Irak bus­ca su pro­pio des­tino

Por Pablo Jofré Leal /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​12 de mayo de 2020 –

La elec­ción de Mus­ta­fa al-Kaze­mi como pri­mer minis­tro de Irak ha crea­do una opor­tu­ni­dad úni­ca para que este país pon­ga fin a la ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se.

Un país mile­na­rio, una socie­dad can­sa­da de gue­rras, de inva­sio­nes, de ser con­si­de­ra­da una base de agre­sión a paí­ses veci­nos, espe­ran­za­da en poner freno a la corrup­ción, esta­bi­li­zar la situa­ción eco­nó­mi­ca y con­cre­tar una sobe­ra­nía coar­ta­da des­de el año 2003 cuan­do fue inva­di­da por Esta­dos Uni­dos y paí­ses alia­dos.

Mus­ta­fá al-Kaze­mi (Mus­ta­fa Abd al-Latif Mash­tat) licen­cia­do en dere­cho y que ejer­ció como perio­dis­ta fue­ra de Irak ha sido inves­ti­do en el car­go de pri­mer minis­tro, des­pués que Irak pasa­ra cin­co meses sin con­duc­ción polí­ti­ca, tras la renun­cia de Adel Abdul-Mah­di y una con­vul­sa situa­ción social, que en los tres últi­mos meses del año 2019 gene­ró al menos 500 muer­tos. Se sumó una cri­sis inter­na­cio­nal cuan­do el día 3 de enero del 2020, un aten­ta­do eje­cu­ta­do por fuer­zas mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses, esta­cio­na­das en la base mili­tar de Ain al-Asad, con­tra la comi­ti­va del tenien­te gene­ral Qasem Solei­ma­ni, a la sali­da del aero­puer­to de Bag­dad tuvo como resul­ta­do el ase­si­na­to del céle­bre mili­tar ira­ní. Un dron diri­gi­do des­de el coman­do mili­tar esta­dou­ni­den­se aca­bo con la vida con este bri­llan­te mili­tar a car­go de las Fuer­zas Quds. En este aten­ta­do terro­ris­ta fue ase­si­na­do tam­bién el segun­do hom­bre de las Uni­da­des de Movi­li­za­ción Popu­lar (Al-Hashad Al-Sha­bi por su nom­bre en ára­be) Abu Mah­di al-Muhan­dis.

Solei­ma­ni había oca­sio­na­do gran núme­ro de derro­tas a las fuer­zas terro­ris­tas tak­fi­ri apo­ya­das por Esta­dos Uni­dos, Israel, Ara­bia Sau­dí y las monar­quías ribe­re­ñas del Gol­fo Pér­si­co. Tal reali­dad lo puso en el radar de posi­bles accio­nes terro­ris­tas por par­te de los orga­nis­mos de inte­li­gen­cia de Washing­ton y sus alia­dos. No es casual que la ope­ra­ción con­tra el mili­tar ira­ní haya sido eje­cu­ta­da en el sitio men­cio­na­do. Ya en noviem­bre del año 2019 Qais Jaza­li, líder ira­quí del gru­po Asaib Ahl al-Haq, había denun­cia­do que el ser­vi­cio de espio­na­je israe­lí (Mos­sad) ope­ra en varias pro­vin­cias del nor­te de Irak y tie­ne “una base con­jun­ta” con la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia de EE. UU. (CIA) en el aero­puer­to de Bag­dad.

Este ase­si­na­to gene­ró la reac­ción del Gobierno de Tehe­rán, que deci­dió dar cur­so a la deno­mi­na­da “Ope­ra­ción Már­tir Solei­ma­ni”, lan­zan­do 15 misi­les tie­rra-tie­rra (Fateh 110), que des­tru­yó par­te de las ins­ta­la­cio­nes de las bases mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en sue­lo ira­quí de Ain Al-Asad y la base mili­tar ubi­ca­da en la ciu­dad de Erbil, cau­san­do un nume­ro­so núme­ro de muer­tos y heri­dos. Cifra exac­ta que Washing­ton ha man­te­ni­do en secre­to, pero sin poder res­tar­le impor­tan­cia a una ven­gan­za anun­cia­da y que no será la úni­ca. Un ata­que de gran enver­ga­du­ra y pre­ci­sión. Una mues­tra del pode­río misi­lís­ti­co del Cuer­po de Guar­dia­nes de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca (CGRI) de Irán que tie­ne a su car­go todo este sis­te­ma de defen­sa.

Por su par­te, las auto­ri­da­des ira­quíes y su par­la­men­to, en una vota­ción efec­tua­da el día 5 de enero del 2020 por 170 votos – de un total de 266 (sin la pre­sen­cia de dipu­tados suníes y kur­dos, estos últi­mos en gene­ral alia­dos de Washing­ton) apro­ba­ron una moción en la que exi­gie­ron al Gobierno, que expul­se del país a todas las tro­pas extran­je­ras, fun­da­men­tal­men­te los 5 200 sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses afin­ca­dos en seis bases mili­ta­res. Si bien el tex­to no es vin­cu­lan­te, el ex pri­mer minis­tro Adel Abdul Mah­di (inte­ri­no en aquel momen­to pues había dimi­ti­do en el mes de noviem­bre del 2019) pidió, poco antes de la vota­ción a los dipu­tados, que apo­ya­ran poner fin a la pre­sen­cia de tro­pas extran­je­ras lo antes posi­ble, de tal mane­ra de nego­ciar las con­di­cio­nes del replie­gue con Washing­ton.

La deter­mi­na­ción par­la­men­ta­ria de ese 5 de enero, aún no se cum­ple y ha vuel­to a ser reite­ra­da por el actual pri­mer minis­tro Mus­ta­fa al-Kaze­mi “No que­re­mos que Irak siga sien­do un lugar de ajus­te de cuen­tas, en fun­ción del ase­si­na­to del tenien­te gene­ral Qasem Solei­ma­ni a manos de Esta­dos Uni­dos como tam­po­co las agre­sio­nes con­tra Siria e Irán” que tie­nen su base en las ins­ta­la­cio­nes ocu­pa­das por Washing­ton en Irak. El plan­tea­mien­to ira­quí, en gene­ral, es que diplo­má­ti­cos y mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses deben salir del terri­to­rio pues son un ele­men­to des­es­ta­bi­li­za­dor en el país y en la región.

Pero, esta deci­sión debe ir acom­pa­ña­da de las urgen­tes solu­cio­nes a los acu­cian­tes pro­ble­mas que enfren­ta la socie­dad ira­quí. Un país con altos nive­les de des­em­pleo, sobre todo en la pobla­ción menor de 25 años. La corrup­ción de una cas­ta polí­ti­ca, que no ha dado el ancho en bene­fi­cio de los intere­ses de su socie­dad. La nece­si­dad de satis­fa­cer los dere­chos a ser­vi­cios bási­cos de la pobla­ción. Todos ellos ele­men­tos que con­mue­ven al pue­blo ira­quí y que expli­can tam­bién los altos nive­les de des­apro­ba­ción de los gobier­nos de turno y su vol­car­se a la calle en bus­ca de res­pues­tas.

El nue­vo pri­mer minis­tro, Mus­ta­fa Al-Kaze­mi , inves­ti­do el día 6 de mayo pasa­do jun­to a un gabi­ne­te de 15 minis­tros (don­de fal­ta aún nom­brar al can­ci­ller y al minis­tro de petró­leo) es con­si­de­ra­do un polí­ti­co con múl­ti­ples con­tac­tos deri­va­dos de su paso como exi­lia­do, en el gobierno del ex dic­ta­dor Sadam Hus­sein, por Ale­ma­nia, el Rei­no Uni­do y su labor como edi­tor en jefe de la revis­ta Iraq News­week, emi­ti­da des­de Bei­rut y como escri­tor y edi­tor geren­te de la divi­sión de Irak en el sitio Al-Moni­tor Inter­na­tio­nal. Un cono­ce­dor de los entre­si­jos de un país com­ple­jo don­de se cru­zan intere­ses étni­cos, reli­gio­sos e influen­cias exter­nas lo que requie­re alguien que pue­da gene­rar puen­tes de solu­ción. Des­de que le fue enco­men­da­do la for­ma­ción de su Gabi­ne­te, Al-Kaze­mi se enfras­co en la bús­que­da de con­sen­sos, en un país de disen­sos, logran­do aglu­ti­nar el apo­yo de la Coa­li­ción de Fuer­zas Ira­quíes, el blo­que más impor­tan­te de fuer­zas polí­ti­cas suníes, par­ti­dos chií como Al-Fatah y el con­glo­me­ra­do Esta­do y Ley del ex pri­mer minis­tro Nuri al-Mali­ki.

En todo caso, este gobierno es, cla­ra­men­te, una admi­nis­tra­ción inte­ri­na. Un gobierno de tran­si­ción mien­tras se pre­pa­ran las elec­cio­nes gene­ra­les anti­ci­pa­das con­di­cio­na­das según el pre­si­den­te Barham Saleh, al ejer­ci­cio de la ple­na sobe­ra­nía ira­quí y la con­for­ma­ción de leyes elec­to­ra­les más jus­tas e inte­gra­les y ello impli­ca con­sen­so polí­ti­co entre las dis­tin­tas fuer­zas del país. Duran­te estos 17 años de ocu­pa­ción Esta­dos Uni­dos y sus agen­tes han tra­ba­ja­do por exa­cer­bar las dife­ren­cias inter­nas, frag­men­tar el país, gene­rar odio étni­co y reli­gio­so, y rom­per el teji­do social de un país que en los últi­mos 40 años ha pasa­do en gue­rras y ocu­pa­ción. Un esce­na­rio de gol­pe blan­co como sue­le deno­mi­nar­se, des­ti­na­do a frac­tu­rar inter­na­men­te el país. Tra­tar de supe­rar estos peli­gros es una tarea titá­ni­ca, pero esen­cial, so pena de con­ver­tir a Irak en un pol­vo­rín aún más san­grien­to que el que se ha vivi­do en la región, prin­ci­pal­men­te en la últi­ma déca­da.

Así lo entien­de y trans­mi­te el máxi­mo clé­ri­go chií en Irak, Seyed Ali Sis­ta­ni quien des­de las mani­fes­ta­cio­nes anti­gu­ber­na­men­ta­les de fines del año 2019 a la fecha ha seña­la­do que “los enemi­gos de Irak han pre­ten­di­do exten­der el caos y sumir al país en luchas inter­nas y lue­go devol­ver­lo a la era de la dic­ta­du­ra, por ello ante deman­das jus­tas hay que saber dife­ren­ciar­se de sabo­tea­do­res y agen­tes exter­nos”. Un Ali Sis­ta­ni que ha levan­ta­do la voz para que los con­gre­sis­tas den cur­so a leyes elec­to­ra­les que satis­fa­gan la deman­da de la gen­te y esto debe ser el ante­ce­den­te de elec­cio­nes libres y jus­tas, que refle­jen en for­ma correc­ta la volun­tad del pue­blo ira­quí.

Irak bus­ca un derro­te­ro posi­ti­vo para su pobla­ción. Un gobierno que se estre­na en fun­ción de satis­fa­cer las deman­das de una socie­dad que está dis­pues­ta a salir nue­va­men­te a la calle, pero tenien­do cla­ro que debe dis­tan­ciar­se de sabo­tea­do­res y vio­len­tis­tas, como lo ha soli­ci­ta­do el clé­ri­go Seyed Ali Sis­ta­ni. Un Irak ape­te­ci­do por las poten­cias occi­den­ta­les, fun­da­men­tal­men­te, debi­do a sus enor­mes rique­zas ener­gé­ti­cas.

Efec­ti­va­men­te, Irak posee reser­vas cal­cu­la­das 120 mil millo­nes de barri­les y otras 100 mil de esti­ma­ción por aque­llas zonas no explo­ra­das en el res­to del país. Eso lo con­vier­te en el segun­do país del mun­do con mayo­res exis­ten­cias de cru­do, tras Vene­zue­la que posee 240 mil millo­nes barri­les sin explo­tar. Sume a eso los recur­sos gasí­fe­ros. Uni­do a con­si­de­ra­cio­nes geo­po­lí­ti­cas, al ser Irak, cru­ce de oleo­duc­tos y gaso­duc­tos y ello en el plano de las rela­cio­nes y con­for­ma­ción de blo­ques eco­nó­mi­cos resul­ta fun­da­men­tal.

Si a lo men­cio­na­do damos lugar al hecho que Irak es un país fron­te­ri­zo con la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán, por tan­to el obje­ti­vo prio­ri­ta­rio de las polí­ti­cas de des­es­ta­bi­li­za­ción y agre­sión de la tria­da con­for­ma­da por Washing­ton, el sio­nis­mo y la Casa Al Saud, se entien­de el desen­freno de estos paí­ses por gene­rar el con­trol de Irak. Ade­más de ser vecino de Siria, lo que ha per­mi­ti­do cons­ta­tar que lo mis­mo ha ser­vi­do de trán­si­to de terro­ris­tas, como de ins­ta­la­ción de ellos para gene­rar el caos en ambos paí­ses.

La reali­dad de un impe­ria­lis­mo tozu­do, empe­ci­na­do en con­tro­lar terri­to­rios y sus rique­zas obli­ga a pen­sar que la sali­da de sus tro­pas de terri­to­rio ira­quí no va a ser por la vía pací­fi­ca, oja­lá así fue­ra, pero la his­to­ria algo nos ense­ña cuan­do se tra­ta del impe­ria­lis­mo. Así lo entien­de tam­bién un alto clé­ri­go ira­quí, Seyed Yasin al Musa­vi, quien en el tra­di­cio­nal rezo colec­ti­vo de los vier­nes en Bag­dad seña­ló “Esta­dos Uni­dos no pre­ten­de hacer las male­tas y aban­do­nar Asia occi­den­tal, por lo que no hay otro reme­dio que expul­sar­lo de la región y en esto la resis­ten­cia es cla­ve.

Allí adquie­re impor­tan­cia las orga­ni­za­cio­nes agru­pa­das en las lla­ma­das Uni­da­des de Movi­li­za­ción Popu­lar que han libra­do duras bata­llas para derro­tar a las fuer­zas de Daesh y expul­sar­las defi­ni­ti­va­men­te del terri­to­rio, como lo han esta­do hacien­do con la ya ter­mi­na­da ope­ra­ción Rama­dán 3”, don­de logra­ron lim­piar las zonas fron­te­ri­zas cer­ca de Siria en el área de Akashat has­ta la ciu­dad de Al-Qaim, en la pro­vin­cia de Al-Anbar. Accio­nes que tie­ne su cla­ra jus­ti­fi­ca­ción en orden a con­ten­der con­tra las pre­ten­sio­nes de Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos, que apo­yan la gue­rra de agre­sión lle­va­da a cabo por el terro­ris­mo tan­to en Siria como en Irak.

Se seña­ló en medios de infor­ma­ción de la región, que el res­pon­sa­ble detrás de los ata­ques terro­ris­tas con­tra las Uni­da­des de Movi­li­za­ción Popu­lar es Esta­dos Uni­dos “en con­cre­to denun­cian que Washing­ton tras­la­da los miem­bros de Daesh de Siria a Irak con el obje­ti­vo de des­es­ta­bi­li­zar el país ára­be “Inclu­so, en un infor­me del dia­rio Le Mon­de de Fran­cia ha con­sig­na­do que des­de fines del mes de abril las célu­las de Daesh, que se habían man­te­ni­do ocul­tas en la fron­te­ra entre siria e Irak se han acti­va­do, ade­más de tras­la­dar a 3 mil extre­mis­tas en el nor­te y nores­te de Irak.

Sos­tu­ve tiem­po atrás que “Irak es un país ocu­pa­do, sin una ple­na sobe­ra­nía sobre su terri­to­rio, con tro­pas extran­je­ras que han ins­ta­la­do bases mili­ta­res sin con­sen­ti­mien­to alguno del Gobierno ira­quí y que ade­más sigue sufrien­do los ata­ques de fuer­zas terro­ris­tas, que han sido orga­ni­za­das, arma­das, finan­cia­das y pro­te­gi­das por aque­llos que pre­ci­sa­men­te inva­die­ron el país o pres­ta­ron su apo­yo. No olvi­de­mos tam­po­co, que en la zona del Kur­dis­tán ira­quí tam­bién exis­ten bases mili­ta­res con per­so­nal esta­dou­ni­den­se, inclu­so tro­pas ale­ma­nas (800 sol­da­dos) que entre­nan a las mili­cias Pesh­mer­gas y que son una per­ma­nen­te pre­sión sobre el gobierno cen­tral ira­quí, ya sea en lo refe­ren­te a los cam­pos petro­lí­fe­ros de Kir­kuk o los afa­nes inde­pen­den­tis­tas de algu­nos sec­to­res, que inclu­so lle­ga­ron a la rea­li­za­ción de un refe­rén­dum en sep­tiem­bre del 2017 que obli­gó a Bag­dad a inter­ve­nir” y que con­tó con el reco­no­ci­mien­to del sio­nis­mo en una cla­ra estra­te­gia de frag­men­ta­ción y ata­que al vecino irán.

Dicha situa­ción no ha cam­bia­do y más aún, se ha inten­si­fi­ca­do la pre­sión con­tra este país, de tal for­ma de gene­rar una situa­ción glo­bal de páni­co, des­go­bierno, movi­li­za­cio­nes incon­tro­la­bles u caos de pro­por­cio­nes don­de el opor­tu­nis­mo de Washing­ton y sus socios pre­ten­de ganar par­ti­do. Eso, hay que impe­dir­lo y exi­gir al nue­vo gobierno ira­quí que cami­ne con pies de plo­mo para pisar fuer­te, deci­di­do, en bene­fi­cio del pue­blo ira­quí. Las manos sucias de Washing­ton siguen mar­can­do a fue­go la polí­ti­ca inter­na­cio­nal y ejer­cen una mal­sa­na influen­cia en paí­ses, que, como Irak, bus­can su pro­pio y sobe­rano des­tino.

Pablo Jofré Leal

Pablo Jofré Leal
Perio­dis­ta y escri­tor chi­leno. Ana­lis­ta inter­na­cio­nal, Mas­ter en Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Madrid. Espe­cia­lis­ta en temas prin­ci­pal­men­te de Lati­noa­mé­ri­ca, Asia Occi­den­tal y el Magreb. Es cola­bo­ra­dor de varias cade­nas de noti­cias inter­na­cio­na­les. Crea­dor de pági­na WEB de aná­li­sis inter­na­cio­nal ANÁLISIS GLOCAL www​.ana​li​sis​glo​cal​.cl

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: