Cuán­tos Bol­so­na­ros exis­ten en la Argentina?

Por Jor­ge Rachid /​Resu­men Latinoamericano/​16 de mayo 2020 .– .

Char­les Dar­win cuan­do desa­rro­lló su teo­ría sobre las espe­cies, nun­ca pen­só que su ape­lli­do que­da­se aso­cia­do por siglos, al con­cep­to de eli­mi­na­ción de los más débi­les, como Dar­wi­nis­mo Social.
Las pes­tes a lo lar­go de la his­to­ria, que eli­mi­na­ron millo­nes de seres huma­nos, fue­ron repro­du­cien­do, en esca­la, con­cep­tos de euge­né­si­cos racia­les, socia­les y por supues­to eco­nó­mi­cas, que fue­ron natu­ra­li­za­das por los pue­blos de enton­ces y empu­ja­dos a defen­der­se a tra­vés de la fe reli­gio­sa.
Si pen­sa­mos en nues­tro país, la Fie­bre Ama­ri­lla, que se lle­vó la vida del Dr. Muñiz, dejó al des­cu­bier­to, como lo racial, lo social y lo eco­nó­mi­co se estruc­tu­ra­ba. Es que esa epi­de­mia que comen­zó en la zona sur de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, en don­de vivían los ricos de enton­ces, fue rápi­da­men­te aban­do­na­da por estos, hacia el nor­te pode­ro­so de hoy, dejan­do a sus sir­vien­tes a car­go del cui­da­do de sus bie­nes, por lo cual, los des­cen­dien­tes de raza afro, fue­ron prác­ti­ca­men­te des­apa­re­ci­dos. Los bie­nes que­da­ron en pie, las per­so­nas murie­ron y los due­ños del poder mira­ron de lejos la tra­ge­dia de 30 mil muer­tos.
Nadie en su sano jui­cio diría hoy que el pue­blo ale­mán no cono­cía el ase­si­na­to de judíos, gita­nos, homo­se­xua­les y débi­les men­ta­les del nazis­mo, que había enca­ra­ma­do a Hitler al poder por vías demo­crá­ti­cas. Sta­lin por otras vías, es aún hoy rei­vin­di­ca­do por su desa­rro­llo indus­trial y haber ven­ci­do a la Ale­ma­nia nazi, pero sus accio­nes polí­ti­cas sobre el cam­pe­si­na­do ruso oca­sio­na­ron millo­nes de muer­tos, en una inge­nie­ría social, geno­ci­da, como la que hoy para­dó­ji­ca­men­te, emplea el Esta­do de Israel, sobre el pue­blo Palestino.Bolsonaro tam­bién fue elec­to en elec­cio­nes ama­ña­das por la orden de EEUU de encar­ce­lar­lo a Lula, por deci­sión del juez Moro, sin prue­bas, por­que nece­si­ta­ban, colo­car al Bra­sil en la sen­da de sus intere­ses estra­té­gi­cos, como a la Argen­ti­na de Macri, la Boli­via de Yañez, el Ecua­dor de Lenin Moreno, la OEA de Alma­gro entre otros, que con­for­ma­ron el Gru­po de Lima para ata­car Vene­zue­la y blo­quear­la, jun­to a Cuba y Nica­ra­gua, para aho­gar­las por ham­bre y deses­pe­ra­ción de los pue­blos. Otra inge­nie­ría social a esca­la lati­no­ame­ri­ca­na.
Enton­ces la pre­gun­ta más fácil es, si alguien como Bol­so­na­ro, que reci­be el apo­yo de los Macri, los Bul­rrich, los Piche­to, los Pine­do, los Majul, los Leu­co, que aun­que aho­ra escon­dan sus pre­fe­ren­cias por ver­güen­za aje­na, al expre­sar­se las con­duc­tas fir­mes, de un lide­raz­go que bor­dea lo psi­có­ti­co, plan­tea el “efec­to mana­da” en su país para enfren­tar la Pan­de­mia, sin dete­rio­rar la eco­no­mía, aun­que mue­ran cen­te­na­res de miles de per­so­nas, está en su sano jui­cio. Dar­wi­nis­mo social puro, mori­rán los pobres, los humil­des, los des­pro­te­gi­dos y de las cla­ses altas, los vie­jos, los enfer­mos y los débi­les, que­dan­do en cla­ro, como en EEUU con Trump, la lucha por la “supre­ma­cía blan­ca”, en un con­ti­nen­te moreno, mes­ti­zo, crio­llo que pre­ten­de seguir sien­do colo­ni­za­do.
La Pan­de­mia que pro­vo­có una cri­sis sani­ta­ria glo­bal, puso al des­cu­bier­to que la “arma­da inven­ci­ble” del mun­do domi­nan­te, el de los millo­nes de muer­tos por el petró­leo y el domino, los des­pla­za­dos tam­bién por millo­nes, recha­za­dos por qui­sie­ran hoy quie­ren huir a Áfri­ca o Lati­noa­mé­ri­ca, los que deser­ti­za­ron la tie­rra, aumen­ta­ron la polu­ción pro­du­cien­do el calen­ta­mien­to glo­bal, que­man­do ali­men­tos para sus indus­tria, mien­tras 24 mil per­so­nas mue­ren en el mun­do por ham­bre por día, 8 mil de los cua­les son niños, ese mun­do que esta­ba matan­do al pla­ne­ta y des­tro­zan­do la Huma­ni­dad, se cayó con un sim­ple virus, cuya adap­ta­bi­li­dad a las nue­vas cir­cuns­tan­cias es supe­rior al hom­bre.
Es que la muta­ción de ani­ma­les sal­va­jes en extin­ción hizo al virus, adop­tar nue­vas for­mas de trans­mi­sión, esta vez a huma­nos. Lo que no pue­de hacer el virus es tras­la­dar esa inte­li­gen­cia a los seres huma­nos, tipo Bol­so­na­ro o sus adlá­te­res crio­llos de estas pam­pas, que no sólo plan­tean una fal­sa opción entre salud y eco­no­mía, sino que adop­tan el dar­wi­nis­mo social, como si en medi­ci­na foren­se, siguié­se­mos con las teo­rías de Lom­bro­so del siglo XlX.
Enton­ces es fácil decir que Bol­so­na­ro es un psi­có­ti­co des­or­de­na­do por la situa­ción lími­te de la Pan­de­mia, pero aca­so no basó su cam­pa­ña elec­to­ral en deni­grar a los homo­se­xua­les, ata­car a las muje­res, pro­me­ter ven­gan­za al “popu­lis­mo”, ame­na­zar con ata­car mili­tar­men­te Vene­zue­la, pro­mo­ver un enfren­ta­mien­to con la Argen­ti­na pero­nis­ta. Si hizo eso en cam­pa­ña, como no se com­por­ta­ría como lo está hacien­do en la Pan­de­mia, que le vie­ne como ani­llo al dedo para una lim­pie­za étni­ca en su país, con el mis­mo entu­sias­mo con el cual quie­re des­mon­tar la Ama­zo­nia, que lo enfren­tó inclu­so al Papa Fran­cis­co, que tuvo que rea­li­zar un Síno­do para defen­der­la. Era de suyo que ese Bol­so­na­ro de ayer, sería este ase­sino de mul­ti­tu­des de hoy.
El pro­ble­ma nues­tro como argen­ti­nos, ade­más del dolor huma­ni­ta­rio que nos cau­san este tipo de con­duc­tas cri­mi­na­les, es que en nues­tro país, dema­sia­dos per­so­na­jes que arra­sa­ron a nues­tro pue­blo, entre­ga­ron sobe­ra­nía, per­si­guie­ron al cam­po nacio­nal y popu­lar y sus líde­res, endeu­da­ron al país al lími­te de su capa­ci­dad, des­ata­ron el espio­na­je, veja­ron las ins­ti­tu­cio­nes, ham­brea­ron a la pobla­ción y des­po­ja­ron a los tra­ba­ja­do­res de dere­chos, enri­que­cien­do a los due­ños del capi­tal con­cen­tran­do, abre­van en Bol­so­na­ro y en Trump, aun­que aho­ra con la pru­den­cia nece­sa­ria, del pudor social y la espe­cu­la­ción polí­ti­ca, callan.
Pero se los pue­de iden­ti­fi­car fácil­men­te, son los que piden abrir la eco­no­mía, cues­te lo que cues­te, son los que plan­tean que mue­ran los que tie­nen que morir, siem­pre y cuan­do no sean fami­lia­res, son aque­llos que en ple­na bata­lla plan­tean temas de infla­ción, défi­cit fis­cal, pro­gra­mas de sali­da de default, como si el mun­do sani­ta­rio fue­se por un camino y el eco­nó­mi­co por otro. Son insen­si­bles y cri­mi­na­les, espe­cu­la­do­res y medio­cres acto­res de la polí­ti­ca, o bien plan­tean que todo es una gran fic­ción. Aun­que cada vez son más mar­gi­na­les, pero con megá­fono impor­tan­te, domi­nan­te en la comu­ni­ca­ción social, por­que los medios hege­mó­ni­cos son par­te de esa trou­pe per­ver­sa que tan­to daño le hizo al país, en 4 años en lo recien­te, pero en 50 de domi­na­ción cul­tu­ral neo­li­be­ral, al ser­vi­cio del capi­tal finan­cie­ro trans­na­cio­nal.
El gobierno nacio­nal desa­rro­lla todas las herra­mien­tas nece­sa­rias para garan­ti­zar un míni­mo de cali­dad de vida y ali­men­ta­ción a un pue­blo en resis­te, apun­ta­lan­do el úni­co reme­dio cono­ci­do para el virus que es la Cua­ren­te­na, lucha a bra­zo par­ti­do por con­ser­var el empleo, sub­si­diar las Pymes, asis­tir a los mono­tri­bu­tis­tas, ali­men­tar a 11 millo­nes de argen­ti­nos. Lo hace con acier­tos y erro­res como cual­quier acción polí­ti­ca, pero con obje­ti­vos cla­ros de defen­sa de la salud y quie­nes ata­can al gobierno y han decla­ra­do la gue­rra a ese cre­ci­mien­to polí­ti­co del lide­raz­go de Alber­to y Cris­ti­na, son los Bol­so­na­ro argen­ti­nos que pre­fie­ren las ganan­cias a la vida.
Jor­ge Rachid

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *