Argen­ti­na. Falle­ció «Che­la» de Fon­ta­na, inte­gran­te de Abue­las de Pla­za de Mayo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 mayo 2020

«Che­la» Fon­ta­na había logra­do jun­to a Abue­las en 2006 la res­ti­tu­ción de su nie­to Pedro San­do­val Fon­ta­na, naci­do en cau­ti­ve­rio en 1977.

Cle­lia «Che­la» Dehar­be de Fon­ta­na, inte­gran­te de la aso­cia­ción Abue­las de Pla­za de Mayo, falle­ció tras sufrir un acci­den­te cere­bro vas­cu­lar, infor­mó la orga­ni­za­ción y seña­ló que a raíz de las res­tric­cio­nes impues­tas por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus no se rea­li­za­rá vela­to­rio.

«Las Abue­las de Pla­za de Mayo des­pe­di­mos con enor­me tris­te­za a nues­tra com­pa­ñe­ra, quien antes de la cua­ren­te­na via­ja­ba des­de Mar­tín Coro­na­do cada sema­na para asis­tir a las reunio­nes de Comi­sión Direc­ti­va, don­de se desem­pe­ña­ba como segun­da vocal», seña­ló el orga­nis­mo de dere­chos huma­nos a tra­vés de un comu­ni­ca­do.

Según la pági­na ofi­cial de Abue­las, el dece­so de «Che­la» se pro­du­jo como con­se­cuen­cia de un acci­den­te cere­bro vas­cu­lar, y se anun­ció que debi­do a las res­tric­cio­nes impues­tas por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus anun­cia­ron que no se lle­va­rá a cabo un velo­rio.

«Cuan­do las con­di­cio­nes sani­ta­rias lo per­mi­tan, la des­pe­di­re­mos con un home­na­je como mere­ce toda Abue­la. Aho­ra, a la dis­tan­cia, abra­za­mos a Pedro (su nie­to) y a toda su fami­lia, que es la nues­tra», remar­ca­ron Abue­las.

Su vida
«Che­la» nació en Seguí, pro­vin­cia de Entre Ríos, el 28 de octu­bre de 1931, y se casó con Rubén Fon­ta­na, jun­tos vivie­ron en esa pro­vin­cia has­ta que migra­ron a pro­bar suer­te a Case­ros, pro­vin­cia de Bue­nos Aires.

De Fon­ta­na y su fami­lia se acer­ca­ron tem­pra­na­men­te a Abue­las, cuan­do secues­tra­ron a su hija Lilia­na, emba­ra­za­da de dos meses y medio, y a su yerno Pedro San­do­val el 1° de julio de 1977, en la casa que se esta­ban cons­tru­yen­do, tam­bién en Case­ros.

Su mari­do Rubén Fon­ta­na, quien falle­ció en 2016, fue muy pre­sen­te en la bús­que­da, al igual que sus otros hijos Edgar­do y Sil­via, recor­da­ron des­de la enti­dad defen­so­ra de los dere­chos huma­nos.

«La res­ti­tu­ción del hijo de Lilia­na y Pedro lle­gó en 2006, de la mano del avan­ce de la gené­ti­ca, que per­mi­te tomar mues­tras de ADN de obje­tos per­so­na­les, cuan­do un posi­ble nie­to se nie­ga a la extrac­ción. Aun­que al prin­ci­pio fue difí­cil, Che­la, con su dul­zu­ra fue acer­can­do a su nie­to a su his­to­ria. Has­ta que un día deci­dió poner­se el nom­bre que sus padres habían ele­gi­do para él en cau­ti­ve­rio: Pedro San­do­val Fon­ta­na», evo­có el tex­to difun­di­do por Abue­las..

Y en ese sen­ti­do, se remar­có en la comu­ni­ca­ción: «La Abue­la Che­la siguió bus­can­do a los nie­tos de sus com­pa­ñe­ras has­ta el últi­mo día. Sus ense­ñan­zas segui­rán ilu­mi­nan­do nues­tra lucha. ¡Has­ta siem­pre que­ri­da Che­la!»

«Mucha fuer­za para los fami­lia­res y seres que­ri­dos de Che­la, y un abra­zo a la dis­tan­cia a nues­tras que­ri­das Abue­las», escri­bió en su cuen­ta ofi­cial de la red social Twit­ter el jefe de Gabi­ne­te nacio­nal, San­tia­go Cafie­ro.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: