Argen­ti­na. Obser­va­to­rio gre­mial. Comen­zó la resis­ten­cia obrera/​La juven­tud en la pan­de­mia: entre la pre­ca­ri­za­ción y la pri­me­ra línea/​Buen momen­to para fle­xi­bi­li­zar … (Más info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 17 de mayo 2020.-

Comen­zó la resis­ten­cia obre­ra

Por Mario Her­nan­dez 

En 1974 se esta­ble­ció el 12 de mayo como Día Inter­na­cio­nal de la Enfer­me­ría por­que es el ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de Flo­ren­ce Nigh­tin­ga­le (1820−1910), con­si­de­ra­da la impul­so­ra de la enfer­me­ría moder­na.

Les enfer­me­res están en la pri­me­ra línea enfren­tan­do el COVID-19, sin embar­go, el día que se las reco­no­ce no pue­de ser sim­ple­men­te una fecha más en el calen­da­rio, sino la valo­ra­ción genui­na de su tarea trans­for­ma­da en su lucha por con­di­cio­nes de tra­ba­jo y mejo­res sala­rios.

Las dele­ga­cio­nes sin­di­ca­les de Fes­pro­sa y ATE fue­ron reci­bi­das por el Vice­mi­nis­tro de Salud de la Nación, Arnal­do Medi­na, los Secre­ta­rios, Ale­jan­dro Collia y Judith Díaz Bazán, y el direc­tor de Capa­ci­ta­ción Pedro Zil­ber­man. Como resul­ta­do de la insis­ten­cia de los gre­mios, las auto­ri­da­des nacio­na­les pre­sen­ta­ron el Plan Nacio­nal de Pro­tec­ción de los Tra­ba­ja­do­res de Salud y sus fami­lias, que entra­rá en vigen­cia en los pró­xi­mos días.

Según infor­ma­ron las altas auto­ri­da­des minis­te­ria­les, el núme­ro de tra­ba­ja­do­res de salud infec­ta­dos se man­tie­ne en el 16% del total de casos, acer­cán­do­se a los 1.000.

Sobre el bono estí­mu­lo para tra­ba­ja­do­res de salud, Fes­pro­sa vol­vió a recla­mar una modi­fi­ca­ción de las reso­lu­cio­nes minis­te­ria­les que deja­ban por fue­ra del cobro a los esta­ble­ci­mien­tos sin inter­na­ción y de aten­ción pri­ma­ria.

El Minis­te­rio res­pon­dió que amplió los fon­dos de pla­nes de finan­cia­ción inter­na­cio­nal trans­fe­ri­dos a las pro­vin­cias y que los mis­mos podrán ser uti­li­za­dos para el pago del bono estí­mu­lo a los tra­ba­ja­do­res no inclui­dos en el decre­to. Tam­bién infor­ma­ron que varias pro­vin­cias ya habían deci­di­do la uti­li­za­ción de estos fon­dos, y que en otras, la res­pues­ta había sido nega­ti­va.

Fren­te a ello, Fes­pro­sa insis­tió en que debían dic­tar­se nue­vos ins­tru­men­tos en el orden nacio­nal para garan­ti­zar el cobro del bono estí­mu­lo para todos los tra­ba­ja­do­res de la salud.

Por últi­mo, se plan­teó la nece­si­dad de aper­tu­ra de la nego­cia­ción colec­ti­va en el ámbi­to nacio­nal, tan­to en los esta­ble­ci­mien­tos que depen­den direc­ta­men­te del Minis­te­rio abar­ca­dos por decre­to 1133, como en los hos­pi­ta­les SAMIC (Ser­vi­cio de Aten­ción Médi­ca Inte­gral para la Comu­ni­dad).

Fes­pro­sa recla­mó la nece­si­dad de una urgen­te recom­po­si­ción fren­te al atra­so sala­rial y sos­tu­vo el pedi­do de des­pre­ca­ri­za­ción labo­ral.

Esta reu­nión se con­cre­tó lue­go de movi­li­za­cio­nes en todo el país y cum­plien­do con el pro­to­co­lo de COVID-19 de las y los tra­ba­ja­do­res de la salud el pasa­do jue­ves 7 recla­man­do el cobro del bono para todo el sec­tor, entre­ga de equi­pos de pro­tec­ción per­so­nal y aper­tu­ra de pari­ta­rias en las pro­vin­cias.

La jor­na­da de pro­tes­ta sumó a 40 orga­ni­za­cio­nes enca­be­za­das por la Fede­ra­ción Sin­di­cal de Pro­fe­sio­na­les de la Salud (FESPROSA). 

El secre­ta­rio gene­ral, Jor­ge Yab­kows­ki, estu­vo con los resi­den­tes de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires en la Legis­la­tu­ra Por­te­ña. «En todas las pro­vin­cias hubo movi­li­za­cio­nes y en todos los hos­pi­ta­les de CABA hubo accio­nes de sen­si­bi­li­za­ción a car­go de la Aso­cia­ción de Pro­fe­sio­na­les del Ser­vi­cio Social.», decla­ró.

Las y los tra­ba­ja­do­res de la Obra Social para la Acti­vi­dad Docen­te (Osplad), orga­ni­za­dos en el SiTOS­PLAD-CTA‑A, rea­li­za­ron una serie de asam­bleas en todo el país por medio de las que defi­nie­ron un paro para el miér­co­les 13 y jue­ves 14 de mayo, en recla­mo del pago en tiem­po y for­ma de sus habe­res y por una urgen­te recom­po­si­ción sala­rial.

Hace pocos días ter­mi­na­ron de cobrar los habe­res de mar­zo, el jue­ves tenían que cobrar los de abril y la patro­nal no les infor­mó nada al res­pec­to ni había hecho el depó­si­to. Por tal moti­vo hicie­ron un paro. «Des­pués de este con­tun­den­te paro que hici­mos la sema­na pasa­da, y que gene­ró como res­pues­ta de la patro­nal el abono (fue­ra de tér­mino) del 30% de los sala­rios de abril, la OSPLAD vuel­ve a estar en mora con los tra­ba­ja­do­res. Has­ta la fecha es lo úni­co que cobra­mos, y para la mayo­ría de los com­pa­ñe­ros ese 30% repre­sen­ta menos de $ 10.000. Des­de el SITOSPLAD insis­ti­mos ‑en todos los ámbi­tos- en la nece­si­dad de aper­tu­ra de un espa­cio tri­par­ti­to (Esta­do, sin­di­ca­tos y patro­na­les) para el abor­da­je y solu­ción de la pro­ble­má­ti­ca que nos ocu­pa, dadas sus múl­ti­ples aris­tas, incum­ben­cias y alcan­ces», expli­có la secre­ta­ria Gre­mial de la CTA‑A por­te­ña.

La Aso­cia­ción Tra­ba­ja­do­res del Esta­do lan­zó la Cam­pa­ña Nacio­nal por la rein­cor­po­ra­ción de todxs lxs tra­ba­ja­dorxs esta­ta­les que fue­ron despedida/​os duran­te la pre­si­den­cia de Mau­ri­cio Macri.

En todo el país las acti­vi­da­des gre­mia­les lle­va­das ade­lan­te por ATE tuvie­ron la par­ti­cu­la­ri­dad que fue­ron desa­rro­lla­das con el ais­la­mien­to social vigen­te. Aún así, lxs tra­ba­ja­dorxs esta­ta­les pudie­ron dar un mar­co de visi­bi­li­za­ción impor­tan­te a esas polí­ti­cas de achi­que del Esta­do, que se impul­sa­ron en los 4 años de gobierno macris­ta, don­de sec­to­res como Fabri­ca­cio­nes Mili­ta­res, ANSES, SAF, CNRT, Casa de la Mone­da, INTI, Biblio­te­ca Nacio­nal, CCK, SENASA y el minis­te­rio de Defen­sa, han sufri­do la expul­sión de sus pues­tos de tra­ba­jo de miles de trabajadora/​es.

La ini­cia­ti­va nacio­nal dis­pues­ta por la Comi­sión de Rele­va­mien­to y Rein­cor­po­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras esta­ta­les des­pe­di­dos en la era Macri (CORREDMA), fue lle­va­da ade­lan­te en todo el país, a tra­vés de dis­tin­tas acti­vi­da­des que se vie­nen plan­tean­do en CDP’S y Sec­cio­na­les de ATE.

Ade­más, ATE recla­mó el miér­co­les com­ple­tar la pari­ta­ria 2019 del sec­tor y comen­zar las nego­cia­cio­nes sala­ria­les pen­dien­tes de este año. Esta­ba acor­da­da una mesa de revi­sión en mar­zo que nun­ca se reu­nió.

«Duran­te el gobierno Macri, entre 2016 y 2018, se per­dió un 35% del sala­rio de los esta­ta­les, mien­tras que en 2019 la pari­ta­ria fue del 28% fren­te a una infla­ción del 54%. Se retro­ce­dió un 25% más. Por eso des­de ATE afir­ma­mos que los tra­ba­ja­do­res esta­ta­les ya sufri­mos la reba­ja sala­rial», fina­li­zó el gre­mio.

El Sin­di­ca­to Úni­co de Tra­ba­ja­do­res del Neu­má­ti­co Argen­tino (SUTNA) movi­li­zó el lunes a la sede Callao del minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Nación. Fue para pro­tes­tar con­tra los des­cuen­tos de suel­dos y ame­na­zas de la empre­sa FATE.

«Intem­pes­ti­va­men­te la patro­nal de FATE reali­zó grue­sos des­cuen­tos sobre el suel­do de los tra­ba­ja­do­res, pro­vo­can­do inclu­si­ve que muchos de ellos no cobren prác­ti­ca­men­te nada», seña­ló Ale­jan­dro Cres­po, secre­ta­rio Gene­ral del gre­mio.

«Este insen­si­ble accio­nar, sobre 1.600 tra­ba­ja­do­res en ple­na pan­de­mia, es una des­ati­na­da acción extor­si­va que bus­ca la acep­ta­ción del pago al 75% del neto, mien­tras las demás fabri­cas del neu­má­ti­co ya acor­da­ron la paga total de sala­rios», agre­gó.

El diri­gen­te ade­más apun­tó con­tra Mada­nes Quin­ta­ni­lla, due­ño a la vez de Aluar, INFA, Futa­leu­fú y varias empre­sas más: «Dice que no arran­ca­rá la pro­duc­ción has­ta que los tra­ba­ja­do­res acep­ten esta reba­ja. En otras pala­bras: Si los tra­ba­ja­do­res hacen la cua­ren­te­na, Fate no les paga; si no acep­tan esta reba­ja sala­rial, no abren la fábri­ca. Nos obli­gan a salir a luchar por nues­tros dere­chos en ple­na pan­de­mia».

El miér­co­les 13 de mayo, varias orga­ni­za­cio­nes socia­les (FOL –Fren­te de Orga­ni­za­cio­nes en Lucha, MTD Aní­bal Verón, Fren­te Popu­lar Darío San­ti­llán, Movi­mien­to de los Pue­blos, entre otras) con­cen­tra­ron en el Obe­lis­co y en el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires, para deman­dar accio­nes con­cre­tas por la situa­ción de extre­ma pobre­za que se sufre en los barrios popu­la­res de todo el país.
Lue­go, a las 12:00, se tras­la­da­ron al Minis­te­rio de Tra­ba­jo para recla­mar el ingre­so masi­vo al Pro­gra­ma de Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do (PTA) ade­más de plan­tear que ni los des­pi­dos, ni la reduc­ción de sala­rios son una opción. Por últi­mo, fue­ron a las 13:00 a las puer­tas del JP Mor­gan, por­que sus rique­zas son nues­tra pobre­za.

Como coro­la­rio de la mar­cha a Tra­ba­jo y de la reu­nión de repre­sen­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes socia­les con el Vice­mi­nis­tro de dicha car­te­ra, se logró el ingre­so al Pro­gra­ma de Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do (PTA), a tra­vés de coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo y que abar­ca a quie­nes ya tie­nen pro­gra­mas de sala­rio social com­ple­men­ta­rio, y al que se le suma­rán 6.500 pesos y tam­bién reci­bi­rán esa cifra quie­nes no tie­nen el sala­rio social ya otor­ga­do.

Este jue­ves 1405 des­de las 11:00 en el Obe­lis­co jóve­nes tra­ba­ja­do­res pre­ca­ri­za­dos e infor­ma­les con­vo­ca­ron a una pro­tes­ta res­pe­tan­do el dis­tan­cia­mien­to social y el uso de bar­bi­jos, des­de la Red Nacio­nal de Jóve­nes Pre­ca­ri­zadxs e Infor­ma­les.

La movi­li­za­ción se diri­gi­rá pri­me­ro al Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social y lue­go al de Tra­ba­jo en Callao al 100. Harán una pre­sen­ta­ción soli­ci­tan­do una audien­cia, a todos quie­nes lo pidie­ron el pago del Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE), y que el Esta­do inter­ven­ga para que las empre­sas reco­noz­can sus dere­chos labo­ra­les, no los sigan des­pi­dien­do y les pro­vean los mate­ria­les de pre­ven­ción con­tra el Covid-19 como alcohol en gel, bar­bi­jos, guan­tes, etc. El colec­ti­vo tie­ne repre­sen­tan­tes de dis­tin­tas empre­sas de APPS, comi­das rápi­das, gas­tro­no­mía, tra­ba­ja­do­ras domés­ti­cas, call cen­ter, etc.

Damián Zára­te, tra­ba­ja­dor de Rap­pi, uno de los con­vo­can­tes expre­só que «en nues­tro caso es iné­di­ta la vio­la­ción de la legis­la­ción labo­ral vigen­te, no se nos reco­no­ce como tra­ba­ja­do­res, nos cie­rran las cuen­tas de for­ma arbi­tra­ria por eso pedi­mos la reac­ti­va­ción, no tene­mos dere­cho a orga­ni­zar­nos».

Feli­pe Sán­chez, tra­ba­ja­dor de Bur­ger King, agre­gó: «Nues­tro colec­ti­vo exi­ge que se haga cum­plir la ley de prohi­bi­ción de des­pi­dos y se garan­ti­ce el cobro total de nues­tros suel­dos, sin reba­jas. Soli­ci­ta­mos que se otor­gue el IFE a todos los tra­ba­ja­do­res que que­da­ron sin ingre­sos por la pan­de­mia, sin lími­te por gru­po fami­liar. Ade­más, recla­ma­mos que el sub­si­dio de emer­gen­cia sea de $ 30.000 por­que $ 10.000, no alcan­za».

Recor­de­mos que tra­ba­ja­do­res en bici­cle­ta y motos se movi­li­za­ron la sema­na pasa­da des­de el Obe­lis­co has­ta el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, recla­man­do por aumen­to sala­rial y con­di­cio­nes de segu­ri­dad e higie­ne.

Los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la tra­di­cio­nal con­fi­te­ría París de La Pla­ta se encuen­tran en esta­do de aler­ta y movi­li­za­ción por el modo ile­gal en que la patro­nal impul­só el cie­rre total de la empre­sa.

Por ello, tan­to el fin de sema­na como el lunes, efec­tua­ron denun­cias públi­cas sobre su situa­ción, al mani­fes­tar­se en las puer­tas de la tra­di­cio­nal con­fi­te­ría, ubi­ca­da sobre la cén­tri­ca Ave­ni­da 7, en inter­sec­ción con la calle 49. Allí, median­te pan­car­tas, pega­ti­nas y cor­te de calle, se avi­só a veci­nos, tran­seún­tes y con­duc­to­res la actua­ción ile­gal por par­te de la reco­no­ci­da con­fi­te­ría.

Más allá de las com­pul­si­vas e ile­ga­les cesan­tías, las y los tra­ba­ja­do­res acla­ra­ron que algu­nos poseen los suel­dos de mar­zo mal liqui­da­dos y habe­res atra­sa­dos. Tam­bién denun­cian que a otros les lle­gó solo el 50% del sala­rio de abril y que la inten­sión últi­ma de la empre­sa sería abo­nar la mitad del total, dan­do por des­con­ta­da la ayu­da del Esta­do para com­ple­tar los pagos.

“Se les hizo a algu­nos un depó­si­to de una par­te del sala­rio y en una tele­con­fe­ren­cia que tuvie­ron conlos due­ños, Axel Fran­cis­co y Ala­na Pérez Muñoz, les dije­ron a los ex tra­ba­ja­do­res que de la otra par­te se iba a hacer car­go el Gober­na­dor de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires”, expre­só un tra­ba­ja­dor.

Los y las tra­ba­ja­do­res tam­bién denun­cian la inac­ción y fal­ta de com­pro­mi­so tan­to del Minis­te­rio de Tra­ba­jo como de la diri­gen­cia del Sin­di­ca­to de Pas­te­le­ros más allá de las publi­ci­ta­das reunio­nes por redes socia­les entre las par­tes, tenien­do en con­si­de­ra­ción que la úni­ca res­pues­ta efec­ti­va del Esta­do, has­ta el momen­to, fue la incur­sión de tres patru­lle­ros, cua­tro motos y efec­ti­vos poli­cia­les a fines de “con­te­ner” la mani­fes­ta­ción rea­li­za­da el día sába­do.

El lunes a las 21:00 la Poli­cía Bonae­ren­se des­alo­jó la per­ma­nen­cia pací­fi­ca en puer­ta de fábri­ca de las tra­ba­ja­do­ras de La Nir­va, quie­nes per­ma­ne­cían en el lugar en res­guar­do de la maqui­na­ria.

El con­flic­to lle­va sie­te meses y la per­ma­nen­cia en los por­to­nes una sema­na. La poli­cía pro­ce­dió a correr a las tra­ba­ja­do­ras del lugar argu­men­tan­do los con­di­cio­nan­tes de la pan­de­mia.

El con­flic­to se ini­ció el año pasa­do, cuan­do la empre­sa comen­zó a incum­plir con el pago de suel­dos y car­gas socia­les. Denun­cian que les adeu­dan sie­te meses de sala­rios.Los suel­dos de octu­bre, noviem­bre y diciem­bre de 2019 se paga­ron con che­ques a 60 y 90 días que no tenían fon­dos.

Ade­más, des­de febre­ro de este año, las tra­ba­ja­do­ras deja­ron de pro­du­cir y se para­li­zó la plan­ta, aun­que con­cu­rren a su lugar de tra­ba­jo para hacer asam­bleas.Cal­cu­lan que les adeu­dan entre 150.000 y 200.000 pesos por tra­ba­ja­dor.

Ante este pano­ra­ma, deci­die­ron ins­ta­lar este mar­tes una olla popu­lar en la puer­ta de la fir­ma, en Dorre­go 874, Lomas del Mira­dor, par­ti­do de La Matan­za.

La Nir­va es una empre­sa dedi­ca­da a la pro­duc­ción de galle­tas, alfa­jo­res y otros ali­men­tos.

Rein­cor­po­ra­ron a los 70 tra­ba­ja­do­res de la empre­sa Valot que habían sido des­pe­di­dos bajo el argu­men­to de no haber res­pe­ta­do el dis­tan­cia­mien­to social por el COVID-19 duran­te una asam­blea en la que recla­ma­ban el pago de sala­rios y horas extras adeu­da­das.

Tras una reu­nión en el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Valot asu­mió el com­pro­mi­so de abo­nar el pró­xi­mo vier­nes todo lo adeu­da­do.

Emplea­dos del área de per­so­nal téc­ni­co de la empre­sa Pro­se­gur (man­te­ni­mien­to y colo­ca­ción de alar­mas) rea­li­za­ron un paro y una pro­tes­ta el lunes. Con una con­cen­tra­ción en la base del barrio por­te­ño de Boe­do, ubi­ca­da en Agre­lo al 3600, recla­ma­ron des­cuen­tos de habe­res arbi­tra­rios y adeu­da­dos, mejo­res con­di­cio­nes labo­ra­les y ele­men­tos de pre­ven­ción sani­ta­rios para poder efec­tuar sus tareas en medio de la pan­de­miapor Coro­na­vi­rus. Son 130 ope­ra­rios que visi­tan has­ta 10 domi­ci­lios por día.

El mes pasa­do, Eduar­do Ler­ner y Abel Nahón deci­die­ron el cie­rre frau­du­len­to de Ipe­sa y Publiex­press, las empre­sas que impri­men y edi­tan Pron­to, entre otras varias publi­ca­cio­nes. Un cen­te­nar de tele­gra­mas de des­pi­do lle­ga­ron a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, vio­lan­do el DNU que prohí­be des­pi­dos por 60 días y la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria dic­ta­da por el minis­te­rio de Tra­ba­jo, que los obli­ga­ba a devol­ver las tareas habi­tua­les.

A tra­vés de un comu­ni­ca­do, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras denun­cia­ron que el 15 de abril pasa­do se dio la baja de toda la plan­ti­lla de ambas empre­sas en Afip, dejan­do a cien­tos de per­so­nas sin cober­tu­ra de salud y des­pro­te­gidxs ante la pan­de­mia.

“Duran­te la pri­me­ra sema­na de mayo, el Gru­po Ler­ner deci­dió no pagar los sala­rios; a cam­bio, depo­si­tó de mane­ra uni­la­te­ral un peque­ño mon­to a cuen­ta de una supues­ta indem­ni­za­ción y ase­gu­ró que lo segui­rá hacien­do a cuen­ta gotas mien­tras dure la pan­de­mia.

Al Gru­po Ler­ner, que en los últi­mos meses ha gana­do lici­ta­cio­nes del Esta­do Nacio­nal por más de 100 millo­nes de pesos, le deci­mos: ¡No que­re­mos limos­nas, que­re­mos tra­ba­jar!”, expre­sa­ron y ade­lan­ta­ron que una vez ven­ci­da la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria, ini­cia­rán un plan de lucha con­jun­to exi­gien­do que se dé mar­cha atrás con los des­pi­dos.

En tan­to, el Sin­di­ca­to de Pren­sa de Bue­nos Aires (SiPre­BA)se decla­ró “en esta­do de aler­ta” y denun­ció que los due­ños de Pron­to e Ipe­sa “inten­tan apro­ve­char la tra­ge­dia que vivi­mos todos los argen­ti­nos con la pan­de­mia del COVID-19 y el ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, para des­pe­dir a más de 80 tra­ba­ja­do­res con indem­ni­za­cio­nes a la baja”. En ese sen­ti­do, el SiPre­BA recor­dó que el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez había ase­gu­ra­do que iba a “ser infle­xi­ble con los que des­pi­den gen­te”.Y le recla­mó al Gobierno que inter­ce­da para cui­dar estos pues­tos de tra­ba­jo, “por­que sin tra­ba­jo nadie pue­de cui­dar la salud”.

Ade­más de la revis­ta Pron­to, los des­pi­dos deci­di­dos por el gru­po empre­sa­rial afec­tan a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de pren­sa del Gru­po Dia­rio de la SaludSaber Vivir y Bue­nas Ideas, jun­to con la impren­ta del mis­mo Gru­po Ler­ner. El gru­po empre­sa­rio ya había lle­va­do a cabo esta mis­ma manio­bra con las revis­tas PopS­tar y Bue­nas Ideas.

Los mine­ros de Anda­co­llo (Neu­quén) lle­van ya nue­ve días sobre la ruta 22, a la altu­ra de Arro­yi­to des­pués de que la empre­sa Tri­dent deja­ra de pagar los sala­rios a 238 tra­ba­ja­dorxs.

No solo con­ti­núan sin res­pues­tas sobre el pago de sus sala­rios de mar­zo y abril y su con­ti­nui­dad labo­ral, sino que al cer­co de las fuer­zas repre­si­vas alre­de­dor del pique­te se sumó el secues­tro de tra­ba­ja­dorxs duran­te toda la noche y la irrup­ción de Gen­dar­me­ría en sus hoga­res duran­te la madru­ga­da con la excu­sa de cons­ta­tar domi­ci­lios.

“El gobierno le qui­tó la con­ce­sión a la empre­sa el vier­nes de la sema­na pasa­da y el miér­co­les la empre­sa se pre­sen­tó en Bue­nos Aires a un con­cur­so de acree­do­res, así que noso­tros que­da­mos nue­va­men­te en el medio sin tener nin­gu­na res­pues­ta de nin­guno de los dos lados”, expli­có: “hoy (13÷5) es nues­tro noveno día aquí apos­ta­dos al cos­ta­do de la ruta, espe­ran­do qué nove­da­des nos van a traer; todos los días tene­mos una luce­ci­ta de espe­ran­za pero no nos han traí­do nin­gu­na res­pues­ta”.

Duran­te el trans­cur­so del domin­go se desa­rro­lla­ron dis­tin­tas mar­chas y rui­da­zos en la pro­vin­cia de Chu­but con­tra el gobierno de Mariano Arcio­ni, que man­tie­ne a miles de esta­ta­les en una cua­ren­te­na sin sala­rio: se le adeu­da el mes de mar­zo a una gran par­te y el mes de abril a la tota­li­dad.

Las mani­fes­ta­cio­nes comen­za­ron en horas de la maña­na con una con­cen­tra­ción en el cen­tro de Como­do­ro Riva­da­via. Por la tar­de los rui­da­zos y mar­chas se die­ron en Tre­lew, Puer­to Madryn y Esquel. En esta últi­ma loca­li­dad se reali­zó una cara­va­na de autos y rui­da­zo con car­te­les que levan­ta­ban con­sig­nas sobre el no pago de sala­rios y el no a la mina.

En Tre­lew par­ti­ci­pa­ron docen­tes, tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de la salud y jubi­la­dos que con­cen­tra­ron en Pla­za Inde­pen­den­cia para lue­go mar­char. La mani­fes­ta­ción pasó por el Hos­pi­tal Zonal de la ciu­dad para lle­var soli­da­ri­dad y el men­sa­je de la vigen­cia de la defen­sa de la Salud públi­ca.

La Unión Tran­via­rios Auto­mo­tor (UTA) rati­fi­có este mar­tes la con­ti­nui­dad de la huel­ga en todo el país has­ta que los tra­ba­ja­do­res per­ci­ban la tota­li­dad de los sala­rios adeu­da­dos de abril últi­mo.

Las úni­cas excep­cio­nes de acuer­do con lo infor­ma­do por el sin­di­ca­to son San Juan, Sal­ta Capi­tal y cin­co ciu­da­des bonae­ren­ses en las que ya hubo acuer­do. La pro­tes­ta no se rea­li­za en el Conur­bano bonae­ren­se ni en la CABA.

El secre­ta­rio gene­ral del gre­mio, Rober­to Fer­nán­dez, expli­có que lue­go de más de 20 días de nego­cia­cio­nes y cua­tro audien­cias y, no obs­tan­te las reite­ra­das adver­ten­cias res­pec­to de la inmi­nen­te pro­ble­má­ti­ca sala­rial, «los empre­sa­rios dije­ron no poder pagar».

Para el sin­di­ca­lis­ta, esa pos­tu­ra patro­nal es «ile­gí­ti­ma y ofen­si­va», y «pone en jaque el sus­ten­to de 35.000 cho­fe­res del inte­rior» de la Argen­ti­na, con­clu­yó.

Reba­jan suel­dos y con­ti­núan los des­pi­dos

YPF, la mayor com­pa­ñía petro­le­ra argen­ti­na, apli­ca­rá una reduc­ción de suel­dos de entre 10% y 25%. Será para los tra­ba­ja­do­res que están fue­ra de con­ve­nio.

En el mis­mo rubro, empre­sas de ser­vi­cios petro­le­ros, como Halli­bur­ton y San Anto­nio, ya habían rea­li­za­do des­cuen­tos en los suel­dos de sus tra­ba­ja­do­res.

Mien­tras, los tra­ba­ja­do­res de Aero­lí­neas Argen­ti­nas no ten­drán nin­gu­na reduc­ción de sala­rios, los emplea­dos de otras com­pa­ñías ven afec­ta­dos sus ingre­sos.

La empre­sa mul­ti­na­cio­nal de cate­ring aéreo, Gate Gour­met, que tie­ne el mono­po­lio en las aero­lí­neas que reca­lan en nues­tro país, en los aero­puer­tos de Ezei­za y Aero­par­que y que cobra sus ser­vi­cios en dóla­res, a excep­ción de la línea de ban­de­ra nacio­nal, deci­dió des­pe­dir a 190 tra­ba­ja­do­res des­de el 16 de mar­zo al res­cin­dir­les el con­tra­to.

Esta empre­sa con sede en Zúrich, Sui­za, pro­vee a la mayo­ría de las aero­lí­neas en más de 60 paí­ses y 200 aero­puer­tos, hace poco com­pró a su com­pe­ten­cia Sky Chef. Posee 800 tra­ba­ja­do­res efec­ti­vos y 190 en Ezei­za y unos 40 en Aero­par­que con­tra­ta­dos que pres­ta­ban ser­vi­cios actual­men­te, de unos 400 en total. A ins­tan­cias del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y el sin­di­ca­to FTIA (Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de la Ali­men­ta­ción) acor­da­ron abo­nar el 75% de los sala­rios a 800 pero deja­ron mar­gi­na­dos a 230. La actua­ción sin­di­cal de la FTIA, afi­lia­da a la CGT, ter­mi­nó sien­do fun­cio­nal a la empre­sa y el gobierno nacio­nal no inter­vie­ne para hacer valer el DNU 329 publi­ca­do el 31 de mar­zo de 2020 que prohí­be los des­pi­dos por 60 días sin cau­sa jus­ta, comen­ta­ron los tra­ba­ja­do­res.

Para visi­bi­li­zar sus recla­mos han arma­do una pági­na de face­book “Con­tra­ta­dos de Gate Gour­met” y des­de ahí ele­van el pedi­do a las auto­ri­da­des nacio­na­les y pro­vin­cia­les para que les den una solu­ción.

Más de 200 obre­ros de Silos Are­ne­ros S.A. no cobran su sala­rio hace dos meses. “En el mar­co de la cri­sis por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus la empre­sa mues­tra un desin­te­rés total por sus tra­ba­ja­do­res”, denun­cia­ron des­de el Sin­di­ca­to de Obre­ros Marí­ti­mos Uni­dos (SOMU).

Es la úni­ca are­ne­ra que a pesar de estar auto­ri­za­da a hacer­lo, des­de el ini­cio del ais­la­mien­to “no tra­ba­ja y en base a ello no paga”, seña­la­ron des­de el sin­di­ca­to, a lo que agre­ga­ron que tras varias reunio­nes con la patro­nal sigue sin brin­dar nin­gu­na res­pues­ta a los tra­ba­ja­do­res.

Según las esti­ma­cio­nes pre­sen­ta­das en un infor­me que vio la luz el pasa­do vier­nes el Cen­tro de Eco­no­mía Polí­ti­ca Argen­ti­na (CEPA), 511.162 tra­ba­ja­do­res del mer­ca­do for­mal sufren o han sufri­do algu­na de las moda­li­da­des que iden­ti­fi­can como de “ries­go labo­ral” en el perío­do que va des­de 15 de mar­zo has­ta el 30 de abril pasa­do.

Allí, inclu­yen las rup­tu­ras con­trac­tua­les lisas y lla­nas, que cuan­ti­fi­can en 6.648, y las sus­pen­sio­nes, que alcan­zan las 11.415 y que para los auto­res gene­ran una posi­bi­li­dad de pér­di­da de la fuen­te labo­ral.

Con rela­ción al sala­rio, el infor­me iden­ti­fi­ca cua­tro moda­li­da­des dife­ren­tes de afec­ta­ción de los ingre­sos de los tra­ba­ja­do­res, que invo­lu­cran a un total de 493.099 emplea­dos. Allí, 39.723 tra­ba­ja­do­res sufrie­ron atra­sos en los pagos de los sala­rios, 103.410 expe­ri­men­ta­ron reduc­cio­nes sala­ria­les uni­la­te­ra­les por par­te de las empre­sas, mien­tras que 14.162 fue­ron sus­pen­di­dos y, a la vez, vie­ron redu­ci­dos sus ingre­sos.

La cate­go­ría que apor­ta el mayor núme­ro de tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por la cri­sis es la que impli­ca una reduc­ción sala­rial acor­da­da entre los gre­mios y las patro­na­les, que afec­tó a 335.099 tra­ba­ja­do­res.

La Cáma­ra de la Cons­truc­ción indi­có que 100.000 tra­ba­ja­do­res per­die­ron sus pues­tos de tra­ba­jo en los últi­mos 24 meses. Y 46% fue la caí­da inter­anual en el rubro de la cons­truc­ción, según el Indec.

Una nue­va eta­pa de la cua­ren­te­na con nue­vas habi­li­ta­cio­nes ilu­sio­na al sec­tor pues según se ha anun­cia­do se relan­za­rán pro­yec­tos que esta­ban pos­ter­ga­dos en casi todos los muni­ci­pios del Gran Bue­nos Aires y en muchas de las pro­vin­cias argen­ti­nas. Si se cum­ple con todo lo pla­ni­fi­ca­do, esti­man que las obras a lo lar­go y a lo ancho del país per­mi­ti­rían recu­pe­rar alre­de­dor de 50.000 pues­tos de tra­ba­jo y moto­ri­zar inver­sio­nes por más de $ 40.000 millo­nes.

Serían unas 270 obras a lo lar­go y ancho de toda la Argen­ti­na que per­mi­ti­rán gene­rar fuen­tes de tra­ba­jo direc­tas e indi­rec­tas y reac­ti­var varios sec­to­res de la eco­no­mía, que no sólo pre­ten­der abrir sino, gene­rar ingre­sos.

El pro­yec­to tam­po­co deja afue­ra la ciu­dad de Bue­nos Aires, pues se rea­li­za­rán tres tra­ba­jos de mag­ni­tud: la plan­ta pota­bi­li­za­do­ra de San Mar­tín que depen­de de AySA, el edi­fi­cio de la his­tó­ri­ca con­fi­te­ría “El Molino” y el ane­xo de la Facul­tad de Filo­so­fía y Letras de la UBA.

En terri­to­rio de Axel Kici­llof tam­bién habrá muchas obras depen­dien­tes de Agua y Sanea­mien­tos Argen­ti­nos (AySA), rutas pro­vin­cia­les y nacio­na­les, como en la auto­pis­ta Pre­si­den­te Perón y en la Ruta 8, y se relan­za­rá una vie­ja y polé­mi­ca obra: la lim­pie­za y man­te­ni­mien­to en la cuen­ca Matan­za-Ria­chue­lo.

Algu­nas de las obras que este mapa indi­ca hacia el inte­rior del país son: el hos­pi­tal de Por­te­zue­lo, en La Rio­ja; la ter­mi­nal de ómni­bus de Reali­có, en La Pam­pa; la cons­truc­ción del Hos­pi­tal de El Cala­fa­te, en San­ta Cruz; la pues­ta en valor de la Pla­za Inde­pen­den­cia, en San Miguel de Tucu­mán; y la amplia­ción del cen­tro de salud de Tolhuin, en Tie­rra del Fue­go.

La obra pri­va­da, tam­bién ha comen­za­do a reac­ti­var­se en for­ma sec­to­rial y con más fuer­za hacia el inte­rior del país, par­ti­cu­lar­men­te en pro­vin­cias con poca can­ti­dad de casos de coro­na­vi­rus o direc­ta­men­te sin con­ta­gio local, y se espe­ra una mul­ti­pli­ca­ción de pro­yec­tos a par­tir del 12 de mayo, aun­que des­de el Eje­cu­ti­vo anun­cia­ron una nue­va cua­ren­te­na por 15 días más, que man­ten­drá inac­ti­vos a muchos sec­to­res, toda­vía de ries­go.

El sub­se­cre­ta­rio de Tra­ba­jo, Indus­tria y Comer­cio por­te­ño, Eze­quiel Jar­vis, pre­ci­só que el empleo cayó un 2% en la Ciu­dad de Bue­nos Aires, como con­se­cuen­cia de la cri­sis gene­ra­da por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, lo que supo­ne una pér­di­da de 25.000 pues­tos.

Tra­ba­ja­do­res y coro­na­vi­rus

Tra­ba­ja­do­res de GPS Aero­par­que, empre­sa ter­ce­ri­za­da de Aero­lí­neas Argen­ti­nas denun­cia­ron median­te un comu­ni­ca­do que aumen­ta­ron los casos de COVID posi­ti­vos entre aero­náu­ti­cos.

“Ya son dos los casos posi­ti­vos de tra­ba­ja­do­res de GPS Aero­par­que, empre­sa ter­ce­ri­za­da de Aero­lí­neas Argen­ti­nas, uno de ellos vive en la Villa 31 jun­to a toda su fami­lia, que tam­bién die­ron posi­ti­vo. Hay casi 100 tra­ba­ja­do­res de la empre­sa en ais­la­mien­to y cre­ce el temor entre los emplea­dos ante nue­vos posi­bles casos posi­ti­vos” expre­sa­ron.

Los tra­ba­ja­do­res habían exi­gi­do al ini­cio de la cua­ren­te­na medi­das de segu­ri­dad ele­men­ta­les, ya que denun­cia­ron que los imple­men­tos que la empre­sa les había brin­da­do eran insu­fi­cien­tes y de mala cali­dad. Por ese moti­vo, rea­li­za­ron asam­bleas para exi­gir a la empre­sa GPS, Aero­lí­neas Argen­ti­nas que “ges­tio­nen ante el Gobierno nacio­nal la rea­li­za­ción de test masi­vos a todos los tra­ba­ja­do­res y que garan­ti­cen las medi­das sani­ta­rias bási­cas como desin­fec­ción de los luga­res comu­nes, mayor can­ti­dad de insu­mos de pro­tec­ción y que se ins­ta­le una base ope­ra­ti­va nue­va don­de no haya haci­na­mien­to de los tra­ba­ja­do­res”.

Agre­ga­ron “recha­za­mos los ata­ques al sala­rio y pues­tos de tra­ba­jo, ya que en este mar­co la empre­sa GPS inten­ta ade­más hacer una reduc­ción sala­rial a la tota­li­dad de los tra­ba­ja­do­res en Aero­par­que y Ezei­za (1400) median­te sus­pen­sio­nes rota­ti­vas.

Des­de la Aso­cia­ción Gre­mial de Tra­ba­ja­do­res del Sub­te y Pre­me­tro (AGTSyP) mani­fes­ta­ron su preo­cu­pa­ción por el incre­men­to en la can­ti­dad de pasa­je­ros en el sub­te­rrá­neo por­te­ño, en el mar­co de una fle­xi­bi­li­za­ción de hecho per­mi­ti­da por el Gobierno de la Ciu­dad. Ante el peli­gro de que esto se cons­ti­tu­ya en un foto de con­ta­gio, se soli­ci­tó al Minis­te­rio de Tra­ba­jo la con­for­ma­ción de una “comi­sión de emer­gen­cia” para eva­luar el tema.

Des­de la AGTSyP tam­bién se emi­tió un comu­ni­ca­do plan­tean­do que en el con­tex­to de cri­sis des­ata­da por la pan­de­mia se “exi­ge un esfuer­zo de los que más tie­nen y un esta­do de aler­ta de los sin­di­ca­tos para defen­der los pues­tos de tra­ba­jo y el sala­rio que nos per­mi­te sos­te­ner a nues­tras fami­lias”. En ese sen­ti­do, recha­za­ron el acuer­do fir­ma­do por la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) y repre­sen­tan­tes empre­sa­rios que “habi­li­ta las sus­pen­sio­nes y la reba­ja de los suel­dos”. Y aña­die­ron: “Cree­mos que no es momen­to para des­pe­dir tra­ba­ja­do­res ni para pagar de menos o en cuo­tas”.

En cam­bio, refor­za­ron la nece­si­dad de avan­zar con el impues­to a las gran­des for­tu­nas “que va a per­mi­tir obte­ner recur­sos extras para des­ti­nar a la salud y a paliar la actual cri­sis eco­nó­mi­ca”. En el mar­co de la rene­go­cia­ción de deu­da exter­na que está lle­van­do ade­lan­te el Gobierno nacio­nal, tam­bién hicie­ron explí­ci­ta su defen­sa al dere­cho de nues­tro país “a cesar los pagos de la deu­da exter­na”.

Los emplea­dos de la empre­sa GIV y el Sin­di­ca­to de Emplea­dos de Comer­cio de Mar del Pla­ta se mani­fes­ta­ron el lunes para recha­zar la moda­li­dad en la que están tra­ba­jan­do. Asegu­ran que no se cum­plen con las medi­das de segu­ri­dad míni­mas para pro­te­ger­se de posi­bles con­ta­gios de Covid-19.

Cabe recor­dar que este Call Cen­ter atien­de los lla­ma­dos de la línea 147 de Mar del Pla­ta como tam­bién de la Ciu­dad de Bue­nos Aires. Es un núme­ro que reci­be todos los recla­mos, denun­cias y con­sul­tas de los veci­nos de la Ciu­dad y mar­pla­ten­ses. Dos ges­tio­nes que com­par­ten signo polí­ti­co PRO.

La empre­sa tam­po­co ha paga­do suel­dos del mes de mar­zo y abril lo cual tie­ne a casi 45 tra­ba­ja­do­res en esta­do de asam­blea per­ma­nen­te.

El Esta­do ayu­da a las patro­na­les con fon­dos del Anses

En el mar­co del pro­gra­ma de Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y a la Pro­duc­ción (ATP), el Gobierno des­em­bol­só el lunes un nue­vo pago del sala­rio com­ple­men­ta­rio para 150.000 tra­ba­ja­do­res pri­va­dos corres­pon­dien­tes al suel­do del mes de abril. Con ese des­em­bol­so el pro­gra­ma lle­ga­rá a un total de 1.310.000 emplea­dos.

El pro­gra­ma ATP con­sis­te en un sala­rio com­ple­men­ta­rio abo­na­do por la ANSES para los tra­ba­ja­do­res en rela­ción de depen­den­cia cuyos emplea­do­res cum­plan con los requi­si­tos pre­vis­tos en la nor­ma. El mon­to del pago de la ANSE­Ses equi­va­len­te al 50% del sala­rio neto del tra­ba­ja­dor corres­pon­dien­te al mes de febre­ro de 2020, no pudien­do ser infe­rior a un sala­rio míni­mo ($ 16.875) ni supe­rar dos sala­rios míni­mos ($ 33.750), o al total del sala­rio neto corres­pon­dien­te a ese mes.

En el Bole­tín Ofi­cial se publi­có la Deci­sión Admi­nis­tra­ti­va 7212020, que inclu­ye den­tro del ATP a acti­vi­da­des no con­tem­pla­das has­ta aho­ra y a las gran­des empre­sas de más de 800 emplea­dos, así como a las que abrie­ron este año sus puer­tas. Ade­más, los emplea­do­res podrán acce­der tras demos­trar una caí­da de su fac­tu­ra­ción menor a la que figu­ra­ba como requi­si­to ori­gi­nal del pro­gra­ma, por lo que en el Eje­cu­ti­vo espe­ran en lo inme­dia­to sal­tar de los actua­les 1,7 millón de asa­la­ria­dos cubier­tos a más de 2 millo­nes.

El Gobierno anun­ció que auxi­lia­rá en el pago de los sala­rios de mayo y esta­rán inclui­dos en el Pro­gra­ma de Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción (ATP) docen­tes, trans­por­tis­tas y el per­so­nal de sana­to­rios, entre otros, por lo que a par­tir de aho­ra los emplea­dos de estos sec­to­res reci­bi­rán tam­bién el Sala­rio Com​ple​men​ta​rio​.La medi­da se anun­ció a tra­vés de la Deci­sión Admi­nis­tra­ti­va 7472020 publi­ca­da este mar­tes en el Bole­tín Ofi­cial.

Esta mis­ma ayu­da reci­bi­rán las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de ges­tión pri­va­da que cum­plan con los requi­si­tos nece­sa­rios para ingre­sar al pro­gra­ma, aun­que hacien­do una dis­tin­ción entre aque­llas que reci­ben sub­si­dios y las que no, y siem­pre que pue­dan «ase­gu­rar el pago de la dife­ren­cia sala­rial para que todos/​as los trabajadores/​as per­ci­ban el 100% de su remu­ne­ra­ción».

Al res­pec­to, el titu­lar de la Aso­cia­ción de Cole­gios Pri­va­dos de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires (Aiep­ba), Mar­tín Zuri­ta, dijo el mar­tes que el sec­tor atra­vie­sa una cri­sis seve­ra debi­do a que «entre el 60 y el 70 % de las fami­lias no paga­ron la cuo­ta del mes de abril» y ase­gu­ró que ya cerra­ron cua­tro ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas duran­te la cua­ren­te­na por el coro­na­vi­rus.

Tras con­fir­mar que «cua­tro ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas cerra­ron en lo que va del ais­la­mien­to», ase­gu­ró que el sec­tor atra­vie­sa «una cri­sis seve­ra» y dijo que «esta­mos nece­si­tan­do un sal­va­ta­je del Esta­do».

Tam­bién reci­bi­rán la ayu­da algu­nas de las acti­vi­da­des del trans­por­te como char­ters; ser­vi­cios para ámbi­to por­tua­rio o aero­por­tua­rio; envíos de mer­ca­de­rías a gra­nel y los camio­nes cis­ter­na, entre otros.

Por últi­mo, se infor­mó que el Sis­te­ma Inte­gra­do Pre­vi­sio­nal Argen­tino esta­rá inclui­do en lo que res­pec­ta tan­to al Sala­rio Com­ple­men­ta­rio como a la pos­ter­ga­ción y reduc­ción del pago de las con­tri­bu­cio­nes patro­na­les corres­pon­dien­tes a mayo.

Trai­do­res

«La Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de la Ali­men­ta­ción pro­ce­dió a rea­li­zar la denun­cia corres­pon­dien­te ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Empleo y Segu­ri­dad Social de la Nación, a fin de ini­ciar las con­ver­sa­cio­nes con la patro­nal por la actua­li­za­ción sala­rial para el perio­do 2020 – 2021″, expli­ca una cir­cu­lar inter­na.

«Debi­do a la situa­ción excep­cio­nal que atra­ve­sa­mos por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, nos vemos obli­ga­dos a comu­ni­car las nove­da­des sobre la pari­ta­ria por este medio; y no como lo hemos rea­li­za­do his­tó­ri­ca­men­te, en ple­na­rio de dele­ga­dos y acti­vis­tas para infor­mar, con­sul­tar y escu­char a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros», expli­ca el gre­mio.

Tal vez lo ocu­rri­do en Mon­de­lez expli­que mejor la pro­pues­ta de la buro­cra­cia sin­di­cal. Este mar­tes los tra­ba­ja­do­res de Mon­de­lez Vic­to­ria recla­ma­ron en la puer­ta de la plan­ta con­tra el acuer­do fir­ma­do por el sin­di­ca­to de Ali­men­ta­ción, enca­be­za­do por Rodol­fo Daer, sin con­sul­tar a los tra­ba­ja­do­res pre­via­men­te. Los mis­mos habían mani­fes­ta­do su des­con­ten­to la sema­na pasa­da, pre­vien­do la manio­bra en cier­nes, y habían vota­do en asam­bleas el repu­dio a la manio­bra patro­nal, que ava­la­ría la con­duc­ción del sin­di­ca­to.

La manio­bra de la empre­sa fue mise­ra­ble y sinies­tra: ade­lan­tó la pro­duc­ción nece­sa­ria y aho­ra sus­pen­de con reba­jas sala­ria­les. Todo esto en com­pli­ci­dad con el sin­di­ca­to y el minis­te­rio de Tra­ba­jo, que ava­la esta deci­sión empre­sa­rial, que va en des­me­dro de los tra­ba­ja­do­res y es vio­la­to­ria a la deci­sión pre­si­den­cial de la impo­si­bi­li­dad de sus­pen­der tra­ba­ja­do­res.

La sema­na pasa­da los tra­ba­ja­do­res fue­ron noti­fi­ca­dos que a par­tir del 17 de mayo serían sus­pen­di­dos 500 ope­ra­rios, debi­do a la inte­rrup­ción de la pro­duc­ción en la plan­ta Vic­to­ria, has­ta el 14 de junio, cobran­do el 77 % de su sala­rio bru­to. Lamen­ta­ble­men­te, ya había tras­cen­di­do la posi­bi­li­dad de que Rodol­fo Daer, quien es el titu­lar del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res de Indus­trias de Ali­men­ta­ción (STIA), gre­mio al que per­te­ne­cen los tra­ba­ja­do­res, apo­ya­ra dicha medi­da.

“El capi­ta­lis­mo es así” afir­mó Rodol­fo Daer en una entre­vis­ta para jus­ti­fi­car la com­pli­ci­dad e inac­ción del gre­mio ante esta situa­ción. Y con­ti­nuó que “se aba­rro­ta­ron los depó­si­tos” para expli­car la medi­da.

Ade­más, los tra­ba­ja­do­res denun­cian que la empre­sa el año pasa­do fac­tu­ró alre­de­dor de $ 41.600 millo­nes, casi dupli­can­do la cifra del año ante­rior. Tam­bién, que en noviem­bre el sin­di­ca­to había ava­la­do, jun­to con el minis­te­rio de Tra­ba­jo, el Pro­ce­di­mien­to Pre­ven­ti­vo de Cri­sis pre­sen­ta­do por la empre­sa.

Fue a par­tir de esto que inclu­so el Esta­do exo­ne­ró a esta patro­nal de rea­li­zar apor­tes de car­gas socia­les a la ANSES des­de noviem­bre pasa­do has­ta el día de hoy, aho­rrán­do­se en total más de 150 millo­nes de pesos. Daer argu­men­ta enton­ces que la empre­sa vie­ne con caí­da en las ven­tas pero omi­te hablar de esta millo­na­ria ayu­da. Ade­más, cabe des­ta­car que Mon­de­lez vie­ne remar­can­do los pre­cios de sus pro­duc­tos en más del 30% en el últi­mo año.

Es la eter­na his­to­ria de las trai­cio­nes de la buro­cra­cia sin­di­cal que ni en situa­cio­nes de pan­de­mia y seve­ra cri­sis des­can­san, siem­pre del lado de sus pro­pios intere­ses y de los gran­des mono­po­lios. Todo esto con la com­pli­ci­dad del Esta­do.

Enton­ces, los tra­ba­ja­do­res vota­ron rea­li­zar un blo­queo de por­to­nes y un pique­te para visi­bi­li­zar su pro­ble­ma, exi­gien­do la anu­la­ción de las sus­pen­sio­nes y el cobro del 100% de sus sala­rios. Se logró un amplio apo­yo y se con­si­guió cor­tar uno de los carri­les de la ave­ni­da Uru­guay.

Aho­ra Rodol­fo Daer en soli­ta­rio pre­ten­de­rá homo­lo­gar un Con­ve­nio Colec­ti­vo a la baja para todo el gre­mio en com­pli­ci­dad con la patro­nal y el M. de Tra­ba­jo

David Rol­dán, obre­ro y ex dele­ga­do de la empre­sa comen­tó: “Esto arran­ca el año pasa­do, en noviem­bre, cuan­do inten­ta­ron sus­pen­der a 150 com­pa­ñe­ros en nues­tra plan­ta de Vic­to­ria y en la plan­ta de Pache­co a 350. En ese momen­to se fir­mó un pre­ven­ti­vo de cri­sis, cuan­do sabe­mos bien que un mono­po­lio como este no tie­ne idea que es una cri­sis. Lle­gó un acuer­do con el gobierno de Macri de ese enton­ces y le per­do­na­ron las car­gas socia­les. Es decir, que el Esta­do les pagó 150 millo­nes de pesos, una for­tu­na. Ese acuer­do fina­li­za­ba este 31 de mayo, pero apro­ve­chan­do la pan­de­mia, vuel­ve a men­tir dicien­do que está en cri­sis para reci­bir la ayu­da de este gobierno tam­bién. Mien­tras tan­to, cerra­ría esta plan­ta sus­pen­dien­do a 500 tra­ba­ja­do­res. Eso sí, con la pro­duc­ción garan­ti­za­da. Rodol­fo Daer apo­yan­do a la empre­sa fir­ma este acuer­do sin con­sul­tar a los tra­ba­ja­do­res. La cau­sa es el artícu­lo 223 bis, que esta­ble­ce que las empre­sas no pue­den sus­pen­der si no hay aval del sin­di­ca­to. El gobierno deja una puer­ta abier­ta muy gran­de para que la buro­cra­cia arre­gle con la patro­nal. Noso­tros esta­mos en un plan de lucha per­ma­nen­te y nues­tro pedi­do es por una sus­pen­sión, pero con el 100% del sala­rio, como ya pasó en la pan­de­mia. Nos hicie­ron tra­ba­jar duran­te más de un mes estoc­keán­do­se muy bien”.

El Sin­di­ca­to de Comer­cio (FAECYS) lle­vó al paro­xis­mo esta entre­ga, al pac­tar que las empre­sas del sec­tor de has­ta 70 emplea­dos pue­den sus­pen­der de for­ma inme­dia­ta sin nece­si­dad de con­sen­ti­mien­to gre­mial alguno. Con la pre­sen­ta­ción uni­la­te­ral de la nómi­na de sus­pen­sio­nes, las mis­mas que­dan homo­lo­ga­das auto­má­ti­ca­men­te.

Tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de San­Cor denun­cia­ron median­te la publi­ca­ción de un comu­ni­ca­do que la reco­no­ci­da empre­sa coope­ra­ti­va de fabri­ca­ción y comer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos lác­teos “dejó libra­dos a su suer­te a cien­tos de com­pa­ñe­ros que man­tie­ne des­de hace meses sus­pen­di­dos”, a la vez que “no les abo­na ni siquie­ra el por­cen­ta­je del suel­do (75%) que la patro­nal dis­pu­so arbi­tra­ria­men­te, con el aval cóm­pli­ce y la apro­ba­ción de Atil­ra” (Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de la Indus­tria Leche­ra de la Repú­bli­ca Argen­ti­na).

En dicho men­sa­je, las y los tra­ba­ja­do­res asi­mis­mo acla­ra­ron que la empre­sa lác­tea “tam­po­co ha cum­pli­do con los pagos pac­ta­dos en los acuer­dos con el per­so­nal que fir­mó su des­vin­cu­la­ción duran­te 2019, al mis­mo tiem­po que man­tie­ne a los acti­vos con atra­sos en sala­rios (has­ta 45 días en algu­nos casos) y agui­nal­dos impa­gos (adeu­da los dos SAC corres­pon­dien­tes al año pasa­do)”.

El comu­ni­ca­do des­cri­bió que “el Cen­tro de Dis­tri­bu­ción Acce­so Nor­te (CDAN) ha ini­cia­do a par­tir de este año, con la cola­bo­ra­ción del sin­di­ca­to y de la Comi­sión Inter­na, una per­se­cu­ción direc­ta sobre aque­llos tra­ba­ja­do­res que man­tu­vie­ron una línea inde­pen­dien­te en los últi­mos años. Pre­ten­de aca­llar a los que vinie­ron denun­cian­do las manio­bras que la empre­sa rea­li­za para que los cos­tos de la rees­truc­tu­ra­ción la pague­mos los tra­ba­ja­do­res y la res­pon­sa­bi­li­dad de Atil­ra en dejar pasar dicho ajus­te”.

La denun­cia públi­ca de los obre­ros lác­teos, ase­gu­ra que “des­de que comen­zó el año en cur­so, el avan­ce de la patro­nal ha toma­do un carác­ter bru­tal, dejan­do sin tra­ba­jo a toda la rama de repo­si­to­res. San­Cor des­ar­mó sec­to­res com­ple­tos y sus­pen­dió a todo el per­so­nal repo­si­tor, que actual­men­te se encuen­tra sin goce de suel­do”.

A su vez, las y los tra­ba­ja­do­res, quie­nes se encuen­tran agru­pa­dos de mane­ra inde­pen­dien­te a la diri­gen­cia del sin­di­ca­to, expre­sa­ron que “San­Cor paga como, cuan­do y cuan­to quie­re, vio­lan­do inclu­so todas las leyes labo­ra­les. Y ade­más pre­sio­na al per­so­nal para que acep­te sus con­di­cio­nes de des­vin­cu­la­ción. Por­que cuen­ta con total impu­ni­dad: la que le garan­ti­za Atil­ra ‑que se la pasó tocan­do puer­tas para que sub­si­dien a la empre­sa, no para orga­ni­zar­nos y pelear- y el Minis­te­rio de Tra­ba­jo”.

Final­men­te, con­vo­can a todos los tra­ba­ja­do­res de la coope­ra­ti­va a orga­ni­zar acti­vi­da­des de pro­tes­ta y visi­bi­li­za­ción para los pró­xi­mos días, denun­cian­do la situa­ción que atra­vie­san.

“Bas­ta de extor­sión, des­pi­dos encu­bier­tos y per­se­cu­ción a los tra­ba­ja­do­res. Rein­cor­po­ra­ción inme­dia­ta de los sus­pen­di­dos. Pago inme­dia­to de habe­res y demás mon­tos adeu­da­dos. Bas­ta de finan­ciar la rees­truc­tu­ra­ción de San­Cor con pla­ta del Esta­do. Exi­gi­mos al Minis­te­rio que garan­ti­ce que San­Cor cum­pla con nues­tros sala­rios y con­quis­tas como está pre­vis­to en la legis­la­ción labo­ral. De lo con­tra­rio, que la empre­sa sea esta­ti­za­da y pues­to bajo con­trol de los tra­ba­ja­do­res para pro­du­cir al ser­vi­cio de las nece­si­da­des de la socie­dad en el mar­co de esta pan­de­mia”, cie­rra el comu­ni­ca­do.

Pre­pa­ran nue­vas trai­cio­nes

Una «mesa amplia­da» de la CGT deli­be­ra­rá el jue­ves en la sede prin­ci­pal de la UOCRA sobre una varia­da agen­da de temas, como el des­em­pleo, la cre­cien­te ola de con­flic­tos sala­ria­les y la reali­dad de las Obras socia­les, pero tam­bién ana­li­za­rán la futu­ra inte­gra­ción de la con­duc­ción de la Cen­tral.

La «mesa chi­ca» de la cen­tral obre­ra dará paso a una «mesa ampliada»,ya que en el edi­fi­cio del gre­mio de la cons­truc­ción de Ave­ni­da Bel­grano al 1.800 de la ciu­dad de Bue­nos Aires par­ti­ci­pa­rán entre 20 y 22 diri­gen­tes de los lla­ma­dos sec­to­res «gor­dos», inde­pen­dien­tes, del barrio­nue­vis­mo y de la CATT (trans­por­te).

No se cur­sa­ron invi­ta­cio­nes a los sec­to­res disi­den­tes más crí­ti­cos al acuer­do con la UIA y la con­duc­ción actual. No esta­rá pre­sen­te el moya­nis­mo, que empe­zó a hacer sonar a Pablo Moyano como can­di­da­to a con­du­cir la cen­tral obre­ra, ni la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, ni el res­to de las orga­ni­za­cio­nes que se reúnen en torno al Fren­te Sin­di­cal para el Mode­lo Nacio­nal.

Ade­más de Mar­tí­nez (Cons­truc­ción), Daer (Sani­dad), Acu­ña (Esta­cio­nes de ser­vi­cio) y Andrés Rodrí­guez (UPCN), par­ti­ci­pa­rán el taxis­ta Omar Vivia­ni, los ferro­via­rios Ser­gio Sasia y Omar Matu­rano, el marí­ti­mo Juan Car­los Sch­mid, el colec­ti­ve­ro Rober­to Fer­nán­dez, el luci­fuer­cis­ta Gui­ller­mo Moser y el tex­til Hugo Bení­tez, entre otros.

Empre­sas auto­ges­tio­na­das

Median­te una tele­con­fe­ren­cia, el minis­te­rio de Desa­rro­llo Social, Daniel Arro­yo enca­be­zó la pre­sen­ta­ción del pro­gra­ma Recu­pe­rar que pro­po­ne apo­yo al sec­tor de empre­sas recu­pe­ra­das y auto­ges­tio­na­das de todo el país, que sos­tie­nen más de 18.000 pues­tos de tra­ba­jo.

La línea de cré­di­tos tie­ne como obje­ti­vos la com­pra, reno­va­ción y auto­ma­ti­za­ción de maqui­na­ria, com­pra de insu­mos y asis­ten­cia finan­cie­ra. Den­tro de las pro­pues­tas de sub­si­dios se des­ta­can la capa­ci­ta­ción inte­gral de cada tra­ba­ja­dor y tra­ba­ja­do­ra, según las nece­si­da­des de cada uni­dad pro­duc­ti­va, así como la mejo­ra en segu­ri­dad e higie­ne en el tra­ba­jo.

Des­de las ges­tio­nes obre­ras cera­mis­tas de Neu­quén, Fasin­pat, Con­fluen­cia y Cer­sin­pat, jun­to al Sin­di­ca­to Cera­mis­ta, lan­za­ron una cam­pa­ña soli­da­ria de fon­do de lucha para hacer fren­te a la pan­de­mia y la cri­sis eco­nó­mi­ca.

“Las ges­tio­nes obre­ras esta­mos muy gol­pea­das a par­tir de la cri­sis des­ata­da por la pan­de­mia del Coro­na­vi­rus. A la situa­ción que veni­mos arras­tran­do des­de hace años, por la fal­ta de cré­di­to, el aho­go finan­cie­ro y fal­ta de res­pues­tas de los gobier­nos nacio­nal y pro­vin­cial, se sumó todo el para­te pro­du­ci­do por la cua­ren­te­na”, expli­có Nata­lio Nava­rre­te, teso­re­ro de la Coope­ra­ti­va Fasin­pat.

Con el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio se para­ron las tres fábri­cas y se man­tu­vie­ron guar­dias. “Las res­tric­cio­nes del Gobierno nacio­nal, repli­ca­das por el Gobierno pro­vin­cial, no fue­ron acom­pa­ña­das con asis­ten­cia finan­cie­ra ni con nin­gu­na ini­cia­ti­va como las que les pro­pu­si­mos de recon­ver­tir la pro­duc­ción al ser­vi­cio de enfren­tar la pan­de­mia”, denun­ció Nava­rre­te. “Si no tra­ba­ja­mos y no ven­de­mos, no pode­mos garan­ti­zar el sala­rio com­ple­to a los y las cera­mis­tas y deja­mos a 300 fami­lias sin sus­ten­to», ase­gu­ró.

Recién esta sema­na, con el ini­cio de la fase cua­tro de la cua­ren­te­na, podrán vol­ver a pro­du­cir lue­go de 50 días de pará­li­sis.

Andrés Blan­co, secre­ta­rio adjun­to del Sin­di­ca­to Cera­mis­ta y actual dipu­tado pro­vin­cial del Fren­te de Izquier­da, lla­mó “a las orga­ni­za­cio­nes soli­da­rias con la lucha de Zanón a sumar­se y apor­tar eco­nó­mi­ca­men­te al fon­do de lucha para sos­te­ner las ges­tio­nes obre­ras en esta situa­ción tan difí­cil. “Estas fábri­cas tie­nen que estar abier­tas. Son una con­quis­ta y una ban­de­ra de lucha para todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras que hoy ven cómo los empre­sa­rios cie­rran fábri­cas, des­pi­den y sus­pen­den dejan­do fami­lias en la calle. Y las ges­tio­nes obre­ras son un ejem­plo. Toda empre­sa que cie­rre tie­ne que ser ocu­pa­da y poner­las a pro­du­cir bajo ges­tión obre­ra. Para aque­llas orga­ni­za­cio­nes gre­mia­les, socia­les, polí­ti­cas y estu­dian­ti­les que quie­ran cola­bo­rar con las ges­tio­nes obre­ras “pone­mos a dis­po­si­ción nues­tro núme­ro de cuen­ta y CBU para poder hacer apor­tes. Y una casi­lla de correo para que pue­dan enviar el cupón de trans­fe­ren­cia, sus datos y poder tener regis­tro de sus apor­tes des­de ya muchas gra­cias en nom­bre de las ges­tio­nes obre­ras y el Sin­di­ca­to Cera­mis­ta”, expli­can los y las cera­mis­tas en la car­ta envia­da a las orga­ni­za­cio­nes soli­da­rias.

COOPERATIVA DE TRABAJO FASINPAT LTDA. CUIT: 30−70939426−2
BANCO CREDICOOP Nº DE CUENTA: 093 – 0318851
CTA.CTENº DE CBU: 191 0093355009303188514.
[email protected]​zanonfasinpat.​com.​ar

Más paga­mos, más debe­mos y menos tene­mos

Uno de los fon­dos más gran­des del mun­do, Blac­krock, acer­có una pro­pues­ta al gobierno argen­tino que no inclu­yó ni reduc­ción del capi­tal ni del pago de intere­ses, fue solo una repro­gra­ma­ción de los pagos de intere­ses equi­va­len­te a una reduc­ción de la deu­da del 8%, con­fió el minis­tro Guz­mán al Finan­cial Times.

Mien­tras el gobierno argen­tino anun­ció un nue­vo endeu­da­mien­to con el BID y se con­fir­ma el pago ‑esta mis­ma sema­na- de otros 320 millo­nes de dóla­res en intere­ses al FMI. Ade­más, toda­vía nego­cia con el Club de Paí­ses Pres­ta­mis­tas de París, para seguir abo­nan­do intere­ses sobre intere­ses de deu­das con­traí­das direc­ta­men­te por empre­sas pri­va­das que, duran­te la dic­ta­du­ra, pasa­ron sus pasi­vos al Esta­do.

La sema­na pasa­da se cono­ció la pro­pues­ta del Gobierno de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires que pre­vé una qui­ta de 55% en los intere­ses, más una reduc­ción del 7 % en el capi­tal con tres años de gra­cia. La Pro­vin­cia debe rees­truc­tu­rar una deu­da de U$S 7.100 millo­nes.

La mis­ma fue recha­za­da por los acree­do­res argu­men­tan­do que no fue pro­duc­to de una nego­cia­ción de bue­na fe y “con­tie­ne ele­men­tos coer­ci­ti­vos den­tro de su estruc­tu­ra que el Comi­té Direc­ti­vo cree que no con­tri­bui­rán a su amplia acep­ta­ción”.

Las femi­nis­tas de Abya Yala, expre­sa­ron en un comu­ni­ca­do enca­be­za­do con las fir­mas de Nora Cor­ti­ñas, Mir­ta Bara­va­lle y Elia Espen, Madres de Pla­za de Mayo, su recha­zo a la rees­truc­tu­ra­ción que pro­po­ne el gobierno argen­tino, ya que con­si­de­ran que la deu­da es ile­gí­ti­ma.

“La rees­truc­tu­ra­ción que aho­ra pro­po­ne el gobierno argen­tino, por 68.000 millo­nes de dóla­res, es sólo una par­te de la deu­da que Argen­ti­na tie­ne con pres­ta­mis­tas extran­je­ros. Es decir, las deu­das que recla­man el FMI, el Ban­co Mun­dial, el BID, se siguen pagan­do, mien­tras atra­ve­sa­mos una cri­sis sani­ta­ria y una cri­sis social pro­fun­dí­si­ma, que está cobran­do todos los días nue­vas vidas, no solo por el COVID 19, sino por enfer­me­da­des reemer­gen­tes, como es el caso del den­gue, por la fal­ta de agua en las villas y en las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias, por la fal­ta de ali­men­tos, por los altos índi­ces de des­nu­tri­ción que afec­tan la vida de miles de niñas/​os, por la des­truc­ción del sis­te­ma de salud públi­co. Enci­ma, mien­tras por un lado se sigue pagan­do, por otro se sigue endeu­dan­do, inclu­so con los mis­mos pres­ta­mis­tas. ¿Quién debe a quién? ¿Cómo pre­ten­den que crea­mos que el pago o el can­je de la deu­da, pue­de traer “mejo­res con­di­cio­nes, o bus­car la igual­dad” para muje­res y disi­den­cias sexua­les?”, afir­man.

Asi­mis­mo pro­po­nen que se inves­ti­gue de for­ma inde­pen­dien­te cómo se con­tra­jo la deu­da y expre­sa­ron que has­ta no tener un pro­fun­do cono­ci­mien­to de la mis­ma, sus­pen­der su pago.

Fuen­tes: Tiem­po Argen­tino, Cla­rín, Anred, Red Eco Alter­na­ti­vo, argentina.indymedia, APU, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, La Izquier­da Dia­rio, Info­gre­mia­les, Ambi­to Finan­cie­ro, Página12

*****************************************

La juven­tud en la pan­de­mia: entre la pre­ca­ri­za­ción y la pri­me­ra línea

Lucho Agui­lar
Foto­mon­ta­je: Mar Ned – Enfo­que Rojo
¿Cómo lle­gó la juven­tud tra­ba­ja­do­ra a la coro­na­cri­sis? ¿Cómo sal­drá? Des­de Bue­nos Aires a Nue­va York, núme­ros e his­to­rias de las pibas y pibes que siguen hacien­do fun­cio­nar la ciu­dad o fue­ron los pri­me­ros des­car­ta­dos. Las nue­vas gene­ra­cio­nes esen­cia­les y la pelea por un futu­ro sin explo­ta­ción.

En una maqui­la del nor­te mexi­cano, una obre­ra ter­mi­na de armar el celu­lar núme­ro 200 de su jor­na­da. Al día siguien­te una cua­dri­lla de camio­ne­ros ter­ce­ri­za­dos des­car­ga­rá los bul­tos del otro lado del muro, en Texas. Mien­tras duró el via­je una ope­ra­do­ra logró ven­der 20 apa­ra­tos des­de su home offi­ce. El alma­cén de Ama­zon de la ciu­dad no duer­me. Un pibe corre, esqui­va estan­te­rías casi aho­ga­do por el bar­bi­jo. Lo tie­ne. El apa­ra­to pasa de mano en mano has­ta lle­gar a la caja-mochi­la. El repar­ti­dor peda­lea en la ciu­dad semi­de­sier­ta. Toca tim­bre y espe­ra. Res­pi­ra pro­fun­do. Le que­da más bate­ría en el celu­lar que en las pier­nas. La seño­ra le rega­la una son­ri­sa que ape­nas pue­de devol­ver. Ya le sonó la noti­fi­ca­ción del nue­vo pedi­do. Es la señal que el “algo­rit­mo” envía a sus “cola­bo­ra­do­res”. Mira el reloj. Se aco­mo­da el cas­co y el bar­bi­jo. Arran­ca de nue­vo.

La mis­ma ima­gen podría repe­tir­se en Madrid, el Dis­tri­to Fede­ral o Bue­nos Aires. Elec­tró­ni­cos, piz­zas, reme­dios. Pero algo las atra­vie­sa, inva­ria­ble. La pan­de­mia con­fir­mó, por si hicie­ra fal­ta, que sin la cla­se tra­ba­ja­do­ra nada podría fun­cio­nar. Y que gran par­te de esas y esos esen­cia­les son jóve­nes. La cri­sis los encon­tró pre­ca­ri­za­dos has­ta la médu­la. Así los arro­jó a la pri­me­ra línea.

La pan­de­mia que ya esta­ba

Es cier­to. Hace 150 años Marx ya habla­ba de las “vidas pre­ca­rias” de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Pero el neo­li­be­ra­lis­mo reto­mó la gue­rra de cla­ses para arre­ba­tar­le con­di­cio­nes que había logra­do en las déca­das ante­rio­res. La pre­ca­ri­za­ción fue una vuel­ta de tuer­ca a la explo­ta­ción. Con­tra­tos basu­ra y tem­po­ra­les, ter­ce­ri­za­ción, aumen­to del tra­ba­jo no regis­tra­do (“en negro”), ata­que al sala­rio real y los dere­chos “socia­les” (salud, edu­ca­ción, vivien­da).

Ese pro­ce­so ter­mi­nó con­fi­gu­ran­do una nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra. Exten­di­da a todo el pla­ne­ta, con más peso en los nue­vos ser­vi­cios que hacen fun­cio­nar las gran­des ciu­da­des, más frag­men­ta­da y pre­ca­ri­za­da, más femi­ni­za­da.

Esa defi­ni­ción es uno de los pun­tos de par­ti­da del libro de Nico­lás del Caño, Rebel­de o pre­ca­ri­za­da. Allí tra­za una radio­gra­fía de la juven­tud. Se pue­de ver a tra­vés de his­to­rias: la de Nadia, que tuvo 35 tra­ba­jos en los últi­mos 12 años; Romi­na que tra­ba­ja en un call de maña­na y en Rap­pi de tar­de; Moi­sés que dibu­ja esce­nas flashe­ras a pesar de las manos aga­rro­ta­das por la maza. Se pue­de enten­der tam­bién a tra­vés de los fríos núme­ros. Dos de cada tres jóve­nes tra­ba­jan en negro, cobran la mitad de los adul­tos, tie­nen 50 % más de chan­ces de tener acci­den­tes, el tra­ba­jo pro­me­dio no les dura más de 12 meses. Las pibas siem­pre peor, como con­fir­ma un recien­te estu­dio publi­ca­do en La Izquier­da Dia­rio.

Te pue­de inte­re­sarNico­lás del Caño: “La juven­tud es la más pre­ca­ri­za­da, pero es par­te de la nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra que pue­de dar vuel­ta todo”.

La radio­gra­fía atra­vie­sa fron­te­ras. Cita un infor­me de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) de 2017 que reco­no­ce que 70 millo­nes de jóve­nes están des­ocu­pa­dos y 3 de cada 4 tie­nen tra­ba­jos “infor­ma­les”. 150 millo­nes de meno­res de 25 años, aún con tra­ba­jo, viven en la pobre­za y son ade­más el 70 % de los migran­tes inter­na­cio­na­les. Tam­bién con his­to­rias reco­rre alma­ce­nes de Ama­zon, loca­les de McDo­nalds, maqui­las cen­tro­ame­ri­ca­nas, fábri­cas de sudor chi­nas y call cen­ters por­tu­gue­ses. La con­clu­sión: la pre­ca­ri­za­ción tam­bién era un virus mun­dial.

Los cen­ten­nials y millen­nials eran en reali­dad “mise­rials”. No solo los ago­ta­ban y rom­pían por dos pesos, dóla­res o euros: tenían que endeu­dar­se para estu­diar, no podían irse de la casa de sus padres o se haci­na­ban en los barrios más pobres. El pro­me­dio de edad de los habi­tan­tes de las villas por­te­ñas don­de hoy corre el coro­na­vi­rus es de 24 años.

Pre­ca­ri­za­ción en el tra­ba­jo y en la vida. Una defi­ni­ción que de nin­gu­na mane­ra con­ver­tía al pre­ca­ria­do, como lo lla­mó el eco­no­mis­ta Guy Stan­ding, en una cla­se dife­ren­cia­da de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Lo deba­te Del Caño en su libro [1].

Ellos quie­ren “dis­pa­rar la cur­va”

Aquel infor­me de la OIT se lamen­ta­ba que todo pare­cía empeo­rar. El nue­vo, pre­sen­ta­do hace algu­nas sema­nas, dice que “el esce­na­rio del empleo juve­nil es preo­cu­pan­te y se com­pli­ca­rá aún más cuan­do se sien­ta el impac­to del coro­na­vi­rus” [2].

No hacía fal­ta mucho aná­li­sis para acer­tar. Según sus cálcu­los, los lla­ma­dos tra­ba­ja­do­res “infor­ma­les” serán un 50 % más pobre de lo que ya lo eran. La con­clu­sión es teme­ra­ria. “Enfren­tan un dile­ma que prác­ti­ca­men­te no pue­de ser resuel­to: morir de ham­bre o por el virus”.

Un reco­rri­do nos per­mi­te con­fir­mar el pro­ble­ma des­de cer­ca. Según la revis­ta nor­te­ame­ri­ca­na Vox, “los Millen­nials están sien­do jodi­dos de nue­vo por la eco­no­mía. Aún se recu­pe­ran de la Gran Rece­sión (2008) y aho­ra enfren­tan una rece­sión que se com­pa­ra con la Gran Depre­sión (1929)” [3].

Mues­tran un infor­me de la con­sul­to­ra Pew que con­fir­ma que en los últi­mos meses el 35 % de quie­nes tie­nen entre 18 y 29 años han sufri­do des­pi­dos y el 45 % recor­tes sala­ria­les. El estu­dio agre­ga que “quie­nes gana­ban menos, inclui­dos los millen­nials negros y lati­nos, tie­nen más pro­ba­bi­li­da­des de ser des­pe­di­dos”. Pero ade­más se ven des­pro­por­cio­na­da­men­te afec­ta­dos por Covid-19. Entre otras cosas por­que ocu­pan, sobre todo las muje­res, mucho de los lla­ma­dos “ser­vi­cios esen­cia­les”.

Vamos a Euro­pa. Entre reba­jas sala­ria­les y des­pi­dos, unos 60 millo­nes de pues­tos de tra­ba­jo están en ries­go según la con­sul­to­ra McKin­sey. Eso inclu­ye 7 millo­nes de meno­res de 25 años. En el Esta­do Espa­ñol, la tasa de des­ocu­pa­ción juve­nil lle­gó en abril al 33 %, dos pun­tos y medio más que en enero. Uno de cada tres des­pi­dos en ese país fue sufri­do por jóve­nes. Los ana­lis­tas reco­no­cen que “el impac­to será pro­fun­do por­que los jóve­nes aún no han ter­mi­na­do de pagar la fac­tu­ra de la cri­sis ante­rior” [4]. Sobre llo­vi­do, moja­do.

Los núme­ros se pue­den tra­du­cir en miles de his­to­rias per­so­na­les. Como la que cuen­ta Saeed, inmi­gran­te paquis­ta­ní en Ita­lia, en la últi­ma edi­ción de la revis­ta Jaco­bin [5] que retra­ta a los “jine­tes de la pan­de­mia”. Antes del virus gana­ba 2.000 euros por mes peda­lean­do 50 horas por sema­na. Aho­ra está conec­ta­do a la apli­ca­ción las mis­mas horas pero en mar­zo solo ganó 380 euros. Con eso no pue­de pagar el alqui­ler y man­dar­le pla­ta a su fami­lia. Ante la cri­sis y el peli­gro de un esta­lli­do social el gobierno ita­liano sacó un sub­si­dio lla­ma­do “Cura Ita­lia”. Sin embar­go, los riders y otros tra­ba­jos juve­ni­les no pudie­ron acce­der a él. Para los pre­ca­rios ni limos­na. O la de Inas Sha­ra­fli, estu­dian­te de enfer­me­ría en París que cuen­ta cómo sus com­pa­ñe­ras tra­ba­ja­ban con ancia­nos en los hos­pi­ta­les por dos euros la hora.

Lo mis­mo pasa en nues­tro país. Una McEs­ta­fa fue el deto­na­dor. La empre­sa deci­dió des­con­tar par­te de los sala­rios de mar­zo has­ta redu­cir­los al valor de un com­bo.

Una gue­rra pri­me­ro silen­cio­sa se des­ató en miles de luga­res de tra­ba­jo. Los patro­nes pega­ron pri­me­ro, el gobierno y las cúpu­las sin­di­ca­les deja­ron correr. En los call cen­ters con vio­la­ción de la cua­ren­te­na, des­pi­dos y tele­tra­ba­jo más pre­ca­ri­za­do. En los super­mer­ca­dos expo­nien­do a caje­ras y repo­si­to­res. Miles de jóve­nes mozas, bache­ros y coci­ne­ros que­da­ban en la calle por whatsapp. En la fábri­ca la juven­tud con­tra­ta­da y ter­ce­ri­za­da era el pri­me­ra en que­dar en la calle. En otros era obli­ga­da a tra­ba­jar el doble sin las míni­mas con­di­cio­nes de higie­ne: Rap­pi, Glo­vo, Far­ma­city.

Te pue­de inte­re­sar: La Izquier­da Dia­rio: úni­co mul­ti­me­dio que ban­ca la lucha de la juven­tud pre­ca­ri­za­da

La red inter­na­cio­nal de La Izquier­da Dia­rio refle­jó duran­te estos últi­mos dos meses cien­tos de nue­vos agra­vios. Para los empre­sa­rios, “toda cri­sis escon­de una opor­tu­ni­dad”. En este caso, fue la de “dis­pa­rar la cur­va” de pre­ca­ri­za­ción obre­ra, de la juven­tud en espe­cial. El ata­que al sala­rio y la refor­ma labo­ral de hecho inten­tan ganar terreno. Se abre un nue­vo capí­tu­lo de la his­to­ria polí­ti­ca de la pre­ca­ri­za­ción.

Una juven­tud esen­cial

La esce­na que ini­cia esta nota es una pos­tal típi­ca del capi­ta­lis­mo de nues­tra épo­ca. La pan­de­mia solo le echa un poco de luz.

Así lo cuen­ta el geó­gra­fo mar­xis­ta David Har­vey en su libro Ciu­da­des rebel­des: “La cade­na de abas­te­ci­mien­to den­tro y fue­ra de las ciu­da­des supo­ne un movi­mien­to con­ti­nuo, sin inte­rrup­ción”. Just in time le dicen. Por­que cuan­to menos tiem­po corre entre pro­duc­ción y cir­cu­la­ción de la mer­can­cía, lo que Marx lla­ma “tiem­po de rota­ción del capi­tal”, más ganan los empre­sa­rios.

El trans­por­te, la logís­ti­ca, las comu­ni­ca­cio­nes, el repar­to a domi­ci­lio, todo cobra un rol fun­da­men­tal. Ricar­do Antu­nes vuel­ve sobre el pun­to al ana­li­zar el nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios [6]: “Al actuar en la esfe­ra de ser­vi­cios, de las tec­no­lo­gías de la infor­ma­ción y la comu­ni­ca­ción, en la esfe­ra de la cir­cu­la­ción del capi­tal, el nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios que actúa en el call cen­ter y tele­mar­ke­ting, en los hiper­mer­ca­dos, en el comer­cio, en los ban­cos, en los tra­ba­jos inter­mi­ten­tes, en las empre­sas de ter­ce­ri­za­ción, etcé­te­ra, se inte­gran de algu­na mane­ra en la cade­na de valor, tan­to por la agi­li­za­ción del tiem­po de cir­cu­la­ción del capi­tal y con­se­cuen­te reduc­ción del tiem­po glo­bal de la pro­duc­ción, como tam­bién por la con­ver­sión de la infor­ma­ción en mer­can­cía cada vez más pro­duc­ti­va”.

Habla­mos de tien­das como Ama­zon o Wal­mart, de las gran­des logís­ti­cas, de pla­ta­for­mas de tra­ba­jo como Glo­vo, Rap­pi, Uber. Ser­vi­cios que, como coin­ci­den Har­vey y Antu­nes, son rea­li­za­dos por tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les, mal pagos: “los nue­vos escla­vos inter­mi­ten­tes glo­ba­les”.

Kim Moody, en su libro En un nue­vo terreno, nos da más pis­tas al ana­li­zar los cam­bios pro­duc­ti­vos en Esta­dos Uni­dos: “se ha recon­fi­gu­ra­do en enor­mes gru­pos logís­ti­cos de cen­tros de trans­por­te, gran­des alma­ce­nes y cen­tros de dis­tri­bu­ción, «aero­tro­po­li­ses», puer­tos marí­ti­mos, patios inter­mo­da­les y tec­no­lo­gía sofis­ti­ca­da”. Esos cen­tros noda­les se sitúan en torno a las gran­des ciu­da­des y sus subur­bios empo­bre­ci­dos. “Los tra­ba­ja­do­res que man­tie­nen la infra­es­truc­tu­ra inter­na, lle­nan los alma­ce­nes y mue­ven las cosas den­tro del clús­ter son mal paga­dos y tra­ta­dos como pres­cin­di­bles”.

Según deta­lla Moody, la mayo­ría son afro­ame­ri­ca­nos y lati­nos, y una impor­tan­te can­ti­dad de muje­res. El pro­me­dio de edad de los alma­ce­nes de Ama­zon en el mun­do es de entre 25 y 35 años. El dato no es más que la pun­ta de una esta­dís­ti­ca más gene­ral: 5 de cada 10 jóve­nes tra­ba­jan en los ser­vi­cios y el comer­cio. Pero tam­bién tra­ba­jan ter­ce­ri­za­dos en los gran­des ser­vi­cios públi­cos (elec­tri­ci­dad, tele­fo­nía, ener­gía) y las gran­des indus­trias.

Esa situa­ción, que exis­tía antes de la pan­de­mia, que­da remar­ca­da en tiem­pos de coro­na­cri­sis. Un infor­me de la BBC [7] publi­ca­do hace pocos días y basa­do en infor­mes de agen­cias de empleos (Man­Po­wer, Adec­co o Glass­door) reco­no­ce que, aun­que se per­de­rán millo­nes de pues­tos de tra­ba­jo, las empre­sas están bus­can­do emplea­dos, sobre todo jóve­nes, para deter­mi­na­dos ofi­cios. Repo­si­to­res de super­mer­ca­dos, caje­ras, ope­ra­rios de depó­si­tos y logís­ti­ca, comer­cio elec­tró­ni­co, fábri­cas de ali­men­tos y pro­duc­tos de higie­ne, labo­ra­to­rios, lim­pie­za, hos­pi­ta­les y deli­very. Al mis­mo rit­mo se están hacien­do cada vez más millo­na­rios Jeff Bezos, Warren Buf­fet y otros pode­ro­sos.

La con­clu­sión es inevi­ta­ble: la juven­tud es la más pre­ca­ri­za­da, pero tam­bién par­te fun­da­men­tal de las y los esen­cia­les. Por eso está en la “pri­me­ra línea” duran­te esta pan­de­mia.

Rebel­de o pre­ca­ri­za­da

En el alma­cén de Ama­zon de Chica­go un pibe levan­ta un car­tel: “nues­tras vidas y nues­tros bol­si­llos tam­bién son esen­cia­les”. Las mis­mas pala­bras que una enfer­me­ra en el Hos­pi­tal de Nue­va York. En Bolog­na un rider lle­va en la mochi­la un afi­che: “gen­te antes que ganan­cias”. En Bue­nos Aires una chi­ca enmas­ca­ra­da levan­ta una pan­car­ta: “la pre­ca­ri­za­ción no se tomó cua­ren­te­na”. En Zara­go­za los repar­ti­do­res de Tele­piz­za van a la huel­ga con una con­sig­na: “que­re­mos ser­vir comi­da sana a los más vul­ne­ra­bles, y no que algu­nos hagan nego­cio”. En Mar­se­lla 10 jóve­nes afe­rran una ban­de­ra des­pués de tomar el local de McDo­nalds para con­ver­tir­lo en un cen­tro de dis­tri­bu­ción de ali­me­men­tos para el barrio: “que­re­mos igual­dad para todo y en todas par­tes”.

La mis­ma bron­ca, las mis­mas fra­ses, se levan­ta­ron este jue­ves 14 de mayo en varias ciu­da­des de Argen­ti­na. La cua­ren­te­na poli­cial no pudo evi­tar una serie de mani­fes­ta­cio­nes en dis­tin­tas ciu­da­des argen­ti­nas. Bue­nos Aires, Rosa­rio, La Pla­ta, Cór­do­ba, Neu­quén, Men­do­za, San Sal­va­dor de Jujuy, Mar del Pla­ta. Las voce­ras, en su mayo­ría muje­res, die­ron la bue­na nue­va: “esta­mos orga­ni­zan­do una red de pre­ca­rixs e infor­ma­les”. Algu­nas, algu­nos, lle­va­ban más­ca­ras para no “que­mar­se”. De las asam­bleas vir­tua­les pasa­ron a la acción calle­je­ra.

No creen en las opcio­nes que les dan los ana­lis­tas de la OIT y los gran­des medios. ¿Morir por ham­bre o por el virus? ¿Quién dijo que tene­mos que ele­gir entre esa miseria?¿Y si nos orga­ni­za­mos?

Antes de la pan­de­mia, la juven­tud ya se esta­ba can­san­do. Se sen­tía en sus múscu­los y sus ner­vios como la gran per­de­do­ra del capi­ta­lis­mo en cri­sis. Que en los tra­ba­jos era des­car­ta­ble. Que iba a vivir peor que sus padres. Que los polí­ti­cos tra­di­cio­na­les le mien­ten y la nin­gu­nean. Millo­nes de pibes y pibas hace rato que sien­ten que no le deben nada a este sis­te­ma.

Quie­nes impul­sa­mos la red inter­na­cio­nal de La Izquier­da Dia­rio nos juga­mos con todo por cada lucha de las y los pre­ca­rios, para que pue­dan poner en pie una orga­ni­za­ción masi­va que pelee por sus deman­das y se las impon­ga a los sin­di­ca­tos que le dan la espal­da. Como vimos, es par­te de la nue­va cla­se tra­ba­ja­do­ra que mue­ve el mun­do. Si su bron­ca y rebel­día con­ta­gia al res­to de los bata­llo­nes que tie­nen en sus manos las palan­cas de la eco­no­mía, nada será igual.

Des­de prin­ci­pios de este siglo, tra­tan­do de rom­per con el indi­vi­dua­lis­mo y pasi­vi­dad que impu­so el neo­li­be­ra­lis­mo, sec­to­res juve­ni­les han pro­ta­go­ni­za­do fenó­me­nos polí­ti­cos, movi­mien­tos como el de muje­res y en defen­sa del medio ambien­te, así como pro­ce­sos de lucha de cla­ses que veía­mos antes de la pan­de­mia. Es el caso de Chi­le. La pro­fun­di­dad de la actual cri­sis capi­ta­lis­ta trae­rá nue­vos enfren­ta­mien­tos socia­les y con ellos la nece­si­dad de trans­for­mar estas rebe­lio­nes en luchas para ter­mi­nar con la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta y abrir la pers­pec­ti­va de una nue­vo orden socia­lis­ta.

En este pre­sen­te, en ese futu­ro, la juven­tud tie­ne un rol que jugar. Como decía León Trotsky deba­tien­do cómo enfren­tar la ago­nía del capi­ta­lis­mo y cómo recons­truir una orga­ni­za­ción que pudie­ra con­du­cir las bata­llas deci­si­vas, “el movi­mien­to se renue­va con la juven­tud, libre de toda res­pon­sa­bi­li­dad del pasa­do. Solo el entu­sias­mo fres­co y el espí­ri­tu beli­ge­ran­te de la juven­tud pue­den ase­gu­rar los pri­me­ros triun­fos de la lucha y solo éstos devol­ve­rán al camino revo­lu­cio­na­rio a los mejo­res ele­men­tos de la vie­ja gene­ra­ción. Siem­pre fue así y siem­pre será así” [8].VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

NOTAS AL PIE

[1] Ver capí­tu­lo 18 de Rebel­de o pre­ca­ri­za­da, “Pre­ca­ria­do: ¿una cla­se nue­va y dis­tin­ta?”.
[2] “Ten­den­cias mun­dia­les del empleo juve­nil 2020”, OIT.
[3] Millen­nials are get­ting scre­wed by the eco­nomy. Again, Vox 214.
[4] “La cri­sis gol­pea el futu­ro de los jóve­nes: más paro y peo­res suel­dos”, El País, 85.
[5] “Deli­ve­ring Food in a Pan­de­mic”, Cata­ri­na Mori­ba­to, Jabo­bin 95.
[6] El nue­vo pro­le­ta­ria­do de ser­vi­cios, valor e inter­mi­ten­cia: La vigen­cia (y la ven­gan­za) de Marx, Ricar­do Antu­nes en Revis­ta Herra­mien­ta.
[7] “Coro­na­vi­rus: los empleos tem­po­ra­les que sur­gie­ron por la pan­de­mia y que le dan un res­pi­ro a quie­nes pier­den sus tra­ba­jos”, BBC Mun­do 14.
[8] “Paso a la juven­tud, paso a las muje­res tra­ba­ja­do­ras”, Pro­gra­ma de Tran­si­ción, 1938.

**************************************************************

BUEN MOMENTO PARA FLEXIBILIZAR

La estra­te­gia de las gran­des empre­sas side­rúr­gi­cas duran­te la pan­de­mia

POR JULIA STRADA

Lejos de pro­po­ner un mun­do dis­tin­to, los pri­me­ros efec­tos que la pan­de­mia de Covid-19 está sig­ni­fi­can­do para el entra­ma­do pro­duc­ti­vo argen­tino se expre­san en la agu­di­za­ción de las ten­sio­nes entre tra­ba­ja­do­res y gran­des empre­sa­rios, ya pre­exis­ten­tes. Si no arran­ca la acti­vi­dad en los nive­les que desea­rían, al menos cabe sacar­le pro­ve­cho con­vir­tien­do en “nue­va nor­ma­li­dad” a las medi­das dis­pues­tas en el ais­la­mien­to que deja­ron a una por­ción de los tra­ba­ja­do­res englo­ba­dos en “gru­pos de ries­go” en sus casas y que abrie­ron paso a un fuer­te rol esta­tal en la inyec­ción de recur­sos, el cual alcan­zó su máxi­ma expre­sión con el pago de la mitad de sala­rios del sec­tor pri­va­do (has­ta 2 sala­rios míni­mos, $33.750) a tra­vés del ATP.

La coyun­tu­ra dada por las inevi­ta­bles medi­das de ais­la­mien­to para pre­ser­var la salud de la pobla­ción se tra­du­cen en una para­li­za­ción pro­duc­ti­va cua­si de fic­ción: hay ramas ente­ras que en este con­tex­to se vol­vie­ron no-esen­cia­les, como la fabri­ca­ción de autos, que ano­tó un “cero” en el mes de abril, y otras que eva­lúan minu­to a minu­to cuán impor­tan­tes son para el fun­cio­na­mien­to social. El pri­mer decre­to del Poder Eje­cu­ti­vo plan­tea­ba un lis­ta­do de acti­vi­da­des esen­cia­les que se con­vir­tió en dudas –e idas y vuel­tas de audios de Whas­tApp entre tra­ba­ja­dorxs y dele­gadxs— por todo el cor­dón indus­trial des­de el nor­te de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires has­ta el sur de San­ta Fe. “¿Los tubos sin cos­tu­ra son esen­cia­les?”, se pre­gun­ta­ron des­de la UOM Cam­pa­na. “¿Las golo­si­nas son ali­men­tos, pero son esen­cia­les?”, con­sul­ta­ron en una pri­me­ra ins­tan­cia des­de el Sin­di­ca­to de la Ali­men­ta­ción. Como la hoja­la­ta es insu­mo del sec­tor ali­men­ti­cio para los enla­ta­dos la ex SOMISA de San Nico­lás –Side­rar— siguió fun­cio­nan­do aun­que a media máqui­na, y mien­tras tan­to, 70 kiló­me­tros río arri­ba por el Para­ná en Acin­dar razo­na­ban: “Si están habi­li­ta­dos los corra­lo­nes de cons­truc­ción, ¿noso­tros que fabri­ca­mos ace­ros lar­gos para la cons­truc­ción, debe­ría­mos fun­cio­nar?” En un pri­mer momen­to el res­guar­do de la salud de los/​as trabajadores/​as fue el obje­ti­vo de todos los sin­di­ca­tos, prác­ti­ca­men­te sin fisu­ras: “Si no es esen­cial, no se tra­ba­ja”. Pero las pre­de­ci­bles pre­sio­nes empre­sa­ria­les no se hicie­ron espe­rar, bus­can­do “divi­dir por aba­jo” para que ir a tra­ba­jar se con­vier­ta en una deman­da de los pro­pios trabajadores/​as, en un con­tex­to don­de se ponían cre­cien­tes y deli­be­ra­das dudas sobre la posi­bi­li­dad de cobrar abril (cuan­do, en muchos casos, mar­zo se había cobra­do sólo en pri­me­ra quin­ce­na).

Para que esas pre­sio­nes no con­ti­nua­ran, el gobierno tomó varias deci­sio­nes, todas orien­ta­das en el mis­mo sen­ti­do: pro­lon­gar el ais­la­mien­to social jun­to con el esta­ble­ci­mien­to de medi­das que evi­ten daños irre­ver­si­bles en el mer­ca­do de tra­ba­jo, como la des­truc­ción de empleo. En ese obje­ti­vo, la prohi­bi­ción de des­pi­dos y el sala­rio com­ple­men­ta­rio (ATP) son las dos medi­das cla­ve para el mun­do regis­tra­do. Para quie­nes no tie­nen esa suer­te, está el ingre­so fami­liar de emer­gen­cia. A estas se agre­gó el acuer­do UIA-CGT-Gobierno que –no sin duras crí­ti­cas en el mun­do sin­di­cal— bus­có evi­tar, des­de la ópti­ca del gobierno, que los acuer­dos sala­ria­les para sus­pen­di­dos per­fo­ra­ran el piso del 75% del sala­rio bru­to.

Este mix de medi­das son segu­ra­men­te el úni­co ampa­ro y mar­co regu­la­to­rio exis­ten­te para el mun­do pyme, más aún cuan­do su pre­sen­cia se da en ramas eco­nó­mi­cas alta­men­te afec­ta­das, como tex­til, gas­tro­nó­mi­cos, pas­te­le­ros (don­de están los emplea­dos de McDonald’s), petro­le­ros o el sin­fín de pymes meta­lúr­gi­cas, auto­par­tis­tas y que se dedi­can a la fabri­ca­ción de elec­tro­do­més­ti­cos en el país.

Pero, ¿cómo ope­ran estas deci­sio­nes en fábri­cas de gran tama­ño y gru­pos eco­nó­mi­cos de peso? No pare­cie­ra corres­pon­der el mis­mo razo­na­mien­to cuan­do uno ana­li­za este uni­ver­so, y par­ti­cu­lar­men­te si mira­mos las side­rúr­gi­cas del gru­po Techint y de Acin­dar Arce­lor­Mit­tal, que tie­nen otra espal­da eco­nó­mi­ca y otra his­to­ria en mate­ria de rela­cio­nes labo­ra­les des­de la dic­ta­du­ra para acá y que, sobre­to­do, tie­nen enfren­te a sin­di­ca­tos con una for­ta­le­za mayor para evi­tar los acuer­dos a la baja en mate­ria sala­rial. Los sub­si­dios entre­ga­dos por el Esta­do vía pago de sala­rio com­ple­men­ta­rio (ATP) por la mitad del neto de febre­ro (83% del bru­to) y con míni­mo de $16.875 y tope de $33.750, fue­ron exten­di­dos a empre­sas de más de 800 tra­ba­ja­dorxs, lo que sig­ni­fi­có que entre el miér­co­les y el jue­ves de esta sema­na fue­ran apro­ba­dos para Tena­ris Sider­ca y Ter­nium Side­rar, ambos hol­dings inte­gran­tes de Techint y para Acin­dar, del gru­po Arce­lor­Mit­tal. Coin­ci­dien­do tem­po­ral­men­te, se anun­ció el acuer­do mar­co UIA-CGT para bajar a 75% el sala­rio bru­to de los sus­pen­di­dos. Ambas herra­mien­tas, com­bi­na­das, redu­cen fuer­te­men­te el cos­to sala­rial de estas gran­des empre­sas: por ejem­plo, si Techint paga un sala­rio bru­to de $80.000, que equi­va­le a un neto de $63.200, el Esta­do vía ANSES finan­cia­ría $33.200 y la empre­sa debe­ría hacer­se car­go del 50% res­tan­te. Pero ese res­tan­te es más chi­co que 50%: no son $33.200, sino que por los acuer­dos para sus­pen­sio­nes que­da­ría en $19.920, sólo un 30% más has­ta lle­gar al 80% del neto (en este caso es 80% del neto por­que lo fir­ma­do en Tena­ris Sider­ca es 5% más alto que el 75% fir­ma­do CGT-UIA).

Fue por todos cono­ci­do el caso de Techint y sus 1.450 des­pi­dos, que des­ató el deba­te públi­co que el Pre­si­den­te pro­cu­ró ins­ta­lar sobre la soli­da­ri­dad que debía tener el poder eco­nó­mi­co en esta cri­sis, el cual duró pocas horas por­que una por­ción de la socie­dad esti­mu­la­da por sec­to­res de la opo­si­ción eli­gió hablar del esfuer­zo que le corres­pon­día a la polí­ti­ca con un apor­te sala­rial. Pero el capí­tu­lo siguien­te al de Pao­lo Roc­ca fue la recien­te ame­na­za de la otra gran side­rúr­gi­ca emble­má­ti­ca de país, Acin­dar [1] Arce­lor­Mit­tal de Villa Cons­ti­tu­ción, San­ta Fe, de tras­la­dar su pro­duc­ción a Bra­sil.

El vier­nes 8 de mayo el CEO de la empre­sa, Mar­ce­lo Marino, lla­mó tele­fó­ni­ca­men­te al inten­den­te de Villa Cons­ti­tu­ción. El inten­den­te muni­ci­pal, Hugo Ber­ti, con­tó que el lla­ma­do fue “para decir­me que en los pró­xi­mos días me iba a noti­fi­car que muda­rían el 50% de la pro­duc­ción a Bra­sil”. El cli­ma se enra­re­ció cuan­do medios loca­les de la ciu­dad comen­ta­ron que se tra­ta­ba de dispu­tas inter­nas en el sin­di­ca­to de la UOM sec­cio­nal Villa Cons­ti­tu­ción, res­pon­sa­bi­li­zan­do por la deci­sión patro­nal a quie­nes lle­va­ban la nego­cia­ción con la empre­sa para garan­ti­zar pro­to­co­los de higie­ne ante Covid-19. En para­le­lo, los super­vi­so­res de la empre­sa vie­nen rea­li­zan­do una tarea fina con los tra­ba­ja­do­res de cada sec­tor: se repi­ten lla­ma­dos por telé­fono “des­de la con­fian­za” para trans­mi­tir que sólo la empre­sa los va a defen­der, no el sin­di­ca­to ni sus dele­ga­dos.

Horas más tar­de el CEO de Acin­dar refor­mu­ló el plan­teo, sugi­rien­do malin­ter­pre­ta­ción en el epi­so­dio. El miér­co­les 13 se man­tu­vo una reu­nión don­de la empre­sa pidió «que la pan­de­mia sea el momen­to para mejo­rar la pro­duc­ti­vi­dad» (sic). Un inte­gran­te de la Comi­sión Inter­na resu­mió el lis­ta­do de rei­vin­di­ca­cio­nes patro­na­les que vie­nen detrás de esa con­sig­na: la empre­sa quie­re que los gru­pos de ries­go que que­da­ron en sus casas por Covid-19 no vuel­van más para achi­car la plan­ti­lla y que con la recu­pe­ra­ción pos­te­rior de la pro­duc­ción aumen­te la rela­ción de volu­men pro­du­ci­do por tra­ba­ja­dor. Quie­re ade­más que se eli­mi­nen las reten­cio­nes a las expor­ta­cio­nes indus­tria­les (que por la caí­da del mer­ca­do interno hoy son el 30% de las ven­tas) y que esto se acom­pa­ñe de sub­si­dios al con­su­mo de luz y gas.

Des­de fines de 2018 el CEO de Acin­dar Argen­ti­na es Mar­ce­lo Marino. De ori­gen bra­si­le­ño, des­em­bar­có direc­to des­de Belo Hori­zon­te, don­de fun­cio­na la toma de deci­sio­nes regio­nal del gru­po Arce­lor­Mit­tal, y des­de don­de, bási­ca­men­te, mane­jan las plan­tas de la Argen­ti­na lue­go de su trans­na­cio­na­li­za­ción en el año 2000 (pri­me­ro en un pase de manos a Bel­go Minei­ra, y lue­go a Arce­lor­Mit­tal en 2007). La decep­ción con la eco­no­mía macris­ta lle­vó a los head­quar­ters bra­si­le­ños a des­ca­be­zar al CEO argen­tino —y a las prin­ci­pa­les geren­cias, como Recur­sos Huma­nos — , y des­de enton­ces se imple­men­ta una lógi­ca abier­ta­men­te anti-sin­di­cal, que se agu­di­za en pan­de­mia. La rup­tu­ra de la nego­cia­ción y la denun­cia en medios loca­les, bus­can­do lle­gar a las fami­lias de lxs tra­ba­ja­dorxs, es la for­ma recu­rren­te que des­de hace dos años usa la empre­sa para emba­rrar la can­cha.

En para­le­lo, los tra­ba­ja­do­res de Tena­ris Sider­ca (Techint) cuen­tan que la empre­sa de Roc­ca pro­po­ne en esta pan­de­mia «ter­mi­nar con la ter­ce­ri­za­ción», jugan­do a la defen­sa de los dere­chos labo­ra­les. ¿Qué sig­ni­fi­ca? Lo mis­mo que en Acin­dar, pero de otra for­ma: aumen­tar la pro­duc­ti­vi­dad con menos empleo. Se bus­ca­ría achi­car plan­te­les de ter­ce­ri­za­dos vía even­tua­les des­pi­dos cuan­do ter­mi­ne la vigen­cia de los acuer­dos a fin de julio (vigen­cia exten­di­da por el acuer­do de UOM), a lo que cabe agre­gar que la res­pon­sa­bi­li­dad no recae­ría direc­ta­men­te sobre Techint, sino sobre las con­tra­tis­tas a las cua­les se les res­cin­di­rían con­tra­tos. La idea de Tena­ris es que los tra­ba­ja­do­res pro­pios o direc­tos absor­ban las tareas que hacían los con­tra­tis­tas. En inglés se lla­ma insour­cing. La dife­ren­cia es que no sería par­te de una polí­ti­ca de pase a plan­ta de ter­ce­ri­za­dos (como piden dele­ga­dos des­de hace años) sino de eli­mi­na­ción de pues­tos y adi­ción de tareas a los direc­tos: más fle­xi­bi­li­dad inter­na. Actual­men­te sola­men­te en la plan­ta de Cam­pa­na que pro­du­ce tubos sin cos­tu­ra los direc­tos son 2.700, los con­tra­tis­tas unos 1.000 más.

La lógi­ca de la ter­ce­ri­za­ción labo­ral supo­ne, como carac­te­rís­ti­ca bási­ca, la des­res­pon­sa­bi­li­za­ción sobre los tra­ba­ja­do­res con­tra­tis­tas. Si bien exis­te res­pon­sa­bi­li­dad soli­da­ria, esta es ex post y difí­cil­men­te lle­ga. Inclu­so así, inten­ta­ron eli­mi­nar­la de la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo en la pro­pues­ta de refor­ma labo­ral de Cam­bie­mos de 2017, modi­fi­can­do el artícu­lo 30. La ter­ce­ri­za­ción labo­ral fue des­ple­ga­da des­de media­dos de los ’80 como par­te de una estra­te­gia del empre­sa­ria­do con­cen­tra­do –enca­be­za­do ya en aquel enton­ces por Funes de Rio­ja— y fue espe­cial­men­te desa­rro­lla­da en estos gru­pos side­rúr­gi­cos, Acin­dar y Techint. Casi la mitad de los tra­ba­ja­do­res (un 44,3%) de las tres prin­ci­pa­les plan­tas fabri­les side­rúr­gi­cas que expli­can el 77% del ace­ro cru­do del país esta­ban en 2014 bajo un víncu­lo de ter­ce­ri­za­ción. Es decir, no esta­ban emplea­dos direc­ta­men­te por las empre­sas sino por con­tra­tis­tas, en peo­res con­di­cio­nes de tra­ba­jo y meno­res sala­rios. En 1990 ese nivel de inci­den­cia de la ter­ce­ri­za­ción se había ubi­ca­do en un ini­cial 7,4%, lle­gan­do al 22% en el año 2001 lue­go de una déca­da de recon­ver­sio­nes y ter­ce­ri­za­ción, y alcan­zan­do un pico en los años siguien­tes de pos­con­ver­ti­bi­li­dad has­ta tocar el 50% [2].

La ter­ce­ri­za­ción fun­cio­na cícli­ca­men­te, de la mano de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca. En estas fábri­cas, la ter­ce­ri­za­ción cre­ció en una eta­pa de expan­sión eco­nó­mi­ca y pro­duc­ti­va post 2001 y a la inver­sa, la ter­ce­ri­za­ción labo­ral mer­ma, es decir, se pro­du­cen des­pi­dos de tra­ba­ja­do­res con­tra­tis­tas, en eta­pas de rece­sión eco­nó­mi­ca como se obser­vó a fin de la déca­da de los ’90 y des­de 2016 a esta par­te. La pan­de­mia es otro momen­to para des­ha­cer­se de los que menos valen, los tra­ba­ja­do­res “de segun­da”: los ter­ce­ri­za­dos.

ATP para Techint

“Pero si el Esta­do te paga el 50%, te baja las con­tri­bu­cio­nes socia­les al 95% y a la vez sos una mul­ti­na­cio­nal que no está radi­ca­da acá y que está expor­tan­do, ¿no vas a poner nada?”, resu­me un dele­ga­do de Comi­sión Inter­na con expe­rien­cia. Podría­mos agre­gar que en el caso de Techint, su domi­ci­lio es des­de 2011 Luxem­bur­go, país cali­fi­ca­do como gua­ri­da fis­cal por Tax Jus­ti­ce Net­work (índi­ce de gua­ri­da fis­ca­les cor­po­ra­ti­vas) y que en este con­ti­nen­te una serie de paí­ses (como Fran­cia, Dina­mar­ca, Polo­nia y Aus­tria) toma­ron medi­das en la pan­de­mia de cas­ti­go fis­cal hacia aque­llas empre­sas con domi­ci­lio offsho­re. Bási­ca­men­te las deja­ron afue­ra de los mega­pa­que­tes de asis­ten­cia euro­peos que ascien­den a dos dígi­tos sobre el PBI [3].

El cobro de ATP de abril fue muy abar­ca­dor para el caso de Techint, inclu­yen­do a geren­tes, super­vi­so­res y jefes de sec­to­res, alcan­zan­do a 4.000 tra­ba­ja­do­res de la fábri­ca de Cam­pa­na. En Ter­nium Side­rar la cifra redon­dea­da está en unos 6.000 emplea­dos. La trans­fe­ren­cia de dos sala­rios míni­mos por cada uno de los 10.000 tra­ba­ja­do­res sig­ni­fi­ca, solo en abril, $337,5 millo­nes de pesos para las dos prin­ci­pa­les fábri­cas de Techint. Repi­tién­do­se en mayo la cifra roza los $700 millo­nes. El vier­nes 15 cir­cu­la­ba infor­ma­ción por el Whas­tApp de las fábri­cas don­de men­cio­na­ban entre sor­pre­sa y eno­jo a los “pla­ne­ros”, con los nom­bres del CEO de Ter­nium, del Geren­te de Rela­cio­nes Indus­tria­les de Tena­ris o de los jefes de ace­ría de ambas fábri­cas del gru­po. Todos reci­bien­do sala­rio com­ple­men­ta­rio.

Mar­tín Berar­di, CEO de Ter­nium. La ancha man­ga del Esta­do.

Ade­más, la empre­sa al 28 de abril ya había paga­do el mes (lo cual hace pre­su­mir que esta­ba en con­di­cio­nes de hacer­lo), por lo cual infor­mó a los tra­ba­ja­do­res que el bene­fi­cio del ATP cobra­do días más tar­de se lo impu­tarán al sala­rio de mayo, que esta­rá acom­pa­ña­do tam­bién del 50% de ATP para ese mes. Se daría enton­ces el caso en el que Techint no ten­dría direc­ta­men­te que pagar sala­rios ese mes y, una inusi­ta­da situa­ción no pre­vis­ta en la reso­lu­ción 408200 del Minis­te­rio de Tra­ba­jo: que le res­te sal­do a favor en caso de res­pe­tar­se el 80% de sus­pen­sio­nes.

El obje­ti­vo de la gene­ra­li­za­ción de ATP fue, sin lugar a dudas, ganar cele­ri­dad en la lle­ga­da de la ayu­da. No demo­rar era cen­tral y las pro­pias tar­dan­zas y tra­bas en la imple­men­ta­ción de los cré­di­tos ban­ca­rios que exis­tie­ron en la pri­me­ra eta­pa de anun­cios duran­te abril abrie­ron un tiem­po de des­cuen­to para las deci­sio­nes pos­te­rio­res, como el sala­rio com­ple­men­ta­rio. Y la lle­ga­da de este key­ne­sia­nis­mo inver­ti­do a gran­des empre­sas, al decir de Álva­ro Gar­cía Line­ra, coin­ci­dió con el acuer­do de sala­rios a la baja en la indus­tria.

El acuer­do CGT-UIA tie­ne una lec­tu­ra que no es lineal. Sir­ve para poner el piso del 75% (para nada menor en casos como meta­lúr­gi­cos Rama 17 que habían fir­ma­do 70%, al igual que Sma­ta, entre otras acti­vi­da­des que per­fi­la­ban hacia acuer­dos peo­res, como pas­te­le­ros, petro­le­ros de Vaca Muer­ta o cons­truc­ción), pero tam­bién abre la puer­ta para que avan­ce la estra­te­gia empre­sa­rial de bajar sala­rios, que tras­cien­de a la pan­de­mia. Y cuan­do se abre esa puer­ta, se corre muy peli­gro­sa­men­te el mar­gen de la nego­cia­ción, limi­tan­do la acción sin­di­cal de aque­llas orga­ni­za­cio­nes que logra­ron cons­truir con muchas difi­cul­ta­des un impor­tan­te poder de fue­go que les per­mi­tió acor­dar sala­rios por enci­ma del pro­me­dio en tiem­pos difí­ci­les, duran­te el macris­mo. Hay sec­to­res que se bene­fi­cian de la estan­da­ri­za­ción, y sec­to­res que no. Ante esta situa­ción, cabe con­si­de­rar que la even­tual sali­da o fle­xi­bi­li­za­ción de estos sub­si­dios (¿al rit­mo de la fle­xi­bi­li­za­ción de la cua­ren­te­na?) podría hacer­se –aho­ra sí, con más tiem­po— eva­luan­do sec­to­res, y aden­tro de los sec­to­res, casos.

¿Cuá­les son las con­tra­dic­cio­nes hoy? Por caso, la mul­ti­na­cio­nal Acin­dar Arce­lor­Mit­tal (prin­ci­pal pro­duc­to­ra de ace­ro del mun­do) cobra ATP, pero su empre­sa ter­ce­ri­za­da más gran­de, Coope­rar 7 de Mayo –que hace tareas pro­duc­ti­vas o del core busi­ness en la fábri­ca— no tie­ne nin­gún sub­si­dio sala­rial por ser coope­ra­ti­va y por ende que­da afue­ra del sala­rio com­ple­men­ta­rio y, al mis­mo tiem­po, tam­po­co reci­be el apor­te que le corres­pon­de­ría de Acin­dar por­que arbi­tra­ria­men­te la dejó afue­ra del acuer­do de sus­pen­sio­nes al 80%.

Las ame­na­zas de des­vin­cu­la­ción (Techint) o de des­lo­ca­li­za­ción (Acin­dar) mues­tran que la estra­te­gia de gol­pear para nego­ciar no es sólo adju­di­ca­ble al his­tó­ri­co van­do­ris­mo, sino que es un recur­so bási­co que se usa tan­to de un lado como del otro. A estos pri­me­ros gol­pes les suce­die­ron nue­vas for­mas de avan­zar en mayor pro­duc­ti­vi­dad aún en este con­tex­to de pan­de­mia y cri­sis glo­bal. Soñar con una pan­de­mia que deje mejo­res con­di­cio­nes ex post no es patri­mo­nio del pro­gre­sis­mo: es el mis­mo anhe­lo que tie­nen las gran­des empre­sas en la rela­ción capi­tal-tra­ba­jo. El freno de mano con el decre­to anti-des­pi­dos que dis­pu­so el gobierno nacio­nal fue fun­da­men­tal para sutu­rar una impor­tan­te pér­di­da de empleos (el infor­me de CEPA así lo cons­ta­ta [4]), aun­que no logra evi­tar hacia ade­lan­te que la estra­te­gia de estas gran­des side­rúr­gi­cas corra por nue­vos carri­les, más crea­ti­vos y con menos rui­do mediá­ti­co.

[1] En el año 2000 Acin­dar fue ven­di­da pri­me­ro a la empre­sa bel­go-bra­si­le­ña Bel­go Minei­ra (una de las pri­me­ras empre­sas side­rúr­gi­cas de la his­to­ria de Bra­sil y de nues­tra región, crea­da allá por 1920) y lue­go pasó de mano por segun­da vez al con­glo­me­ra­do euro­peo Arce­lor en el año 2005 (fusión de Ace­ra­lia y Usi­nor). Una nue­va fusión sobre­ven­drá en 2007 cuan­do Arce­lor y Mit­tal Steel se jun­ten para ser la prin­ci­pal empre­sa side­rúr­gi­ca del mun­do, con plan­tas en Asia, en Euro­pa y Amé­ri­ca.
[2] Un desa­rro­llo más amplio de la inves­ti­ga­ción se encuen­tra acá: Stra­da, Julia, “Ter­ce­ri­za­ción labo­ral en la indus­tria side­rúr­gi­ca en Bra­sil y Argen­ti­na a par­tir del cam­bio de siglo: cuan­ti­fi­ca­ción y aná­li­sis del fenó­meno, Revis­ta Teo­ría Jurí­di­ca Con­tem­po­rá­nea, UFRJ, 2019. Link: https://​revis​tas​.ufrj​.br/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​r​j​u​r​/​a​r​t​i​c​l​e​/​v​i​e​w​/​2​4​788
[3] En este infor­me de CEPA ana­li­za­mos el tama­ño de los paque­tes fis­ca­les en paí­ses selec­cio­na­dos de Euro­pa, Amé­ri­ca y Asia. Link: https://​cen​tro​ce​pa​.com​.ar/​i​n​f​o​r​m​e​s​/​2​4​8​-​p​a​n​d​e​m​i​a​-​g​l​o​b​a​l​-​r​e​c​e​t​a​-​g​l​o​b​a​l​.​h​tml
[4] https://​www​.cen​tro​ce​pa​.com​.ar/​i​n​f​o​r​m​e​s​/​2​4​9​-​e​l​-​i​m​p​a​c​t​o​-​d​e​l​-​a​i​s​l​a​m​i​e​n​t​o​-​e​n​-​e​l​-​m​e​r​c​a​d​o​-​d​e​-​t​r​a​b​a​j​o​-​c​u​a​n​t​i​f​i​c​a​c​i​o​n​-​d​e​-​d​e​s​p​i​d​o​s​-​s​u​s​p​e​n​s​i​o​n​e​s​-​y​-​r​e​d​u​c​c​i​o​n​e​s​-​s​a​l​a​r​i​a​l​e​s​-​e​n​t​r​e​-​e​l​-​1​5​-​d​e​-​m​a​r​z​o​-​y​-​e​l​-​1​5​-​d​e​-​a​b​r​i​l​.​h​tml

**********************************************************

CORTARLES EL CHORRO

Los pode­ro­sos del país se mues­tran pero no para soli­ci­tar ama­ble­men­te, sino para poner con­di­cio­nes

POR VICTORIO PAULÓN

Con la apa­ri­ción públi­ca de la Aso­cia­ción de Empre­sa­rios argen­ti­nos (AEA), el poder eco­nó­mi­co se expre­sa aho­ra a tra­vés de su esta­do mayor. Ahí se con­cen­tran los más pode­ro­sos, los pro­pie­ta­rios de la gran por­ción del mun­do eco­nó­mi­co —Pao­lo Roc­ca, Héc­tor Mag­net­to, Luis Paga­ni, Cris­tiano Rat­taz­zi, Alfre­do Coto, Fede­ri­co Braun y otros pesos pesa­dos— y su pos­tu­ra es cla­ra: fin de la cua­ren­te­na y evi­tar el default.

Su tra­yec­to­ria es siem­pre elo­cuen­te. Apa­re­cie­ron públi­ca­men­te al final del gobierno de Isa­bel Perón, pro­mo­vie­ron una huel­ga patro­nal, hege­mo­ni­za­ron la Asam­blea Per­ma­nen­te de Enti­da­des Gre­mia­les Empre­sa­rias (APEGE) que fue el bra­zo eje­cu­tor de la des­es­ta­bi­li­za­ción al gobierno pero­nis­ta de esa épo­ca. Refun­da­dos des­de el 2001, sus apa­ri­cio­nes públi­cas no son para soli­ci­tar ama­ble­men­te sino para poner con­di­cio­nes a gobier­nos y socie­da­des.

La gra­sa de las capi­ta­les

“Ramo­na pidió, implo­ró, rogó, duran­te dos años por una solu­ción habi­ta­cio­nal por­que vivía haci­na­da. Gri­tó en los medios, gri­tó en La Gar­gan­ta Pode­ro­sa y sigue gri­tan­do. Pasó 12 días sin agua corrien­te, hoy tie­ne Covid-19 y está intu­ba­da. ¿Y aho­ra?” La comu­ni­ca­ción es feha­cien­te, la gue­rra está decla­ra­da y el gobierno local se encuen­tra para­li­za­do por sus pre­jui­cios de cla­se. La Gra­sa de las Capi­ta­les fue un dis­co de Serú Girán que irrum­pía apun­tan­do con­tra la fri­vo­li­dad de una socie­dad que acep­ta­ba la con­vi­ven­cia con la mise­ria y las dife­ren­cias de cla­se como algo lógi­co. ¿Cómo ima­gi­nar siquie­ra que fun­cio­na­rios del che­ta­je más ran­cio pue­den pen­sar en ais­lar en hote­les de cua­tro o cin­co estre­llas que están vacíos a cen­te­na­res de per­so­nas que no cono­cen esas como­di­da­des? Eso esta­ba bien para los via­je­ros que venían de Euro­pa… ¡Espe­ran que cum­plan la cua­ren­te­na api­ña­dos en sus hoga­res de 3×3 con cua­tro o cin­co habi­tan­tes que duer­men jun­tos!!!

Ramo­na Medi­na con­vi­ve con seis per­so­nas. Cua­tro son pacien­tes de ries­go.

El cam­po de bata­lla de la pes­te es la CABA, ahí don­de más se nota la trans­for­ma­ción social de la pan­de­mia. Impor­ta­da por los sec­to­res medios y altos que pasea­ban por el mun­do, ter­mi­nó hacien­do eclo­sión en las villas y los barrios más humil­des por la trans­mi­sión de cer­ca­nía del per­so­nal de casas de fami­lia obli­ga­do a tra­ba­jar por sus patro­nes que lle­vó el virus a sus humil­des vivien­das. La cua­ren­te­na de country de los pri­me­ros casos les jus­ti­fi­có el ais­la­mien­to; aho­ra la ban­de­ra es abrir la eco­no­mía y que pase lo que deba. La Villa 31 (Barrio Padre Muji­ca) debió sopor­tar más de una sema­na sin agua, y un núme­ro expo­nen­cial de casos hizo que la socie­dad tele­vi­si­va des­cu­brie­ra el haci­na­mien­to. La cur­va de con­ta­gio va cre­cien­do expo­nen­cial­men­te, en estos días con­cen­tra la mayo­ría de los con­ta­gios de todo el país.

El núcleo más diná­mi­co de los sin­di­ca­tos de Capi­tal nuclea­dos en ambas CTA por­te­ñas (docen­tes de UTE, Sin­di­ca­to del Sub­te, esta­ta­les de ATE Capi­tal y otros) se han expre­sa­do con cla­ri­dad resis­tien­do la aper­tu­ra de la acti­vi­dad comer­cial que impul­sa el jefe de Gobierno H.R.L. y soli­ci­tan­do que se retro­trai­ga el ASPO a la Fase 2. Diri­gen­tes de las dos CTA fir­ma­ron un docu­men­to con­jun­to exi­gien­do ser par­te del comi­té de cri­sis que toma las deci­sio­nes para pre­ser­var la vida y la salud de los tra­ba­ja­do­res y los ciu­da­da­nos que acce­den a los ser­vi­cios públi­cos. El metro­de­le­ga­do Rober­to “Beto” Pia­ne­lli lo expre­só con cla­ri­dad: “No vamos a per­mi­tir que todo lo que con­se­gui­mos luchan­do y en la pari­ta­ria lo dila­pi­de­mos en una acción irres­pon­sa­ble de par­te de las patro­na­les o del gobierno de la Ciu­dad. Por eso exi­gi­mos que se for­me de inme­dia­to una comi­sión para que dis­cu­ta­mos de qué mane­ra se vuel­ve al tra­ba­jo y a dar ser­vi­cios. Hay que tener en cuen­ta que el trans­por­te y todos los hos­pi­ta­les son los luga­res de mayor con­ta­gio en todo el mun­do”.

De acá no te lle­vás nada

Una voz en el telé­fono: el inten­den­te de Villa hizo públi­ca la ame­na­za del voce­ro.

El CEO de Acin­dar, Mar­ce­lo Marino, se comu­ni­có con el inten­den­te de Villa Cons­ti­tu­ción Jor­ge Ber­ti para comu­ni­car­le que esta­ba toma­da la deci­sión de lle­var a Bra­sil el 50% de la pro­duc­ción de la plan­ta local. Nada jus­ti­fi­ca esta des­me­di­da ame­na­za. Ni las razo­nes esgri­mi­das son ver­da­de­ras: difi­cul­ta­des con el per­so­nal y con­flic­to con los dele­ga­dos y la Comi­sión Inter­na. La ver­da­de­ra razón era que la plan­ta esta­ba para­li­za­da por el decre­to pre­si­den­cial de ais­la­mien­to social. La excu­sa des­apa­re­ció y tras acor­dar el pro­to­co­lo con el comi­té mix­to de segu­ri­dad e higie­ne se empe­zó a tra­ba­jar en 3 tur­nos.

Laksh­mi Mit­tal, cha­ta­rre­ro de ori­gen indio, con­cen­tró su for­tu­na com­pran­do ace­rías que­bra­das en el este euro­peo tras la caí­da del muro de Ber­lín. Su expan­sión ver­ti­gi­no­sa lo lle­vó en el año 2006 a com­prar a su pro­pia com­pe­ten­cia, Arce­lor, que era a su vez la fusión de side­rúr­gi­cas pri­va­ti­za­das de Fran­cia, Usi­nor Saci­lor, y de Espa­ña, Ace­ra­lia, que aso­cia­das al gru­po luxem­bur­gués Arbet crea­ron Arce­lor. Su pasa­do recien­te de rees­truc­tu­rar y cerrar ace­rías en el mun­do obli­ga a tomar en cuen­ta la ame­na­za. Su per­so­ne­ro en la argen­ti­na, Jef­fer­son de Pau­la, fiel inter­pre­te de su par­ti­tu­ra, dejó tras su paso un ten­dal de inge­nie­ros y geren­tes loca­les a quie­nes des­pi­dió impia­do­sa­men­te cuan­do estu­vo a car­go de la ges­tión. Gen­te de ave­ría, capaz de cual­quier manio­bra, que obli­ga a tener cui­da­do.

El úni­co lími­te que reco­no­cie­ron siem­pre fue la pre­sen­cia de la UOM local y las comi­sio­nes inter­nas, tan­to en Villa Cons­ti­tu­ción como en la Matan­za. Aho­ra lo ponen como excu­sa por­que en Bra­sil los dere­chos labo­ra­les están sien­do piso­tea­dos por el gobierno de Bol­so­na­ro. La post pan­de­mia en Euro­pa está encon­tran­do una sali­da en la nacio­na­li­za­ción de muchas empre­sas. Alber­to Fer­nán­dez sigue muy aten­ta­men­te esos pro­ce­sos y tal vez se encuen­tre con esa sali­da como alter­na­ti­va. Cada día sue­nan con más fuer­za la Jun­ta Nacio­nal de Gra­nos y el IAPI, tan anti­guos como el lava­do de manos y que­dar­se en casa.

El úni­co ausen­te de la esce­na es Anto­nio Caló, quien deam­bu­la sin enten­der lo que pasa en su pro­pio gre­mio. Esta sema­na sumó una nue­va dispu­ta inter­na vin­cu­la­do a su obra social con pacien­tes de la sec­cio­nal Matan­za. Su ausen­cia al fren­te de los con­flic­tos es tan noto­ria que un ex secre­ta­rio gene­ral del inte­rior, con mar­ca­da tona­da, ha comen­ta­do a voz en cue­llo que, si la pro­pia Igle­sia le desig­nó un reem­pla­zan­te en vida a Joseph Ratzin­ger, “¿por qué la UOM no pue­de hacer lo pro­pio si tie­ne en su inte­rior varios Ber­go­glios?”. La cri­sis de las obras socia­les se tor­na dra­má­ti­ca en tiem­pos de pan­de­mia. El geren­cia­dor, Raúl Olmos, más ocu­pa­do del nego­cio de los medios que de la salud de la fami­lia meta­lúr­gi­ca, es el foco de los recla­mos sin res­pues­ta.

Se vie­ne el cam­bio de gol­pes

La esca­la­da de hechos y decla­ra­cio­nes ten­sa la rela­ción entre los mis­mos con­ten­dien­tes de siem­pre: “un arri­ba ner­vio­so y el aba­jo que se mue­ve”. Tras un round de estu­dio y con­fi­na­mien­to, la vora­ci­dad de las empre­sas obtu­vo sus pri­me­ros gol­pes. El fun­cio­na­mien­to de las sucur­sa­les de Coto y otras gran­des super­fi­cies pese a casos sos­pe­cho­sos y con­fir­ma­dos, la deses­pe­ra­da carre­ra para liqui­dar el DNU de Alber­to que pre­ser­va­ba los ingre­sos de cen­te­na­res de miles de sus­pen­di­dos de todos los rubros, los acuer­dos rápi­dos con las cúpu­las sin­di­ca­les para lega­li­zar la ope­ra­to­ria y otras des­ca­ra­das manio­bras como la de Cre­mo­lat­ti, que dejó hela­dos a todos al des­con­tar los $ 10.000 de la IFE per­te­ne­cien­te a sus emplea­dos de sus pro­pios sala­rios. Dis­co, Vea y Wal­Mart fue­ron denun­cia­dos por vio­lar la ley de pre­cios y abas­te­ci­mien­to. Hay un caso por todos cono­ci­do gra­cias al perio­dis­ta y pre­sen­ta­dor Beto Case­lla, que des­pa­chó un direc­to a la man­dí­bu­la de Adrián Suar: “Yo no pue­do creer que en 20 ó 30 años de pros­pe­ri­dad y éxi­tos, no ten­gas aho­ra un res­ti­to para pagar­les a los tra­ba­ja­do­res duran­te 2 meses de cua­ren­te­na. O sos un gar­ca o un pési­mo empre­sa­rio”. Pudo leer­se en las redes que cua­tro­cien­tos tra­ba­ja­do­res de la pro­duc­to­ra Pol-ka se que­da­ron sin per­ci­bir sus sala­rios y con incer­ti­dum­bre sobre su futu­ro.

El gre­mia­lis­ta por­tua­rio Adol­fo Bar­ja (SUTAP) denun­ció una manio­bra para con­cen­trar más aún las ter­mi­na­les por­tua­rias en manos de un puña­do de empre­sas que con­tro­lan el comer­cio exte­rior y nues­tra mone­da, el trá­fi­co adua­ne­ro y la sobe­ra­nía de nues­tras aguas. El com­ple­jo agro­ex­por­ta­dor fac­tu­ra 25.000 millo­nes de dóla­res pero median­te manio­bras frau­du­len­tas y eva­sión impo­si­ti­va no dejan nada para el país. “A cam­bio del comer­cio con soja a paí­ses asiá­ti­cos nos ven­den miles de pro­duc­tos que des­tru­yen la indus­tria nacio­nal. El mono­cul­ti­vo gene­ra daños ambien­ta­les y de salud enor­mes y su socie­dad con terra­te­nien­tes y poo­les de siem­bra defi­ne la polí­ti­ca nefas­ta que nos ha con­ver­ti­do en un país sin sobe­ra­nía real”, afir­mó. A la som­bra de esta cata­ra­ta de dine­ro medran empre­sas con­tra­tis­tas y sin­di­ca­lis­tas corrup­tos que hacen la vis­ta gor­da al pre­cio de los fle­tes y los trá­fi­cos de mer­ca­de­rías dudo­sas.

Sil­vi­na Gar­cía Larra­bu­ru en bue­na com­pa­ñía para ban­car su pro­yec­to.

Con­ven­ci­da de que no alcan­za con las inten­cio­nes del gobierno de Alber­to, el 8 de mayo de 2020 la sena­do­ra rio­ne­gri­na Sil­vi­na Gar­cía Larra­bu­ru vol­vió a pre­sen­tar, por cuar­ta vez, un pro­yec­to para crear una Jun­ta Nacio­nal de Gra­nos como la que exis­tió entre 1933 y 1991. En agos­to de 2019, el aho­ra can­ci­ller Feli­pe Solá sugi­rió la recrea­ción de ese orga­nis­mo para aba­ra­tar en últi­ma ins­tan­cia los pre­cios del pan. El secre­ta­rio adjun­to nacio­nal de la Aso­cia­ción Tra­ba­ja­do­res del Esta­do (ATE), Rodol­fo Aguiar, ase­gu­ró que “es hora de que el país vuel­va a tener una Jun­ta Nacio­nal de Gra­nos”

Las bue­nas inten­cio­nes tapi­zan el camino de los infier­nos. Como en el caso de los ban­cos que se nega­ron a dar cré­di­tos para mover la eco­no­mía ni siquie­ra tenien­do por garan­te al Esta­do, no hay acuer­do en quié­nes deben finan­ciar la sali­da de la cri­sis, aun­que ya está estam­pa­do sobre el mapa de la Argen­ti­na que hará fal­ta más Esta­do. Un cla­mor popu­lar debe acom­pa­ñar las medi­das de gobierno. En un diá­lo­go cada vez más rís­pi­do, las empre­sas se quie­ren sal­var en sole­dad sin res­pal­dar a un Esta­do pasa­do de deu­das, con poca recau­da­ción y cero finan­cia­mien­to. Lo de Cla­rín con­tra el gra­va­men extra­or­di­na­rio sobre las gran­des for­tu­nas es des­ca­ra­do. Avi­san de un pro­yec­to de empre­sa­rios para que se tome a cuen­ta del pago de ganan­cias. O sea que final­men­te no pon­drían nada. Aun­que cues­ta creer­lo exis­ten empre­sa­rios que acce­den al sub­si­dio ATP y com­pran dóla­res.

Sazo­nan sus exi­gen­cias con des­pi­dos y san­cio­nes, todo rodea­do de pato­tas y repre­sio­nes que for­ta­le­cen las ame­na­zas de muer­te que pro­fie­ren a los insu­mi­sos que los enfren­tan.

Las leyes que orde­nen la vuel­ta

La deses­pe­ra­ción por poner nue­va­men­te en mar­cha el apa­ra­to pro­duc­ti­vo cuan­do la pan­de­mia aún no ha lle­ga­do al pico va impo­nién­do­se a cómo dé lugar. La nece­si­dad de pro­to­co­los para pre­ser­var el ais­la­mien­to y el no con­ta­gio se pue­de garan­ti­zar con la imple­men­ta­ción de los comi­tés mix­tos de segu­ri­dad e higie­ne. Un pro­ce­so incon­clu­so de varios años que tuvo su mayor desa­rro­llo en la pro­vin­cia de San­ta Fe. La idea fue plan­tea­da por el pro­pio Beto Pia­ne­lli en la reu­nión entre Alber­to Fer­nán­dez y la Mesa de la CTA. La reac­ción del Pre­si­den­te fue de mucho inte­rés, pero no lo fue la res­pues­ta del Minis­tro de Tra­ba­jo, que sí cono­ce del tema. La vie­ja tra­ba vie­ne de par­te de los diri­gen­tes sin­di­ca­les que quie­ren tener el mono­po­lio total de la repre­sen­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res y temen que un nue­vo espa­cio de repre­sen­ta­ción en ese ámbi­to aca­be con el uni­ca­to.

El pro­yec­to de ley o decre­to pre­si­den­cial que obli­gue a la pre­exis­ten­cia de comi­tés mix­tos de segu­ri­dad e higie­ne va a ser pre­sen­ta­do por el refe­ren­te de los maes­tros Robi Bara­del, en la comi­sión del con­gre­so como pro­pues­ta sin­di­cal para garan­ti­zar la salud de los tra­ba­ja­do­res que están con tareas esen­cia­les y los que se vayan suman­do. Son dema­sia­dos los casos, que van des­de el fri­go­rí­fi­co de Quil­mes, hos­pi­ta­les y cen­tros de salud inclui­dos geriá­tri­cos y super­mer­ca­dos varios. Las patro­na­les solas no apli­can pro­to­co­los efi­cien­tes. No quie­ren. No pue­den y no deben.

Con Alber­to no alcan­za

La apa­ri­ción públi­ca de Pablo Moyano repu­dian­do las reba­jas sala­ria­les y hablan­do del pró­xi­mo con­gre­so de la CGT del mes de agos­to empie­za a sacu­dir la modo­rra super­es­truc­tu­ral de los diri­gen­tes nacio­na­les de la vie­ja Cen­tral. Reunio­nes de la Mesa Chi­ca, de la Mesa Chi­ca Amplia­da, etc., dan cuen­ta de un cli­ma cre­cien­te de males­tar en las bases sin­di­ca­les por la fal­ta de ini­cia­ti­va fren­te a lo que pue­de ser el pico supe­rior de la pan­de­mia. Haber apla­na­do la cur­va cuan­do la región esta­lla­ba pone en peli­gro la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca cuan­do los con­ta­gios se espi­ra­li­zan. La mesa de Los Seis que enca­be­za la UIA ha gene­ra­do una ilu­sión de con­sen­sos que no está logran­do devol­ver las expec­ta­ti­vas cre­cien­tes en polí­ti­cas con­cre­tas, Defi­ni­ti­va­men­te, nada de esto se hubie­se logra­do sin la volun­tad polí­ti­ca de Alber­to, pero sola­men­te eso es insu­fi­cien­te.

El coro­na­vi­rus está esca­nean­do a la huma­ni­dad. Has­ta lo invi­si­ble sale a la luz y las con­tra­dic­cio­nes más ocul­tas ganan la super­fi­cie. El día des­pués será hijo de esta nue­va lógi­ca nece­sa­ria­men­te rup­tu­ris­ta con el vie­jo orden. La pan­de­mia es la cul­mi­na­ción de la cri­sis que esta­lló con la caí­da de Leh­man Brothers y en el medio sólo hubo más de lo mis­mo en dosis cada vez más gran­des. No se pue­de salir de esta rece­sión iné­di­ta sin una rup­tu­ra pro­fun­da con la lógi­ca neo­li­be­ral. Hoy en la Argen­ti­na no se visua­li­za nin­gu­na alter­na­ti­va que lo expre­se. Las medi­das serán refle­jo de la corre­la­ción de fuer­zas y de la volun­tad polí­ti­ca colec­ti­va y de la orga­ni­za­ción para sos­te­ner­lo, no sería la pri­me­ra vez que la mio­pía mez­qui­na de quie­nes repre­sen­tan en todos los nive­les al con­jun­to de los argen­ti­nos trans­for­me el sue­ño en una pesa­di­lla.

********************************************************************

El Esta­do al res­ca­te del mer­ca­do de medios

El gobierno argen­tino lan­zó el pro­gra­ma “Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción” (ATP) para que las empre­sas pri­va­das se ins­cri­bie­ran y el Esta­do, a tra­vés de la Admi­nis­tra­ción Nacio­nal de Segu­ri­dad Social, abo­na­ra has­ta el 50% de los sala­rios de sus tra­ba­ja­do­res (has­ta los $33.000).

Fue­ron más de dos millo­nes de tra­ba­ja­do­res los que per­ci­bie­ron una par­te de su suel­do por esta medi­da. En un pri­mer momen­to este pro­gra­ma estu­vo dise­ña­do para las empre­sas que vie­ron afec­ta­da su acti­vi­dad por el Ais­la­mien­to Social Pre­ven­ti­vo y Obli­ga­to­rio pero en una segun­da eta­pa este requi­si­to se exten­dió y fue­ron inclui­das empre­sas no tan afec­ta­das. En este últi­mo rubro ingre­sa­ron las empre­sas de medios de comu­ni­ca­ción, que si bien siguie­ron con un fun­cio­na­mien­to nor­mal duran­te la cua­ren­te­na y aumen­to de audien­cias, tam­bién regis­tra­ron una dis­mi­nu­ción de ingre­sos publi­ci­ta­rios.

De esta mane­ra, el Esta­do ha sali­do al res­ca­te de muchas empre­sas de medios con pro­ble­mas para el pago de sala­rios en el mes de abril y ya se anun­ció que hará lo mis­mo en mayo. A esta indus­tria, ade­más, la asis­te con una fuer­te inver­sión en publi­ci­dad ofi­cial que alcan­zó los $600 millo­nes en el pri­mer mes de cua­ren­te­na según el Secre­ta­rio Fran­cis­co Meri­te­llo.

Indus­tria Grá­fi­ca

Edi­to­rial Atlán­ti­da: pago con ATP y sala­rios frac­cio­na­dos

Publiex­press: des­pi­dos

Dia­rio Popu­lar: pago con ATP y sala­rios frac­cio­na­dos

AGEA – Dia­rio Cla­rín: pago frac­cio­na­do sin ATP

La Nación: pago com­ple­to sin ATP

Publi Revis­tas (La Nación): pago com­ple­to con ATP

Pági­na 12: pago com­ple­to sin ATP

Edi­to­rial Per­fil: pago com­ple­to con ATP

Ámbi­to Finan­cie­ro: pago com­ple­to con ATP

Dia­rio Cró­ni­ca y BAE: pago frac­cio­na­do sin ATP

Agen­cia NA: pago com­ple­to con ATP

Letra P: pago com­ple­to sin ATP

Info­bae: pago com­ple­to sin ATP

Tele­vi­sión y audio­vi­sual

Net TV: pago com­ple­to sin ATP

Tele­fe: pago com­ple­to con ATP

Amé­ri­ca: pago com­ple­to sin ATP

ARTEAR (Canal 13-TN): pago com­ple­to sin ATP

Cró­ni­ca TV: pago com­ple­to con ATP

Canal 9: pago com­ple­to sin ATP

C5N: pago frac­cio­na­do con ATP

Tor­neos: pago frac­cio­na­do con ATP

Dis­ney y Fox: pago com­ple­to sin ATP

Radios

Radio Per­fil: com­ple­to sin ATP

Radio 10 e Inda­lo Radios: com­ple­to con ATP

Radio Mitre y La 100: com­ple­to con ATP

Radio Metro: com­ple­to sin ATP

Cade­na 3: com­ple­to con ATP

Rock and Pop, Riva­da­via, Splen­did, Colo­nia, Blue: com­ple­to con cré­di­to sin ATP

AM 750: frac­cio­na­do con ATP

La Red: com­ple­te sin ATP

Aspen y Like: pago nor­mal sin ATP
Los 40 y Con­ti­nen­tal: pago nor­mal sin ATP

Radio Del Pla­ta: frac­cio­na­do con ATP

Radio Cul­tu­ra: com­ple­to con ATP

Ingresaron al ATP (1)

En un con­tex­to don­de los tra­ba­ja­do­res son des­pe­di­dos sin inver­ven­ción del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y no se homo­lo­gan pari­ta­rias des­de 2018 en algu­nas acti­vi­da­des, el Esta­do va al res­ca­te de la acti­vi­dad (como en otras oca­sio­nes”. Para Agus­tín Lec­chi, del Sin­di­ca­to de Pren­sa de Bue­nos Aires, “gene­ra mucha impo­ten­cia que quie­nes des­pi­den y ata­can los sala­rios, aun en el mar­co de la pan­de­mia y con la prohi­bi­ción dis­pues­ta por el gobierno, espe­cu­len con la ayu­da del Esta­do. Debe­mos avan­zar en una polí­ti­ca inte­gral que obli­gue a los empre­sa­rios a cum­plir las leyes labo­ra­les para reci­bir apo­yo esta­tal”.

Si bien el esce­na­rio requie­re solu­cio­nar pro­ble­mas urgen­tes y muy coyun­tu­ra­les, el rol demos­tra­do por el Esta­do en esta cri­sis eco­nó­mi­ca invi­ta a repen­sar su capa­ci­dad de con­trol e inci­den­cia en el finan­cia­mien­to del sis­te­ma. La dis­cu­sión de una ley inte­gral de publi­ci­dad ofi­cial, la apli­ca­ción correc­ta de la Ley Audio­vi­sual para que empre­sa­rios no vio­len dere­chos labo­ra­les y el accio­nar del Minis­te­rio de Tra­ba­jo son cues­tio­nes que deben acom­pa­ñar la acción asis­ten­cia­lis­ta para gene­rar un mer­ca­do de medios de comu­ni­ca­ción que cum­pla con sus obli­ga­cio­nes, res­pe­te los dere­chos de sus tra­ba­ja­do­res y cum­pla su rol social demo­crá­ti­co y cul­tu­ral.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: