Argen­ti­na. resu­men gre­mial y social. ¿Lle­gó la hora de la Ren­ta Bási­ca Universal?/ Se per­die­ron 25 mil empleos en la Ciu­dad por la pandemia/​Sus­pen­sio­nes: deman­da con­tra el acuer­do UIA-CGT por baja sala­rial … (Más info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de mayo de 2020 .-  Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mial, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Corrien­te Sin­di­cal Fede­ral, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta y Agencias

**********************************************

INFORME ESPECIAL

¿Lle­gó la hora de la Ren­ta Bási­ca Universal?

La pan­de­mia ace­le­ró el deba­te sobre qué meca­nis­mos deben imple­men­tar los Esta­dos para con­te­ner a los ciu­da­da­nos que el sis­te­ma des­car­ta. Dis­tin­tas expe­rien­cias en el mun­do mues­tran resul­ta­dos posi­ti­vos des­min­tien­do supues­tos efec­tos no desea­dos. En Argen­ti­na, ¿el IFE pue­de ser un pun­to de partida?

Redac­ción Canal Abier­to | Pri­me­ro, algu­nos datos para mace­rar la refle­xión: en 20 años, el 40% de los pues­tos de tra­ba­jo (hoy ya esca­sos) habrán sido sus­ti­tui­dos por máqui­nas y soft­wa­re. El “triun­fo del capi­ta­lis­mo” nos lle­vó a una situa­ción en que ni el mer­ca­do ni los esta­dos garan­ti­zan hoy un empleo para todas las per­so­nas, y los que hay no garan­ti­zan tam­po­co una vida dig­na. Aún en los paí­ses desa­rro­lla­dos, tener un ingre­so sala­rial ase­gu­ra­do no garan­ti­za no ser pobre. Cada vez son mayo­res las con­di­cio­nes de pre­ca­rie­dad, los des­pi­dos y los tra­ba­ja­do­res bajo la línea de la pobre­za… ni que hablar de aque­llas y aque­llos que ni siquie­ra tie­nen el oscu­ro pri­vi­le­gio de ser unos pobres tra­ba­ja­do­res.

Si habla­mos de des­igual­dad social y dis­tri­bu­ción de la rique­za, nun­ca en la his­to­ria de los homo sapiens (sí, los hom­bres que pien­san: arro­gan­te el nom­bre que nos pusi­mos) se asis­tió a tal esta­do de cosas: el 1% más rico de la pobla­ción mun­dial tie­ne un patri­mo­nio igual al del 99% res­tan­te.

Según la ONG inter­na­cio­nal Oxfamla rique­za de las 62 per­so­nas más ricas del mun­do aumen­tó de 2010 a 2015 en un 45%. En la actua­li­dad, poseen la mis­ma rique­za que la mitad más pobre de la pobla­ción mun­dial, 3.600 millo­nes de per­so­nas. En 2010 era el patri­mo­nio de 388 per­so­nas el que era igual al de la mitad de la pobla­ción mun­dial menos favo­re­ci­da. A ese rit­mo se con­cen­tra la suma de bie­nes y acti­vos en pocas manos, así como el poder de coher­sión de estos pocos sobre los Esta­dos mode­la­dos a su som­bra. Todo esto, ade­más, suce­de a una velo­ci­dad expo­nen­cial que ni leyes ni opo­si­cio­nes polí­ti­cas logran siquie­ra despeinar.

Resu­mien­do, un pri­mer esce­na­rio nos mues­tra:

  1. des­truc­ción del empleo, gene­ra­dor de ingre­sos ‑no rique­za- para la mayo­ría de la huma­ni­dad en el régi­men capitalista;
  2. con­cen­tra­ción de la rique­za en el 1% de la pobla­ción (mayo­ri­ta­ria­men­te varones);
  3. gobier­nos cóm­pli­ces que pro­cu­ran satis­fa­cer a sus patro­nes y Esta­dos mania­ta­dos para brin­dar algo que se parez­ca a la dig­ni­dad a sus ciudadanos.

Esta­do de cosas: un mode­lo polí­ti­co-eco­nó­mi­co insos­te­ni­ble con una gober­na­bi­li­dad ame­na­za­da al extre­mo.

Segun­do esce­na­rio: la pan­de­mia del COVID-19 decla­ra­da por la OMS el 11 de mar­zo para­li­zó la eco­no­mía mun­dial a nive­les iné­di­tos. Des­de esa fecha, pau­la­ti­na­men­te, a medi­da que el virus y su con­se­cuen­cia de muer­tes se pro­pa­ga, la cua­ren­te­na y el para­te eco­nó­mi­co que de ella devino dejan expues­to aún más el pro­ble­ma: extre­ma las des­igual­da­des, agu­di­za la pobre­za y jaquea la gober­na­bi­li­dad. ¿Será el COVID-19 la gota que rebal­se el vaso?

Aquí es don­de comien­za a tallar y se ins­ta­la en el cen­tro de los deba­tes la ren­ta bási­ca.

La ren­ta básica

“De repen­te, uno escu­cha a men­to­res y cul­to­res del capi­ta­lis­mo más cons­pi­cuo hablar de la con­ve­nien­cia de apli­car una estra­te­gia de esta natu­ra­le­za (la ren­ta bási­ca uni­ver­sal) como modo de resol­ver uno de los efec­tos que plan­tea esta pan­de­mia que es una suer­te de agi­gan­ta­mien­to de las des­igual­da­des y, con­se­cuen­te­men­te, pues­ta en cues­tión de las con­di­cio­nes de gober­na­bi­li­dad”, sos­tie­ne el eco­no­mis­ta Clau­dio Lozano, actual Direc­tor del Ban­co Nación y uno de los impul­so­res en los ‘90 de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de la Argen­ti­na (CTA).

En los tem­pra­nos 2000, en medio de la cri­sis eco­nó­mi­ca que una déca­da de polí­ti­cas neo­li­be­ra­les había pro­vo­ca­do en la Argen­ti­na –y al bor­de de la cri­sis polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal – , la CTA jun­to al Fren­te Nacio­nal con­tra la Pobre­za impul­sa­ron una cam­pa­ña por tres herra­mien­tas que bus­ca­ban poner un piso de ingre­sos al fun­cio­na­mien­to del depri­mi­do mer­ca­do labo­ral en la Argen­ti­nael segu­ro de empleo y for­ma­ción para todo tra­ba­ja­dor sin empleo; la asig­na­ción uni­ver­sal por hijo y la jubi­la­ción uni­ver­sal para las y los mayo­res de 60 y 65 años. Toda­vía no se habla­ba de “ren­ta ciu­da­da­na” pero la pro­pues­ta pro­po­nía un umbral de dere­chos y ciudadanía.

Según lo defi­ne la Red Ren­ta Bási­ca, una aso­cia­ción sin fines de lucro de España:

“La ren­ta bási­ca es un ingre­so paga­do por el Esta­do, como dere­cho de ciu­da­da­nía, a cada miem­bro de pleno dere­cho o resi­den­te de la socie­dad inclu­so si no quie­re tra­ba­jar de for­ma remu­ne­ra­da, sin tomar en con­si­de­ra­ción si es rico o pobre o, dicho de otra for­ma, inde­pen­dien­te­men­te de cuá­les pue­dan ser las otras posi­bles fuen­tes de ren­ta, y sin impor­tar con quien con­vi­va. En menos pala­bras: una ren­ta bási­ca es una asig­na­ción mone­ta­ria públi­ca incon­di­cio­nal a toda la población.”

Mien­tras en Argen­ti­na el FRENAPO cons­truía su pro­pues­ta, en Euro­pa el deba­te por el Ingre­so Ciu­da­dano Uni­ver­sal, tam­bién lla­ma­do Ren­ta Bási­ca Uni­ver­sal, lle­va­ba algu­nos años. En 1986 se cons­ti­tuía la Red Euro­pea por la Ren­ta Bási­ca (BIEN – Basic Inco­me Euro­pean Net­work) y en 2001 la cita­da filial espa­ño­la; pero recién en enero de 2017 un gobierno puso en mar­cha, a modo de expe­ri­men­to, esta polí­ti­ca pública.

Sacu­dien­do el esce­na­rio polí­ti­co y al depri­mi­do Esta­do de Bien­es­tar euro­peos, el gobierno de cen­tro-dere­cha de Fin­lan­dia enca­be­za­do por Juha Sipi­lä (2015−2019) esta­ble­ció un plan pilo­to que entre­gó una Ren­ta Bási­ca (RB) de 560 euros men­sua­les libres de impues­tos duran­te 24 meses a 2.000 des­em­plea­dos de entre 25 y 58 años, ele­gi­dos al azar entre los 175.000 ciu­da­da­nos del país que reci­bían algún tipo de sub­si­dio por des­em­pleo. La expe­rien­cia, en la que el Esta­do fin­lan­dés invir­tió 20 millo­nes de euros, se pro­lon­gó entre 2017 y 2018 y recien­te­men­te se die­ron a cono­cer los resultado.

Los bene­fi­cia­rios del pro­yec­to esta­ban obli­ga­dos, por ley, a par­ti­ci­par si que­rían seguir reci­bien­do sus pres­ta­cio­nes socia­les y con­ti­nua­ban per­ci­bien­do la RB aún si con­se­guían un tra­ba­jo. Para con­tras­tar con este gru­po se reali­zó un segui­mien­to a un otro sec­tor de des­em­plea­dos del mis­mo ran­go eta­rio que no per­ci­bió la RB pero si los sub­si­dios habi­tua­les por des­em­pleo. Las con­clu­sio­nes defi­ni­ti­vas recien­te­men­te publi­ca­das sos­tie­nen que la per­cep­ción de una ren­ta bási­ca sin con­di­cio­nes en nin­gún momen­to des­alen­tó a los bene­fi­cia­rios de con­ti­nuar la bús­que­da de un tra­ba­jo. El gru­po de per­so­nas que reci­bía la RB tra­ba­jó más días en pro­me­dio que el gru­po que no obtu­vo el ingreso.

Por otro lado, la RB con­tri­bu­yó a aumen­tar la segu­ri­dad eco­nó­mi­ca de los bene­fi­cia­rios y su bien­es­tar men­tal. «La eje­cu­ción del expe­ri­men­to fue un éxi­to y pro­por­cio­nó nue­va infor­ma­ción que no habría sido posi­ble obte­ner sin él», afir­mó en un comu­ni­ca­do Olli Kan­gas, inves­ti­ga­dor y máxi­mo res­pon­sa­ble del ensayo.

Otras ini­cia­ti­vas, aún a nivel expe­ri­men­tal, se están lle­van­do ade­lan­te en Cana­dá, Holan­da y Esco­cia, a menor esca­la y foca­li­za­das, no a nivel nacio­nal como la rea­li­za­da por Helsinki.

El Esta­do de Alas­ka (Esta­dos Uni­dos) des­de 1982 entre­ga a todos sus resi­den­tes un Ingre­so Bási­co Uni­ver­sal (UBI – uni­ver­sal basic inco­me) anual de 2000 dóla­res. Si se tra­ta de una fami­lia tipo, una pare­ja con dos hijos, reci­ben 8.000 dóla­res una vez al año. Este es un caso con carac­te­rís­ti­cas par­ti­cu­la­res: esca­sa pobla­ción, extre­mas con­di­cio­nes de vida, finan­cia­mien­to a tra­vés del pro­gra­ma de Divi­den­dos del Fon­do Per­ma­nen­te de Alas­ka (PFD, por sus siglas en inglés), que reci­be un míni­mo del 25% de los ingre­sos de trán­si­to de petró­leo a tra­vés de su red de oleo­duc­tos para repar­tir entre sus ciudadanos.

Según varios estu­dios el UBI redu­jo los nive­les de pobre­za ‑sobre todo entre niños y ancia­nos- y cola­bo­ró en sos­te­ner los empleos por tiem­po inde­ter­mi­na­do y aumen­tar los tem­po­ra­les. A su vez seña­lan que “no ha apa­re­ci­do evi­den­cia de las posi­bles con­se­cuen­cias socia­les y eco­nó­mi­cas adver­sas común­men­te hipo­te­ti­za­das de UBI”.

El PFD es un caso úni­co, en el que una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de las ren­tas de recur­sos se dis­tri­bu­ye duran­te varias déca­das como un pago incon­di­cio­nal en efec­ti­vo a todos los resi­den­tes. Hacien­do un para­le­lis­mo, ¿podría en nues­tro país apli­car­se un impues­to sobre la ren­ta poten­cial de la tie­rra para dis­tri­buir­lo como una RB?

La pan­de­mia, ¿una oportunidad?

“Todos aque­llos que no son asa­la­ria­dos for­ma­les, aque­llos que no están «en blan­co» entre los 18 y 65 años, deben tener un ingre­so social de emer­gen­cia equi­va­len­te por lo menos al sala­rio míni­mo, vital y móvil vigen­te. Eso daría que cual­quier hogar tipo ten­dría unos 34 mil pesos a los cua­les habría que adi­cio­nar la exten­sión y gene­ra­li­za­ción com­ple­ta de la AUH, que debe­ría­mos incre­men­tar­la a 4 mil pesos por pibe, y esta­ría­mos en 42 mil pesos por hogar”, sos­tie­ne Lozano en diá­lo­go con Canal Abier­to.

“Todo el mun­do ten­dría este piso. Argen­ti­na tie­ne con­di­cio­nes para hacer­lo. Esta­mos hablan­do del 5% del PBI en total, una cifra que le lle­ga a los tobi­llos a la fuga de capi­ta­les que tie­ne la Argen­ti­na”, con­clu­ye el direc­tor del Ban­co de la Nación.

El recien­te­men­te esta­ble­ci­do Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE), imple­men­ta­do como un par­che para la emer­gen­cia por el Eje­cu­ti­vo nacio­nal se pre­sen­ta como una even­tual base para redi­se­ñar las polí­ti­cas socia­les foca­li­za­das por una uni­ver­sa­li­za­ción del dere­cho a un ingre­so ciudadano.

En este sen­ti­do, como sos­te­nía Lozano, no sólo des­de la izquier­da se habla de estas pro­pues­tas (la foto que abre esta nota plan­tea iró­ni­ca­men­te algu­na de las aris­tas y dudas: ¿sólo que­re­mos pan?). Para el capi­tal, que todo se vaya al demo­nio no es nego­cio. Este 12 de mayo, la CEPAL (Comi­sión Eco­nó­mi­ca para Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be), orga­nis­mo regio­nal de la ONU, pro­pu­so avan­zar hacia un ingre­so bási­co para ayu­dar a la pobla­ción más vul­ne­ra­ble a supe­rar los efec­tos del coro­na­vi­rus.

“La pan­de­mia ha hecho visi­bles pro­ble­mas estruc­tu­ra­les del mode­lo eco­nó­mi­co y las caren­cias de los sis­te­mas de pro­tec­ción social y los regí­me­nes de bien­es­tar que hoy nos está resul­tan­do muy caro. Por ello, debe­mos avan­zar hacia la crea­ción de un Esta­do de bien­es­tar con base en un nue­vo pac­to social que con­si­de­re lo fis­cal, lo social y lo pro­duc­ti­vo”, seña­ló Ali­cia Bár­ce­na, secre­ta­ria eje­cu­ti­va de la CEPAL.

El orga­nis­mo pro­po­ne la entre­ga de un Ingre­so Bási­co de Emer­gen­cia (IBE) equi­va­len­te a una línea de pobre­za (cos­to per cápi­ta de adqui­rir una canas­ta bási­ca de ali­men­tos y otras nece­si­da­des pri­ma­rias, unos 143 dóla­res en pro­me­dio) duran­te seis meses a toda la pobla­ción en situa­ción de pobre­za en 2020 (es decir, 215 millo­nes de per­so­nas o el 34,7% de la pobla­ción regio­nal). Esta medi­da, pro­po­nen, debe­ría sen­tar las bases para un ingre­so bási­co ver­da­de­ra­men­te uni­ver­sal, que cobra­rían todos los habi­tan­tes de la región.

En nues­tro país, el pasa­do 1º de Mayo, en el Día Inter­na­cio­nal de las y los Tra­ba­ja­do­res, orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res, movi­mien­tos socia­les, enti­da­des de PyMEs y agru­pa­cio­nes polí­ti­cas lan­za­ron el Mani­fies­to Nacio­nal por la Sobe­ra­nía, el Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción, que entre otras pro­pues­tas inclu­ye el ingre­so bási­co universal.

¿Un green new deal?

En un artícu­lo recien­te­men­te publi­ca­do en la revis­ta Anfi­biaMaris­te­lla Svam­pa y Enri­que Via­le pro­po­nen poner la capa­ci­dad del Esta­do –que hoy se demues­tra úni­co garan­te posi­ble de algu­na sali­da, inclu­so a pesar de la (i)racionalidad de algu­nos gober­nan­tes – , al ser­vi­cio de un “Green New Deal o Gran Pac­to Eco­so­cial y Eco­nó­mi­co para trans­for­mar la eco­no­mía median­te un plan holís­ti­co que sal­ve al pla­ne­ta y, a la vez, per­si­ga una socie­dad más jus­ta e igua­li­ta­ria”. En esta pers­pec­ti­va enu­me­ran cin­co ejes fun­da­men­ta­les del Pac­to a deba­tir: “un Ingre­so Uni­ver­sal Ciu­da­dano, una Refor­ma tri­bu­ta­ria pro­gre­si­va, la sus­pen­sión del pago de la Deu­da Exter­na, un Sis­te­ma nacio­nal de cui­da­dos y una apues­ta seria y radi­cal a la Tran­si­ción socioecológica”.

Las voces de inte­lec­tua­les, polí­ti­cos y refe­ren­tes socia­les se mul­ti­pli­can y resue­nan con una vibra­ción simi­lar. ¿Será que lle­gó la hora de un nue­vo pac­to social? ¿Qué socia­bi­li­dad pre­ci­sa­mos para lle­var ade­lan­te estas refor­mas? ¿Alcan­za con el Esta­do y las actua­les ins­ti­tu­cio­nes que nos tra­je­ron has­ta aquí? Una serie de inte­rro­gan­tes y desa­fíos para seguir tiran­do del ovi­llo y comen­zar a mili­tar estas transformaciones.

“En el mar­co de la pelea de una ren­ta bási­ca de emer­gen­cia tam­bién tie­ne que haber una pelea por pro­ce­sos de demo­cra­ti­za­ción que per­mi­tan la orga­ni­za­ción de comi­tés anti­cri­sis, de con­se­jos de orga­ni­za­ción de la comu­ni­dad que amplíen el reco­no­ci­mien­to a acto­res que están por fue­ra del mar­co de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad for­mal tra­di­cio­nal que no reco­no­ce a una mul­ti­pli­ci­dad de acto­res que se han veni­do desa­rro­llan­do en los últi­mos 30 años”, con­clu­ye Lozano.

Este es un pun­to de par­ti­da con­cre­to. Está suce­dien­do, los pasi­llos del poder mues­tran las grie­tas. A patear puer­tas y abrir ventanas.

*************************

Sin el moya­nis­mo, la CGT se reúne para refren­dar el acuer­do con la UIA y per­fi­lar la reno­va­ción de autoridades

Sin el moyanismo, la CGT se reúne para refrendar el acuerdo con la UIA y perfilar la renovación de autoridades

Una «mesa amplia­da» de la CGT deli­be­ra­rá maña­na en la sede prin­ci­pal de la UOCRA sobre una varia­da agen­da de temas, como el des­em­pleo, la cre­cien­te ola de con­flic­tos sala­ria­les y la reali­dad de las obras socia­les, pero tam­bién ana­li­za­rán la futu­ra inte­gra­ción de la con­duc­ción de la central.13/05/2020 00:06:00

El cón­cla­ve se rea­li­za­rá a par­tir de las 14 en el gre­mio que lide­ra el tam­bién secre­ta­rio de Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les de la CGT e inte­gran­te del Con­se­jo de Admi­nis­tra­ción de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT), Gerar­do Mar­tí­nez, para ana­li­zar entre poco más de dos dece­nas de diri­gen­tes «el cua­dro socio-labo­ral, la situa­ción de las obras socia­les sin­di­ca­les, el des­em­pleo y la cri­sis por la fal­ta de pago de los sala­rios en el con­tex­to de la emer­gen­cia sanitaria».

La his­tó­ri­ca «mesa chi­ca» de la cen­tral obre­ra dará paso a una «mesa amplia­da», ya que en el edi­fi­cio del gre­mio de la cons­truc­ción de Ave­ni­da Bel­grano al 1.800 de la ciu­dad de Bue­nos Aires par­ti­ci­pa­rán entre 20 y 22 diri­gen­tes de los lla­ma­dos sec­to­res «gor­dos», inde­pen­dien­tes, del barrio­nue­vis­mo y de la CATT (trans­por­te).

No se cur­sa­ron invi­ta­cio­nes a los sec­to­res disi­den­tes más crí­ti­cos al acuer­do con la UIA y la con­duc­ción actual. No está pre­sen­te el moya­nis­mo, que empe­zó a hacer sonar a Pablo Moyano como can­di­da­to a con­du­cir la cen­tral obre­ra, ni la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­dos, ni el res­to de las orga­ni­za­cio­nes que se reúnen en torno al Fren­te Sin­di­cal para el Mode­lo Nacional.

«En la con­vo­ca­to­ria amplia­da del jue­ves no podrá fal­tar la nece­sa­ria ros­ca polí­ti­ca que siem­pre ani­ma el calen­ta­mien­to de los moto­res de una elec­ción. No hay que olvi­dar que en agos­to ven­ce el man­da­to del actual con­se­jo direc­ti­vo de la CGT, y la volun­tad gene­ral es inte­grar a todos aque­llos que estén dis­pues­tos», aña­die­ron las fuen­tes a la agen­cia Telam.

En ese sen­ti­do, los voce­ros gre­mia­les expli­ca­ron que «se impo­ne hallar con­sen­sos» para lle­gar de la mejor mane­ra al Con­gre­so cege­tis­ta de agosto.

La actual con­duc­ción, que enca­be­zan Héc­tor Daer y Car­los Acu­ña, tie­ne man­da­to has­ta el 22 de agos­to de este año, pero ante la pan­de­mia un decre­to de la car­te­ra labo­ral pos­ter­gó las elec­cio­nes en gre­mios y cen­tra­les obre­ras de for­ma reciente.

«Exis­te una per­ma­nen­te bús­que­da de con­sen­sos para unir a los más varia­dos sec­to­res sin­di­ca­les en el seno de la futu­ra CGT, y ese aná­li­sis y posi­bi­li­dad a futu­ro se res­tau­ra­rá des­de maña­na», confiaron.

Ade­más de Mar­tí­nez, Daer (sani­dad), Acu­ña (esta­cio­nes de ser­vi­cio) y Andrés Rodrí­guez (UPCN), par­ti­ci­pa­rán el taxis­ta Omar Vivia­ni, los ferro­via­rios Ser­gio Sasia y Omar Matu­rano, el marí­ti­mo Juan Car­los Sch­mid, el colec­ti­ve­ro Rober­to Fer­nán­dez, el luci­fuer­cis­ta Gui­ller­mo Moser y el tex­til Hugo Bení­tez, entre otros.

«Serán entre 20 y 22 diri­gen­tes de todos los sec­to­res del movi­mien­to obre­ro, inclu­yen­do a quie­nes hoy no par­ti­ci­pan en la CGT», con­clu­ye­ron los voceros.

*********************************

Cifras ofi­cia­les: ya se per­die­ron 25 mil empleos en la Ciu­dad por la pandemia

Cifras oficiales: ya se perdieron 25 mil empleos en la Ciudad por la pandemia

El sub­se­cre­ta­rio de Tra­ba­jo, Indus­tria y Comer­cio por­te­ño, Eze­quiel Jar­vis, pre­ci­só que el empleo cayó un 2% en la Ciu­dad de Bue­nos Aires, como con­se­cuen­cia de la cri­sis gene­ra­da por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, lo que supo­ne una pér­di­da de 25.000 puestos.13/05/2020 16:20:00

«Aún no pode­mos iden­ti­fi­car cuán­tos per­te­ne­cen a tra­ba­ja­do­res asa­la­ria­dos y cuán­tos a autó­no­mos, pero se esti­ma que el empleo cayó un 2%, que en núme­ros serían alre­de­dor de unos 25.000 tra­ba­ja­do­res», dijo el fun­cio­na­rio ante la comi­sión par­la­men­ta­ria de Legis­la­ción del Tra­ba­jo de la Legis­la­tu­ra porteña.

En ese mar­co, Jar­vis des­ta­có que en la ley de emer­gen­cia eco­nó­mi­ca, apro­ba­da la sema­na pasa­da por la Legis­la­tu­ra, «la Ciu­dad plan­teó la nece­si­dad de gene­rar un plan de acción para poder enfren­tar la cri­sis y gene­rar medi­das que pue­dan impul­sar a deter­mi­na­dos sec­to­res» que fue­ron afec­ta­dos por la cuarentena.

Agre­gó que el Gobierno de la Ciu­dad se fijó como tác­ti­ca prin­ci­pal «man­te­ner y for­ta­le­cer las nego­cia­cio­nes labo­ra­les para evi­tar des­pi­dos, sus­pen­sio­nes y otras cir­cuns­tan­cias que per­ju­di­quen a los trabajadores».

Apun­tó que, des­de el comien­zo de las medi­das res­tric­ti­vas, la Sub­se­cre­ta­ría a su car­go lle­va alcan­za­dos unos 2.000 acuer­dos entre empre­sa­rios o cáma­ras patro­na­les y obre­ros o emplea­dos, de mane­ra indi­vi­dual o colec­ti­va, a tra­vés de los sindicatos.

Y resal­tó que los enten­di­mien­tos se hacen «arti­cu­lan­do con las auto­ri­da­des y dis­po­si­cio­nes nacionales».

Por otro lado, el fun­cio­na­rio res­pon­dió una con­sul­ta efec­tua­da por la legis­la­do­ra del Fren­te de Todos Lucía Cám­po­ra res­pec­to de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los emplea­dos de las empre­sas de pla­ta­for­mas de pedi­dos on line en el con­tex­to de la pan­de­mia por el Covid-19.

«Con­for­ma­mos una mesa con las empre­sas y los gre­mios que repre­sen­tan a ese sec­tor de la eco­no­mía y en ese mar­co les veni­mos insis­tien­do que doten a los tra­ba­ja­do­res de todos los ele­men­tos de segu­ri­dad y pro­tec­ción», expli­có Jarvis.

**********************************************

ATE dice que los esta­ta­les per­die­ron más de un ter­cio de su poder de com­pra y pide la reaper­tu­ra de la paritaria

ATE dice que los estatales perdieron más de un tercio de su poder de compra y pidie la reapertura de la paritaria

El sin­di­ca­to de esta­ta­les ATE recla­mó hoy com­ple­tar la pari­ta­ria 2019 del sec­tor y comen­zar las nego­cia­cio­nes sala­ria­les pen­dien­tes de este año. Esta­ba acor­da­da una mesa de revi­sión en mar­zo que nun­ca se activó.13/05/2020 17:32:00

«Las dos revi­sio­nes pac­ta­das para diciem­bre y mar­zo para recu­pe­rar par­te de lo per­di­do, no se lle­va­ron ade­lan­te», cues­tio­nó el gre­mio lide­ra­do por Hugo «Cacho­rro» Godoy.

Tam­bién remar­có que «la inver­sión públi­ca del Gobierno Nacio­nal es impres­cin­di­ble para recu­pe­rar el teji­do social daña­do por el anterior».

Sos­tu­vo que «en esta inver­sión se debe ins­cri­bir la repa­ra­ción del sala­rio de los estatales».

«La pan­de­mia demues­tra que el Esta­do es la úni­ca garan­tía para resol­ver la cri­sis. En este mar­co, 8 de cada 10 tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras esta­ta­les, según núme­ros ofi­cia­les ver­ti­dos por la Secre­ta­ría de Ges­tión y Empleo Públi­ca, están cum­plien­do con sus fun­cio­nes», plan­teó el sin­di­ca­to en un comunicado.

«Duran­te el gobierno Macri, entre 2016 y 2018, se per­dió un 35% del sala­rio de los esta­ta­les, mien­tras que en 2019 la pari­ta­ria fue del 28% fren­te a una infla­ción del 54%. Se retro­ce­dió un 25% más. Por eso des­de ATE afir­ma­mos que los tra­ba­ja­do­res esta­ta­les ya sufri­mos la reba­ja sala­rial», fina­li­zó el gre­mio.Com­par­tir esta Nota

****************************************************

Sus­pen­sio­nes: deman­da con­tra el acuer­do UIA-CGT por baja salarial

Es la pri­me­ra de un tra­ba­ja­dor sobre la cons­ti­tu­cio­na­li­dad del con­ve­nio mar­co que habi­li­tó licen­cia­mien­tos masi­vos con reba­jas salariales.

Los ministros

Los minis­tros, de Desa­rro­llo pro­duc­ti­vo, Matias Kul­fas, y Tra­ba­jo, Clau­dio Moroni.Imagen: YouTube

Por Mariano Mar­tín[email protected]​ambito.​com.​ar

La Jus­ti­cia comen­zó a revi­sar el acuer­do alcan­za­do entre la Unión Indus­trial Argen­ti­na (UIA) y la CGT, con el aval explí­ci­to del Gobierno, que habi­li­tó un nue­vo mar­co nor­ma­ti­vo exprés para dis­po­ner sus­pen­sio­nes con un pago míni­mo de 75% del sala­rio neto para tra­ba­ja­do­res exen­tos de con­cu­rrir a sus pues­tos labo­ra­les duran­te la cua­ren­te­na. Se tra­ta de la pri­me­ra deman­da pre­sen­ta­da por un par­ti­cu­lar con­tra el enten­di­mien­to, que inclu­yó la soli­ci­tud de una medi­da cau­te­lar para sus­pen­der sus efec­tos duran­te el aná­li­sis de fon­do y la habi­li­ta­ción de la feria judi­cial por con­si­de­rar que se tra­ta de una cues­tión urgente.00:00/00:00Loading Ad

}La denun­cia fue pre­sen­ta­da por el tra­ba­ja­dor Julio Her­nán Rome­ro con el patro­ci­nio del abo­ga­do Pablo Llo­part median­te una “for­mal acción decla­ra­ti­va de cer­te­za y/​o de incons­ti­tu­cio­na­li­dad” con­tra la reso­lu­ción 3972020 que lle­vó las fir­mas de los minis­tros de Tra­ba­jo, Clau­dio Moro­ni, y de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo, Matías Kul­fas. “Se pro­cu­ra un pro­nun­cia­mien­to con res­pec­to a la vali­dez de dicha nor­ma, la cual oca­sio­na una gra­ve situa­ción de incer­ti­dum­bre y mani­fies­ta des­pro­tec­ción con res­pec­to de los dere­chos y garan­tías ampa­ra­dos por la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal y Tra­ta­dos Inter­na­cio­na­les de dere­chos huma­nos en tute­la de las/​os trabajadoras/​es”, seña­la la presentación.

El acuer­do entre la UIA y la CGT con la pos­te­rior vali­da­ción del Eje­cu­ti­vo se basó en el artícu­lo 223 bis de la ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo, que esti­pu­la el meca­nis­mo para dis­po­ner sus­pen­sio­nes con reba­jas sala­ria­les y que habi­li­ta la per­cep­ción de mon­tos no remu­ne­ra­ti­vos fren­te a una caí­da drás­ti­ca de una acti­vi­dad eco­nó­mi­ca por razo­nes no impu­tables a los empre­sa­rios. Fue el ata­jo que encon­tra­ron los fir­man­tes para salir del cor­set que el pro­pio Gobierno había esta­ble­ci­do con los decre­tos de nece­si­dad y urgen­cia que ini­cia­ron la cua­ren­te­na: el pri­me­ro, que inclu­yó una garan­tía para que los tra­ba­ja­do­res per­ci­bie­ran los sala­rios ínte­gros, sin des­cuen­tos, y otro que prohi­bió por abril y mayo los des­pi­dos y las suspensiones.

Según los denun­cian­tes, ese enten­di­mien­to pue­de vul­ne­rar “la pro­tec­ción inte­gral del sala­rio, la liber­tad sin­di­cal, de tute­la pre­fe­ren­cial efec­ti­va hacia gru­pos vul­ne­ra­dos, y el prin­ci­pio de indem­ni­dad y de tute­la judi­cial efec­ti­va, entre otros dere­chos”. Tam­bién des­ta­can que la nor­ma podría con­tra­riar el sen­ti­do de la reso­lu­ción 1/​2020 de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos que “con­mi­nó a los Esta­dos que imple­men­ten medi­das eco­nó­mi­cas polí­ti­cas o de cual­quier índo­le, que no deben acen­tuar las des­igual­da­des exis­ten­tes en la sociedad”.

Más ade­lan­te la deman­da cues­tio­na que la nor­ma­ti­va habi­li­ta “a que el emplea­dor pue­da pre­sen­tar uni­la­te­ral­men­te un lis­ta­do de tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos” ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo “sin la par­ti­ci­pa­ción direc­ta y/​o debi­da con­for­mi­dad expre­sa del tra­ba­ja­dor” y a avan­zar con el trá­mi­te trans­cu­rri­do un pla­zo de tres días sin opo­si­ción de la enti­dad sin­di­cal. De hecho, uno de los acuer­dos que sur­gie­ron al ampa­ro del con­ve­nio mar­co fue el de Comer­cio, que les per­mi­te a las empre­sas de menos de 70 emplea­dos (la mayo­ría) a dis­po­ner sus­pen­sio­nes de mane­ra unilateral.

Has­ta aho­ra la prin­ci­pal voz con­tra­ria al acuer­do entre UIA y CGT fue la del camio­ne­ro Hugo Moyano, quien envió una nota al minis­tro Moro­ni para adver­tir­le que no acep­ta­rá un arre­glo de esas carac­te­rís­ti­cas en el trans­por­te de car­gas y pro­nun­ciar­se polí­ti­ca­men­te en con­tra de lo con­ve­ni­do por sus pares de la cen­tral obrera.

*******************************************

Tele­tra­ba­jo: Bene­fi­cio obre­ro o ganan­cia del empleador

Teletrabajo: Beneficio obrero o ganancia del empleador

La actual pan­de­mia decla­ra­da por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud a cau­sa del virus COVID 19, tra­jo a cola­ción un sis­te­ma de tra­ba­jo que ya se venía imple­men­tan­do en dife­ren­tes sec­to­res, pero aho­ra con la cla­ra inten­ción de ampliar su espec­tro a diver­sas ramas de la eco­no­mía. Esta­mos hablan­do del tele­tra­ba­jo – tra­ba­jo a dis­tan­cia – tra­ba­jo remo­to y/​o home office.

En pri­mer lugar, debe­mos seña­lar que los tér­mi­nos uti­li­za­dos no son sinó­ni­mos, vea­mos pues, en que con­sis­ten las prin­ci­pa­les diferencias:

Tele­tra­ba­jo, tra­ba­jo remo­to o a dis­tan­cia, es el tra­ba­jo que una per­so­na rea­li­za para una empre­sa deter­mi­na­da, des­de un lugar ale­ja­do de las ofi­ci­nas cen­tra­les o del esta­ble­ci­mien­to de pro­duc­ción, para rea­li­zar­lo habi­tual­men­te des­de su pro­pio domi­ci­lio, por medio de la uti­li­za­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías de tele­co­mu­ni­ca­ción. La cla­ve para enten­der este con­cep­to es el “con­trol”. Así, el tele­tra­ba­jo es un pro­ce­so don­de el ope­ra­rio rea­li­za un tra­ba­jo fue­ra de la sede de la empre­sa, bajo el con­trol y tute­la del empre­sa­rio.

El espa­cio don­de se rea­li­za el tele­tra­ba­jo pue­de ser un domi­ci­lio par­ti­cu­lar, otra ofi­ci­na, un cowor­king remo­to o cual­quier lugar que per­mi­ta la cone­xión entre empre­sa­rio y tra­ba­ja­dor. De este modo el emplea­dor cuen­ta con el con­trol total de los pro­ce­sos de pro­duc­ción; estén don­de estén sus tra­ba­ja­do­res. Pese a no estar en la ofi­ci­na, lo que con­si­gue el tele­tra­ba­jo es tras­la­dar todos los pro­ce­sos ruti­na­rios al lugar don­de se encuen­tre el tra­ba­ja­dor, man­te­nien­do así todas sus res­pon­sa­bi­li­da­des y tareas.-

Por su par­te, el Home Offi­ce o tra­ba­jo a domi­ci­lio, es el mode­lo de nego­cio que uti­li­zan la mayo­ría de los free­lan­cers. Un free­lan­ce es una per­so­na que tra­ba­ja por cuen­ta pro­pia para una empre­sa deter­mi­na­da, faci­li­tán­do­le un ser­vi­cio a cam­bio de una com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca. Muchas empre­sas sub­con­tra­tan ser­vi­cios a tra­vés de los free­lan­cers, resul­tan­do tra­ba­ja­do­res de la com­pa­ñía, que brin­dan sus tareas en la mayo­ría de los casos por medio de con­tra­tos, espe­ci­fi­can­do el tiem­po que tra­ba­ja­rán para el emplea­dor y bajo qué condiciones.

Ana­li­zan­do este con­cep­to, a su vez nos encon­tra­mos fren­te a otro fla­ge­lo que afec­ta a los tra­ba­ja­do­res como son los casos de frau­de labo­ral, don­de se encu­bre la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del víncu­lo bajo la apa­rien­cia de figu­ras aje­nas al dere­cho laboral.

En resu­men, el tele­tra­ba­jo, es una for­ma de orga­ni­zar el sis­te­ma labo­ral, basa­do en que el tra­ba­ja­dor desem­pe­ñe su acti­vi­dad sin la nece­si­dad de pre­sen­tar­se físi­ca­men­te en un lugar de tra­ba­jo espe­cí­fi­co. Este tipo de orga­ni­za­ción de tra­ba­jo es posi­ble ya que los méto­dos uti­li­za­dos impli­can el pro­ce­sa­mien­to elec­tró­ni­co de infor­ma­ción y la uti­li­za­ción de un sis­te­ma de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, para poder com­par­tir infor­ma­ción entre el tra­ba­ja­dor y la empresa.

Exis­ten tres tipos de tele­tra­ba­jo que son los siguientes:

  • Domi­ci­lio: aquel en don­de el tra­ba­jo es rea­li­za­do des­de la casa o domi­ci­lio del empleado.
  • Móvil: aquel caso de tele­tra­ba­jo en don­de el emplea­do sue­le tra­ba­jar algu­nos días des­de su domi­ci­lio y otros en la oficina.
  • Tele­cen­tro: aquel en don­de la ins­ti­tu­ción o empre­sa des­ti­na una ofi­ci­na para que los emplea­dos desa­rro­llen deter­mi­na­do tipo de acti­vi­da­des, fue­ra de su ofi­ci­na central.

Lue­go del bre­ve aná­li­sis rea­li­za­do, debe­mos pre­gun­tar ¿es el tele­tra­ba­jo un bene­fi­cio para mejo­rar la cali­dad de vida de los tra­ba­ja­do­res o más bien resul­ta un mode­lo de tra­ba­jo for­ja­do en pos de las ganan­cias del capi­tal? Ade­lan­to la res­pues­ta a favor de la segun­da opción.

El tra­ba­jo a dis­tan­cia no es un tema nue­vo en el ámbi­to labo­ral, sino que hace tiem­po que se venía dis­cu­tien­do, sien­do actual­men­te vis­to con agra­do por par­te de la patro­nal, bajo el pre­tex­to del ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obligatorio.

Este mode­lo de tra­ba­jo for­ma par­te del plan de “moder­ni­za­ción” que tenía el ante­rior gobierno de Mau­ri­cio Macri, que con el resul­ta­do de las últi­mas elec­cio­nes creía­mos olvi­da­do, pero lamen­ta­ble­men­te hoy no es así.-

Como todo sis­te­ma nove­do­so, el tra­ba­jo a dis­tan­cia tie­ne sus aman­tes y detrac­to­res, qui­zá entre la pobla­ción joven ‑más liga­das al uso de la tec­no­lo­gía- y cla­ro está, entre los gru­pos empre­sa­rios, pode­mos encon­trar a los prin­ci­pa­les defen­so­res del mode­lo, sin embar­go, la reali­dad indi­ca que el dicho “se tra­ba­ja mejor en casa” es un mito, sien­do las prin­ci­pa­les crí­ti­cas las siguientes:

¡) El tra­baj­dor o tra­ba­ja­do­ra pier­de víncu­lo y comu­ni­ca­ción con sus com­pa­ñe­ros, los aís­la social­men­te redu­cien­do la posi­bi­li­dad de orga­ni­za­ción en defen­sa de sus derechos.

ii) Alte­ra los perío­dos de descanso.

iii) Modi­fi­ca la jor­na­da laboral.

iv) Des­es­ta­bi­li­za los hora­rios de los trabajadores.

v) Afec­ta el pago de las horas extra.

vi) Hay un mayor ago­ta­mien­to del tra­ba­ja­dor ya que el mis­mo no se des­co­nec­ta total­men­te de sus labo­res para des­can­sar. Al no exis­tir un hora­rio labo­ral esta­ble­ci­do se ili­mi­ta la jor­na­da de tra­ba­jo a las 24 horas del día.

vii) Afec­ta las rela­cio­nes per­so­na­les y fami­lia­res de los tra­ba­ja­do­res, al pene­trar el tra­ba­jo den­tro del ámbi­to más ínti­mo como el hogar del obrero.

viii) Favo­re­ce la pre­ca­ri­za­ción y la ter­ce­ri­za­ción laboral.

ix) Impi­de acce­der a nor­mas de higie­ne y segu­ri­dad en el trabajo.

x) Afec­ta en sobre­ma­ne­ra a ya que a raíz del mode­lo social que aún nos domi­na, en la prác­ti­ca las muje­res mayor­men­te se encuen­tren liga­das a rea­li­zar acti­vi­da­des domés­ti­cas y de crian­za de los hijos, hecho este que agu­di­za el estrés gene­ra­do por el teletrabajo.

La reali­dad indi­ca que el tele­tra­ba­jo impli­ca un “aho­rro” para las empre­sas, para quie­nes siem­pre resul­ta ren­ta­ble tener per­so­nal labo­ran­do des­de su casa. Los aho­rros no solo se dan por­que se deja de desig­nar un espa­cio físi­co para el per­so­nal, sino tam­bién por el aho­rro en los ser­vi­cios bási­cos como agua, luz, gas, inter­net, insu­mos, etc., redu­cien­do de este modo los cos­tos de pro­duc­ción y aumen­tan­do la ren­ta­bi­li­dad de la empresa.

Como regla fun­da­men­tal, para imple­men­tar este sis­te­ma el emplea­dor debe­ría otor­gar al obre­ro la tota­li­dad de los medios tec­no­ló­gi­cos, infor­má­ti­cos, digi­ta­les, insu­mos y cos­tos que requie­re la imple­men­ta­ción del tele­tra­ba­jo. En muchas oca­sio­nes esto no suce­de, y son los tra­ba­ja­do­res quie­nes tie­nen que asu­mir esos cos­tos como por ejem­plo cone­xión a internet.

No pode­mos sos­la­yar un caso pun­tual como resul­ta el de los docen­tes, don­de solo un cier­to por­cen­ta­je tie­ne acce­so a una compu­tado­ra y cone­xión de inter­net, no brin­dan­do el emplea­dor las herra­mien­tas nece­sa­rias para que reali­cen el tra­ba­jo a distancia.

En tal sen­ti­do, no todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras están en con­di­cio­nes de rea­li­zar el tele­tra­ba­jo, por ejem­plo quie­nes viven en una zona rural o semi rural o con defi­cien­te cone­xión a inter­net, quie­nes com­par­ten el uso de una úni­ca compu­tado­ra con el res­to del gru­po fami­liar, como ser hijos en edad esco­lar, o están al cui­da­do de otras per­so­nas, etc.

Chi­le se con­vir­tió en el pri­mer país lati­no­ame­ri­cano en adop­tar el tele­tra­ba­jo de mane­ra legal con la Ley de Tra­ba­jo a dis­tan­cia y Tele­tra­ba­jo, pro­pues­to por el Minis­te­rio de Hacien­da el 10 de mar­zo de 2018 y decre­ta­do ofi­cial­men­te el 26 de mar­zo de 2020, resul­tan­do las prin­ci­pa­les crí­ti­cas un “menor des­can­so y fal­ta de pago de horas extras para los trabajadores/​as”.

Esta fue una ini­cia­ti­va empre­sa­rial que tie­ne por fina­li­dad dotar de una regu­la­ción fle­xi­ble a los tra­ba­ja­do­res para que pue­dan desem­pe­ñar sus labo­res en el domicilio.

La legis­la­ción per­mi­ti­ría que, si un tra­ba­ja­dor ya tie­ne una rela­ción labo­ral, de carác­ter pre­sen­cial en la empre­sa, pue­da acor­dar con su emplea­dor el cam­bio total o par­cial a la moda­li­dad de tra­ba­jo a distancia.

Es sabi­do que las nego­cia­cio­nes entre emplea­dor y tra­ba­ja­dor son asi­mé­tri­cas por natu­ra­le­za y no sig­ni­fi­can otra cosa en la reali­dad que impo­si­cio­nes patro­na­les sobre los emplea­dos. La ley de tele­tra­ba­jo apro­ba­da “ase­gu­ra­ría” 12 horas de des­can­so entre jor­na­da y jor­na­da, lo que sig­ni­fi­ca una pre­ca­ri­za­ción en las con­di­cio­nes labo­ra­les, con jor­na­das que podrían exten­der­se más de lo legal.

En Nues­tro país exis­ten varios pro­yec­tos envia­dos al con­gre­so (no casual­men­te por dipu­tados de la opo­si­ción) para regla­men­tar esta actividad.

En el ámbi­to Judi­cial recien­te­men­te la AJB aca­ba de fir­mar un acuer­do pari­ta­rio con la SCBA para regu­lar el tele­tra­ba­jo en el con­tex­to del ais­la­mien­to social, des­ta­can­do que el tele­tra­ba­jo debe ser una opción y no una obli­ga­ción para los trabajadores.

Con­clu­yen­do, hoy es el momen­to de avan­zar en la bús­que­da de más y mejo­res dere­chos labo­ra­les y no retro­ce­der. En con­se­cuen­cia, si bien el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio y las limi­ta­cio­nes a la cir­cu­la­ción dis­pues­tas por el PEN hicie­ron que las moda­li­da­des habi­tua­les de tra­ba­jo se hayan vis­to modi­fi­ca­das, el tele­tra­ba­jo solo pue­de ser admi­ti­do por los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras como una herra­mien­ta excep­cio­nal para supe­rar la actual cri­sis eco­nó­mi­co-sani­ta­ria, pero nun­ca podrá ser con­va­li­da­do como un méto­do nor­mal, habi­tual y efec­ti­vo de tra­ba­jo, toda vez que el mis­mo no impli­ca un real bene­fi­cio para la cla­se obre­ra sino más bien un incre­men­to de ganan­cia para la patronal.- 

Aso­cia­ción de Abo­ga­dos Labo­ra­lis­tas (AAL) de Mar del Plata.

********************************************

Cómo fun­cio­na la moda­li­dad vir­tual para el Ser­vi­cio de Con­ci­lia­ción Laboral

Cómo funciona la modalidad virtual para el Servicio de Conciliación Laboral

Se regla­men­ta­ron los pro­ce­di­mien­tos de actua­ción vir­tual para los trá­mi­tes ini­cia­dos pre­via­men­te, que se vie­ron trun­ca­dos por la pan­de­mia, y para todos aque­llos que en el futu­ro se inicien.

El Ser­vi­cio de Con­ci­lia­ción Labo­ral Obli­ga­to­ria (SECLO) regla­men­tó con la Dis­po­si­ción 2902020 el pro­ce­di­mien­to de actua­ción vir­tual para trá­mi­tes incon­clu­sos y aque­llos que se ini­cien de aquí en adelante.

En el mar­co de la Emer­gen­cia Sani­ta­ria, amplia­da median­te DNU 2602020 por el pla­zo de un año con moti­vo de la pro­pa­ga­ción del Covid-19 en el terri­to­rio nacio­nal, el Ser­vi­cio de Con­ci­lia­ción Labo­ral Obli­ga­to­ria (SECLO), ins­tan­cia pre­via obli­ga­to­ria a los recla­mos judi­cia­les indi­vi­dua­les y plu­ri­in­di­vi­dua­les en el Fue­ro del Tra­ba­jo, ha esta­ble­ci­do una regla­men­ta­ción de los pro­ce­di­mien­tos de actua­ción vir­tual para los trá­mi­tes ini­cia­dos pre­via­men­te, que se vie­ron trun­ca­dos por la pan­de­mia, y para todos aque­llos que en el futu­ro se inicien.

Des­de el 23 de abril pasa­do, el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Empleo y Segu­ri­dad Social dic­tó las siguien­tes reso­lu­cio­nes para imple­men­tar el uso de pla­ta­for­mas vir­tua­les y dar res­pues­ta a los recla­mos de tra­ba­ja­do­res y empre­sa­rios que vie­ron afec­ta­da su acti­vi­dad coti­dia­na por la irrup­ción del Covid-19 en nues­tro país.

Reso­lu­ción Nº 3442020: esta­ble­ce cuál será el pro­ce­di­mien­to a apli­car en el uso de pla­ta­for­mas vir­tua­les para la cele­bra­ción de audien­cias y actua­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas, el cual se hace exten­si­vo al pro­ce­di­mien­to de la Ley Nº 24.635 y a las audien­cias de rati­fi­ca­ción de acuer­dos espon­tá­neos en los tér­mi­nos del artícu­lo 4° del Decre­to Nº 1.169÷96 sus­ti­tui­do por el Decre­to N° 1.347÷99.

Reso­lu­ción Nº 3972020: regu­la el pro­ce­di­mien­to de actua­ción abre­via­da en los trá­mi­tes ini­cia­dos o que se ini­cien en el mar­co del artícu­lo 223 bis de la Ley Nº 20.744 y resul­ta nece­sa­rio que los tra­ba­ja­do­res inter­vi­nien­tes mani­fies­ten su con­for­mi­dad con dichos acuer­dos ante el Ser­vi­cio de Con­ci­lia­ción Labo­ral Obli­ga­to­ria (S.E.C.L.O.), a efec­tos de su homologación.

La dis­po­si­ción 2902020 del SECLO deter­mi­nó final­men­te el pro­ce­di­mien­to a seguir para otor­gar ope­ra­ti­vi­dad a la regla­men­ta­ción del MTEySS, esti­pu­lan­do que las audien­cias pen­dien­tes en los pro­ce­di­mien­tos incon­clu­sos y los nue­vos a ini­ciar­se en rela­ción al Pro­ce­di­mien­to de Con­ci­lia­ción Labo­ral Obli­ga­to­ria, así como las audien­cias de rati­fi­ca­ción pen­dien­tes de trá­mi­tes ya ini­cia­dos o a ini­ciar­se, res­pec­to de acuer­dos espon­tá­neos, se cele­bra­rán a tra­vés de pla­ta­for­mas vir­tua­les en uso y auto­ri­za­das por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo y/​o cual­quier medio elec­tró­ni­co que ase­gu­re el cum­pli­mien­to del encuen­tro y garan­ti­cen el dere­cho al debi­do pro­ce­so. A tal fin, las par­tes invo­lu­cra­das debe­rán mani­fes­tar las herra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas de que disponen.

Para ini­ciar el trá­mi­te, debe­rá ingre­sar al Por­tal del Abo­ga­do en el sitio web del SECLO a tra­vés de la opción vir­tual “Obli­ga­to­ria”, debien­do acom­pa­ñar toda la docu­men­tal requerida.

Una vez fina­li­za­da la incor­po­ra­ción de todos los docu­men­tos, el sis­te­ma pro­ce­de­rá a sor­tear al con­ci­lia­dor inter­vi­nien­te, fijan­do, con­for­me los pla­zos de ley, el día y hora­rio de la audien­cia que se lle­va­rá a cabo median­te la pla­ta­for­ma vir­tual que éste dis­pon­ga, pre­via con­sul­ta a las par­tes sobre su dis­po­ni­bi­li­dad tecnológica.

Con res­pec­to a la rati­fi­ca­ción de acuer­dos espon­tá­neos, el trá­mi­te se ini­cia a tra­vés de la opción vir­tual “Espon­tá­nea” del Por­tal del Abo­ga­do del SECLO don­de se debe­rá acom­pa­ñar la docu­men­tal requerida.

Aque­llos que se cele­bren exclu­si­va­men­te en los tér­mi­nos del artícu­lo 223 BIS LCT, en el mar­co del ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, las par­tes debe­rán con­sig­nar en su pre­sen­ta­ción ini­cial una decla­ra­ción jura­da acer­ca de la auten­ti­ci­dad de las fir­mas estam­pa­das en dicho docu­men­to. Los letra­dos de ambas par­tes en su caso tam­bién pres­ta­rán dicha decla­ra­ción sobre la auten­ti­ci­dad de los docu­men­tos acom­pa­ña­dos y fir­mas oló­gra­fas pues­tas en su pre­sen­cia, así como sobre la expre­sión del libre con­sen­ti­mien­to y dis­cer­ni­mien­to de cada par­te a la que patro­ci­nan o repre­sen­tan. Debe­rá adjuntarse:

El acuer­do fir­ma­do en for­ma oló­gra­fa por todos los par­ti­ci­pan­tes (trabajador/​es, repre­sen­tan­te sin­di­cal y/​o letra­do patro­ci­nan­te, y la par­te emplea­do­ra). En caso de no poder efec­tuar la fir­ma oló­gra­fa debe­rán arbi­trar­se por la emplea­do­ra los medios con­du­cen­tes a cer­ti­fi­car la auten­ti­ci­dad de la sus­crip­ción del tra­ba­ja­dor del con­ve­nio de un modo fehaciente.Las Actas de Rati­fi­ca­ción de los acuer­dos cele­bra­dos con la inter­ven­ción del letra­do asis­ten­te del/​los trabajador/​es, quien asu­me expre­sa­men­te y con carác­ter de decla­ra­ción jura­men­ta­da, la res­pon­sa­bi­li­dad pro­fe­sio­nal por su fun­ción ad-hoc de cons­ta­ta­ción de la libre emi­sión del con­sen­ti­mien­to del tra­ba­ja­dor y su dis­cer­ni­mien­to sobre el alcan­ce del acto que otor​ga​.La nómi­na de tra­ba­ja­do­res, CUIL, domi­ci­lio real, remu­ne­ra­ción, tareas, anti­güe­dad, correo elec­tró­ni­co de cada tra­ba­ja­dor y núme­ro de teléfono.

La par­te Emplea­do­ra que requie­ra este trá­mi­te, debe­rá diri­gir­se y remi­tir la docu­men­ta­ción per­ti­nen­te al correo habi­li­ta­do ratificacions[email protected]​trabajo.​gob.​ar, indi­can­do en el asun­to: “ART. 223 BIS. NOMBRE Y CUIT DE LA EMPRESA”.

Si el o los tra­ba­ja­do­res no con­ta­ran con patro­ci­nio letra­do, debe­rá sus­pen­der­se el trá­mi­te y se le infor­ma­rá al soli­ci­tan­te sobre el Pro­gra­ma Asis­tir, que brin­da asis­ten­cia jurí­di­ca gra­tui­ta y/​o patro­ci­nio jurí­di­co en con­flic­tos individuales.

Para todos los trá­mi­tes debe­rá infor­mar­se el correo elec­tró­ni­co y el celu­lar per­so­nal de los recla­man­tes, de su letra­do patro­ci­nan­te o de su asis­ten­cia sin­di­cal, los datos com­ple­tos de él o los reque­ri­dos, don­de serán váli­das todas las noti­fi­ca­cio­nes efectuadas

Al momen­to de la cele­bra­ción de todas las audien­cias, las par­tes debe­rán tener con­si­go la docu­men­tal nece­sa­ria denun­cia­da, que pre­via­men­te debe adjun­tar­se al sis­te­ma en el ini­cio del trá­mi­te, jun­to con acre­di­ta­ción de iden­ti­dad y per­so­ne­ría en for­ma­to digital.

A los fines de acre­di­tar iden­ti­dad y per­so­ne­ría debe­rán adjun­tar en for­ma­to digitalizado:

Poder vigen­te y/​o acta de desig­na­ción de auto­ri­da­des con el Esta­tu­to; Copia del DNI, fren­te y dor­so, de los soli­ci­tan­tes. Copia de la Cre­den­cial de matrí­cu­la habi­li­tan­te y vigen­te de todos los abo­ga­dos inter­vi­nien­tes. Para el caso de repre­sen­tan­tes gre­mia­les debe­rá, asi­mis­mo, adjun­tar­se Nota de auto­ri­za­ción expe­di­da por el Secre­ta­rio Gene­ral y/​o repre­sen­tan­te legal de la enti­dad gre­mial facul­tán­do­lo para actuar en el mar­co de dicho acuer­do. El correo elec­tró­ni­co y celu­lar de cada par­te, inclu­si­ve de cada trabajador.

En caso de arri­bar a acuer­dos que impli­quen obli­ga­cio­nes de pago, se debe­rán denun­ciar los ele­men­tos nece­sa­rios para que se hagan efec­ti­vos los pagos por trans­fe­ren­cia ban­ca­ria, o en su defec­to códi­go para el reti­ro de efec­ti­vo por caje­ro.

Todos los acuer­dos y sus rati­fi­ca­cio­nes rea­li­za­das en el mar­co de la Reso­lu­ción 2902020 ten­drán la mis­ma vali­dez que los cele­bra­dos en for­ma presencial.

(*) Abo­ga­do Espe­cia­lis­ta en Dere­cho del Tra­ba­jo. Pre­si­den­te de APREEA

***********************************

UTHGRA Tucu­mán denun­cia a empre­sa­rios hote­le­ros y gas­tro­nó­mi­cos por des­pi­dos y deu­das salariales

UTHGRA Tucumán denuncia a empresarios hoteleros y gastronómicos por despidos y deudas salariales

Sin­di­cal / Tucu­mán / Gre­mia­les Tucu­ma­nas /​2 per­so­nas /​3 temas13MAY

Des­de UTHGRA Sec­cio­nal Tucu­mán, denun­cia­ron a más de 20 fir­mas de empre­sas hote­le­ras y gas­tro­nó­mi­cos por des­pi­dos y deu­das sala­ria­les de más de dos meses. 

En ese sen­ti­do, des­de la enti­dad gre­mial con­du­ci­da a nivel nacio­nal por Luis Barrio­nue­vo y a nivel local por Enri­que Altier, seña­la­ron que uno de los casos más com­pli­ca­dos es el del cén­tri­co Bar «Las Pal­mas», situa­do en la inter­sec­ción de las calles 25 de Mayo y Mar­cos Paz.

«En el Bar Las Pal­mas, pro­pie­dad de Juan Car­los Álva­rez, des­pi­die­ron a 23 tra­ba­ja­do­res, hacien­do caso omi­so al decre­to pre­si­den­cial que prohí­be los des­pi­dos», expre­sa­ron des­de el sin­di­ca­to gas­tro­nó­mi­co en un comu­ni­ca­do de pren­sa. A su vez seña­lan que los empre­sa­rios pre­ten­den pagar indem­ni­za­cio­nes antojadizas.

Des­de UTHGRA Tucu­mán, recha­zan los tele­gra­mas de des­pi­do y exi­gen el pago de la doble indem­ni­za­ción. Entre las fir­mas moro­sas seña­la­ron: Hotel Cata­li­nas Park; Hotel San Javier, Trum­man (Admi­nis­tra­do por Héc­tor Viñua­les); Hotel Gar­den Park; Hotel Pre­mier; Hotel Car­los V; Res­to Mira­so­les, (Red Fede­ri­co Lana­ti); Fili­po, Il Pos­tino; Café 25 ( Jay­me Soler); Hotel Colo­nial ( Ánge­la Olid y Race­do Jor­ge); ABC, Bar Cor­cho; El Bode­gón; Bec­ketts; Sand. Cha­cho; La Mila­ne­sa (de Rodri­go Maren­go); Hotel del Jar­dín; Motel Los Pinos; Ama­deus; Bar Hotel Tucu­man Cen­ter; Bar Ame­ri­cano; Totem. Otra fir­ma que cerró incum­pien­do el Decre­to Pre­si­den­cial, des­pi­dien­do al per­so­nal es Bar Momen­tos de Alber­di (del ex leg. Roque Cativa).

****************************************************

En ple­na pan­de­mia, emplea­dos para­li­zan la obra social Osplad por­que no les pagan los salarios

En plena pandemia, empleados paralizan la obra social Osplad porque no les pagan los salarios

Los emplea­dos de la Obra Social para el Per­so­nal Docen­te (Osplad) agru­pa­dos en el sin­di­ca­to del sec­tor, Sitos­plad, ini­cian hoy un nue­vo paro de 48 horas que irá de las 7 de la maña­na a las 7 del vier­nes pró­xi­mo. Deman­dan el inme­dia­to cobro de los sala­rios adeudados.

«Una vez más los tra­ba­ja­do­res de la Osplad deben recu­rrir a una huel­ga para exi­gir a la patro­nal plu­ri­sin­di­cal ‑con­for­ma­da por los gre­mios Cte­ra, AMET y Saeo­ep- que abo­ne de for­ma inme­dia­ta los depre­cia­dos sala­rios adeu­da­dos», afir­mó el titu­lar del gre­mio, Ale­jan­dro Bassignani.

Bas­sig­na­ni y los secre­ta­rios adjun­to y de Pren­sa, Hebe Nelli y Car­los Terreu, expli­ca­ron que lue­go del «con­tun­den­te paro nacio­nal de salud» del 7 de mayo últi­mo, que pro­du­jo como res­pues­ta patro­nal «el pago fue­ra de tér­mino de solo el 30 por cien­to de los sala­rios de abril», la Osplad otra vez «está en mora».

«Has­ta aho­ra es lo úni­co que per­ci­bie­ron los tra­ba­ja­do­res. Para la mayo­ría, ese 30 por cien­to repre­sen­ta menos de 10 mil pesos. El Sitos­plad insis­te en la nece­si­dad de abrir un espa­cio tri­par­ti­to con­for­ma­do por el Esta­do, sin­di­ca­tos y patro­na­les para abor­dar y solu­cio­nar una pro­ble­má­ti­ca con múl­ti­ples aris­tas», puntualizaron.

La Osplad emplea a más de 1.400 tra­ba­ja­do­res que atien­den a más de 170 mil fami­lias en todo el país, y atra­vie­san «una emer­gen­cia sala­rial» des­de 2018 por­que per­ci­ben sala­rios por deba­jo de la línea de pobre­za, no per­ci­ben los aumen­tos decre­ta­dos por el gobierno y sufren des­do­bla­mien­to y atra­sos para cobrar, dijeron.

Los diri­gen­tes tam­bién denun­cia­ron la exis­ten­cia de pari­ta­rias «no repre­sen­ta­ti­vas» y expre­sa­ron que el gre­mio ya deci­dió el «aler­ta» para garan­ti­zar «las con­di­cio­nes de segu­ri­dad, higie­ne y pro­vi­sión de insu­mos ade­cua­dos y los ele­men­tos de pro­tec­ción per­so­nal al per­so­nal que cum­ple tareas en la emer­gen­cia sanitaria.

**************************************************

Come­do­res pla­ten­ses: pre­sos dona­ron 140 kilos de verduras

Los reclu­sos cuen­tan con una huer­ta en la Uni­dad Peni­ten­cia­ria 12 de Gori­na. La comi­da fue dona­da a come­do­res comu­ni­ta­rios de La Plata.

Inter­nos de la Uni­dad Peni­ten­cia­ria 12 de Gori­na dona­ron unos 140 kilos de ver­du­ras cose­cha­das en su pro­pia huer­ta y fue­ron des­ti­na­dos a come­do­res de la ciu­dad de La Plata.

Los come­do­res comu­ni­ta­rios bene­fi­cia­dos fue­ron El Cho­güi, Barrio Futu­ro, El Obra­dor y Niño Jesús, todos de la ciu­dad capi­tal provincial.

Comedores platenses: presos donaron 140 kilos de verduras

Come­do­res pla­ten­ses: pre­sos dona­ron 140 kilos de verduras

Según infor­mó Télam, la acti­vi­dad fue rea­li­za­da en el mar­co del área de capa­ci­ta­ción agro­pe­cua­ria. La pro­duc­ción fue lle­va­da a cabo por tres inter­nos. La huer­ta tam­bién se uti­li­za para auto­con­su­mo y para la pro­vi­sión de las Uni­da­des 22 y 25 (Olmos) y 33 (Los Hornos).

El res­pon­sa­ble del área Agro­pe­cua­ria, Rodri­go Cam­po­mar, infor­mó que la dona­ción ‑la cual con­sis­tió en 50 kilos de zapa­llo, 60 de acel­ga y 30 de remo­la­cha- lle­gó al come­dor comu­ni­ta­rio “El Cho­güí”, del barrio pla­ten­se de San Carlos.

Cam­po­mar dijo que «cuan­do (los inter­nos) saben que la pro­duc­ción tie­ne un fin soli­da­rio, obser­vo un mayor com­pro­mi­so y un cam­bio en la actitud”.

Lour­des Yama­mo­to, del men­cio­na­do come­dor, agra­de­ció la dona­ción y dijo que “real­men­te es una gran ayu­da. El Esta­do nos pro­vee ali­men­tos secos, pero las ver­du­ras son muy úti­les para com­ple­men­tar los platos”.

“Como era tan­ta la can­ti­dad de ver­du­ras que reci­bi­mos, una par­te se con­ge­ló y la otra se des­ti­nó a los come­do­res Barrio Futu­ro, El Obra­dor y Niño Jesús. A su vez, lle­va­mos algu­nas a la comu­ni­dad toba, cer­ca­na al arro­yo El Gato”, dijo.

La pro­pues­ta es impul­sa­da por el Minis­te­rio de Jus­ti­cia y Dere­chos Huma­nos bonae­ren­se con el obje­ti­vo de con­ju­gar la capa­ci­ta­ción labo­ral con el ser­vi­cio comunitario.

**********************************

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *