Argen­ti­na. Aban­do­nan y con­fi­nan a la muer­te a comu­ni­dad indí­ge­na Qom en la pro­vin­cia del Cha­co (video)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 mayo 2020.-

En el Cha­co, fren­te al aumen­to de casos posi­ti­vos de covid-19 en las comu­ni­da­des QOM la res­pues­ta del Esta­do es cerrar el barrio con camio­na­das de tie­rra para que no pue­dan salir (y tam­po­co pue­dan entrar las ambu­lan­cias).

A los pacien­tes posi­ti­vos de covid-19 les fir­man altas volun­ta­rias y los envían de nue­vo al barrio. La sala de salud atien­de en una moda­li­dad vir­tual cuan­do la gen­te no tie­ne acce­so a inter­net ni poseen correos elec­tró­ni­cos don­de reci­bir los resul­ta­dos de sus estu­dios.

No se hacen los test nece­sa­rios. No hay cam­pa­ñas de pre­ven­ción ni de con­cien­ti­za­ción ni en cas­te­llano ni en len­gua qom. Solo un muro de tie­rra, aban­dono y des­pre­cio.

FRENTE A LA EMERGENCIA SANITARIA, ORGANIZACION POPULAR Y LUCHA!

DE LA RED MUJERES DEL CHACO

Mira­flo­res, Dpto. Gue­mes, Cha­co 17 de Mayo 2020.

Des­de Mira­flo­res, Cha­co, exi­gi­mos al Minis­te­rio de Salud de la pro­vin­cia la aten­ción inme­dia­ta y dig­na a las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias de nues­tro Impe­ne­tra­ble.

Las comu­ni­da­des lle­van en su memo­ria miles de muer­tes evi­ta­bles por enfer­me­da­des cura­bles, las cua­les no se curan por la fal­ta de aten­ción, a lo que se le suma el des­pre­cia­ble tra­to con el que gran par­te del per­so­nal de salud de los Hos­pi­ta­les de Mira­flo­res, Cas­te­lli y Resis­ten­cia dan a nuestrxs her­manxs.

Hoy nece­si­ta­mos que con urgen­cia, nues­tra her­ma­na Casil­da Men­do­za, inte­gran­te de “Muje­res Arte­sa­nas Ono­leq Laxa­raiq”, sea asis­ti­da con una ope­ra­ción. Pedi­mos turno y la res­pues­ta es la de siem­pre: “hare­mos todo lo posi­ble, pero por el momen­to y por la situa­ción de emer­gen­cia del covid-19 no esta­mos hacien­do ope­ra­cio­nes pro­gra­ma­das”. Esto para las comu­ni­da­des, a quie­nes la espe­ra en temas de salud (entre otros) nos ha sido impues­ta año tras año, impli­ca some­ter­nos a un aban­dono que en muchos casos ha deri­va­do en muer­tes evi­ta­bles.

A esto se le suma la fal­ta de insu­mos, medi­ca­men­tos, apa­ra­tos de diag­nós­ti­cos que se rom­pen, y no vuel­ven a estar en ser­vi­cio, ins­ti­tu­cio­nes que en sus actos mues­tran un desin­te­rés enor­me por la inter­cul­tu­ra­li­dad, des­pre­cian­do nues­tros sabe­res, nues­tra len­gua, des­co­no­cien­do nues­tros modos de vida.

Lle­va­mos cien­tos de años ais­la­dos, en esta situa­ción; espe­ran­do se nos escu­che, se nos mire, se nos tra­te como seres huma­nos que somos.

Casil­da no pue­de espe­rar, por­que ella como tan­tas her­ma­nas y her­ma­nos de la comu­ni­dad, espe­ran has­ta que no dan más, y cuan­do no dan más sus cuer­pos se encuen­tran débi­les y sus órga­nos toma­dos por una enfer­me­dad cura­ble. Cuer­pos que en esas con­di­cio­nes no resis­ten una ope­ra­ción, por más sim­ple o com­ple­ja que sea… sim­ple­men­te no resis­ten.

Por este moti­vo, pedi­mos a quie­nes corres­pon­da, que den un turno a Casil­da para su ope­ra­ción, y garan­ti­cen todos los aná­li­sis pre-qui­rúr­gi­cos nece­sa­rios para poder lle­var­la ade­lan­te.

Adhie­ren: Red de Muje­res Cha­co;

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: