tas, en eta­pas de rece­sión eco­nó­mi­ca como se obser­vó a fin de la déca­da de los ’90 y des­de 2016 a esta par­te. La pan­de­mia es otro momen­to para des­ha­cer­se de los que menos valen, los tra­ba­ja­do­res “de segun­da”: los tercerizados.

ATP para Techint

“Pero si el Esta­do te paga el 50%, te baja las con­tri­bu­cio­nes socia­les al 95% y a la vez sos una mul­ti­na­cio­nal que no está radi­ca­da acá y que está expor­tan­do, ¿no vas a poner nada?”, resu­me un dele­ga­do de Comi­sión Inter­na con expe­rien­cia. Podría­mos agre­gar que en el caso de Techint, su domi­ci­lio es des­de 2011 Luxem­bur­go, país cali­fi­ca­do como gua­ri­da fis­cal por Tax Jus­ti­ce Net­work (índi­ce de gua­ri­da fis­ca­les cor­po­ra­ti­vas) y que en este con­ti­nen­te una serie de paí­ses (como Fran­cia, Dina­mar­ca, Polo­nia y Aus­tria) toma­ron medi­das en la pan­de­mia de cas­ti­go fis­cal hacia aque­llas empre­sas con domi­ci­lio offsho­re. Bási­ca­men­te las deja­ron afue­ra de los mega­pa­que­tes de asis­ten­cia euro­peos que ascien­den a dos dígi­tos sobre el PBI [3].

El cobro de ATP de abril fue muy abar­ca­dor para el caso de Techint, inclu­yen­do a geren­tes, super­vi­so­res y jefes de sec­to­res, alcan­zan­do a 4.000 tra­ba­ja­do­res de la fábri­ca de Cam­pa­na. En Ter­nium Side­rar la cifra redon­dea­da está en unos 6.000 emplea­dos. La trans­fe­ren­cia de dos sala­rios míni­mos por cada uno de los 10.000 tra­ba­ja­do­res sig­ni­fi­ca, solo en abril, $337,5 millo­nes de pesos para las dos prin­ci­pa­les fábri­cas de Techint. Repi­tién­do­se en mayo la cifra roza los $700 millo­nes. El vier­nes 15 cir­cu­la­ba infor­ma­ción por el Whas­tApp de las fábri­cas don­de men­cio­na­ban entre sor­pre­sa y eno­jo a los “pla­ne­ros”, con los nom­bres del CEO de Ter­nium, del Geren­te de Rela­cio­nes Indus­tria­les de Tena­ris o de los jefes de ace­ría de ambas fábri­cas del gru­po. Todos reci­bien­do sala­rio complementario.

Mar­tín Berar­di, CEO de Ter­nium. La ancha man­ga del Estado.

Ade­más, la empre­sa al 28 de abril ya había paga­do el mes (lo cual hace pre­su­mir que esta­ba en con­di­cio­nes de hacer­lo), por lo cual infor­mó a los tra­ba­ja­do­res que el bene­fi­cio del ATP cobra­do días más tar­de se lo impu­tarán al sala­rio de mayo, que esta­rá acom­pa­ña­do tam­bién del 50% de ATP para ese mes. Se daría enton­ces el caso en el que Techint no ten­dría direc­ta­men­te que pagar sala­rios ese mes y, una inusi­ta­da situa­ción no pre­vis­ta en la reso­lu­ción 408200 del Minis­te­rio de Tra­ba­jo: que le res­te sal­do a favor en caso de res­pe­tar­se el 80% de suspensiones.

El obje­ti­vo de la gene­ra­li­za­ción de ATP fue, sin lugar a dudas, ganar cele­ri­dad en la lle­ga­da de la ayu­da. No demo­rar era cen­tral y las pro­pias tar­dan­zas y tra­bas en la imple­men­ta­ción de los cré­di­tos ban­ca­rios que exis­tie­ron en la pri­me­ra eta­pa de anun­cios duran­te abril abrie­ron un tiem­po de des­cuen­to para las deci­sio­nes pos­te­rio­res, como el sala­rio com­ple­men­ta­rio. Y la lle­ga­da de este key­ne­sia­nis­mo inver­ti­do a gran­des empre­sas, al decir de Álva­ro Gar­cía Line­ra, coin­ci­dió con el acuer­do de sala­rios a la baja en la industria.

El acuer­do CGT-UIA tie­ne una lec­tu­ra que no es lineal. Sir­ve para poner el piso del 75% (para nada menor en casos como meta­lúr­gi­cos Rama 17 que habían fir­ma­do 70%, al igual que Sma­ta, entre otras acti­vi­da­des que per­fi­la­ban hacia acuer­dos peo­res, como pas­te­le­ros, petro­le­ros de Vaca Muer­ta o cons­truc­ción), pero tam­bién abre la puer­ta para que avan­ce la estra­te­gia empre­sa­rial de bajar sala­rios, que tras­cien­de a la pan­de­mia. Y cuan­do se abre esa puer­ta, se corre muy peli­gro­sa­men­te el mar­gen de la nego­cia­ción, limi­tan­do la acción sin­di­cal de aque­llas orga­ni­za­cio­nes que logra­ron cons­truir con muchas difi­cul­ta­des un impor­tan­te poder de fue­go que les per­mi­tió acor­dar sala­rios por enci­ma del pro­me­dio en tiem­pos difí­ci­les, duran­te el macris­mo. Hay sec­to­res que se bene­fi­cian de la estan­da­ri­za­ción, y sec­to­res que no. Ante esta situa­ción, cabe con­si­de­rar que la even­tual sali­da o fle­xi­bi­li­za­ción de estos sub­si­dios (¿al rit­mo de la fle­xi­bi­li­za­ción de la cua­ren­te­na?) podría hacer­se –aho­ra sí, con más tiem­po— eva­luan­do sec­to­res, y aden­tro de los sec­to­res, casos.

¿Cuá­les son las con­tra­dic­cio­nes hoy? Por caso, la mul­ti­na­cio­nal Acin­dar Arce­lor­Mit­tal (prin­ci­pal pro­duc­to­ra de ace­ro del mun­do) cobra ATP, pero su empre­sa ter­ce­ri­za­da más gran­de, Coope­rar 7 de Mayo –que hace tareas pro­duc­ti­vas o del core busi­ness en la fábri­ca— no tie­ne nin­gún sub­si­dio sala­rial por ser coope­ra­ti­va y por ende que­da afue­ra del sala­rio com­ple­men­ta­rio y, al mis­mo tiem­po, tam­po­co reci­be el apor­te que le corres­pon­de­ría de Acin­dar por­que arbi­tra­ria­men­te la dejó afue­ra del acuer­do de sus­pen­sio­nes al 80%.

Las ame­na­zas de des­vin­cu­la­ción (Techint) o de des­lo­ca­li­za­ción (Acin­dar) mues­tran que la estra­te­gia de gol­pear para nego­ciar no es sólo adju­di­ca­ble al his­tó­ri­co van­do­ris­mo, sino que es un recur­so bási­co que se usa tan­to de un lado como del otro. A estos pri­me­ros gol­pes les suce­die­ron nue­vas for­mas de avan­zar en mayor pro­duc­ti­vi­dad aún en este con­tex­to de pan­de­mia y cri­sis glo­bal. Soñar con una pan­de­mia que deje mejo­res con­di­cio­nes ex post no es patri­mo­nio del pro­gre­sis­mo: es el mis­mo anhe­lo que tie­nen las gran­des empre­sas en la rela­ción capi­tal-tra­ba­jo. El freno de mano con el decre­to anti-des­pi­dos que dis­pu­so el gobierno nacio­nal fue fun­da­men­tal para sutu­rar una impor­tan­te pér­di­da de empleos (el infor­me de CEPA así lo cons­ta­ta [4]), aun­que no logra evi­tar hacia ade­lan­te que la estra­te­gia de estas gran­des side­rúr­gi­cas corra por nue­vos carri­les, más crea­ti­vos y con menos rui­do mediático.

[1] En el año 2000 Acin­dar fue ven­di­da pri­me­ro a la empre­sa bel­go-bra­si­le­ña Bel­go Minei­ra (una de las pri­me­ras empre­sas side­rúr­gi­cas de la his­to­ria de Bra­sil y de nues­tra región, crea­da allá por 1920) y lue­go pasó de mano por segun­da vez al con­glo­me­ra­do euro­peo Arce­lor en el año 2005 (fusión de Ace­ra­lia y Usi­nor). Una nue­va fusión sobre­ven­drá en 2007 cuan­do Arce­lor y Mit­tal Steel se jun­ten para ser la prin­ci­pal empre­sa side­rúr­gi­ca del mun­do, con plan­tas en Asia, en Euro­pa y América.
[2] Un desa­rro­llo más amplio de la inves­ti­ga­ción se encuen­tra acá: Stra­da, Julia, “Ter­ce­ri­za­ción labo­ral en la indus­tria side­rúr­gi­ca en Bra­sil y Argen­ti­na a par­tir del cam­bio de siglo: cuan­ti­fi­ca­ción y aná­li­sis del fenó­meno, Revis­ta Teo­ría Jurí­di­ca Con­tem­po­rá­nea, UFRJ, 2019. Link: https://​revis​tas​.ufrj​.br/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​r​j​u​r​/​a​r​t​i​c​l​e​/​v​i​e​w​/​2​4​788
[3] En este infor­me de CEPA ana­li­za­mos el tama­ño de los paque­tes fis­ca­les en paí­ses selec­cio­na­dos de Euro­pa, Amé­ri­ca y Asia. Link: https://​cen​tro​ce​pa​.com​.ar/​i​n​f​o​r​m​e​s​/​2​4​8​-​p​a​n​d​e​m​i​a​-​g​l​o​b​a​l​-​r​e​c​e​t​a​-​g​l​o​b​a​l​.​h​tml
[4] https://​www​.cen​tro​ce​pa​.com​.ar/​i​n​f​o​r​m​e​s​/​2​4​9​-​e​l​-​i​m​p​a​c​t​o​-​d​e​l​-​a​i​s​l​a​m​i​e​n​t​o​-​e​n​-​e​l​-​m​e​r​c​a​d​o​-​d​e​-​t​r​a​b​a​j​o​-​c​u​a​n​t​i​f​i​c​a​c​i​o​n​-​d​e​-​d​e​s​p​i​d​o​s​-​s​u​s​p​e​n​s​i​o​n​e​s​-​y​-​r​e​d​u​c​c​i​o​n​e​s​-​s​a​l​a​r​i​a​l​e​s​-​e​n​t​r​e​-​e​l​-​1​5​-​d​e​-​m​a​r​z​o​-​y​-​e​l​-​1​5​-​d​e​-​a​b​r​i​l​.​h​tml

**********************************************************

CORTARLES EL CHORRO

Los pode­ro­sos del país se mues­tran pero no para soli­ci­tar ama­ble­men­te, sino para poner condiciones

POR VICTORIO PAULÓN

Con la apa­ri­ción públi­ca de la Aso­cia­ción de Empre­sa­rios argen­ti­nos (AEA), el poder eco­nó­mi­co se expre­sa aho­ra a tra­vés de su esta­do mayor. Ahí se con­cen­tran los más pode­ro­sos, los pro­pie­ta­rios de la gran por­ción del mun­do eco­nó­mi­co —Pao­lo Roc­ca, Héc­tor Mag­net­to, Luis Paga­ni, Cris­tiano Rat­taz­zi, Alfre­do Coto, Fede­ri­co Braun y otros pesos pesa­dos— y su pos­tu­ra es cla­ra: fin de la cua­ren­te­na y evi­tar el default.

Su tra­yec­to­ria es siem­pre elo­cuen­te. Apa­re­cie­ron públi­ca­men­te al final del gobierno de Isa­bel Perón, pro­mo­vie­ron una huel­ga patro­nal, hege­mo­ni­za­ron la Asam­blea Per­ma­nen­te de Enti­da­des Gre­mia­les Empre­sa­rias (APEGE) que fue el bra­zo eje­cu­tor de la des­es­ta­bi­li­za­ción al gobierno pero­nis­ta de esa épo­ca. Refun­da­dos des­de el 2001, sus apa­ri­cio­nes públi­cas no son para soli­ci­tar ama­ble­men­te sino para poner con­di­cio­nes a gobier­nos y sociedades.

La gra­sa de las capitales

“Ramo­na pidió, implo­ró, rogó, duran­te dos años por una solu­ción habi­ta­cio­nal por­que vivía haci­na­da. Gri­tó en los medios, gri­tó en La Gar­gan­ta Pode­ro­sa y sigue gri­tan­do. Pasó 12 días sin agua corrien­te, hoy tie­ne Covid-19 y está intu­ba­da. ¿Y aho­ra?” La comu­ni­ca­ción es feha­cien­te, la gue­rra está decla­ra­da y el gobierno local se encuen­tra para­li­za­do por sus pre­jui­cios de cla­se. La Gra­sa de las Capi­ta­les fue un dis­co de Serú Girán que irrum­pía apun­tan­do con­tra la fri­vo­li­dad de una socie­dad que acep­ta­ba la con­vi­ven­cia con la mise­ria y las dife­ren­cias de cla­se como algo lógi­co. ¿Cómo ima­gi­nar siquie­ra que fun­cio­na­rios del che­ta­je más ran­cio pue­den pen­sar en ais­lar en hote­les de cua­tro o cin­co estre­llas que están vacíos a cen­te­na­res de per­so­nas que no cono­cen esas como­di­da­des? Eso esta­ba bien para los via­je­ros que venían de Euro­pa… ¡Espe­ran que cum­plan la cua­ren­te­na api­ña­dos en sus hoga­res de 3×3 con cua­tro o cin­co habi­tan­tes que duer­men juntos!!!

Ramo­na Medi­na con­vi­ve con seis per­so­nas. Cua­tro son pacien­tes de riesgo.

El cam­po de bata­lla de la pes­te es la CABA, ahí don­de más se nota la trans­for­ma­ción social de la pan­de­mia. Impor­ta­da por los sec­to­res medios y altos que pasea­ban por el mun­do, ter­mi­nó hacien­do eclo­sión en las villas y los barrios más humil­des por la trans­mi­sión de cer­ca­nía del per­so­nal de casas de fami­lia obli­ga­do a tra­ba­jar por sus patro­nes que lle­vó el virus a sus humil­des vivien­das. La cua­ren­te­na de country de los pri­me­ros casos les jus­ti­fi­có el ais­la­mien­to; aho­ra la ban­de­ra es abrir la eco­no­mía y que pase lo que deba. La Villa 31 (Barrio Padre Muji­ca) debió sopor­tar más de una sema­na sin agua, y un núme­ro expo­nen­cial de casos hizo que la socie­dad tele­vi­si­va des­cu­brie­ra el haci­na­mien­to. La cur­va de con­ta­gio va cre­cien­do expo­nen­cial­men­te, en estos días con­cen­tra la mayo­ría de los con­ta­gios de todo el país.

El núcleo más diná­mi­co de los sin­di­ca­tos de Capi­tal nuclea­dos en ambas CTA por­te­ñas (docen­tes de UTE, Sin­di­ca­to del Sub­te, esta­ta­les de ATE Capi­tal y otros) se han expre­sa­do con cla­ri­dad resis­tien­do la aper­tu­ra de la acti­vi­dad comer­cial que impul­sa el jefe de Gobierno H.R.L. y soli­ci­tan­do que se retro­trai­ga el ASPO a la Fase 2. Diri­gen­tes de las dos CTA fir­ma­ron un docu­men­to con­jun­to exi­gien­do ser par­te del comi­té de cri­sis que toma las deci­sio­nes para pre­ser­var la vida y la salud de los tra­ba­ja­do­res y los ciu­da­da­nos que acce­den a los ser­vi­cios públi­cos. El metro­de­le­ga­do Rober­to “Beto” Pia­ne­lli lo expre­só con cla­ri­dad: “No vamos a per­mi­tir que todo lo que con­se­gui­mos luchan­do y en la pari­ta­ria lo dila­pi­de­mos en una acción irres­pon­sa­ble de par­te de las patro­na­les o del gobierno de la Ciu­dad. Por eso exi­gi­mos que se for­me de inme­dia­to una comi­sión para que dis­cu­ta­mos de qué mane­ra se vuel­ve al tra­ba­jo y a dar ser­vi­cios. Hay que tener en cuen­ta que el trans­por­te y todos los hos­pi­ta­les son los luga­res de mayor con­ta­gio en todo el mundo”.

De acá no te lle­vás nada

Una voz en el telé­fono: el inten­den­te de Villa hizo públi­ca la ame­na­za del vocero.

El CEO de Acin­dar, Mar­ce­lo Marino, se comu­ni­có con el inten­den­te de Villa Cons­ti­tu­ción Jor­ge Ber­ti para comu­ni­car­le que esta­ba toma­da la deci­sión de lle­var a Bra­sil el 50% de la pro­duc­ción de la plan­ta local. Nada jus­ti­fi­ca esta des­me­di­da ame­na­za. Ni las razo­nes esgri­mi­das son ver­da­de­ras: difi­cul­ta­des con el per­so­nal y con­flic­to con los dele­ga­dos y la Comi­sión Inter­na. La ver­da­de­ra razón era que la plan­ta esta­ba para­li­za­da por el decre­to pre­si­den­cial de ais­la­mien­to social. La excu­sa des­apa­re­ció y tras acor­dar el pro­to­co­lo con el comi­té mix­to de segu­ri­dad e higie­ne se empe­zó a tra­ba­jar en 3 turnos.

Laksh­mi Mit­tal, cha­ta­rre­ro de ori­gen indio, con­cen­tró su for­tu­na com­pran­do ace­rías que­bra­das en el este euro­peo tras la caí­da del muro de Ber­lín. Su expan­sión ver­ti­gi­no­sa lo lle­vó en el año 2006 a com­prar a su pro­pia com­pe­ten­cia, Arce­lor, que era a su vez la fusión de side­rúr­gi­cas pri­va­ti­za­das de Fran­cia, Usi­nor Saci­lor, y de Espa­ña, Ace­ra­lia, que aso­cia­das al gru­po luxem­bur­gués Arbet crea­ron Arce­lor. Su pasa­do recien­te de rees­truc­tu­rar y cerrar ace­rías en el mun­do obli­ga a tomar en cuen­ta la ame­na­za. Su per­so­ne­ro en la argen­ti­na, Jef­fer­son de Pau­la, fiel inter­pre­te de su par­ti­tu­ra, dejó tras su paso un ten­dal de inge­nie­ros y geren­tes loca­les a quie­nes des­pi­dió impia­do­sa­men­te cuan­do estu­vo a car­go de la ges­tión. Gen­te de ave­ría, capaz de cual­quier manio­bra, que obli­ga a tener cuidado.

El úni­co lími­te que reco­no­cie­ron siem­pre fue la pre­sen­cia de la UOM local y las comi­sio­nes inter­nas, tan­to en Villa Cons­ti­tu­ción como en la Matan­za. Aho­ra lo ponen como excu­sa por­que en Bra­sil los dere­chos labo­ra­les están sien­do piso­tea­dos por el gobierno de Bol­so­na­ro. La post pan­de­mia en Euro­pa está encon­tran­do una sali­da en la nacio­na­li­za­ción de muchas empre­sas. Alber­to Fer­nán­dez sigue muy aten­ta­men­te esos pro­ce­sos y tal vez se encuen­tre con esa sali­da como alter­na­ti­va. Cada día sue­nan con más fuer­za la Jun­ta Nacio­nal de Gra­nos y el IAPI, tan anti­guos como el lava­do de manos y que­dar­se en casa.

El úni­co ausen­te de la esce­na es Anto­nio Caló, quien deam­bu­la sin enten­der lo que pasa en su pro­pio gre­mio. Esta sema­na sumó una nue­va dispu­ta inter­na vin­cu­la­do a su obra social con pacien­tes de la sec­cio­nal Matan­za. Su ausen­cia al fren­te de los con­flic­tos es tan noto­ria que un ex secre­ta­rio gene­ral del inte­rior, con mar­ca­da tona­da, ha comen­ta­do a voz en cue­llo que, si la pro­pia Igle­sia le desig­nó un reem­pla­zan­te en vida a Joseph Ratzin­ger, “¿por qué la UOM no pue­de hacer lo pro­pio si tie­ne en su inte­rior varios Ber­go­glios?”. La cri­sis de las obras socia­les se tor­na dra­má­ti­ca en tiem­pos de pan­de­mia. El geren­cia­dor, Raúl Olmos, más ocu­pa­do del nego­cio de los medios que de la salud de la fami­lia meta­lúr­gi­ca, es el foco de los recla­mos sin respuesta.

Se vie­ne el cam­bio de golpes

La esca­la­da de hechos y decla­ra­cio­nes ten­sa la rela­ción entre los mis­mos con­ten­dien­tes de siem­pre: “un arri­ba ner­vio­so y el aba­jo que se mue­ve”. Tras un round de estu­dio y con­fi­na­mien­to, la vora­ci­dad de las empre­sas obtu­vo sus pri­me­ros gol­pes. El fun­cio­na­mien­to de las sucur­sa­les de Coto y otras gran­des super­fi­cies pese a casos sos­pe­cho­sos y con­fir­ma­dos, la deses­pe­ra­da carre­ra para liqui­dar el DNU de Alber­to que pre­ser­va­ba los ingre­sos de cen­te­na­res de miles de sus­pen­di­dos de todos los rubros, los acuer­dos rápi­dos con las cúpu­las sin­di­ca­les para lega­li­zar la ope­ra­to­ria y otras des­ca­ra­das manio­bras como la de Cre­mo­lat­ti, que dejó hela­dos a todos al des­con­tar los $ 10.000 de la IFE per­te­ne­cien­te a sus emplea­dos de sus pro­pios sala­rios. Dis­co, Vea y Wal­Mart fue­ron denun­cia­dos por vio­lar la ley de pre­cios y abas­te­ci­mien­to. Hay un caso por todos cono­ci­do gra­cias al perio­dis­ta y pre­sen­ta­dor Beto Case­lla, que des­pa­chó un direc­to a la man­dí­bu­la de Adrián Suar: “Yo no pue­do creer que en 20 ó 30 años de pros­pe­ri­dad y éxi­tos, no ten­gas aho­ra un res­ti­to para pagar­les a los tra­ba­ja­do­res duran­te 2 meses de cua­ren­te­na. O sos un gar­ca o un pési­mo empre­sa­rio”. Pudo leer­se en las redes que cua­tro­cien­tos tra­ba­ja­do­res de la pro­duc­to­ra Pol-ka se que­da­ron sin per­ci­bir sus sala­rios y con incer­ti­dum­bre sobre su futuro.

El gre­mia­lis­ta por­tua­rio Adol­fo Bar­ja (SUTAP) denun­ció una manio­bra para con­cen­trar más aún las ter­mi­na­les por­tua­rias en manos de un puña­do de empre­sas que con­tro­lan el comer­cio exte­rior y nues­tra mone­da, el trá­fi­co adua­ne­ro y la sobe­ra­nía de nues­tras aguas. El com­ple­jo agro­ex­por­ta­dor fac­tu­ra 25.000 millo­nes de dóla­res pero median­te manio­bras frau­du­len­tas y eva­sión impo­si­ti­va no dejan nada para el país. “A cam­bio del comer­cio con soja a paí­ses asiá­ti­cos nos ven­den miles de pro­duc­tos que des­tru­yen la indus­tria nacio­nal. El mono­cul­ti­vo gene­ra daños ambien­ta­les y de salud enor­mes y su socie­dad con terra­te­nien­tes y poo­les de siem­bra defi­ne la polí­ti­ca nefas­ta que nos ha con­ver­ti­do en un país sin sobe­ra­nía real”, afir­mó. A la som­bra de esta cata­ra­ta de dine­ro medran empre­sas con­tra­tis­tas y sin­di­ca­lis­tas corrup­tos que hacen la vis­ta gor­da al pre­cio de los fle­tes y los trá­fi­cos de mer­ca­de­rías dudosas.

Sil­vi­na Gar­cía Larra­bu­ru en bue­na com­pa­ñía para ban­car su proyecto.

Con­ven­ci­da de que no alcan­za con las inten­cio­nes del gobierno de Alber­to, el 8 de mayo de 2020 la sena­do­ra rio­ne­gri­na Sil­vi­na Gar­cía Larra­bu­ru vol­vió a pre­sen­tar, por cuar­ta vez, un pro­yec­to para crear una Jun­ta Nacio­nal de Gra­nos como la que exis­tió entre 1933 y 1991. En agos­to de 2019, el aho­ra can­ci­ller Feli­pe Solá sugi­rió la recrea­ción de ese orga­nis­mo para aba­ra­tar en últi­ma ins­tan­cia los pre­cios del pan. El secre­ta­rio adjun­to nacio­nal de la Aso­cia­ción Tra­ba­ja­do­res del Esta­do (ATE), Rodol­fo Aguiar, ase­gu­ró que “es hora de que el país vuel­va a tener una Jun­ta Nacio­nal de Granos”

Las bue­nas inten­cio­nes tapi­zan el camino de los infier­nos. Como en el caso de los ban­cos que se nega­ron a dar cré­di­tos para mover la eco­no­mía ni siquie­ra tenien­do por garan­te al Esta­do, no hay acuer­do en quié­nes deben finan­ciar la sali­da de la cri­sis, aun­que ya está estam­pa­do sobre el mapa de la Argen­ti­na que hará fal­ta más Esta­do. Un cla­mor popu­lar debe acom­pa­ñar las medi­das de gobierno. En un diá­lo­go cada vez más rís­pi­do, las empre­sas se quie­ren sal­var en sole­dad sin res­pal­dar a un Esta­do pasa­do de deu­das, con poca recau­da­ción y cero finan­cia­mien­to. Lo de Cla­rín con­tra el gra­va­men extra­or­di­na­rio sobre las gran­des for­tu­nas es des­ca­ra­do. Avi­san de un pro­yec­to de empre­sa­rios para que se tome a cuen­ta del pago de ganan­cias. O sea que final­men­te no pon­drían nada. Aun­que cues­ta creer­lo exis­ten empre­sa­rios que acce­den al sub­si­dio ATP y com­pran dólares.

Sazo­nan sus exi­gen­cias con des­pi­dos y san­cio­nes, todo rodea­do de pato­tas y repre­sio­nes que for­ta­le­cen las ame­na­zas de muer­te que pro­fie­ren a los insu­mi­sos que los enfrentan.

Las leyes que orde­nen la vuelta

La deses­pe­ra­ción por poner nue­va­men­te en mar­cha el apa­ra­to pro­duc­ti­vo cuan­do la pan­de­mia aún no ha lle­ga­do al pico va impo­nién­do­se a cómo dé lugar. La nece­si­dad de pro­to­co­los para pre­ser­var el ais­la­mien­to y el no con­ta­gio se pue­de garan­ti­zar con la imple­men­ta­ción de los comi­tés mix­tos de segu­ri­dad e higie­ne. Un pro­ce­so incon­clu­so de varios años que tuvo su mayor desa­rro­llo en la pro­vin­cia de San­ta Fe. La idea fue plan­tea­da por el pro­pio Beto Pia­ne­lli en la reu­nión entre Alber­to Fer­nán­dez y la Mesa de la CTA. La reac­ción del Pre­si­den­te fue de mucho inte­rés, pero no lo fue la res­pues­ta del Minis­tro de Tra­ba­jo, que sí cono­ce del tema. La vie­ja tra­ba vie­ne de par­te de los diri­gen­tes sin­di­ca­les que quie­ren tener el mono­po­lio total de la repre­sen­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res y temen que un nue­vo espa­cio de repre­sen­ta­ción en ese ámbi­to aca­be con el unicato.

El pro­yec­to de ley o decre­to pre­si­den­cial que obli­gue a la pre­exis­ten­cia de comi­tés mix­tos de segu­ri­dad e higie­ne va a ser pre­sen­ta­do por el refe­ren­te de los maes­tros Robi Bara­del, en la comi­sión del con­gre­so como pro­pues­ta sin­di­cal para garan­ti­zar la salud de los tra­ba­ja­do­res que están con tareas esen­cia­les y los que se vayan suman­do. Son dema­sia­dos los casos, que van des­de el fri­go­rí­fi­co de Quil­mes, hos­pi­ta­les y cen­tros de salud inclui­dos geriá­tri­cos y super­mer­ca­dos varios. Las patro­na­les solas no apli­can pro­to­co­los efi­cien­tes. No quie­ren. No pue­den y no deben.

Con Alber­to no alcanza

La apa­ri­ción públi­ca de Pablo Moyano repu­dian­do las reba­jas sala­ria­les y hablan­do del pró­xi­mo con­gre­so de la CGT del mes de agos­to empie­za a sacu­dir la modo­rra super­es­truc­tu­ral de los diri­gen­tes nacio­na­les de la vie­ja Cen­tral. Reunio­nes de la Mesa Chi­ca, de la Mesa Chi­ca Amplia­da, etc., dan cuen­ta de un cli­ma cre­cien­te de males­tar en las bases sin­di­ca­les por la fal­ta de ini­cia­ti­va fren­te a lo que pue­de ser el pico supe­rior de la pan­de­mia. Haber apla­na­do la cur­va cuan­do la región esta­lla­ba pone en peli­gro la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca cuan­do los con­ta­gios se espi­ra­li­zan. La mesa de Los Seis que enca­be­za la UIA ha gene­ra­do una ilu­sión de con­sen­sos que no está logran­do devol­ver las expec­ta­ti­vas cre­cien­tes en polí­ti­cas con­cre­tas, Defi­ni­ti­va­men­te, nada de esto se hubie­se logra­do sin la volun­tad polí­ti­ca de Alber­to, pero sola­men­te eso es insuficiente.

El coro­na­vi­rus está esca­nean­do a la huma­ni­dad. Has­ta lo invi­si­ble sale a la luz y las con­tra­dic­cio­nes más ocul­tas ganan la super­fi­cie. El día des­pués será hijo de esta nue­va lógi­ca nece­sa­ria­men­te rup­tu­ris­ta con el vie­jo orden. La pan­de­mia es la cul­mi­na­ción de la cri­sis que esta­lló con la caí­da de Leh­man Brothers y en el medio sólo hubo más de lo mis­mo en dosis cada vez más gran­des. No se pue­de salir de esta rece­sión iné­di­ta sin una rup­tu­ra pro­fun­da con la lógi­ca neo­li­be­ral. Hoy en la Argen­ti­na no se visua­li­za nin­gu­na alter­na­ti­va que lo expre­se. Las medi­das serán refle­jo de la corre­la­ción de fuer­zas y de la volun­tad polí­ti­ca colec­ti­va y de la orga­ni­za­ción para sos­te­ner­lo, no sería la pri­me­ra vez que la mio­pía mez­qui­na de quie­nes repre­sen­tan en todos los nive­les al con­jun­to de los argen­ti­nos trans­for­me el sue­ño en una pesadilla.

********************************************************************

El Esta­do al res­ca­te del mer­ca­do de medios

El gobierno argen­tino lan­zó el pro­gra­ma “Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción” (ATP) para que las empre­sas pri­va­das se ins­cri­bie­ran y el Esta­do, a tra­vés de la Admi­nis­tra­ción Nacio­nal de Segu­ri­dad Social, abo­na­ra has­ta el 50% de los sala­rios de sus tra­ba­ja­do­res (has­ta los $33.000).

Fue­ron más de dos millo­nes de tra­ba­ja­do­res los que per­ci­bie­ron una par­te de su suel­do por esta medi­da. En un pri­mer momen­to este pro­gra­ma estu­vo dise­ña­do para las empre­sas que vie­ron afec­ta­da su acti­vi­dad por el Ais­la­mien­to Social Pre­ven­ti­vo y Obli­ga­to­rio pero en una segun­da eta­pa este requi­si­to se exten­dió y fue­ron inclui­das empre­sas no tan afec­ta­das. En este últi­mo rubro ingre­sa­ron las empre­sas de medios de comu­ni­ca­ción, que si bien siguie­ron con un fun­cio­na­mien­to nor­mal duran­te la cua­ren­te­na y aumen­to de audien­cias, tam­bién regis­tra­ron una dis­mi­nu­ción de ingre­sos publicitarios.

De esta mane­ra, el Esta­do ha sali­do al res­ca­te de muchas empre­sas de medios con pro­ble­mas para el pago de sala­rios en el mes de abril y ya se anun­ció que hará lo mis­mo en mayo. A esta indus­tria, ade­más, la asis­te con una fuer­te inver­sión en publi­ci­dad ofi­cial que alcan­zó los $600 millo­nes en el pri­mer mes de cua­ren­te­na según el Secre­ta­rio Fran­cis­co Meritello.

Indus­tria Gráfica

Edi­to­rial Atlán­ti­da: pago con ATP y sala­rios fraccionados

Publiex­press: despidos

Dia­rio Popu­lar: pago con ATP y sala­rios fraccionados

AGEA – Dia­rio Cla­rín: pago frac­cio­na­do sin ATP

La Nación: pago com­ple­to sin ATP

Publi Revis­tas (La Nación): pago com­ple­to con ATP

Pági­na 12: pago com­ple­to sin ATP

Edi­to­rial Per­fil: pago com­ple­to con ATP

Ámbi­to Finan­cie­ro: pago com­ple­to con ATP

Dia­rio Cró­ni­ca y BAE: pago frac­cio­na­do sin ATP

Agen­cia NA: pago com­ple­to con ATP

Letra P: pago com­ple­to sin ATP

Info­bae: pago com­ple­to sin ATP

Tele­vi­sión y audiovisual

Net TV: pago com­ple­to sin ATP

Tele­fe: pago com­ple­to con ATP

Amé­ri­ca: pago com­ple­to sin ATP

ARTEAR (Canal 13-TN): pago com­ple­to sin ATP

Cró­ni­ca TV: pago com­ple­to con ATP

Canal 9: pago com­ple­to sin ATP

C5N: pago frac­cio­na­do con ATP

Tor­neos: pago frac­cio­na­do con ATP

Dis­ney y Fox: pago com­ple­to sin ATP

Radios

Radio Per­fil: com­ple­to sin ATP

Radio 10 e Inda­lo Radios: com­ple­to con ATP

Radio Mitre y La 100: com­ple­to con ATP

Radio Metro: com­ple­to sin ATP

Cade­na 3: com­ple­to con ATP

Rock and Pop, Riva­da­via, Splen­did, Colo­nia, Blue: com­ple­to con cré­di­to sin ATP

AM 750: frac­cio­na­do con ATP

La Red: com­ple­te sin ATP

Aspen y Like: pago nor­mal sin ATP
Los 40 y Con­ti­nen­tal: pago nor­mal sin ATP

Radio Del Pla­ta: frac­cio­na­do con ATP

Radio Cul­tu­ra: com­ple­to con ATP

Ingresaron al ATP (1)

En un con­tex­to don­de los tra­ba­ja­do­res son des­pe­di­dos sin inver­ven­ción del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y no se homo­lo­gan pari­ta­rias des­de 2018 en algu­nas acti­vi­da­des, el Esta­do va al res­ca­te de la acti­vi­dad (como en otras oca­sio­nes”. Para Agus­tín Lec­chi, del Sin­di­ca­to de Pren­sa de Bue­nos Aires, “gene­ra mucha impo­ten­cia que quie­nes des­pi­den y ata­can los sala­rios, aun en el mar­co de la pan­de­mia y con la prohi­bi­ción dis­pues­ta por el gobierno, espe­cu­len con la ayu­da del Esta­do. Debe­mos avan­zar en una polí­ti­ca inte­gral que obli­gue a los empre­sa­rios a cum­plir las leyes labo­ra­les para reci­bir apo­yo estatal”.

Si bien el esce­na­rio requie­re solu­cio­nar pro­ble­mas urgen­tes y muy coyun­tu­ra­les, el rol demos­tra­do por el Esta­do en esta cri­sis eco­nó­mi­ca invi­ta a repen­sar su capa­ci­dad de con­trol e inci­den­cia en el finan­cia­mien­to del sis­te­ma. La dis­cu­sión de una ley inte­gral de publi­ci­dad ofi­cial, la apli­ca­ción correc­ta de la Ley Audio­vi­sual para que empre­sa­rios no vio­len dere­chos labo­ra­les y el accio­nar del Minis­te­rio de Tra­ba­jo son cues­tio­nes que deben acom­pa­ñar la acción asis­ten­cia­lis­ta para gene­rar un mer­ca­do de medios de comu­ni­ca­ción que cum­pla con sus obli­ga­cio­nes, res­pe­te los dere­chos de sus tra­ba­ja­do­res y cum­pla su rol social demo­crá­ti­co y cultural.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *