Argen­ti­na. Mien­tras no se apla­ne la cur­va de la des­ocu­pa­ción y el ham­bre, el pue­blo vue­ve a las calles

Por Jor­ge Fal­co­ne, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 mayo 2020

“O segui­mos con el mis­mo sis­te­ma glo­bal de la moder­ni­dad libe­ral capi­ta­lis­ta, indi­vi­dua­lis­ta e irres­pon­sa­ble con los pobres o empe­za­mos a idear otro tipo de mun­do, lo cual de todas for­mas ten­dre­mos que lle­var a cabo”.
Dr. Enri­que Dus­sel Ambro­si­ni, inves­ti­ga­dor del Depar­ta­men­to de Filo­so­fía de la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma Metro­po­li­ta­na de Méxi­co

Ante la opor­tu­ni­dad de que la espe­cie huma­na apren­da esta lec­ción
Hace pocos días, con­sul­ta­do por un medio digi­tal, el sicó­lo­go mar­xis­ta laca­niano Jor­ge Ale­mán, con­je­tu­ran­do un posi­ble esce­na­rio post pan­de­mia bara­jó como peor posi­bi­li­dad la deri­va hacia un sis­te­ma-mun­do seme­jan­te al que pro­po­nían la saga cine­ma­to­grá­fi­ca Mad Max ini­cia­da por Geor­ge Miller o la serie que adap­tó a la TV El Cuen­to de la Cria­da, de Mar­ga­ret Atwood.
Cabe seña­lar que en el pri­mer caso se hacía refe­ren­cia a una dis­to­pía de abso­lu­ta diso­lu­ción del Esta­do e impe­rio de la Ley del Más Fuer­te, y en el segun­do todo lo con­tra­rio, ya que des­cri­bía una socie­dad patriar­cal tota­li­ta­ria y repre­si­va, regi­da por un Esta­do fuer­te y pla­ni­fi­ca­dor, vol­ca­do xeno­fó­bi­ca­men­te hacia den­tro de sus pro­pias fron­te­ras.
Si uno de los ejem­plos era asi­mi­la­ble al fenó­meno de sece­sión terri­to­rial y dis­gre­ga­ción social gene­ra­do en Euro­pa del Este tras la Gue­rra de los Bal­ca­nes, el otro se apro­xi­ma­ría a cier­tos Esta­dos pro­tec­cio­nis­tas euro­peos con­tem­po­rá­neos del Bre­xit.
Pero salien­do de los mode­los ima­gi­na­rios uti­li­za­dos para hacer una pros­pec­ti­va acer­ca del peor de los des­en­la­ces de la cri­sis huma­ni­ta­ria que vive el pla­ne­ta, con­ven­ga­mos que la reali­dad con­tan­te y sonan­te nos mues­tra un Nor­te Glo­bal en ple­na tran­si­ción hege­mó­ni­ca (el dife­ren­te abor­da­je de la pan­de­mia en EEUU y Chi­na ilus­tra en gran medi­da ese fenó­meno), y un Sur que tras los suce­si­vos foros glo­ba­li­fó­bi­cos no ati­na a arti­cu­lar­se como comu­ni­dad de intere­ses. En tales lidias, la media­ción del Vati­cano no hace mella algu­na sobre el ape­ti­to voraz de un capi­ta­lis­mo des­bo­ca­do y abso­lu­ta­men­te refrac­ta­rio a cual­quier prin­ci­pio moral, con la evi­den­te con­se­cuen­cia de que aho­ra el pla­ne­ta nos ha dicho bas­ta.
Los pro­nós­ti­cos más opti­mis­tas entre­vén el adve­ni­mien­to de una nue­va con­cien­cia huma­ni­ta­ria más res­pe­tuo­sa del eco­sis­te­ma, un nue­vo auge pro­tec­cio­nis­ta, y el de un nacio­na­lis­mo de inclu­sión. A ese res­pec­to, recien­te­men­te 200 per­so­na­li­da­des entre las que figu­ran tan­to una vein­te­na de Pre­mios Nobel de físi­ca y quí­mi­ca, como artis­tas de la talla de Robert De Niro, Madon­naPedro Almo­dó­var, han fir­ma­do un mani­fies­to titu­la­do “Con­tra una vuel­ta a la nor­ma­li­dad”, en el que recla­man que tras la pan­de­mia del COVID – 19 se fre­ne el “colap­so glo­bal” ambien­tal, se rede­fi­nan valo­res y se actúe en pro de la “dig­ni­dad, super­vi­ven­cia y cohe­ren­cia”. A su vez, des­de pers­pec­ti­vas ten­dien­tes a huma­ni­zar el capi­tal – como si aún fue­ra posi­ble – un gru­po de inte­lec­tua­les y polí­ti­cos se ha lan­za­do a pro­mo­ver una Inter­na­cio­nal Pro­gre­sis­ta. For­man par­te de la ini­cia­ti­va el poli­tó­lo­go y acti­vis­ta esta­dou­ni­den­se Noam Chomsky, la escri­to­ra y tam­bién acti­vis­ta cana­dien­se Nao­mi Klein, el eco­no­mis­ta gre­co-aus­tra­liano Yanis Varou­fa­kis, el aca­dé­mi­co y polí­ti­co bra­si­le­ño del PT Fer­nan­do Had­dad, y la pri­me­ra minis­tra islan­de­sa Katrín Jakobs­dót­tir, quie­nes pro­mue­ven la defen­sa de la demo­cra­cia, la soli­da­ri­dad, la igual­dad y la sos­te­ni­bi­li­dad.
Pero la últi­ma pala­bra segu­ra­men­te la ten­drán lxs tra­ba­ja­dorxs ocu­padxs y des­ocu­padxs del mun­do, que cuan­do la pan­de­mia tan sólo sea un mal recuer­do enfren­ta­rán una rece­sión de carac­te­rís­ti­cas des­co­no­ci­das, y que­da­rán fren­te a fren­te con el fan­tas­ma del ham­bre y la mise­ria, con­tan­do como úni­co ali­cien­te con la mochi­la de su his­tó­ri­ca expe­rien­cia de lucha.
La dis­yun­ti­va que enfren­ta­mos, des­de una pers­pec­ti­va revo­lu­cio­na­ria nos lle­va a evo­car algu­nas estro­fas del padre Ernes­to Car­de­nal, gigan­tes­co poe­ta nica­ra­güen­se y nos­tr­ame­ri­cano, dedi­ca­das a Augus­to César San­dino – el pri­mer patrio­ta del Siglo XX que echó a los yan­quis a tiros del con­ti­nen­te – en su lar­go poe­ma Hora Cero. Allí el vate cen­tro­ame­ri­cano escri­bía: “Y San­dino no era inte­li­gen­te ni era cul­to /​pero salió inte­li­gen­te de la mon­ta­ña”. Oja­lá que esta pes­te sea la mon­ta­ña que alec­cio­ne a todos los pue­blos del mun­do.

¿El humano es un ani­mal polí­ti­co o el polí­ti­co es un ani­mal infra­hu­mano?
Las demo­cra­cias de baja inten­si­dad que suce­die­ron a las fero­ces dic­ta­du­ras del Cono Sur, y su con­se­cuen­te cla­se polí­ti­ca medio­cre, venal, y ren­tis­ta, han con­tri­bui­do a degra­dar el valor de la polí­ti­ca. Y el mayor impac­to de dicho fenó­meno lo han acu­sa­do lxs jóvenxs.
Así, entre lxs cen­ten­nialls, quien no se des­en­tien­de total­men­te del inte­rés común para ren­dir­se al hedo­nis­mo y el con­su­mo más indi­vi­dua­lis­tas, con­ci­be el hacer polí­ti­co como una com­pe­ten­cia mera­men­te elec­to­ral y atra­ve­sa­da por pasio­nes cua­si fut­bo­le­ras. En con­se­cuen­cia, dicha mira­da solo regis­tra la pun­ta del ice­berg de una intrin­ca­da reali­dad, lo que fre­cuen­te­men­te con­du­ce a adhe­rir a seduc­to­res dis­cur­sos sin repa­rar en los pro­gra­mas eco­nó­mi­cos que los sus­ten­tan ni en los intere­ses nacio­na­les e inter­na­cio­na­les a que res­pon­den. La resul­tan­te de tal pro­ce­der con­sis­te en cifrar toda expec­ta­ti­va en votar, y desin­te­re­sar­se de la vida públi­ca has­ta un pró­xi­mo comi­cio… sal­vo que el bagre comien­ce a picar.
Sin embar­go, la anti­gua y noble cien­cia polí­ti­ca, tan vapu­lea­da hoy día, deman­da estu­dio y rigor cien­tí­fi­co en el aná­li­sis, fac­to­res que sólo garan­ti­za un pro­fun­do com­pro­mi­so con el pró­ji­mo.
En cuan­to a lo que nos toca, y muy a pesar de los altos índi­ces de apro­ba­ción que la figu­ra del Pri­mer Man­da­ta­rio acu­mu­la, este cro­nis­ta no deja­rá de seña­lar que esta­mos ante un gobierno sin pro­gra­ma, que pro­rra­tea la aten­ción del ham­bre emi­tien­do mone­da, no inco­mo­da a los pode­ro­sos, y – empa­vu­ra­do con la pala­bra default – paga 320 millo­nes de dóla­res a los acree­do­res inter­na­cio­na­les en con­cep­to de ven­ci­mien­to de intere­ses tri­mes­tra­les, en una situa­ción de des­co­mu­nal emer­gen­cia eco­nó­mi­ca por cuyo tra­ta­mien­to algu­na vez debe­rá ren­dir cuen­tas ante la His­to­ria.
La decep­ción del minis­tro Guz­mán fren­te a la reti­cen­cia a un acuer­do de fon­dos como Black Rock y otros ha recor­da­do a muchxs la fra­se que hizo céle­bre al minis­tro alfon­si­nis­ta Puglie­se – “Les hablé con el cora­zón y me res­pon­die­ron con el bol­si­llo” – ya que, como es obvio, lejos de tra­tar con volun­ta­rios de la Cruz Roja, lo hace con Pira­tas del Cari­be.
Es muy pro­ba­ble que Alber­to Fer­nán­dez sal­ga de la cua­ren­te­na for­ta­le­ci­do ante una cla­se media que tuvo res­to para obser­var un ais­la­mien­to pro­duc­ti­vo, pero difí­cil­men­te con­ser­ve por mucho tiem­po tal pres­ti­gio fren­te a lxs con­de­nadxs a la mise­ria si no enca­ra resuel­ta­men­te una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca sobe­ra­na y pro­du­ce un shock dis­tri­bu­ti­vo que le evi­te el segu­ro con­tra­tiem­po de nue­vas ocu­pa­cio­nes del espa­cio públi­co recla­man­do pan y tra­ba­jo. Por lo pron­to, ya ha tras­cen­di­do que empre­sas recep­to­ras de sub­si­dio esta­tal lo han emplea­do en fugar dóla­res (!), y que nume­ro­sas orga­ni­za­cio­nes socia­les inde­pen­dien­tes del Esta­do están ganan­do las calles enar­bo­lan­do con­sig­nas tales como #SuRi­que­zaEs­Nues­tra­Po­bre­za, #Emer­gen­cia­Sa­ni­ta­ria, y #Los­Fe­mi­ci­dios­No­Se­To­man­Cua­ren­te­na.
Resu­mien­do, diga­mos que difí­cil­men­te pue­da domar al potro enca­bri­ta­do del mun­do que nos toca una coa­li­ción pro­gre­sis­ta de carác­ter social­de­mó­cra­ta: De Alfon­sínTsi­pras, tal fór­mu­la fra­ca­só.
Lo cier­to es que el ofi­cia­lis­mo triun­fó en nom­bre de un movi­mien­to cuyos padres fun­da­do­res hicie­ron escue­la en mate­ria de pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca con sus pla­nes quin­que­na­les, pero el gabi­ne­te nacio­nal, com­pues­to por fun­cio­na­rios gri­ses a fin de que el pre­si­den­te fun­cio­ne como “tuer­to en el País de los Cie­gos”, no ati­na a apro­ve­char ni el tiem­po de ges­tión que le res­ta ela­bo­ran­do un Plan Trie­nal. En tan­to, la opo­si­ción más recal­ci­tran­te, que no se toma res­pi­ros, ya lan­zó OTPro, una suer­te de 62 orga­ni­za­cio­nes neo­li­be­ral, para meter­se de lleno en un mun­do labo­ral tes­ti­go del pau­la­tino abro­que­la­mien­to y vira­je con­ser­va­dor de lxs trabajadores/​as en blan­co fren­te a la ame­na­za de millo­nes de des­ocu­padxs.
Una vez más, la taba está en el aire, y la mis­ma pare­ce exhi­bir como cara el patrió­ti­co gra­va­men a los poten­ta­dos de la Pam­pa Húme­da, y como ceca el com­pro­me­te­dor apo­yo finan­cie­ro del mag­na­te Geor­ge Soros.-

*Inte­gran­te de la OLP-Resis­tir y Luchar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: