Argen­ti­na. Aban­do­nan y con­fi­nan a la muer­te a comu­ni­dad indí­ge­na Qom en la pro­vin­cia del Cha­co (video)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 mayo 2020.-

En el Cha­co, fren­te al aumen­to de casos posi­ti­vos de covid-19 en las comu­ni­da­des QOM la res­pues­ta del Esta­do es cerrar el barrio con camio­na­das de tie­rra para que no pue­dan salir (y tam­po­co pue­dan entrar las ambulancias).

A los pacien­tes posi­ti­vos de covid-19 les fir­man altas volun­ta­rias y los envían de nue­vo al barrio. La sala de salud atien­de en una moda­li­dad vir­tual cuan­do la gen­te no tie­ne acce­so a inter­net ni poseen correos elec­tró­ni­cos don­de reci­bir los resul­ta­dos de sus estudios. 

No se hacen los test nece­sa­rios. No hay cam­pa­ñas de pre­ven­ción ni de con­cien­ti­za­ción ni en cas­te­llano ni en len­gua qom. Solo un muro de tie­rra, aban­dono y desprecio.

FRENTE A LA EMERGENCIA SANITARIA, ORGANIZACION POPULAR Y LUCHA!

DE LA RED MUJERES DEL CHACO

Mira­flo­res, Dpto. Gue­mes, Cha­co 17 de Mayo 2020.

Des­de Mira­flo­res, Cha­co, exi­gi­mos al Minis­te­rio de Salud de la pro­vin­cia la aten­ción inme­dia­ta y dig­na a las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias de nues­tro Impenetrable.

Las comu­ni­da­des lle­van en su memo­ria miles de muer­tes evi­ta­bles por enfer­me­da­des cura­bles, las cua­les no se curan por la fal­ta de aten­ción, a lo que se le suma el des­pre­cia­ble tra­to con el que gran par­te del per­so­nal de salud de los Hos­pi­ta­les de Mira­flo­res, Cas­te­lli y Resis­ten­cia dan a nuestrxs hermanxs.

Hoy nece­si­ta­mos que con urgen­cia, nues­tra her­ma­na Casil­da Men­do­za, inte­gran­te de “Muje­res Arte­sa­nas Ono­leq Laxa­raiq”, sea asis­ti­da con una ope­ra­ción. Pedi­mos turno y la res­pues­ta es la de siem­pre: “hare­mos todo lo posi­ble, pero por el momen­to y por la situa­ción de emer­gen­cia del covid-19 no esta­mos hacien­do ope­ra­cio­nes pro­gra­ma­das”. Esto para las comu­ni­da­des, a quie­nes la espe­ra en temas de salud (entre otros) nos ha sido impues­ta año tras año, impli­ca some­ter­nos a un aban­dono que en muchos casos ha deri­va­do en muer­tes evitables.

A esto se le suma la fal­ta de insu­mos, medi­ca­men­tos, apa­ra­tos de diag­nós­ti­cos que se rom­pen, y no vuel­ven a estar en ser­vi­cio, ins­ti­tu­cio­nes que en sus actos mues­tran un desin­te­rés enor­me por la inter­cul­tu­ra­li­dad, des­pre­cian­do nues­tros sabe­res, nues­tra len­gua, des­co­no­cien­do nues­tros modos de vida.

Lle­va­mos cien­tos de años ais­la­dos, en esta situa­ción; espe­ran­do se nos escu­che, se nos mire, se nos tra­te como seres huma­nos que somos.

Casil­da no pue­de espe­rar, por­que ella como tan­tas her­ma­nas y her­ma­nos de la comu­ni­dad, espe­ran has­ta que no dan más, y cuan­do no dan más sus cuer­pos se encuen­tran débi­les y sus órga­nos toma­dos por una enfer­me­dad cura­ble. Cuer­pos que en esas con­di­cio­nes no resis­ten una ope­ra­ción, por más sim­ple o com­ple­ja que sea… sim­ple­men­te no resisten.

Por este moti­vo, pedi­mos a quie­nes corres­pon­da, que den un turno a Casil­da para su ope­ra­ción, y garan­ti­cen todos los aná­li­sis pre-qui­rúr­gi­cos nece­sa­rios para poder lle­var­la adelante.

Adhie­ren: Red de Muje­res Chaco;

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *