Chi­le. La dic­ta-virus de las FF.AA.

Por Máxi­mo Cons­tan­zo*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 mayo 2020

Se ins­ta­ló en el país la dic­ta-virus de las FF.AA. Para nadie es un
mis­te­rio que la pan­de­mia le vino como ani­llo al dedo al gobierno de
Píñe­ra que esta­ba a mal traer con la revuel­ta social. Pero más le
favo­re­ció a las FF.AA que vie­ron la opor­tu­ni­dad de vol­ver a tener el
pro­ta­go­nis­mo que cum­plie­ron en la dic­ta­du­ra terro­ris­ta de Pinochet.

En noviem­bre del 2019, a un mes del ini­cio de la revuel­ta social, la
éli­te de poder tomo medi­das para que las pro­tes­tas no pro­du­je­ran un
cam­bio de estruc­tu­ra en el país. Las medi­das fue­ron varias y en
dis­tin­tos ámbi­tos. En pri­mer lugar cana­li­zar la gigan­tes­ca protesta
social en un camino ins­ti­tu­cio­nal, por lo cual deci­dió que tenía que
cam­biar la cons­ti­tu­ción pero de mane­ra con­tro­la­da. La cas­ta política
tan afín al mode­lo chi­leno y tan influen­cia­ble al poder del dinero,
acep­tó el camino hacia el ple­bis­ci­to de abril del 2020.

Los altos man­dos de las FF.AA como par­te de esa éli­te actuaron
polí­ti­ca­men­te en medio de la revuel­ta. Le raya­ron la can­cha a Piñera,
sacri­fi­ca­ron a Cara­bi­ne­ros y se man­tu­vie­ron en un cam­po de acción
apa­ren­te­men­te mode­ra­do, imple­men­tan­do labo­res de inte­li­gen­cia con­tra el
“enemi­go interno”, que ellos defi­nen es el pue­blo, y pre­pa­rán­do­se para
los dis­tin­tos escenarios.

Para los mili­ta­res, los que esta­ban en medio de una tremenda
degra­da­ción moral, corrup­ción, pér­di­da de pro­ta­go­nis­mo social y
polí­ti­co, es decir a la defen­si­va, la pan­de­mia sig­ni­fi­có asu­mir un papel
polí­ti­co-mili­tar muy rele­van­te. La “demo­cra­cia” los nece­si­ta­ba y ellos
pres­tos vuel­ven para sal­var al país. La ten­ta­ción de ser mercenarios,
hoy se com­ple­men­ta con el espí­ri­tu patriótico.

Mili­ta­res patru­llan­do ferias, camio­nes con “Boi­nas Negras” apostados
en la Pla­za de Armas y en las pla­zas del país, fuer­te­men­te arma­dos, como
pre­pa­ra­dos para matar el virus si apa­re­ce en una esquina.

Las herra­mien­tas del nue­vo poder 

Hace poco la Con­tra­lo­ría Gene­ral de la Repú­bli­ca tomó razón de un
decre­to del Gobierno que per­mi­te a los Jefes de la Defen­sa Nacio­nal de
cada región, le den ins­truc­cio­nes direc­tas a los alcal­des y funcionarios
públi­cos sin inter­ven­ción del Pre­si­den­te de la República.

Se tra­ta del decre­to 203, que modi­fi­ca el núme­ro 104 del Esta­do de
Excep­ción Cons­ti­tu­cio­nal (aun­que la con­tra­lo­ría a pre­ci­sa­do la
modi­fi­ca­ción para dar­le una apa­rien­cia más “demo­crá­ti­ca”). Seguramente
nos serán las últi­mas medi­das impul­sa­das por los coman­dan­tes en jefe de
las tres ramas de las FFAA, que en la prác­ti­ca tie­nen a un moci­to a su
ser­vi­cios en el Minis­tro de Defen­sa, como es Alber­to Espi­na, de triste
papel.

Hoy por hoy los mili­ta­res están desa­rro­llan­do y lle­van­do a la
prác­ti­ca, toda la expe­rien­cia que adqui­rie­ron en la ocu­pa­ción de Hai­tí o
el terre­mo­to del 2010. Como las ense­ñan­zas que sus jefes yan­quis les
han ido (re)adoctrinando en el Fuer­te Artea­ga, en Val­pa­raí­so, como ha
sido denun­cia­do reiteradamente.

Eso sig­ni­fi­ca tener a la socie­dad civil bajo su man­do, por cierto
arbi­tra­rio. Un pre­si­den­te y par­la­men­to títe­re de los nue­vos políticos
ves­ti­dos de uni­for­me. Nue­vos per­tre­chos, nue­vas misio­nes, nuevos
pape­les, nue­vo esta­tus, nue­vo poder.

Este esce­na­rio tan nefas­to para Chi­le no es momen­tá­neo, lle­gó para que­dar­se y todo es “per­fec­ta­men­te legal”.

La éli­te está de fies­ta, aun­que pier­da algu­nas “lucas” por el
momen­to. Es el capi­ta­lis­mo pos-neo­li­be­ral y ya se orde­na­ron los nuevos
pape­les, los nue­vos roles que asu­mi­rán los inte­gran­tes de la éli­te de
poder.

Pero no la ten­drán fácil por­que ten­drán que bata­llar con­tra problemas
socia­les gra­ves, con­tra adver­sa­rios y dispu­tas inter­nas, tam­bién contra
“enemi­gos” y en ese pano­ra­ma ten­drán que tomar decisiones.

Pro­ble­mas socia­les muy graves

La Comi­sión Eco­nó­mi­ca para Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be (Cepal) pidió
imple­men­tar “inme­dia­ta­men­te” un ingre­so bási­co para las 215 millo­nes de
per­so­nas que esta­rán este año en situa­ción de pobre­za por los efec­tos de
la pan­de­mia y que supo­nen el 34,7 % de la pobla­ción regio­nal. “Que
los Gobier­nos garan­ti­cen trans­fe­ren­cias mone­ta­rias tem­po­ra­les inmediatas
para satis­fa­cer nece­si­da­des bási­cas y sos­te­ner el con­su­mo de los
hoga­res será cru­cial para lograr una reac­ti­va­ción sóli­da y relativamente
rápi­da”, dijo la secre­ta­ria gene­ral del orga­nis­mo, Ali­cia Bárcena.
(1)

En el país se habla que la cesan­tía que lle­ga­rá en los pró­xi­mos meses
será muy alta (2) y la reali­dad, al pare­cer, será mucho más dramática
pues el 50% de los tra­ba­ja­do­res antes de la cri­sis esta­ban ya en el
sec­tor desregulado.

Los alcal­des de Chi­llán, Chi­llán Vie­jo habla­ron que la gen­te está pasan­do ham­bre y aho­ra el edil de San­tia­go Feli­pe Ales­san­dri mani­fes­tó a La Ter­ce­ra: “Mucha gen­te está sin­tien­do ham­bre. Yo soy con­ce­jal des­de el 2004 y lle­vo tres años de alcal­de y nun­ca, nun­ca me habían lle­ga­do tan­tos correos pidién­do­me mer­ca­de­ría y que pro­mue­va ollas comu­nes. Y no solo de la gen­te más vul­ne­ra­ble, sino que de muchos matri­mo­nios que vivían con sus niños en un buen depar­ta­men­to, cada uno tenía su pega con un suel­do de 600, 800 y un millón de pesos; y hoy el segu­ro de cesan­tía se le está aca­ban­do y las cuen­tas, el arrien­do y el divi­den­do hay que pagar­los, y están pasan­do ham­bre.” (3)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es maxresdefault-300x169.jpg

La cri­sis en los hos­pi­ta­les es tre­men­da. El nefas­to minis­tro de salud
dice aho­ra que se está al lími­te en la región metro­po­li­ta­na ‑solo van
34 mil con­ta­gia­dos y de ellos 20 mil acti­vos- a pesar que este doctor
expul­sa­do del Cole­gio Médi­co dijo el 4 de mar­zo de este año en una
reu­nión de PROSUR, que Chi­le esta­ba pre­pa­ra­do para aten­der a 430 mil
con­ta­gia­dos. (4) (Cómo se pue­de men­tir tanto!)

Bueno, para no dar más deta­lles, los mili­ta­res como due­ños del poder ten­drán que tomar deci­sio­nes importantes.

El prin­ci­pal dile­ma inme­dia­to es resol­ver la pre­gun­ta. ¿Se podrán dar
solu­cio­nes socia­les sin pisar los intere­ses de los empre­sa­rios? Por
aho­ra el minis­tro de Hacien­da Igna­cio Brio­nes dijo “sen­ci­lla­men­te no
hay más recur­sos y que la polí­ti­ca fis­cal está en su lími­te” (5).

Con­ju­gar solu­cio­nes socia­les en la cri­sis que vivi­mos y mantener
con­ten­tos a los empre­sa­rios no es y no será fácil. Has­ta aho­ra están
con­ten­tos los empre­sa­rios y no hay solu­cio­nes socia­les. Todo indi­ca que
serán favo­re­ci­dos los mega empre­sa­rios y por lo tan­to saldrán
per­ju­di­ca­dos sec­to­res medios y sec­to­res populares.

Pero esta solu­ción trae­rá apa­re­ja­da la nece­si­dad de repri­mir sim­bó­li­ca­men­te, (vía el mie­do) y físi­ca­men­te a los descontentos.

El mie­do y la repre­sión como solu­ción de gobernabilidad.

Para la repre­sión y el mie­do, que es lo que his­tó­ri­ca­men­te han
apli­ca­do las FF.AA, están pre­pa­ra­dos, pero es una deci­sión polí­ti­ca, y
los cos­tos pue­den ser mayo­res de los que estu­vie­ron dis­pues­tos a pagar
en los 80 para pasar a los 90.

El peli­gro, de acuer­do a la mag­ni­tud del des­con­ten­to social, superior
a la revuel­ta social, los pue­de lle­var a un camino sin sali­da y por
ello el neo capi­ta­lis­mo ten­drá que bus­car una fór­mu­la que no dese­che del
todo las apa­rien­cias “demo­crá­ti­cas”.

Más allá del virus, que es par­te de ella, está la cri­sis ambiental
que nos man­ten­drá en un esce­na­rio de mili­ta­ri­za­ción per­ma­nen­te, un
ejem­plo es la peque­ña comu­na de Putaen­do (6)

El pue­blo como enemi­go de nue­vo tipo y la reva­lo­ri­za­ción de la doc­tri­na de segu­ri­dad nacional

En el desa­fío mili­tar ya es no sólo pro­ble­má­ti­co el con­flic­to en el
Wall­ma­pu, que ha incre­men­ta­do el gra­do de con­fron­ta­ción con la
exis­ten­cia de una gue­rri­lla semi rural, sino tam­bién el suje­to popu­lar y
rebel­de que está nacien­do de la revuel­ta social. Con elementos
atí­pi­cos, sin la pre­sen­cia de las van­guar­dias tra­di­cio­na­les de la
izquier­da, lo cual tie­ne de cabe­za a la inte­li­gen­cia poli­cial y militar,
ya que se debe enfren­tar a un enemi­go que tie­ne otras particularidades,
lo que lle­vó al can­ci­ller Teo­do­ro Ribe­ra a decir en diciem­bre pasado,
en una entre­vis­ta al dia­rio El País de Espa­ña: “Pero no hable­mos de la
casuís­ti­ca, hable­mos de polí­ti­ca: el caso chi­leno es pro­pio de la
pos­mo­der­ni­dad, las con­vo­ca­to­rias se pro­du­cen por las redes socia­les, no
hay líde­res pres­ta­ble­ci­dos, no hay deman­das con­cre­tas y son los sectores
de la cla­se media los que pro­tes­tan. No hay con quien nego­ciar.” (7)

Han pasa­do algu­nos meses y las pro­tes­tas fue­ron varian­do de la clase
media a sec­to­res popu­la­res, que ya no son los de antes, que con el
ham­bre que vie­ne pue­den reto­mar cier­tas carac­te­rís­ti­cas del pasado.

Lo que está cla­ro que los mili­ta­res vol­vie­ron a la polí­ti­ca, aun­que nun­ca se fue­ron del todo.

Una pre­gun­ta crucial

¿El pue­blo de Chi­le podrá sopor­tar esta nue­va dic­ta­du­ra, la
dic­ta-virus, que está aquí, visi­ble, pal­pa­ble, que ya no se ocul­ta y es
inaguantable?.

El camino está abier­to y los sec­to­res revo­lu­cio­na­rios ten­drán que asumirlo.

1.- https://​www​.ulti​maho​ra​.com/​c​e​p​a​l​-​p​i​d​e​-​i​n​g​r​e​s​o​-​b​a​s​i​c​o​-​2​1​5​-​m​i​l​l​o​n​e​s​-​p​o​b​r​e​s​-​n​2​8​8​4​9​8​3​.​h​tml

2.- https://​www​.later​ce​ra​.com/​p​u​l​s​o​/​n​o​t​i​c​i​a​/​m​i​n​i​s​t​r​o​-​b​r​i​o​n​e​s​-​a​n​t​i​c​i​p​a​-​s​o​m​b​r​i​o​-​e​s​c​e​n​a​r​i​o​-​e​c​o​n​o​m​i​c​o​-​2​0​2​0​-​a​l​z​a​-​d​e​s​e​m​p​l​e​o​-​p​r​o​b​l​e​m​a​s​-​l​a​s​-​p​y​m​e​/​9​0​0​3​93/

3.- https://​www​.later​ce​ra​.com/​n​a​c​i​o​n​a​l​/​n​o​t​i​c​i​a​/​f​e​l​i​p​e​-​a​l​e​s​s​a​n​d​r​i​-​a​l​c​a​l​d​e​-​d​e​-​s​a​n​t​i​a​g​o​-​l​o​s​-​v​e​c​i​n​o​s​-​n​o​-​s​e​-​m​e​-​e​s​t​a​n​-​m​u​r​i​e​n​d​o​-​d​e​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​s​e​-​m​e​-​e​s​t​a​n​-​m​u​r​i​e​n​d​o​-​d​e​-​h​a​m​b​r​e​/​S​E​D​E​G​T​E​C​X​F​A​G​J​A​D​L​J​7​4​E​6​3​Z​O​OA/

4.- https://​www​.emol​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​N​a​c​i​o​n​a​l​/​2​0​2​0​/​0​3​/​0​4​/​9​7​8​6​5​8​/​M​a​n​a​l​i​c​h​-​C​h​i​l​e​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​a​p​a​c​i​d​a​d​-​p​a​c​i​e​n​t​e​s​.​h​tml

5.- https://​www​.elmos​tra​dor​.cl/​d​e​s​t​a​c​a​d​o​/​2​0​2​0​/​0​5​/​0​7​/​e​c​o​n​o​m​i​s​t​a​s​-​r​e​f​u​t​a​n​-​a​-​p​i​n​e​r​a​-​y​-​b​r​i​o​n​e​s​-​e​s​-​c​o​m​p​l​e​t​a​m​e​n​t​e​-​f​a​l​s​o​-​q​u​e​-​h​a​y​a​m​o​s​-​l​l​e​g​a​d​o​-​a​l​-​l​i​m​i​t​e​-​d​e​-​l​a​-​p​o​l​i​t​i​c​a​-​f​i​s​c​al/

6.- https://​radio​.uchi​le​.cl/​2​0​2​0​/​0​4​/​2​8​/​p​u​t​a​e​n​d​o​-​r​e​s​i​s​t​e​-​a​n​t​e​-​l​a​-​i​n​v​a​s​i​o​n​-​m​i​n​e​r​a​-​e​n​-​e​l​-​v​a​l​l​e​-​d​e​-​a​c​o​n​c​a​g​ua/

7.- https://​elpais​.com/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​2​0​1​9​/​1​2​/​2​0​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​7​6​8​7​0​9​1​2​_​2​3​3​0​3​7​.​h​tml

*Cen­tro de Estu­dios Fran­cis­co Bilbao

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *