Cuán­tos Bol­so­na­ros exis­ten en la Argen­ti­na?

Por Jor­ge Rachid /​Resu­men Latinoamericano/​16 de mayo 2020 .– .

Char­les Dar­win cuan­do desa­rro­lló su teo­ría sobre las espe­cies, nun­ca pen­só que su ape­lli­do que­da­se aso­cia­do por siglos, al con­cep­to de eli­mi­na­ción de los más débi­les, como Dar­wi­nis­mo Social.
Las pes­tes a lo lar­go de la his­to­ria, que eli­mi­na­ron millo­nes de seres huma­nos, fue­ron repro­du­cien­do, en esca­la, con­cep­tos de euge­né­si­cos racia­les, socia­les y por supues­to eco­nó­mi­cas, que fue­ron natu­ra­li­za­das por los pue­blos de enton­ces y empu­ja­dos a defen­der­se a tra­vés de la fe reli­gio­sa.
Si pen­sa­mos en nues­tro país, la Fie­bre Ama­ri­lla, que se lle­vó la vida del Dr. Muñiz, dejó al des­cu­bier­to, como lo racial, lo social y lo eco­nó­mi­co se estruc­tu­ra­ba. Es que esa epi­de­mia que comen­zó en la zona sur de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, en don­de vivían los ricos de enton­ces, fue rápi­da­men­te aban­do­na­da por estos, hacia el nor­te pode­ro­so de hoy, dejan­do a sus sir­vien­tes a car­go del cui­da­do de sus bie­nes, por lo cual, los des­cen­dien­tes de raza afro, fue­ron prác­ti­ca­men­te des­apa­re­ci­dos. Los bie­nes que­da­ron en pie, las per­so­nas murie­ron y los due­ños del poder mira­ron de lejos la tra­ge­dia de 30 mil muer­tos.
Nadie en su sano jui­cio diría hoy que el pue­blo ale­mán no cono­cía el ase­si­na­to de judíos, gita­nos, homo­se­xua­les y débi­les men­ta­les del nazis­mo, que había enca­ra­ma­do a Hitler al poder por vías demo­crá­ti­cas. Sta­lin por otras vías, es aún hoy rei­vin­di­ca­do por su desa­rro­llo indus­trial y haber ven­ci­do a la Ale­ma­nia nazi, pero sus accio­nes polí­ti­cas sobre el cam­pe­si­na­do ruso oca­sio­na­ron millo­nes de muer­tos, en una inge­nie­ría social, geno­ci­da, como la que hoy para­dó­ji­ca­men­te, emplea el Esta­do de Israel, sobre el pue­blo Palestino.Bolsonaro tam­bién fue elec­to en elec­cio­nes ama­ña­das por la orden de EEUU de encar­ce­lar­lo a Lula, por deci­sión del juez Moro, sin prue­bas, por­que nece­si­ta­ban, colo­car al Bra­sil en la sen­da de sus intere­ses estra­té­gi­cos, como a la Argen­ti­na de Macri, la Boli­via de Yañez, el Ecua­dor de Lenin Moreno, la OEA de Alma­gro entre otros, que con­for­ma­ron el Gru­po de Lima para ata­car Vene­zue­la y blo­quear­la, jun­to a Cuba y Nica­ra­gua, para aho­gar­las por ham­bre y deses­pe­ra­ción de los pue­blos. Otra inge­nie­ría social a esca­la lati­no­ame­ri­ca­na.
Enton­ces la pre­gun­ta más fácil es, si alguien como Bol­so­na­ro, que reci­be el apo­yo de los Macri, los Bul­rrich, los Piche­to, los Pine­do, los Majul, los Leu­co, que aun­que aho­ra escon­dan sus pre­fe­ren­cias por ver­güen­za aje­na, al expre­sar­se las con­duc­tas fir­mes, de un lide­raz­go que bor­dea lo psi­có­ti­co, plan­tea el “efec­to mana­da” en su país para enfren­tar la Pan­de­mia, sin dete­rio­rar la eco­no­mía, aun­que mue­ran cen­te­na­res de miles de per­so­nas, está en su sano jui­cio. Dar­wi­nis­mo social puro, mori­rán los pobres, los humil­des, los des­pro­te­gi­dos y de las cla­ses altas, los vie­jos, los enfer­mos y los débi­les, que­dan­do en cla­ro, como en EEUU con Trump, la lucha por la “supre­ma­cía blan­ca”, en un con­ti­nen­te moreno, mes­ti­zo, crio­llo que pre­ten­de seguir sien­do colo­ni­za­do.
La Pan­de­mia que pro­vo­có una cri­sis sani­ta­ria glo­bal, puso al des­cu­bier­to que la “arma­da inven­ci­ble” del mun­do domi­nan­te, el de los millo­nes de muer­tos por el petró­leo y el domino, los des­pla­za­dos tam­bién por millo­nes, recha­za­dos por qui­sie­ran hoy quie­ren huir a Áfri­ca o Lati­noa­mé­ri­ca, los que deser­ti­za­ron la tie­rra, aumen­ta­ron la polu­ción pro­du­cien­do el calen­ta­mien­to glo­bal, que­man­do ali­men­tos para sus indus­tria, mien­tras 24 mil per­so­nas mue­ren en el mun­do por ham­bre por día, 8 mil de los cua­les son niños, ese mun­do que esta­ba matan­do al pla­ne­ta y des­tro­zan­do la Huma­ni­dad, se cayó con un sim­ple virus, cuya adap­ta­bi­li­dad a las nue­vas cir­cuns­tan­cias es supe­rior al hom­bre.
Es que la muta­ción de ani­ma­les sal­va­jes en extin­ción hizo al virus, adop­tar nue­vas for­mas de trans­mi­sión, esta vez a huma­nos. Lo que no pue­de hacer el virus es tras­la­dar esa inte­li­gen­cia a los seres huma­nos, tipo Bol­so­na­ro o sus adlá­te­res crio­llos de estas pam­pas, que no sólo plan­tean una fal­sa opción entre salud y eco­no­mía, sino que adop­tan el dar­wi­nis­mo social, como si en medi­ci­na foren­se, siguié­se­mos con las teo­rías de Lom­bro­so del siglo XlX.
Enton­ces es fácil decir que Bol­so­na­ro es un psi­có­ti­co des­or­de­na­do por la situa­ción lími­te de la Pan­de­mia, pero aca­so no basó su cam­pa­ña elec­to­ral en deni­grar a los homo­se­xua­les, ata­car a las muje­res, pro­me­ter ven­gan­za al “popu­lis­mo”, ame­na­zar con ata­car mili­tar­men­te Vene­zue­la, pro­mo­ver un enfren­ta­mien­to con la Argen­ti­na pero­nis­ta. Si hizo eso en cam­pa­ña, como no se com­por­ta­ría como lo está hacien­do en la Pan­de­mia, que le vie­ne como ani­llo al dedo para una lim­pie­za étni­ca en su país, con el mis­mo entu­sias­mo con el cual quie­re des­mon­tar la Ama­zo­nia, que lo enfren­tó inclu­so al Papa Fran­cis­co, que tuvo que rea­li­zar un Síno­do para defen­der­la. Era de suyo que ese Bol­so­na­ro de ayer, sería este ase­sino de mul­ti­tu­des de hoy.
El pro­ble­ma nues­tro como argen­ti­nos, ade­más del dolor huma­ni­ta­rio que nos cau­san este tipo de con­duc­tas cri­mi­na­les, es que en nues­tro país, dema­sia­dos per­so­na­jes que arra­sa­ron a nues­tro pue­blo, entre­ga­ron sobe­ra­nía, per­si­guie­ron al cam­po nacio­nal y popu­lar y sus líde­res, endeu­da­ron al país al lími­te de su capa­ci­dad, des­ata­ron el espio­na­je, veja­ron las ins­ti­tu­cio­nes, ham­brea­ron a la pobla­ción y des­po­ja­ron a los tra­ba­ja­do­res de dere­chos, enri­que­cien­do a los due­ños del capi­tal con­cen­tran­do, abre­van en Bol­so­na­ro y en Trump, aun­que aho­ra con la pru­den­cia nece­sa­ria, del pudor social y la espe­cu­la­ción polí­ti­ca, callan.
Pero se los pue­de iden­ti­fi­car fácil­men­te, son los que piden abrir la eco­no­mía, cues­te lo que cues­te, son los que plan­tean que mue­ran los que tie­nen que morir, siem­pre y cuan­do no sean fami­lia­res, son aque­llos que en ple­na bata­lla plan­tean temas de infla­ción, défi­cit fis­cal, pro­gra­mas de sali­da de default, como si el mun­do sani­ta­rio fue­se por un camino y el eco­nó­mi­co por otro. Son insen­si­bles y cri­mi­na­les, espe­cu­la­do­res y medio­cres acto­res de la polí­ti­ca, o bien plan­tean que todo es una gran fic­ción. Aun­que cada vez son más mar­gi­na­les, pero con megá­fono impor­tan­te, domi­nan­te en la comu­ni­ca­ción social, por­que los medios hege­mó­ni­cos son par­te de esa trou­pe per­ver­sa que tan­to daño le hizo al país, en 4 años en lo recien­te, pero en 50 de domi­na­ción cul­tu­ral neo­li­be­ral, al ser­vi­cio del capi­tal finan­cie­ro trans­na­cio­nal.
El gobierno nacio­nal desa­rro­lla todas las herra­mien­tas nece­sa­rias para garan­ti­zar un míni­mo de cali­dad de vida y ali­men­ta­ción a un pue­blo en resis­te, apun­ta­lan­do el úni­co reme­dio cono­ci­do para el virus que es la Cua­ren­te­na, lucha a bra­zo par­ti­do por con­ser­var el empleo, sub­si­diar las Pymes, asis­tir a los mono­tri­bu­tis­tas, ali­men­tar a 11 millo­nes de argen­ti­nos. Lo hace con acier­tos y erro­res como cual­quier acción polí­ti­ca, pero con obje­ti­vos cla­ros de defen­sa de la salud y quie­nes ata­can al gobierno y han decla­ra­do la gue­rra a ese cre­ci­mien­to polí­ti­co del lide­raz­go de Alber­to y Cris­ti­na, son los Bol­so­na­ro argen­ti­nos que pre­fie­ren las ganan­cias a la vida.
Jor­ge Rachid

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: