Para­guay. Esta­do incum­ple repa­ra­ción a Ernes­to Bení­tez en caso de tor­tu­ra denun­cia­do a la CIDH

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de mayo de 2020

Asun­ción. (Codehupy). La Coor­di­na­do­ra de Dere­chos Huma­nos (Codehupy) en repre­sen­ta­ción de Ernes­to Bení­tez, víc­ti­ma de tor­tu­ra por agen­tes del Esta­do en 2003, ele­va­rá un infor­me al Comi­té de Dere­chos Huma­nos de Nacio­nes Uni­das, sobre el incum­pli­mien­to del Esta­do Para­gua­yo en rela­ción al acuer­do de repa­ra­ción que se había esta­ble­ci­do para fina­les de abril de este año en favor de la víc­ti­ma.

El Esta­do Para­gua­yo acep­tó la res­pon­sa­bi­li­dad inter­na­cio­nal por el hecho de tor­tu­ra esta­ble­ci­da en el dic­ta­men del Comi­té de Dere­chos Huma­nos de Nacio­nes Uni­das, y acor­dó pro­por­cio­nar a la víc­ti­ma una repa­ra­ción ínte­gra, que inclu­ya una indem­ni­za­ción ade­cua­da. Sin embar­go, el Minis­te­rio de Hacien­da no ha libe­ra­do los fon­dos aun cuan­do el pro­pio Poder Eje­cu­ti­vo median­te decre­to 295419 apro­bó los tér­mi­nos de la repa­ra­ción, lue­go de 7 años de diá­lo­go e inter­cam­bio entre las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do y la víc­ti­ma, median­te su repre­sen­tan­te, la CODEHUPY.

Cabe des­ta­car que los trá­mi­tes tie­nen movi­mien­to interno, pero teñi­dos de una buro­cra­cia exce­si­va e incon­du­cen­te, por lo cual no se está ante la fal­ta de recur­sos o con retra­sos sus­ci­ta­dos por el abor­da­je de la pan­de­mia.

El caso alcan­zó un acuer­do de repa­ra­ción ya en diciem­bre del 2019, entre el Esta­do y Ernes­to Bení­tez; el pro­pio vice­pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Hugo Veláz­quez, en su carác­ter de pre­si­den­te de la Comi­sión Inter­ins­ti­tu­cio­nal Eje­cu­ti­va res­pon­sa­ble del Cum­pli­mien­to de Sen­ten­cias y otros com­pro­mi­sos inter­na­cio­na­les en mate­ria de Dere­chos Huma­nos (CICSI) fue quien pre­si­dió la fir­ma del acuer­do, que sigue sin cum­plir­se a pesar de haber fene­ci­do el pla­zo pre­vis­to.

Otro fac­tor impor­tan­te que no se está tenien­do en cuen­ta es que, Ernes­to Bení­tez, al igual que otras miles de per­so­nas, se ha vis­to afec­ta­do por la cri­sis eco­nó­mi­ca que enfren­ta el país en este con­tex­to de pan­de­mia, y pre­ci­sa de esta indem­ni­za­ción para hacer fren­te a esta reali­dad, y a las con­se­cuen­cias que los hechos del caso le pro­du­je­ron a su vida y a su salud.

Ante­ce­den­tes cro­no­ló­gi­cos del caso

Ernes­to Bení­tez es edu­ca­dor y tra­ba­ja­dor agrí­co­la de la colo­nia Táva Gua­ra­ní. Es miem­bro de la Coor­di­na­do­ra de Pro­duc­to­res Agrí­co­las de San Pedro Nor­te (CPA – SPN), y en aquel enton­ces (2003) se desem­pe­ña­ba como coor­di­na­dor del área de edu­ca­ción. El cul­ti­vo y la comer­cia­li­za­ción del cedrón tuvie­ron apo­yo del gobierno en sus ini­cios, sin embar­go, en 2002 el Gobierno trans­fi­rió la comer­cia­li­za­ción al sec­tor pri­va­do, lo que moti­vó una caí­da de los pre­cios y un exce­den­te de pro­duc­ción no comer­cia­li­za­da que aca­rrea­ron pér­di­das a los pro­duc­to­res.

Lue­go de varios inten­tos de nego­cia­ción de par­te de los pro­duc­to­res cam­pe­si­nos con el Esta­do, en el 2003 tras varias movi­li­za­cio­nes cam­pe­si­nas en San­ta Rosa del Agua­ray, Bení­tez fue víc­ti­ma de tor­tu­ra por agen­tes del Esta­do tras haber sido arres­ta­do lue­go de una mani­fes­ta­ción de pro­tes­ta en con­tra del gobierno.

Ernes­to pre­sen­tó una denun­cia ante el Comi­té de Dere­chos Huma­nos de Nacio­nes Uni­das, acom­pa­ña­do de la CODEHUPY en el 2012, el Comi­té remi­tió su dic­ta­men al Minis­te­rio del Inte­rior y al Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res del Para­guay sobre la vio­la­ción de sus dere­chos bási­cos.

Asi­mis­mo, la Coor­di­na­do­ra de Dere­chos Huma­nos del Para­guay (CODEHUPY) había envia­do un Infor­me en el 2015 al Comi­té de Dere­chos Huma­nos, denun­cian­do que el Esta­do para­gua­yo seguía sin inves­ti­gar el caso de tor­tu­ra con­tra Bení­tez y casos de abu­sos con­tra cam­pe­si­nos.

Sie­te años des­pués de que el Comi­té de Dere­chos Huma­nos de las Nacio­nes Uni­das dic­ta­mi­na­ra a favor de este caso, el Minis­te­rio Públi­co anun­ció en julio de 2019, la reaper­tu­ra de la inves­ti­ga­ción de la denun­cia por tor­tu­ra y malos tra­tos que había pre­sen­ta­do.

En agos­to de 2019, Ernes­to Bení­tez decla­ró ante la Fis­ca­lía de Dere­chos Huma­nos en cum­pli­mien­to de la reaper­tu­ra de inves­ti­ga­ción en el caso de tor­tu­ra, de la que fue víc­ti­ma. Sen­tan­do como ante­ce­den­te por pri­me­ra vez, que Para­guay apli­ca la doc­tri­na de la Cosa Juz­ga­da Frau­du­len­ta, que es cuan­do, se deter­mi­na que un jui­cio no cum­plió con los requi­si­tos míni­mos esta­ble­ci­dos en ins­tru­men­tos inter­na­cio­na­les de pro­tec­ción de dere­chos huma­nos, es decir, que la inves­ti­ga­ción fue rea­li­za­da solo para cum­plir un pro­to­co­lo de for­ma­li­dad, no hubo un aná­li­sis y una inten­sión defi­ni­ti­va de poder lle­gar a la ver­dad y repa­rar los hechos con­cul­ca­dos en la bús­que­da pro­pia de la jus­ti­cia.

En diciem­bre últi­mo, se pro­ce­dió a la fir­ma del Acuer­do sobre Medi­das de Repa­ra­ción entre el Esta­do Para­gua­yo y Ernes­to Bení­tez Gama­rra. Con la fir­ma de este Acuer­do, el Esta­do Para­gua­yo acep­tó la res­pon­sa­bi­li­dad inter­na­cio­nal esta­ble­ci­da en el Dic­ta­men del Comi­té de Dere­chos Huma­nos de la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das.

FUENTE: E’a‑Aty.Com

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *