Ara­bia Sau­dí. Fin de tem­po­ra­da a las ambi­cio­nes del prín­ci­pe saudí

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de mayo de 2020—

Los anhe­la­dos pla­nes de Moha­mad bin Sal­man, des­de la cons­truc­ción de la Ciu­dad Tec­no­ló­gi­ca NEOM, con una inver­sión de 500 mil millo­nes de $, has­ta el ofre­ci­mien­to de una ima­gen moder­na de la con­ser­va­do­ra Ara­bia Sau­dí, con cam­bios tan super­fluos como la auto­ri­za­ción a las muje­res a con­du­cir o la cele­bra­ción de con­cier­tos musi­ca­les, jun­to con sus ambi­cio­nes regio­na­les, se han vis­to trun­ca­das al cul­mi­nar en la gue­rra y la agre­sión con­tra el pobre pue­blo yemení.

El prín­ci­pe, que tenía pre­vis­to alcan­zar todos esos obje­ti­vos en 2030, ha situa­do aho­ra a Ara­bia Sau­dí al bor­de de la ban­ca­rro­ta tras haber ocu­pa­do el car­go duran­te los últi­mos cin­co años.

De esta for­ma, los logros de Moha­mad bin Sal­man podrían resu­mir­se como sigue:

-Debi­li­ta­mien­to de la base eco­nó­mi­ca del reino

-Com­pras com­pul­si­vas y alo­ca­das de armas

– Apli­ca­ción de polí­ti­cas de her­mano mayor hacia los paí­ses ára­bes de la región, como Kuwait, Omán, Bah­réin, etc.

– Rela­cio­nes basa­das en el ren­cor y el odio con los paí­ses veci­nos como Irán, Qatar y Siria

– Mili­ta­ri­za­ción del lide­raz­go de la diplomacia

– Insis­ten­cia y pro­lon­ga­ción de la gue­rra en Yemen

– Soca­va­mien­to de la posi­ción regio­nal debi­do a sus infruc­tuo­sas inter­ven­cio­nes en Siria, el Líbano, Iraq y Libia

– Gol­pear dura­men­te la posi­ción de Riad en mate­ria de dere­chos huma­nos con el ase­si­na­to de Khashog­gi y la ola de represión 

Aún así, y ante la situa­ción actual, el prín­ci­pe sau­dí se hun­di­rá aún más pro­fun­da­men­te en su pan­ta­nal al per­sis­tir en la gue­rra y la agre­sión con­tra el Yemen y sus polí­ti­cas regio­na­les inapropiadas.

Y, por otro lado, con la cre­cien­te des­con­fian­za entre los repu­bli­ca­nos de EEUU que recien­te­men­te han pedi­do que se cas­ti­gue a Ara­bia Sau­dí por su res­pon­sa­bi­li­dad en la caí­da de los pre­cios del petró­leo, el hori­zon­te que afron­ta Riad no pare­ce muy claro.

9490**1233

Fuen­te: IRNA

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *