Sáha­ra Occi­den­tal. Fren­te Poli­sa­rio, movi­mien­to de libe­ra­ción legen­da­rio, que per­sis­te duran­te 47 años

Por Leh­bib Abdelhay/​ECS , Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 15 de mayo de 2020

El Pue­blo Saha­raui con­me­mo­ró este pasa­do 10 de mayo, el 47° año del día de la crea­ción de su repre­sen­tan­te legí­ti­mo, don­de los saha­rauis anun­cia­ron su adhe­sión a los prin­ci­pios del Fren­te Poli­sa­rio y su total dis­po­si­ción al sacri­fi­cio en honor a los nobles obje­ti­vos por los que se des­en­ca­de­na­rá la lucha arma­da con­tra el colo­nia­lis­mo espa­ñol , el 20 de mayo de 1973. 

El even­to se con­me­mo­ra bajo cam­bios inter­na­cio­na­les y regio­na­les «sin pre­ce­den­tes», que el mun­do está pre­sen­cian­do este año como resul­ta­do de la rápi­da pro­pa­ga­ción de la epi­de­mia de Coro­na­vi­rus que está arra­san­do el mundo.

El pue­blo saha­raui cele­bra el ani­ver­sa­rio de su pio­ne­ra lucha de libe­ra­ción en medio de la preo­cu­pa­ción por la cau­sa saha­raui y un lla­ma­do a una solu­ción rápi­da al pro­ble­ma saha­raui basa­da en reso­lu­cio­nes de legi­ti­mi­dad inter­na­cio­nal que afir­man el dere­cho del pue­blo saha­raui a la autodeterminación.

La cele­bra­ción del 47 ani­ver­sa­rio de la crea­ción del Fren­te Poli­sa­rio tam­bién se pro­du­ce en medio de la insis­ten­cia del régi­men marro­quí en su intran­si­gen­cia fren­te a la legi­ti­mi­dad inter­na­cio­nal, en medio de las adver­ten­cias del Poli­sa­rio de que no par­ti­ci­pa­rá en nin­gún pro­ce­so polí­ti­co que no res­pe­te el dere­cho del pue­blo saha­raui a la liber­tad y la autodeterminación.

El pue­blo saha­raui cele­bra el 47 ani­ver­sa­rio de la fun­da­ción del Fren­te Poli­sa­rio en medio de «logros» polí­ti­cos y diplo­má­ti­cos a nivel inter­na­cio­nal y con­ti­nen­tal. El Fren­te Poli­sa­rio en un comu­ni­ca­do difun­di­do ayer, dedi­có un espe­cial aten­ción a impor­tan­cia de la mem­bre­sía de la Repú­bli­ca Saha­raui en la Orga­ni­za­ción de la Uni­dad Afri­ca­na, «Unión Afri­ca­na en la actua­li­dad», como miem­bro fun­da­dor a pesar de las cons­pi­ra­cio­nes de Marrue­cos y sus aliados.

El Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Saguia el Ham­ra y Río de Oro (Poli­sa­rio) – las dos regio­nes en que se divi­de el Saha­ra Occi­den­tal- fue crea­do el 10 de mayo de 1973 por un gru­po de estu­dian­tes saha­rauis enca­be­za­dos por El Uali Mus­ta­fá Sayed.

Su pri­me­ra acción arma­da se efec­tuó el 20 de mayo del mis­mo año, cuan­do un peque­ño gru­po ata­có el des­ta­ca­men­to mili­tar espa­ñol del Jan­ga y des­de enton­ces se con­me­mo­ra su naci­mien­to en esa fecha. En febre­ro de 1976 el movi­mien­to saha­raui pro­cla­mó el naci­mien­to de la RASD y, tras 16 años de gue­rra, saha­rauis y marro­quíes fir­ma­ron en 1991 en Hous­ton (EE.UU) un acuer­do de alto el fue­go que pre­veía la cele­bra­ción de un refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción a los seis meses.

Sin embar­go, Marrue­cos se opu­so pos­te­rior­men­te a la con­vo­ca­to­ria de la con­sul­ta, ale­gan­do, entre otras razo­nes, des­acuer­dos con el cen­so de votan­tes, y recla­mó la sobe­ra­nía sobre el territorio.

Últi­ma reso­lu­ción (2494) del Con­se­jo de Segu­ri­dad sobre la situa­ción actual en el Sáha­ra Occidental

El año pasa­do, 2019, el Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU, Anto­nio Gute­rres, ins­tó al Poli­sa­rio y a Marrue­cos a enta­blar nego­cia­cio­nes direc­tas «con un nue­vo espí­ri­tu» y sin con­di­cio­nes pre­vias para tra­tar de encon­trar una solu­ción polí­ti­ca al conflicto.

Marrue­cos defien­de su pro­pues­ta de auto­no­mía para el terri­to­rio, mien­tras que el Poli­sa­rio exi­ge la apli­ca­ción de los acuer­dos de 1991 que pre­veían la cele­bra­ción de aquel refe­rén­dum, aun­que ha acep­ta­do (en algún momen­to) que éste inclu­ya la opción del plan de auto­no­mía marroquí.

A la luz del estan­ca­mien­to actual y los inten­tos de impo­ner el sta­tu quo, y la acep­ta­ción por par­te de algu­nas par­tes del sta­tus quo como una excu­sa para no hacer nada o tomar una posi­ción en esta direc­ción, el Fren­te Poli­sa­rio afir­mó que el pue­blo saha­raui nun­ca acep­ta­rá esta situa­ción bajo cual­quier jus­ti­fi­ca­ción, como se expre­só en muchos even­tos des­pués de la apro­ba­ción de la reso­lu­ción (2494) por el Con­se­jo de Segu­ri­dad el 30 de octu­bre de 2019 y en la car­ta del Pre­si­den­te saha­raui Brahim Gali envia­da a la ONU.

Toda­vía no se ha fija­do una fecha para nue­va ron­da de nego­cia­cio­nes y el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU apro­bó el pasa­do 30 de abril la reso­lu­ción 2468, que pidió a las par­tes una «visión rea­lis­ta» en el pro­ce­so nego­cia­dor y rati­fi­có el dere­cho de los saha­rauis a la autodeterminación.

Crea­ción del Fren­te Polisario

La domi­na­ción social, polí­ti­ca y cul­tu­ral siem­pre es el resul­ta­do de una dis­tri­bu­ción des­igual del poder en cuyos tér­mi­nos quien no tie­ne poder o tie­ne menos poder ve sus expec­ta­ti­vas de vida limi­ta­das o des­trui­das por quien tie­ne más poder. Esta limi­ta­ción o des­truc­ción se mani­fies­ta de dife­ren­tes mane­ras: des­de la dis­cri­mi­na­ción has­ta la exclu­sión, des­de la mar­gi­na­ción has­ta la liqui­da­ción físi­ca, psí­qui­ca o cul­tu­ral, des­de la demo­ni­za­ción has­ta la invi­si­bi­li­za­ción. Todas estas for­mas pue­den redu­cir­se a una sola: la opre­sión. Cuan­to más des­igual es la dis­tri­bu­ción del poder, mayor es la opresión.

Vivi­mos en socie­da­des capi­ta­lis­tas, colo­nia­lis­tas y patriar­ca­les. Para tener éxi­to, la resis­ten­cia con­tra la domi­na­ción moder­na tie­ne que basar­se en luchas simul­tá­nea­men­te anti­ca­pi­ta­lis­tas, anti­co­lo­nia­les y anti­pa­triar­ca­les. Todas las luchas tie­nen que tener como obje­ti­vo los tres fac­to­res de domi­na­ción, y no solo uno, aun­que las coyun­tu­ras pue­dan acon­se­jar que inci­dan más en un fac­tor que en otro.

El siglo XX fue de los siglos más vio­len­tos de la his­to­ria, pero tam­bién se carac­te­ri­zó por muchas con­quis­tas posi­ti­vas: des­de los dere­chos socia­les y eco­nó­mi­cos de los tra­ba­ja­do­res has­ta la libe­ra­ción e inde­pen­den­cia de las colo­nias, des­de los movi­mien­tos de los dere­chos colec­ti­vos de las pobla­cio­nes afro­des­cen­dien­tes en las Amé­ri­cas y de los pue­blos indí­ge­nas has­ta las luchas de las muje­res con­tra la dis­cri­mi­na­ción sexual. Sin embar­go, a pesar de los éxi­tos, los resul­ta­dos no son bri­llan­tes, el pue­blo saha­raui, los habi­tan­tes autóc­to­nos del Sáha­ra Occi­den­tal, lle­van casi medio siglo luchan­do por su autodeterminación.

Su úni­co repre­sen­tan­te legí­ti­mo, el Fren­te Poli­sa­rio es un movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal demo­crá­ti­co y anti­co­lo­nia­lis­ta. Esta orga­ni­za­ción reúne a todos los sec­to­res y per­so­na­li­da­des más pro­gre­sis­tas de la socie­dad saha­raui, don­de quie­ra que estén: exi­lio, regio­nes libe­ra­das o bajo ocu­pa­ción marroquí.

Sus prin­ci­pa­les obje­ti­vos son la inde­pen­den­cia total del Sáha­ra Occi­den­tal y la cons­truc­ción de un Esta­do moderno en el con­tex­to de una inte­gra­ción regio­nal magre­bí. En el plano inter­na­cio­nal, el Fren­te Poli­sa­rio defien­de la crea­ción de un Esta­do pales­tino, la uni­dad del mun­do ára­be y la eli­mi­na­ción de toda for­ma de colo­nia­lis­mo en África.

El Fren­te Poli­sa­rio, ideo­lo­gía polí­ti­ca y cam­po de acción. (1973).

En Enero de 1973 se mul­ti­pli­ca­ron los encuen­tros de estos gru­pos y for­ta­le­cie­ron su coor­di­na­ción. De esta mane­ra, a fina­les de Abril de 1973 se inau­gu­ró una con­fe­ren­cia cuyas sesio­nes se lle­va­ron a cabo de for­ma inter­mi­ten­te y en dis­tin­tos luga­res del desier­to para des­pis­tar al ser­vi­cio de inte­li­gen­cia fran­quis­ta. En estas sesio­nes se deci­dió crear una orga­ni­za­ción polí­ti­co-mili­tar para luchar por la inde­pen­den­cia. El día 10 de mayo de 1973 en Zue­rat (Mau­ri­ta­nia), la con­fe­ren­cia cul­mi­nó sus acti­vi­da­des fun­dan­do el Fren­te Popu­lar de Libe­ra­ción de Saguia El Ham­ra y Río de Oro – Fren­te Polisario.

La gue­rra de libe­ra­ción nacio­nal con­tra Espa­ña. (1973−1974)

El 20 de mayo de 1973, diez días des­pués de su fun­da­ción, el Fren­te Poli­sa­rio lle­vó a cabo su pri­me­ra acción arma­da con­tra el colo­nia­lis­mo his­pano. El obje­ti­vo fue el pues­to poli­cial de El Jan­ga. Este ope­ra­ti­vo mar­có el ini­cio de una gue­rra que en bre­ve sobre­pa­só la capa­ci­dad de con­trol de la admi­nis­tra­ción espa­ño­la del terri­to­rio saha­raui. Las accio­nes pos­te­rio­res acre­cen­ta­ron el pres­ti­gio del Fren­te Poli­sa­rio entre la pobla­ción saha­raui y los sol­da­dos nati­vos encua­dra­dos en el ejér­ci­to colonial.

1974 fue un año cla­ve para el for­ta­le­ci­mien­to del Ejér­ci­to de Libe­ra­ción; por un lado mul­ti­pli­có sus accio­nes de com­ba­te e inten­si­fi­có su cam­pa­ña polí­ti­ca para ganar sim­pa­ti­zan­tes entre los sol­da­dos saha­rauis del ejér­ci­to adver­sa­rio colo­nial. Por otro lado, comen­zó a reci­bir armas de Libia y de Argelia.

Espa­ña ante la des­co­lo­ni­za­ción. (1974−1975)

Ante la ofen­si­va saha­raui, el gobierno espa­ñol tra­tó de ganar tiem­po para crear las bases sobre las cua­les eri­gir un futu­ro gobierno saha­raui «inde­pen­dien­te», que garan­ti­za­se los intere­ses eco­nó­mi­cos españoles.

El 20 de agos­to de 1974, el régi­men fran­quis­ta man­dó una nota al Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU anun­cian­do la inten­ción de cele­brar un refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción en el Sáha­ra Occi­den­tal duran­te el pri­mer semes­tre de 1975. Al mis­mo tiem­po impul­só la for­ma­ción de un par­ti­do polí­ti­co fiel a los intere­ses de Espa­ña deno­mi­na­do «Par­ti­do de Unión Nacio­nal Saha­raui» PUNS.

Fun­da­ción del Fren­te Poli­sa­rio. (1975)

Duran­te el año 1975, varias patru­llas de mili­ta­res saha­rauis se pasa­ron al Fren­te Poli­sa­rio con vehícu­los y arma­men­to. A lo lar­go de ese año el Ejér­ci­to de Libe­ra­ción tomó bajo su con­trol nume­ro­sos pues­tos de los espa­ño­les y siguió con­fiar su segu­ri­dad a la inmen­si­dad del desierto.

Tras dos años y medio de gue­rra, el Fren­te Poli­sa­rio coro­nó sus esfuer­zos polí­ti­co-mili­ta­res con la rea­li­za­ción, el 12 de octu­bre de 1975, de la Con­ven­ción para la Uni­dad Nacio­nal, en la loca­li­dad de Ain Ben Tili. Para enton­ces ya exis­tía un acuer­do entre Espa­ña y el rei­no de Marrue­cos para la entre­ga del terri­to­rio saharaui.

A la con­vo­ca­to­ria del Fren­te Poli­sa­rio acu­die­ron per­so­na­li­da­des de todas las fuer­zas polí­ti­cas par­ti­da­rias de la inde­pen­den­cia: repre­sen­tan­tes, miem­bros de la Yemáa y algu­nos diri­gen­tes del PUNS. Todos ellos, al man­do y bajo la pre­si­den­cia de El Uali Mus­ta­fa Sayed, pro­cla­ma­ron la unión del pue­blo en torno al pro­gra­ma y las estruc­tu­ras del Fren­te Poli­sa­rio con el obje­ti­vo de alcan­zar la inde­pen­den­cia y defen­der la inte­gri­dad terri­to­rial del Sáha­ra Occi­den­tal. En su pro­gra­ma acordaban:

– Libe­rar la nación de todas las for­mas de colo­nia­lis­mo y alcan­zar una inde­pen­den­cia completa.

– Edi­fi­car un esta­do repu­bli­cano nacio­nal con par­ti­ci­pa­ción acti­va y efec­ti­va de la población.

– Cons­truir una autén­ti­ca uni­dad nacional.

– Crear una eco­no­mía nacio­nal basa­da en el desa­rro­llo agro­pe­cua­rio e indus­trial, la nacio­na­li­za­ción de los recur­sos mine­ros y pro­tec­ción de los recur­sos marinos.

– Garan­ti­zar las liber­ta­des fun­da­men­ta­les de los ciudadanos.

– Dis­tri­buir de for­ma jus­ta las rique­zas y eli­mi­nar desequilibrios.

– Anu­lar toda for­ma de explotación.

– Garan­ti­zar la vivien­da a todo el pueblo.

– Res­ta­ble­cer los dere­chos socia­les y polí­ti­cos de la mujer.

– Esta­ble­cer la ense­ñan­za gra­tui­ta y obli­ga­to­ria en todos los nive­les y para toda la población.

– Com­ba­tir las enfer­me­da­des, cons­truir hos­pi­ta­les y ofre­cer aten­ción médi­ca gratuita. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *