Argen­ti­na. Mien­tras no se apla­ne la cur­va de la des­ocu­pa­ción y el ham­bre, el pue­blo vue­ve a las calles

Por Jor­ge Fal­co­ne, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 mayo 2020

“O segui­mos con el mis­mo sis­te­ma glo­bal de la moder­ni­dad libe­ral capi­ta­lis­ta, indi­vi­dua­lis­ta e irres­pon­sa­ble con los pobres o empe­za­mos a idear otro tipo de mun­do, lo cual de todas for­mas ten­dre­mos que lle­var a cabo”.
Dr. Enri­que Dus­sel Ambro­si­ni, inves­ti­ga­dor del Depar­ta­men­to de Filo­so­fía de la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma Metro­po­li­ta­na de México 

Ante la opor­tu­ni­dad de que la espe­cie huma­na apren­da esta lec­ción
Hace pocos días, con­sul­ta­do por un medio digi­tal, el sicó­lo­go mar­xis­ta laca­niano Jor­ge Ale­mán, con­je­tu­ran­do un posi­ble esce­na­rio post pan­de­mia bara­jó como peor posi­bi­li­dad la deri­va hacia un sis­te­ma-mun­do seme­jan­te al que pro­po­nían la saga cine­ma­to­grá­fi­ca Mad Max ini­cia­da por Geor­ge Miller o la serie que adap­tó a la TV El Cuen­to de la Cria­da, de Mar­ga­ret Atwood.
Cabe seña­lar que en el pri­mer caso se hacía refe­ren­cia a una dis­to­pía de abso­lu­ta diso­lu­ción del Esta­do e impe­rio de la Ley del Más Fuer­te, y en el segun­do todo lo con­tra­rio, ya que des­cri­bía una socie­dad patriar­cal tota­li­ta­ria y repre­si­va, regi­da por un Esta­do fuer­te y pla­ni­fi­ca­dor, vol­ca­do xeno­fó­bi­ca­men­te hacia den­tro de sus pro­pias fron­te­ras.
Si uno de los ejem­plos era asi­mi­la­ble al fenó­meno de sece­sión terri­to­rial y dis­gre­ga­ción social gene­ra­do en Euro­pa del Este tras la Gue­rra de los Bal­ca­nes, el otro se apro­xi­ma­ría a cier­tos Esta­dos pro­tec­cio­nis­tas euro­peos con­tem­po­rá­neos del Bre­xit.
Pero salien­do de los mode­los ima­gi­na­rios uti­li­za­dos para hacer una pros­pec­ti­va acer­ca del peor de los des­en­la­ces de la cri­sis huma­ni­ta­ria que vive el pla­ne­ta, con­ven­ga­mos que la reali­dad con­tan­te y sonan­te nos mues­tra un Nor­te Glo­bal en ple­na tran­si­ción hege­mó­ni­ca (el dife­ren­te abor­da­je de la pan­de­mia en EEUU y Chi­na ilus­tra en gran medi­da ese fenó­meno), y un Sur que tras los suce­si­vos foros glo­ba­li­fó­bi­cos no ati­na a arti­cu­lar­se como comu­ni­dad de intere­ses. En tales lidias, la media­ción del Vati­cano no hace mella algu­na sobre el ape­ti­to voraz de un capi­ta­lis­mo des­bo­ca­do y abso­lu­ta­men­te refrac­ta­rio a cual­quier prin­ci­pio moral, con la evi­den­te con­se­cuen­cia de que aho­ra el pla­ne­ta nos ha dicho bas­ta.
Los pro­nós­ti­cos más opti­mis­tas entre­vén el adve­ni­mien­to de una nue­va con­cien­cia huma­ni­ta­ria más res­pe­tuo­sa del eco­sis­te­ma, un nue­vo auge pro­tec­cio­nis­ta, y el de un nacio­na­lis­mo de inclu­sión. A ese res­pec­to, recien­te­men­te 200 per­so­na­li­da­des entre las que figu­ran tan­to una vein­te­na de Pre­mios Nobel de físi­ca y quí­mi­ca, como artis­tas de la talla de Robert De Niro, Madon­naPedro Almo­dó­var, han fir­ma­do un mani­fies­to titu­la­do “Con­tra una vuel­ta a la nor­ma­li­dad”, en el que recla­man que tras la pan­de­mia del COVID – 19 se fre­ne el “colap­so glo­bal” ambien­tal, se rede­fi­nan valo­res y se actúe en pro de la “dig­ni­dad, super­vi­ven­cia y cohe­ren­cia”. A su vez, des­de pers­pec­ti­vas ten­dien­tes a huma­ni­zar el capi­tal – como si aún fue­ra posi­ble – un gru­po de inte­lec­tua­les y polí­ti­cos se ha lan­za­do a pro­mo­ver una Inter­na­cio­nal Pro­gre­sis­ta. For­man par­te de la ini­cia­ti­va el poli­tó­lo­go y acti­vis­ta esta­dou­ni­den­se Noam Chomsky, la escri­to­ra y tam­bién acti­vis­ta cana­dien­se Nao­mi Klein, el eco­no­mis­ta gre­co-aus­tra­liano Yanis Varou­fa­kis, el aca­dé­mi­co y polí­ti­co bra­si­le­ño del PT Fer­nan­do Had­dad, y la pri­me­ra minis­tra islan­de­sa Katrín Jakobs­dót­tir, quie­nes pro­mue­ven la defen­sa de la demo­cra­cia, la soli­da­ri­dad, la igual­dad y la sos­te­ni­bi­li­dad.
Pero la últi­ma pala­bra segu­ra­men­te la ten­drán lxs tra­ba­ja­dorxs ocu­padxs y des­ocu­padxs del mun­do, que cuan­do la pan­de­mia tan sólo sea un mal recuer­do enfren­ta­rán una rece­sión de carac­te­rís­ti­cas des­co­no­ci­das, y que­da­rán fren­te a fren­te con el fan­tas­ma del ham­bre y la mise­ria, con­tan­do como úni­co ali­cien­te con la mochi­la de su his­tó­ri­ca expe­rien­cia de lucha.
La dis­yun­ti­va que enfren­ta­mos, des­de una pers­pec­ti­va revo­lu­cio­na­ria nos lle­va a evo­car algu­nas estro­fas del padre Ernes­to Car­de­nal, gigan­tes­co poe­ta nica­ra­güen­se y nos­tr­ame­ri­cano, dedi­ca­das a Augus­to César San­dino – el pri­mer patrio­ta del Siglo XX que echó a los yan­quis a tiros del con­ti­nen­te – en su lar­go poe­ma Hora Cero. Allí el vate cen­tro­ame­ri­cano escri­bía: “Y San­dino no era inte­li­gen­te ni era cul­to /​pero salió inte­li­gen­te de la mon­ta­ña”. Oja­lá que esta pes­te sea la mon­ta­ña que alec­cio­ne a todos los pue­blos del mundo. 

¿El humano es un ani­mal polí­ti­co o el polí­ti­co es un ani­mal infra­hu­mano?
Las demo­cra­cias de baja inten­si­dad que suce­die­ron a las fero­ces dic­ta­du­ras del Cono Sur, y su con­se­cuen­te cla­se polí­ti­ca medio­cre, venal, y ren­tis­ta, han con­tri­bui­do a degra­dar el valor de la polí­ti­ca. Y el mayor impac­to de dicho fenó­meno lo han acu­sa­do lxs jóvenxs.
Así, entre lxs cen­ten­nialls, quien no se des­en­tien­de total­men­te del inte­rés común para ren­dir­se al hedo­nis­mo y el con­su­mo más indi­vi­dua­lis­tas, con­ci­be el hacer polí­ti­co como una com­pe­ten­cia mera­men­te elec­to­ral y atra­ve­sa­da por pasio­nes cua­si fut­bo­le­ras. En con­se­cuen­cia, dicha mira­da solo regis­tra la pun­ta del ice­berg de una intrin­ca­da reali­dad, lo que fre­cuen­te­men­te con­du­ce a adhe­rir a seduc­to­res dis­cur­sos sin repa­rar en los pro­gra­mas eco­nó­mi­cos que los sus­ten­tan ni en los intere­ses nacio­na­les e inter­na­cio­na­les a que res­pon­den. La resul­tan­te de tal pro­ce­der con­sis­te en cifrar toda expec­ta­ti­va en votar, y desin­te­re­sar­se de la vida públi­ca has­ta un pró­xi­mo comi­cio… sal­vo que el bagre comien­ce a picar.
Sin embar­go, la anti­gua y noble cien­cia polí­ti­ca, tan vapu­lea­da hoy día, deman­da estu­dio y rigor cien­tí­fi­co en el aná­li­sis, fac­to­res que sólo garan­ti­za un pro­fun­do com­pro­mi­so con el pró­ji­mo.
En cuan­to a lo que nos toca, y muy a pesar de los altos índi­ces de apro­ba­ción que la figu­ra del Pri­mer Man­da­ta­rio acu­mu­la, este cro­nis­ta no deja­rá de seña­lar que esta­mos ante un gobierno sin pro­gra­ma, que pro­rra­tea la aten­ción del ham­bre emi­tien­do mone­da, no inco­mo­da a los pode­ro­sos, y – empa­vu­ra­do con la pala­bra default – paga 320 millo­nes de dóla­res a los acree­do­res inter­na­cio­na­les en con­cep­to de ven­ci­mien­to de intere­ses tri­mes­tra­les, en una situa­ción de des­co­mu­nal emer­gen­cia eco­nó­mi­ca por cuyo tra­ta­mien­to algu­na vez debe­rá ren­dir cuen­tas ante la His­to­ria.
La decep­ción del minis­tro Guz­mán fren­te a la reti­cen­cia a un acuer­do de fon­dos como Black Rock y otros ha recor­da­do a muchxs la fra­se que hizo céle­bre al minis­tro alfon­si­nis­ta Puglie­se – “Les hablé con el cora­zón y me res­pon­die­ron con el bol­si­llo” – ya que, como es obvio, lejos de tra­tar con volun­ta­rios de la Cruz Roja, lo hace con Pira­tas del Cari­be.
Es muy pro­ba­ble que Alber­to Fer­nán­dez sal­ga de la cua­ren­te­na for­ta­le­ci­do ante una cla­se media que tuvo res­to para obser­var un ais­la­mien­to pro­duc­ti­vo, pero difí­cil­men­te con­ser­ve por mucho tiem­po tal pres­ti­gio fren­te a lxs con­de­nadxs a la mise­ria si no enca­ra resuel­ta­men­te una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca sobe­ra­na y pro­du­ce un shock dis­tri­bu­ti­vo que le evi­te el segu­ro con­tra­tiem­po de nue­vas ocu­pa­cio­nes del espa­cio públi­co recla­man­do pan y tra­ba­jo. Por lo pron­to, ya ha tras­cen­di­do que empre­sas recep­to­ras de sub­si­dio esta­tal lo han emplea­do en fugar dóla­res (!), y que nume­ro­sas orga­ni­za­cio­nes socia­les inde­pen­dien­tes del Esta­do están ganan­do las calles enar­bo­lan­do con­sig­nas tales como #SuRi­que­zaEs­Nues­tra­Po­bre­za, #Emer­gen­cia­Sa­ni­ta­ria, y #Los­Fe­mi­ci­dios­No­Se­To­man­Cua­ren­te­na.
Resu­mien­do, diga­mos que difí­cil­men­te pue­da domar al potro enca­bri­ta­do del mun­do que nos toca una coa­li­ción pro­gre­sis­ta de carác­ter social­de­mó­cra­ta: De Alfon­sínTsi­pras, tal fór­mu­la fra­ca­só.
Lo cier­to es que el ofi­cia­lis­mo triun­fó en nom­bre de un movi­mien­to cuyos padres fun­da­do­res hicie­ron escue­la en mate­ria de pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca con sus pla­nes quin­que­na­les, pero el gabi­ne­te nacio­nal, com­pues­to por fun­cio­na­rios gri­ses a fin de que el pre­si­den­te fun­cio­ne como “tuer­to en el País de los Cie­gos”, no ati­na a apro­ve­char ni el tiem­po de ges­tión que le res­ta ela­bo­ran­do un Plan Trie­nal. En tan­to, la opo­si­ción más recal­ci­tran­te, que no se toma res­pi­ros, ya lan­zó OTPro, una suer­te de 62 orga­ni­za­cio­nes neo­li­be­ral, para meter­se de lleno en un mun­do labo­ral tes­ti­go del pau­la­tino abro­que­la­mien­to y vira­je con­ser­va­dor de lxs trabajadores/​as en blan­co fren­te a la ame­na­za de millo­nes de des­ocu­padxs.
Una vez más, la taba está en el aire, y la mis­ma pare­ce exhi­bir como cara el patrió­ti­co gra­va­men a los poten­ta­dos de la Pam­pa Húme­da, y como ceca el com­pro­me­te­dor apo­yo finan­cie­ro del mag­na­te Geor­ge Soros.-

*Inte­gran­te de la OLP-Resis­tir y Luchar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *