Perú. El impac­to del Covid19 en las regiones

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de mayo de 2020

El Covid19 ha demos­tra­do, entre otras cosas, que es un virus que no cono­ce de estra­tos socia­les ni de fron­te­ras geo­grá­fi­cas. Las esta­dís­ti­cas ofi­cia­les del Minis­te­rio de Salud refle­jan los índi­ces de con­ta­gio en el país y estos datos son uti­li­za­dos para con­den­sar infor­mes que mues­tran una dura realidad. 

Uno de estos infor­mes fue ela­bo­ra­do por la eco­no­mis­ta Mari­sa Ruiz Caro y publi­ca­do por Des­co. Este infor­me demues­tra el impac­to del Covid19 en las regio­nes, que hoy están en la mira públi­ca por las limi­ta­cio­nes que tie­ne un sis­te­ma de salud que se ha vis­to reba­sa­do por la pandemia.

El docu­men­to tie­ne como fecha de cie­rre el 07 de mayo, y mues­tra los casos regis­tra­dos, tipos de prue­bas apli­ca­das, tasa de mor­ta­li­dad, con­di­cio­nes del sis­te­ma de aten­ción; a nivel regio­nal, nacio­nal y en rela­ción con otros paí­ses de Latinoamérica.

La evo­lu­ción de la pan­de­mia en el Perú

Este infor­me reve­la entre otros pun­tos que des­de el pri­mer caso de Covid19 regis­tra­do en el país la ten­den­cia en el cre­ci­mien­to en regio­nes fue bas­tan­te alto. Para el 15 de mar­zo, un día antes de la decla­ra­to­ria de emer­gen­cia nacio­nal, el 85% de casos se encon­tra­ba en Lima y solo el 15% se regis­tra­ba en regio­nes. Dos meses des­pués, la pro­por­ción de casos en Lima se ha redu­ci­do a 72% y en regio­nes ha subi­do a 28%.

Expli­ca Ruiz Caro en su infor­me que “Si bien la con­cen­tra­ción en Lima y el Callao con­ti­núa, se apre­cia la expan­sión del virus en el país.” Ade­más seña­la que las cifras de muer­tes son preo­cu­pan­tes fue­ra de Lima. Para el 22 de mar­zo, el 80% de los falle­ci­dos esta­ba en la capi­tal de la Repú­bli­ca, el 20% se repar­tía entre algu­nos departamentos.

Al 7 de mayo “la pro­por­ción se ha modi­fi­ca­do y los dece­sos son más altos en las regio­nes, con el 56% del total, mien­tras que en Lima se regis­tra el 44%.” La cifra, real­za­da por las infor­ma­cio­nes de los medios de comu­ni­ca­ción refle­ja la “limi­ta­da capa­ci­dad de los sis­te­mas de salud en varias regio­nes para aten­der a las per­so­nas que requie­ren hos­pi­ta­li­za­ción y tra­ta­mien­to en las UCI”.

Esta situa­ción rati­fi­ca la bre­cha exis­ten­te entre Lima y el res­to del país sobre la cali­dad de los ser­vi­cios de salud.

La situa­ción en el norte

Las cifras refle­jan tam­bién la cru­da situa­ción vivi­da en el nor­te del país, una zona que aún no ter­mi­na de recu­pe­rar­se de los efec­tos del “Niño Cos­te­ro” del año 2017 y que ha debi­do enfren­tar esta pan­de­mia en situa­cio­nes pre­ca­rias del sis­te­ma de salud y con un pro­ce­so de recons­truc­ción a medio hacer.

Seña­la el infor­me:
“las cifras de los con­ta­gios del Covid-19 agru­pa­das por gran­des espa­cios terri­to­ria­les mues­tran que, apar­te de Lima, el foco de la pan­de­mia está en el nor­te, don­de se ubi­ca el 15% de las per­so­nas infec­ta­das. Una señal inquie­tan­te es que ese por­cen­ta­je casi se tri­pli­ca cuan­do se mira la con­cen­tra­ción de las per­so­nas falle­ci­das, que alcan­za el 43% en la macro­rre­gión. Los datos impac­tan por­que en este terri­to­rio vive solo el 25% de la pobla­ción peruana”.

Las medi­das de ais­la­mien­to social fue­ron inten­sas en la zona nor­te, pues en esta par­te del país se encuen­tran (sin con­tar Lima y Lore­to) las pri­me­ras cin­co regio­nes con mayor can­ti­dad de con­ta­gios por el Covid19: Piu­ra, Tum­bes, Lam­ba­ye­que y La Libertad.

Las prue­bas

Un aspec­to fun­da­men­tal sobre el que lla­ma la aten­ción el infor­me tie­ne que ver con el des­fa­se de las prue­bas apli­ca­das en con­tras­te a la can­ti­dad de con­ta­gios. Seña­la Ruiz Caro que el mayor núme­ro de prue­bas se ha toma­do en Are­qui­pa y cua­tro regio­nes del nor­te, sin embar­go “lla­ma la aten­ción que regio­nes como Lore­to, Uca­ya­li y Tum­bes no estén entre las que tie­nen más prue­bas toma­das, a pesar de estar entre las más afectadas”.

El des­fa­se, seña­la el docu­men­to, se con­fir­ma cuan­do se ana­li­za el núme­ro de prue­bas por cada cien mil habi­tan­tes. “Es cla­ro que en las regio­nes más impac­ta­das no se están apli­can­do las prue­bas que corres­pon­de­rían a su den­si­dad pobla­cio­nal y nivel de afec­ta­ción. Por ejem­plo, Lam­ba­ye­que apa­re­ce en el pues­to sie­te, con 1213 prue­bas por cien mil per­so­nas, y Piu­ra en el lugar 15, con 802 prue­bas por cien mil habi­tan­tes. Estos datos mues­tran que se requie­ren ajus­tes en este com­po­nen­te de la estra­te­gia en fun­ción de las reali­da­des regio­na­les (…) El por­cen­ta­je de prue­bas con resul­ta­dos posi­ti­vos más altos en las regio­nes con más casos, como son las del nor­te, de la Ama­zo­nía y en Lima, es un ele­men­to que reafir­ma la nece­si­dad de cam­bios en la dis­tri­bu­ción de las pruebas.”

¿Es bue­na la estra­te­gia con­tra el Covid19?

Para la auto­ra del infor­me, las cifras des­agre­ga­das mues­tran que en la nue­va eta­pa de la lucha con­tra la pan­de­mia no es bueno insis­tir en estra­te­gias homo­gé­neas para todo el país, “el mar­ti­llo” debe ser de dis­tin­to tama­ño y gro­sor para cada zona regio­nal, por lo cual no se pue­de con­ti­nuar con polí­ti­cas y pro­gra­mas de for­ma hiperconcentrada.

Bási­ca­men­te se sabe de los pro­ble­mas de acción de las auto­ri­da­des regio­na­les y loca­les (sus nive­les de eje­cu­ción pre­su­pues­tal, por ejem­plo, son terri­bles) “la hete­ro­ge­nei­dad terri­to­rial del impac­to del Covid-19 vuel­ve impres­cin­di­ble el for­ta­le­ci­mien­to de las capa­ci­da­des exis­ten­tes en los dis­tin­tos terri­to­rios median­te per­so­nal cali­fi­ca­do, equi­pa­mien­to y recur­sos finan­cie­ros para poten­ciar la estra­te­gia sani­ta­ria de mane­ra que inte­gre los ámbi­tos local y regional”.

Por ello, ase­gu­ra el docu­men­to que “Esta estra­te­gia es nece­sa­ria tam­bién para mejo­rar la ges­tión polí­ti­ca y, sobre todo, para pro­mo­ver una amplia movi­li­za­ción social y ciu­da­da­na en los espa­cios loca­les y regionales.”

Las cifras por región evi­den­cian las limi­ta­cio­nes del Esta­do en su con­jun­to para res­pon­der al reto que plan­tea esta pandemia.

FUENTE: Otra Mirada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *