Argen­ti­na. Falle­ció «Che­la» de Fon­ta­na, inte­gran­te de Abue­las de Pla­za de Mayo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 mayo 2020

«Che­la» Fon­ta­na había logra­do jun­to a Abue­las en 2006 la res­ti­tu­ción de su nie­to Pedro San­do­val Fon­ta­na, naci­do en cau­ti­ve­rio en 1977. 

Cle­lia «Che­la» Dehar­be de Fon­ta­na, inte­gran­te de la aso­cia­ción Abue­las de Pla­za de Mayo, falle­ció tras sufrir un acci­den­te cere­bro vas­cu­lar, infor­mó la orga­ni­za­ción y seña­ló que a raíz de las res­tric­cio­nes impues­tas por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus no se rea­li­za­rá velatorio.

«Las Abue­las de Pla­za de Mayo des­pe­di­mos con enor­me tris­te­za a nues­tra com­pa­ñe­ra, quien antes de la cua­ren­te­na via­ja­ba des­de Mar­tín Coro­na­do cada sema­na para asis­tir a las reunio­nes de Comi­sión Direc­ti­va, don­de se desem­pe­ña­ba como segun­da vocal», seña­ló el orga­nis­mo de dere­chos huma­nos a tra­vés de un comunicado.

Según la pági­na ofi­cial de Abue­las, el dece­so de «Che­la» se pro­du­jo como con­se­cuen­cia de un acci­den­te cere­bro vas­cu­lar, y se anun­ció que debi­do a las res­tric­cio­nes impues­tas por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus anun­cia­ron que no se lle­va­rá a cabo un velorio.

«Cuan­do las con­di­cio­nes sani­ta­rias lo per­mi­tan, la des­pe­di­re­mos con un home­na­je como mere­ce toda Abue­la. Aho­ra, a la dis­tan­cia, abra­za­mos a Pedro (su nie­to) y a toda su fami­lia, que es la nues­tra», remar­ca­ron Abuelas.

Su vida
«Che­la» nació en Seguí, pro­vin­cia de Entre Ríos, el 28 de octu­bre de 1931, y se casó con Rubén Fon­ta­na, jun­tos vivie­ron en esa pro­vin­cia has­ta que migra­ron a pro­bar suer­te a Case­ros, pro­vin­cia de Bue­nos Aires.

De Fon­ta­na y su fami­lia se acer­ca­ron tem­pra­na­men­te a Abue­las, cuan­do secues­tra­ron a su hija Lilia­na, emba­ra­za­da de dos meses y medio, y a su yerno Pedro San­do­val el 1° de julio de 1977, en la casa que se esta­ban cons­tru­yen­do, tam­bién en Caseros.

Su mari­do Rubén Fon­ta­na, quien falle­ció en 2016, fue muy pre­sen­te en la bús­que­da, al igual que sus otros hijos Edgar­do y Sil­via, recor­da­ron des­de la enti­dad defen­so­ra de los dere­chos humanos.

«La res­ti­tu­ción del hijo de Lilia­na y Pedro lle­gó en 2006, de la mano del avan­ce de la gené­ti­ca, que per­mi­te tomar mues­tras de ADN de obje­tos per­so­na­les, cuan­do un posi­ble nie­to se nie­ga a la extrac­ción. Aun­que al prin­ci­pio fue difí­cil, Che­la, con su dul­zu­ra fue acer­can­do a su nie­to a su his­to­ria. Has­ta que un día deci­dió poner­se el nom­bre que sus padres habían ele­gi­do para él en cau­ti­ve­rio: Pedro San­do­val Fon­ta­na», evo­có el tex­to difun­di­do por Abuelas..

Y en ese sen­ti­do, se remar­có en la comu­ni­ca­ción: «La Abue­la Che­la siguió bus­can­do a los nie­tos de sus com­pa­ñe­ras has­ta el últi­mo día. Sus ense­ñan­zas segui­rán ilu­mi­nan­do nues­tra lucha. ¡Has­ta siem­pre que­ri­da Chela!»

«Mucha fuer­za para los fami­lia­res y seres que­ri­dos de Che­la, y un abra­zo a la dis­tan­cia a nues­tras que­ri­das Abue­las», escri­bió en su cuen­ta ofi­cial de la red social Twit­ter el jefe de Gabi­ne­te nacio­nal, San­tia­go Cafiero. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *